miércoles, 2 de diciembre de 2015

WILLIAM LETFORD [17.664] Poeta de Escocia


William Letford

Stirling, Escocia 1977
Ha trabajado por temporadas como techador desde los quince años. Ha recibido la beca New Writer’s Award del Scottish Book Trust y la beca de viajes Edwin Morgan, que le permitió pasar tres meses en las montañas de Italia ayudando a restaurar una villa medieval. Tiene un máster en escritura creativa por la Universidad de Glasgow. Es autor de Bevel (Carcanet, 2012).




Traducción de Juana Adcock (Monterrey, 1982). Es poeta y traductora. 



Poemas publicados originalmente en Bevel (Carcanet, 2012)




Domingo, con la televisión apagada.

Pienso en el futuro. Mi lecho de muerte. Imagino el hombre que seré. Luego visito a ese hombre. Le pregunto, ¿tú qué harías?

Entonces dejo el coche y atravieso la ciudad a pie. Toco en la puerta de mi padre para decir hola y escuchar sus historias, las que ya he oído antes.

Es como si hubiera viajado en el tiempo. Ahora sabe que alguien escucha. En el camino a casa, el sol cae tras los edificios, y entro a un supermercado.




Sunday, with the television off.

I think of the future. My death bed. I imagine the man I will be. Then I pay that man a visit. Ask him, what would you do?

So I leave the car and walk across town. Knock on my father’s door to say hello and listen to his stories, the ones I’ve heard before.

It’s like I’ve travelled in time. Now he knows that someone is listening. On the way home, the sun falls behind the buildings, and I walk into a supermarket.




Trabajar fuera

Las mañanas son conocidas. El peso de una sierra still. El peso de un taladro. La textura
del óxido. Cuándo decir sí, cuándo levantarlo tú mismo. Pero las noches son extranjeras.
El café en la piazza refleja el sol a las seis. El mesero manifiesta sin reserva su aburrimiento. 
    Los trabajadores
beben vino, hablan en voz baja, dejan polvo en los asientos. Sólo las moscas están ocupadas. 
    Ayer,
la verdulera me dio unos tomates gratis. La mayoría estaban medio podridos.
Así que con el pulgar me enseñó dónde cortar.




Working away

Mornings are familiar. The heft of a still-saw. The weight of a drill. The texture
of rust. When to say yes, when to say lift it yourself. But the evening are foreign.
The café in the piazza catches the sun at six. The waiter is openly bored. Workmen
drink wine, talk quietly, leave dust on the seats. Only the flies are busy. Yesterday,
the grocer gave me tomatoes for free. Most of them were half rotten.
So she used her thumb to show me where to cut.




Ellos hablan de los dioses

Él dice Hades, y yo veo a Richard, con su máscara para soldar
de rodillas junto a un Citroen destripado, chispas de su linterna
alumbrando un lado de la pared del taller. Ella dice Zeus, y yo veo
a Casey, enmarcado contra el cielo, hinchado y feliz
cargando cemento por un tejado.



They speak of the gods

He says Hades, and I see Richard, wearing his wedding mask
kneeling beside a stripped out Citroen, sparks from his torch
lighting one side of the garage wall. She says Zeus, and I see
Casey, framed against the sky, bloated and happy
carrying cement across a tiled roof.



Se trata de la obra

martillos      clavos
martillos      clavos
martillos      clavos

ey Casey ¿te conté que me
publicaron unos poemas?
esoquésignifica
esoquésignifica
¿esosignificaquetevanadarunalana?

eh      no
ah      ta bien

martillos      clavos
martillos      clavos
martillos      clavos



It’s aboot the labour

hammers      nails
hammers      nails
hammers      nails

heh Casey did a tell ye a goat
a couple a poems published
widizthatmean
widizthatmean
dizthatmeanyegetmoneyfurrit

eh      naw
aw      right

hammers      nails
hammers      nails
hammers      nails




Trabajador

suda el fieltro maestra el cemento
enrasa la viga nivela la brida
come el lonche martillea el clavo
             hila el futuro
             levanta los huesos
             construye los esqueletos
             silba las ventanas
             hasta nuestros cuartos
             iza tus cepillos
             barre el cielo



Worker

sweat the felt screed the cement
pack the joist level the cleat
eat the piece hammer the nail
            string-line the future
            raise the bones
            build the skeletons
            whistle the windows
            into our rooms
            hoist your brushes
            sweep the sky



Para cuando nos conocimos

La luz de vela era amable con ella. Su tenedor parecía
no tener peso, pero rara vez hacía el viaje hacia arriba.
Sospeché que ya había comido espárragos antes.
Las conversaciones chocaban a su alrededor y se dispersaban
como círculos en la superficie de un lago.
Después del Shiraz, tuve el valor, y dije. Debes
haber sido algo cuando eras más joven.
En silencio, para que nadie escuchara, tocó
mi brazo y respondió. “Caemos en la juventud
por accidente, desde otra parte, y pasamos
el resto de nuestras vidas camino a casa”.



By the time we met

Candelight was kind to her. Her fork seemed
weightless, but seldom made the journey upwards.
I suspect that she had tasted asparagus before.
Conversations clashed around her and dispersed
like circles on the surface of a lake.
After the Shiraz, I had courage, and I said. You
must have been something when you were younger.
Quiet, so none could overhear, she touched
my arm and replied. ‘We stumble into youth
by accident, from somewhere else, and spend
the rest of our lives making our way home.’






.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada