sábado, 12 de diciembre de 2015

FRANCISCO XOSÉ FERNÁNDEZ NAVAL [17.749]


Francisco Xosé Fernández Naval

Francisco Xosé Fernández Naval, nacido en Orense en 1956, es un narrador y poeta español en lengua gallega.

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación. Funcionario de la administración de la Junta de Galicia.

Desde 1980, con la publicación de su primer poemario, A fonte abagañada (Fuente estéril), ha desarrollado una carrera literaria en la que ha trabajado tanto la ficción (poesía, novela, relato y narrativa infanto-juvenil) como otras modalidades (ensayo, guías de viaje y artículos en revistas de España y América).

En su producción narrativa destacan, entre otros temas, su acercamiento a la Guerra Civil Española (O bosque das antas, A noite branca), el despoblamiento del mundo rural (Sombras en el laberinto) y, en general, el tratamiento de la memoria como elemento esencial de identidad individual y colectiva. Su obra poética ofrece como temas recurrentes el compromiso social, el paso del tiempo, la memoria y el tratamiento del paisaje, mientras que en su obra ensayística destaca su análisis sobre la figura de Julio Cortázar y su relación con Galicia, y el interés por la cultura marítima.

También ha escrito guiones para series de la Televisión de Galicia, para productoras del sector audiovisual e instituciones culturales. Ha colaborado en diversos medios de comunicación tanto escritos como radiofónicos.

Participó en la creación de las compañías de teatro Rúa Viva y Caritel, y su monólogo No se te haga tarde ha sido representado por la actriz María Inés Cuadrado en salas de España y América. Implicado desde joven en los movimientos asociativos culturales, asiste con regularidad a encuentros, congresos y a festivales poéticos en Europa y América.

Obra en gallego

Narrativa

O bosque das antas, 1988, Edicións Xerais (novela).
Tempo de crepúsculo, 1993, Xerais (novela).
Sombras no labirinto, 1997, Sotelo Blanco Edicións (novela). Traducida al castellano como Sombras en el laberinto en 2012, publicado en Trifolium.
Sete noites e un amancer, 2003, Biblos Clube de Lectores (relatos).
Unha cita co aire, 2005, Editorial Galaxia (novela).
Para seguir bailando, 2009, Xerais (relatos).
A noite branca, 2012, Xerais (novela). Traducida al ruso en 2014, publicada por Nestor Book.

Literatura juvenil

Historias roubadas, 1998, Everest Galicia.
Lendas de onte, soños de mañá, 2001, Everest Galicia.
No corazón da fraga, 2001, Everest Galicia. Traducido al castellano como El espíritu del bosque, 2003, Everest.
Suso Espada. O misterio do Grial, 2003, Everest Galicia. Traducido al castellano como Suso Espada. El misterio del Grial, 2009, Everest.
Suso Espada. Istambul e o cabaliño de ouro, 2008, Everest Galicia. Traducido al castellano: Suso Espada: Estambul y el caballo de oro, 2008, Everest; al euskera: Suso Espada: Istambul eta urrezko zalditxoa, 2009, Aizkorri; y catalán: Suso Espada: Istanbul y el cavallet d'or, 2009, Cadí.
Suso Espada. "Nota Roja", 2010, Everest Galicia.
Do A ao Z con Uxío Novoneyra, 2010, Everest Galicia.

Poesía

A fonte abagañada, 1980. Limbo.
Pabellón habitado, 1987, Sociedad de Cultura Valle-Inclán.
Ara Solis, 1996, Raíña Lupa. Edición bilingüe gallego-francés.
Días de cera, 1999, Espiral Maior.
Mar de Lira, 2005, A Nosa Terra. En 2015 se ha editado el disco Música de Mar de Lira, con temas compuestos por José Luis Fernández Carnicero a partir de poemas del libro, interpretados por Victoria Álvarez Acón (soprano) y Xosé Manuel Yáñez (piano).
Miño, 2008, Espiral Maior.
Bater de sombras, 2010, Espiral Maior. Publicado en castellano: Golpear de sombras, 2011, Huerga y Fierro, traducido por Teresa Seara; y como plaquette por la editorial Homo Scriptum, de Nueva York, en 2012.
Suite Dublín, 2011, Micielo ediciones. Ciudad de México (edición bilingüe gallego-castellano), publicado en gallego en 2012 en Follas Novas Edicións, como Suite Dublín e outros poemas.
Memoria de abril, 2014, Artepoética (antología poética en edición bilingüe gallego-castellano), Nueva York. Texto introductorio, selección y traducción de Teresa Seara.

Ensayo

Ensayo literario

O mundo da pesca na literatura galega, 1999, Concejo de Oleiros.
Respirar polo idioma: (os galegos e Julio Cortázar), 2006, Linteo. Publicado en castellano: Respirar por el idioma: (los gallegos y Julio Cortázar), 2007, Corregidor, Buenos Aires.
O soño galego de Julio Cortázar, 2014, Linteo.
Guías y literatura de viajes[editar]
A Coruña monumental e turística, 2002, Everest. Edición en castellano, gallego y inglés.
Guía do Pereiro de Aguiar e a Ribeira Sacra de Ourense, 2008, Everest.
Guía da cidade de Ourense, 2010, Everest. Ediciones en gallego y castellano.
Ensayo sobre naturaleza[editar]
As crebas. Outro xeito de andar ao mar, 2014, Baía Edicións. Con Maribel Longueira.

Guiones

Un mundo de historias, 2002, Pórtico Produccións, capítulo para serie de televisión dirigida por Antón Dobao.
Pataghorobí, 2005, Ficción Produccións. Adaptación del relato con el mismo título de Xosé Cid Cabido, dirigida por Ricardo Llovo.
Domingos de Andrade, excelencia do Barroco, 2012, para el Museo do Pobo Galego.

Traducciones

O diaño tamén sorri, de José Braga Amaral, 2009, Toxosoutos.
A ruptura, de Elena Poniatowska, incluido en el volumen A filla do filósofo, 2009, Galaxia.
Infinito presente, de Ludwig Zeller, 2010, Espiral Maior.
A autoestrada do Sur, de Julio Cortázar, 2014, Trifolium.
Buen camino, Bom Caminho, Bo Camiño, de Astrid Lander, 2014, Editorial Areté.

Obras colectivas

Escolma de poesía galega (1976-1984), 1984, Sotelo Blanco.
Caderno de viaxe, 1989, Xerais.
Polos camiños da literatura. Escritores galegos do PEN, 1993.
Berra liberdade, 1996, Galaxia.
Guía patrimonial da provincia da Coruña, 1996, Caixanova.
Unha liña no ceo (58 narradores galegos 1979-1996), 1996, Xerais.
Narradores de cine, 1996, Xerais.
Guía patrimonial da provincia de Ourense, 1997, Caixanova.
Alguén agarda que volva alí, 1998.
Intervención poética, 1999, Galería Sargadelos.
A poesía é o gran milagre do mundo, 2001, PEN Club de Galicia.
Rutas con sabor: Galicia, 2002, El País-Aguilar.
Alma de beiramar, 2003, Asociación de Escritores en Lingua Galega.
A gamela de Cabo de Cruz, Castro, Boiro, 2003.
Homenaxe a Antón Avilés de Taramancos, 2003, La Voz de Galicia.
Intifada. Ofrenda dos poetas galegos a Palestina. II, 2003, Fundación Araguaney.
Narradio. 56 historias no ar, 2003, Xerais.
Negra sombra. Intervención poética contra a marea negra, 2003, Espiral Maior.
Un libro a maior aventura. Campaña de fomento de lectura entre os maiores, 2003, Junta de Galicia.
As pegadas do Camiño, 2004, Cultura Solidaria Galega.
As aforas do soño, 2005, Casa da Gramática, Porta Azul.
Escrita contemporánea. Homenaxe a Ánxel Casal, 2005, AELG.
Do máis fondo do silencio saen voces, 2006, Asociación Cultural Panda de Relacións Laborais, La Coruña.
Volverlles a palabra. Homenaxe aos represaliados do franquismo, 2006, Difusora.
Bonifacio Borreiros na memoria de Galicia, 2007.
Tropel de marmolubios, 2007, Galix, Junta de Galicia.
A Coruña á luz das letras, 2008, Trifolium.
O petroglifo do Filladuiro, 2008, Toxosoutos.
Poetas con Rosalía, 2008, Fundación Rosalía de Castro.
Marcos Valcárcel. O valor da xenerosidade, 2009, Difusora.
O 'Volter', fragmentos para a memoria, 2009, Junta de Galicia. Recompilación documental y gráfica de J. Alberto Almeida Rebollo.
En defensa do Poleiro. A voz dos escritores galegos en Celanova, 2010, Toxosoutos.
Níxer, 2010, Xerais.
Dezaoito, 2011, Círculo Poético Aberto.
Homenaxe a Fernando Pérez-Barreiro Nolla, 2011, Cadernos Ramón Piñeiro.
Tamén navegar, 2011, Toxosoutos.
A cidade na poesía galega do século XXI, 2012, Toxosoutos.
Versos no Olimpo. O Monte Pindo na poesía galega, 2013, Toxosoutos.
Versus cianuro. Poemas contra a mina de ouro de Corcoesto, 2013, A. C. Caldeirón.
Multilingual Anthology. The Americas Poetry Festival of New York, 2014, Artepoética press, Nueva York.
Nimbos: cáliz fervendo!, 2014, Cadernos Ramón Piñeiro (XXIX).
Obras con Maribel Longueira[editar]
Guía Patrimonial da Provincia da Coruña, 1996, Caixanova.
Alguén agarda que volva alí, 1998, Editorial Venus.
Unha viaxe á procura do solpor. Do Tambre á fin da terra, 2000, A Nosa Terra.
Muros ronsel de pedra, espiral de mar, 2003, Diputación Provincial de La Coruña.
Entremiradas I. Galicia - Bos Aires, 2009.
Entremiradas II. Galicia - Cuba, 2009.

Obra en castellano

Literatura infanto-juvenil

Suleimán y Salúa, 2013, Trifolium. Con Ali Ali. Edición en castellano y en árabe.

Obras colectivas

Los gallegos y Julio Cortázar, un juego de miradas, 2008, Revista Casa de las Américas, 250.
XIII Encuentro Internacional de Poetas, 2008, Editorial Cat. Zamora, Michoacán.
XIV Encuentro Internacional de Poetas, 2010, Editorial Cat. Zamora.
Guía viva de ortodoxos y heterodoxos en la poesía contemporánea gallega. Apuntes para no disolverse en la común semilla del tiempo, 2012, Endymion.
Los mejores poemas de amor, 2013, Pigmalión.

Premios

Premio Cidade de Ourense en 1980, por A fonte abagañada.
Premio Xerais de 1988, por O bosque das antas.
Premio de poesía Cidade de Ourense en 2007, por Miño.
Premio de poesía Fiz Vergara Vilariño en 2010, por Bater de sombras.
Premio Irmandade do Libro al mejor libro en gallego de 2012, por A noite branca.
Premio Ánxel Casal de la Asociación Galega de Editores al mejor libro de no ficción de 2014, por O soño galego de Julio Cortázar.

Obras de teatro representadas

Non se che faga tarde. Monólogo representado por la actriz María Inés Cuadrado y dirigido por la directora de cine uruguaya Manane Rodríguez.



MAR DE INVIERNO

El mar de invierno
batió sus plumas, alas de salitre
volando obsesivas por encima del arenal
y del espejo sin luna.

Sobre la playa los pasos tejían
un destino, leves pasos de ida
entre mareas, frágil danza de sombras.

La bóveda de espuma
envolvía el silencio
y por detrás los pasos alimentaban
las olas de lo perdido.
El mar de invierno que supo de tu risa
reducía a fragmentos
la ambición y los sueños,
confundidos en la extensa sucesión de los despojos.

Todo en ti era delirio,
el relámpago fugaz,
la cruz vacía,
el espejo de abrazos y de sangre.

Se confundía el viento
en la débil profusión de ángeles,
húmeda solidez del aire transformado en partículas
de alma, en saliva de un dios insondable
que partía los corazones
y hacía naufragar la convicción y las formas.

¿Recuerdas aquella historia?
el niño, el agujero, el mar ilimitado.
Todo este mar de invierno entraba en tu pecho,
en la débil expansión de tus días.
Todo ese mar
en una mañana de invierno,
en esa espiral de algas que la música deshacía.

Todo el invierno en ese mar
obsesivo en el que tú te perdías.





MAR DE INVERNO

O mar de inverno
bateu as plumas, ás de salitre
a voar teimudas por riba do areal
e do espello sen lúa.

Sobre a praia os pasos tecían
un destino, leves pasos de ida
entre mareas, fráxil danza de sombras.

A bóveda de escuma
envolvía o silencio
e por detrás os pasos alimentaban
as ondas do perdido.
O mar de inverno que soubera do teu riso
reducía a fragmentos
a cobiza e os soños,
confundidos na extensa sucesión das crebas.

Todo en ti era delirio,
o lóstrego fugaz,
a cruz baleira,
o espello de abrazos e de sangue.

Confundíase o vento
na tépeda profusión de anxos,
húmida solidez do aire transformado en partículas
de alma, en cuspe dun deus insondable
que partía os corazóns
e facía naufragar as conviccións e as formas.

Lembras aquela historia?
o neno, o burato, o mar ilimitado.
Todo este mar de inverno entraba no teu peito,
na entangarañada extensión dos teus días.
Todo ese mar
nunha mañá de inverno,
nesa espiral de argazos que o son desfacía.

Todo o inverno nese mar teimudo
no que ti te perdías.



WINTER SEA

The winter sea
beat against feathers, saltpetre wings
flying stubbornly above the sands
and the moonless mirror.

Upon the beach footsteps wove
a destination, light footsteps of departure
between tides, a fragile dance of shadows.

The foam vault
shrouded the silence
and from behind footsteps fed
waves of oblivion.
The winter sea which had known your laughter
reduced to fragments
yearning and dreams,
muddled in the long succession of tidewrack.

Everything in you was delirium,
the fleeting flash of lightning,
the empty cross,
the mirror of embraces and blood.

The wind was lost
in the angels’ tepid profusion,
the air’s humid solidity transformed into particles
of the soul, into saliva of a fathomless god
who clove hearts
and caused convictions and forms to be wrecked.

Do you recall that story?
The child, the hole, the limitless sea.
All this winter sea flowed into your heart,
into the rachitic extension of your days.
All this sea
on a winter morning,
in this seaweed spiral that sound dismantled.



COSTERA

Quiero ser barca
relinga que retenga
tu sonrisa,
quilla con que navegues
mi amor
y no la espera.

Quiero ser
la fluida estela
de tu anhelo
el constante elixir
de tus suspiros
el destino de la espuma
que la soledad libera
en el lecho que compartes
pero que no me acoge.

Quiero ser el mar
que te respira
la manzana que no comes
y que extrañas
la nostalgia misma
que te abraza.

Moriría por verte enamorado
cada nuevo amanecer
por ser el pez
que escoges y acaricias,
el hielo que funde tu calor,
la cubierta de espejos que te mira.

Moriría por ti,
amor.





COSTEIRA

Quero ser barca
relinga que reteña
o teu sorriso,
quilla coa que navegues
meu amor
e non a espera.

Quero ser
o fluído ronsel
dos teus devezos
o constante elixir
dos teus saloucos
o destino das folerpas
que a soidade ceiba
no leito que compartes
pero que non me acolle.

Quero ser o mar
que te respira
a mazá que non comes
e que estrañas
a saudade mesma
que te abraza.
Morrería por te ver namorado
cada novo mencer
por ser o peixe
que escolles e acaricias,
o xeo que fonde a túa calor,
a cuberta de espellos que te mira.

Morrería por ti,
amor.



FISHING SEASON

I want to be the boat,
the cork line which retains
your smile,
the keel with which you sail,
my love,
and not the waiting.

I want to be
the fluid wake
of your cravings,
the constant elixir
of your sighs,
the destination of snowflakes
that solitude sets free
within the bed you share
but which does not receive me.

I want to be the sea
that breathes you,
the apple you do not eat
and miss
the very longing
that embraces you.

I would die to see you beloved
with each new dawn,
to be the fish
that you choose and caress,
the ice that melts your warmth,
the deck of mirrors that gazes upon you.

I would die for you,
my love.



BALADA DEL HOMBREMAR

Homme libre, toujours tu chériras la mer !
Charles Baudelaire

Bernaldo observa la luz primera del arenal,
el recitar del día tras la casa de las diosas,
las oscuras ventanas de Panchés,
la somnolencia gris de la espuma sobre la playa.
Guiando el timón, en la popa del nordeste
Bernaldo intuye la grieta de la vaguada,
el solemne transpirar de los castros,
las columnas de humo que por entre los pinos se elevan como ánimas.
Bernaldo, el de la risa dorada,
regresa cada tarde, pero nunca regresa,
que su aliento es una constancia de arrecifes,
su sangre un remolino de algas,
su alegría un vértigo de alcatraces.
Regresa Bernaldo, pero nunca regresa,
que en la boca del atardecer él tiende líneas de seda y palangres de sueños
desde el lecho de salazón hasta el aroma de las rosas
que cada noche le acoge y en el que nunca descansa.
Regresa por amor, por compartir el abrazo,
por verse hombre en las humedades de ella,
mujer que otea y busca desde la colina
la vela que tejió y que se inflama
más allá de las garras
y de horas.
Regresa Bernaldo, como un hombre constante
pero siempre inconcreto, que nunca por entero se dio
a quien no fuese experiencia de sal, cacea de esperanzas,
anémona o bajamar que se prolonga
más allá del horizonte.
Pilota siempre Bernaldo, también cuando duerme, incluso cuando calla,
atento al sonido espiral de una caracola
que anunciará fosforescencia, cardumen, esperma de ballena,
aparejo extendido en un bostezo de luna.
Por fuera de la Lobeira
Bernaldo rema, larga, fondea
y aguarda que el poeta escriba con palabras
esa canción capaz de darle nombre al mundo que él navega.
Pero el poeta miente, deja pasar los años,
incapaz de encontrar el verso que desvele la seducción de los abadejos,
las voces de los mástiles ahogados, la fría crueldad de las sirenas,
y siente Bernaldo que las preguntas aumentan y fatigan,
que son como un golpear de pardelas,
nostalgia de otro mar y de otras sombras.
Codicia entonces ser como el cormorán moñudo
que en su vuelo dibuja el seno inaugural de las ondas,
o zarapito que danza en el filo de las mareas,
o calderón que revive con la caricia del aire,
todo menos el indolente silencio del abismo


del que no se regresa.



BALADA DO HOMEMAR

Homme libre, toujours tu chériras la mer!
Charles Baudelaire

Bernaldo observa a luz primeira do areal,
o recitar do día tras a casa das deusas,
as escuras xanelas de Panchés,
a somnolencia gris da escuma sobre a praia.
Gobernando o temón, na popa do nordés
Bernaldo intúe a fenda das valgadas,
o solemne transpirar dos castros,
as columnas de fume que por entre os piñeiros se elevan coma ánimas.
Bernaldo, o do riso dourado,
regresa cada tarde, pero nunca regresa,
que o seu alento é unha constancia de cons,
seu sangue un remuíño de argazos,
a súa ledicia unha vertixe de mascatos.
Regresa Bernaldo, pero nunca regresa,
que na boca do solpor el tende liñas de seda e palangres de soños
dende o leito da salga ata o aroma das rosas
que cada noite o acolle e no que nunca acouga.
Regresa por amor, por compartir o abrazo,
por verse home nas humidades dela,
muller que espreita e busca dende o outeiro
a vela que teceu e que se inflama
máis alá das poutadas
e das horas.
Regresa Bernaldo, como un home constante
pero sempre inconcreto, que nunca enteiro se deu
a quen non fora experiencia do sal, cacea de esperanzas,
anémona ou devalo deste mar que se prolonga
máis alá do horizonte.
Pilota sempre Bernaldo, tamén cando dorme, incluso cando cala,
atento ao son espiral dunha bucina
que anunciará ardora, cardume, esperma de balea,
aparello estendido nun bocexo de lúa.
Por fóra da Lobeira
Bernaldo rema, larga, fondea
e agarda que o poeta escriba con palabras
esa canción capaz de lle dar nome ao mundo que el navega.
Pero o poeta mente, deixa pasar os anos,
incapaz de atopar o verso que desvele o engado das xarretas,
as voces dos mastros afogados, a fría crueldade das sereas,
e sente Bernaldo que as preguntas aumentan e fatigan,
que son coma un bater de pardelas,
nostalxia doutro mar e doutras sombras.
Cobiza entón ser coma o corvo cristado
que no seu voo debuxa o seo inaugural das ondas,
ou mazarico que danza no gume das mareas,
ou caldeirón que revive coa caricia do aire,
todo menos o indolente silencio do fondo,
do que non se regresa.



BALLAD OF THE SEA-MAN

Homme libre, toujours tu chériras la mer !
Charles Baudelaire

Bernaldo observes the first light on the sands,
the day’s reciting behind the goddesses’ house,
Panchés’ dark windows,
the grey sleepiness of the spume upon the beach.
Steering the rudder, on the north-easterly stern,
Bernaldo senses the break in the currents,
the hill forts’ solemn transpiration,
the columns of smoke which rise up like souls between the pines.
Bernaldo, with his golden laughter,
returns each evening, but never returns,
for his breath is a constancy of crags,
his blood a whirlwhind of seaweed,
his joy a vertigo of Gannets.
Bernaldo returns, but never returns,
for upon the sunset’s mouth he hangs out silk fishing lines and dream tackle
from the salt bed to the aroma of roses,
which each night shelters him and in which he never rests.
He returns out of love, to share the embrace,
to act the man in her humidities,
a woman who keeps watch and seeks from the hill
the candle that she wove and which lights up
beyond the anchors
and the hours.
Bernaldo returns, like a constant but
always insubsantial man, who never gave all of himself
to anyone who was not the stuff of salt, the trolling for hopes,
anemone or ebbing of this sea which stretches
beyond the horizon.
Bernaldo always pilots, when he sleeps too, even when he is silent,
breathing to the spiral sound of a horn
which will announce phosphoresence, shoal, whale sperm,
the fishing rig extended in a moon’s yawning.
Beyond Lobeira
Bernaldo rows, casts out, drops anchor,
and waits for the poet to write with words
that song able to give name to the world he navigates.
But the poet lies, lets years pass by,
unable to find the verse that breaks the lings’ spell,
the voices of drowned masts, the cold cruelty of mermaids,
and Bernaldo feels that the questions increase and tire,
that they are like a beating of Petrels,
the nostalgia of another sea and other shadows.
So he dreams of being like the Shag
which with its flight sketches out the waves’ inaugural bosom,
or the Curlew that dances upon the edge of tides,
or the pilot whale which revives with the air’s caress
everything except the indolent silence of the deep,
from where there is no return.









.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada