martes, 8 de diciembre de 2015

FLAVIO ZARAGOZA CANO [17.725] Poeta de Filipinas


Flavio Zaragoza Cano

Flavio Zaragoza Cano (1892-1994), fue un abogado, periodista y escritor filipino de lengua española.

Se decidió a estudiar derecho por influencia de su profesor, Manuel Locsin. Se embarcó para Manila en 1910 donde se matriculó en la Facultad de Derecho y más tarde en el Colegio de Derecho.

Trabajó como mancebo en la Farmacia Filipina de Binondo, mientras enseñaba en el Colegio Mercantil para financiar sus estudios.

Su carrera periodística comenzó con las colaboraciones que realizó a la revista Renacimiento Filipino. Más tarde fue periodista para La Vanguardia, y director del Heraldo de Bícol, así como dos periódicos publicados en ilongo, La Nueva Fuerza y El Heraldo.

Abandonó sus estudios en 1914 para casarse con Josefa Francisco, y se trasladó a Albay donde se hizo cargo de una imprenta y de la dirección del periódico El Heraldo de Bicolandia. En 1916, puso un bazar en Legazpi y la Imprenta Monserrat.

Fundó el primer sindicato de trabajadores en Bícol. Fue nombrado secretario municipal de su ciudad natal Cabatúan en 1922, trasladándose en el mismo puesto al municipio de Dumangas en Iloílo desde 1923 a 1927.

Aunque no finalizó sus estudios de derecho, le fue concedido el título de notario público. Más tarde, ya a partir de 1931, se convirtió en secretario privado del senador José M. Arroyo.

También actuó como intérprete en el Juzgado de Primera Instancia de Iloílo, hasta 1935.

Obras

Cantos a España : poemas y poesías. Iloilo, Philippines : Lix, 1936.
De Mactan a Tirad : (Lapolapo Bangotbanua y Del Pilar) : poema epico histórico Published Manila : Kanlaon, 1941

Premios

Le fue concedido el Premio Zóbel en 1929 por su poema Las Rimas.




LA GOTA DE AGUA

Bajando por la impávida eminencia,
desde incógnitas fuentes,
rueda la gota de agua. En la confluencia
donde se unen arroyos y torrentes,
--con su ritmo triunfal de excelsas notas
o de ondas desatadas--
se entremezclan mil gotas con mil gotas
hasta formar ciclópeas cascadas...

Y a la manera
del salto audaz--desde la roca al llano--
con que muestra su esfuerzo la pantera,
salta el río también al océano
con terco empuje;
mientras en cada gota de agua ruge
la génesis de ignotas tempestades,
la mar y el río, en colosal connubio,
fecundan en las vastas soledades
la nube anunciadora del diluvio.

La nube retadora
pronta a caer en lluvias torrenciales,
se alzará de la mar que se evapora,
subiendo a los espacios siderales;
y cuando el viento
azote con su tralla el firmamento,
la densa nube la región ignota
cubrirá de los vastos horizontes,
para bajar de nuevo, gota a gota,
sobre la cumbre de los altos montes.

Gota de agua es el vate:
con su verbo profético y sombrío
piérdese de la vida en el combate,
cual árbol seco que arrastrara el río;
su idea es torrente
que brota de la cumbre de su frente
y derramando la cascada roja
de sus magnas virtudes,
como el río, también salta y se arroja
al mar de las dormidas multitudes.

En raudo vuelo
cruza de los espíritus el cielo,
«donde Dios reina y do la fé no mata,»
formando con las nubes de su idea
y sus celebraciones,
la tempestad social que se desata,
que fecunda y procrea
el árbol-Libertad de las naciones!

Y cuando baje
la idea desprendida del celaje,
volverá a fulgurar sobre otras frentes,
para trocarse en frescos manantiales
de futuros torrentes
que llenarán el mar con sus caudales:
correrá como inmensa catarata
propulsora de ineptas voluntades,
en cuyo albo remanso se retrata
el vago porvenir de las edades...




PROEMIAL

A JOSÉ HERNÁNDEZ GAVIRA

Joven bardo que encerró poesía
en pagodas de marfil y de plata:
templa el sistro de celeste armonía
y tus sáficos cantares desata...

Suelta al trote tus gallardos bridones
y que escalen la altitud tus corceles,
al concierto de modernas canciones,
bajo un arco de floridos laureles.

Verterás la dulce euritmia del verso
en prestigio de los lares nativos,
cual aroma de grandeza, en el terso
y áureo yelmo de patriotas altivos...

Tu canción sea de triunfos y amores
ante el alma nacional que te escucha:
blancos ritmos a doncellas y flores,
bravos toques a adalides en lucha...!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada