sábado, 4 de diciembre de 2010

PAULA ILABACA NÚÑEZ [2.285]


PAULA ILABACA NUÑEZ


Paula Andrea Ilabaca Núñez. Nació en Santiago, Chile, en 1979. Es Licenciada en Letras con mención en Lengua y Literaturas hispanoamericanas de la Universidad Católica. Ha participado en los talleres de Sergio Parra, Gonzalo Millán, Paz Molina, Raúl Zurita y Diamela Eltit. Publicó parte de sus poemas en la antología “Círculo infinito” de Editorial Al Margen, en las revistas Mercado Negro, Matadero, Derrame y Rocinante. 

Ha participado en diversas lecturas y performances en Santiago.

Publicaciones:

“Completa” fue su primer libro de poesía y la ciudad lucía (2012), éste último en la colección Limón Partido de la editorial mexicana Literal, uno de los mejores sitios para conocer a los nuevos y novísimos poetas latinoamericanos contemporáneos. De Paula Ilabaca la escritora chilena Diamela Eltit ha dicho que "se internó por los territorios de la poesía en un momento ultra iniciático del siglo XXI" en el que los modos tradicionales de su lectura pública eran reformulados por poetas influidos por los medios audiovisuales y las artes performativas (5). Presenciar una lectura de la poeta chilena (yo tuve la oportunidad de hacerlo en Oslo, unos meses atrás) es ser testigo de que la poesía también puede ser cantada, actuada, danzada por un cuerpo que es algo más que una voz que enuncia. A pesar de ello (y es inevitable) estos poemas deberían ser leídos con la voz de Paula Ilabaca (como sucede aquí), para la que han sido escritos.







Paula Ilabaca Núñez

la ciudad lucía
Pról. Diamela Eltit
Ciudad de México: Proyecto Literal, 2012
Pp. 13, 19 y 22-23.






ella dijo mi violencia será este cuidado mal visto ella dijo
mi vestido
y sollozó lentejuelas pasmadas avenidas
las gestas y las calles de la ciudad despejan un dibujo
ella dijo dibujo mientras duerme ella dijo
duerme
y velaron demonios bajo la cama
esta ciudad no
esta ciudad y su trono mi violencia es cemento ella dijo en su trono
mi violencia es cemento y primó sobre todas las cosas


mi violencia es tan bella ella dice mi violencia es tan bella
la constitución de su figura ella dice
la reconstitución de su figura fue el ejemplo de un dibujo
en el sueño de noche el ángel el barro solo sucedió
calibró el acero en barro calibró su cerebro en forma de alas cafés
se armó la ciénaga ella dice se armó la ciénaga como opuesto a la
ciudad
era un hecho concreto una aparición el barro el ángel
un despelote tener espalda y que brotaran alas
tener sueño dormir de lado nadar de barro a barro
lucía ciudad ángel ciénaga
furor de légamo chicharreo
nadando en la ciénaga se aleja y mi ciudad
y estas avenidas y mi vestido y mis lentejuelas dejadas atrás ella dice
dejadas atrás ella dice de mí mi miseria es este légamo
ella dijo légamo ángel ángel di dibujo si suplico
las terminaciones de mi voz se están volviendo barro
las terminaciones de tus alas di barro di cuello di cintura di
la ciénaga nos traga a secas
con su tarasca
da


mientras duerme (mientras duerme)
la ciudad se estira como ángel que duerme (la ciudad se estira
como ángel que duerme)
y no sabe que la ciudad (y no sabe que la ciudad)
lucía se estira y dice (lucía se estira y dice)
mira las plantaciones eléctricas (mira las plantaciones eléctricas)
mira los arreboles que se opacaron al crepúsculo (mira los
arreboles que se opacaron al crepúsculo)
mira todas las huellas de la acera demonio (mira todas las huellas
de la acera demonio)
en el sueño donde todavía yace la penumbra (en el sueño donde
todavía yace la penumbra)
mira como la sirena ambulatoria le canta la frente (mira como la
sirena ambulatoria le canta la frente)
mientras la ciudad sueña con un ángel marrón que duerme de
lado y respira por la boca
(mientras la ciudad sueña con un ángel marrón que duerme de
lado y respira por la boca)
todos los demonios de la luz se agachan y se suben a la colchoneta
(todos los demonios de la luz se agachan y se suben a la colchoneta)
lucía canta (lucía canta)
y quién lo va a cuidar esta noche a mi niño marrón a mi ángel
(y quién lo va a cuidar esta noche a mi niño marrón a mi ángel)
quién lo va a arrancar de la pesadilla por el pasillo no pasea
(quién lo va a arrancar de la pesadilla por el pasillo no pasea)
mira como me diluye y espera (mira como me diluye y espera)
y no me deja entrar (y no me deja entrar)
y me tira a la ciudad que me doblega (y me tira a la ciudad que
me doblega)
y me tira un poco de cemento y eyacula una avenida por donde
camino
(y me tira un poco de cemento y eyacula una avenida por donde
camino)
mira como duele (mira como duele)
mira mientras sueño que me tiro junto a (mira mientras sueño que
me tiro junto a )






COMPLETA

números


buenas tardes
la hora exacta
dos dieciséis
la temperatura
veintiocho grados
gracias por llamar
buenas tardes
la hora exacta
dos dieciséis
la temperatura
veintiocho grados
gracias por llamar
buenas tardes
la hora exacta
dos dieciséis
la temperatura
veintiocho grados
gracias por llamar
buenas tardes
la hora exacta
dos diecisiete
la temperatura
veintiocho grados
gracias por






día 4


declina no levantes
hacia arriba
no
funciona el interrogo
cuando tuve
me tapé los huecos
sola nunca miré
hacia arriba
el suelo declina el suelo
recibía aún
todos los signos
en silencio para poder
entregar sólo
para poder entregar
todos los signos
en silencio
al suelo no levantes
declina sólo declina


día 1


los segmentos y sus números
ordenados
estaba midiendo
cada uno
en serie redonda
cíclica de sangre
y redonda
cada uno
en octubre babea
irrumpiendo no destruyas
la conjunción simétrica
de la carne
herida
deja contar deja
los segmentos y sus números
ordena acorde
a cada uno
en serio redondea
para que coincida
la sangre del ciclo
con la carne
herida en octubre
babea cada uno
en octubre


día 2


esta vez sólo
esta vez


día 12


lleva sangrando doce
días completos hervidos
sienta la mano en la mesa
callada
mira derrumbarse estirpes
colgadas en células mira
resbala su vez en la entre
pierna las lepras
yo tuve balbucea yo tu
ve tantas ganas de ser
otra carencia erguida otra
mancha el piso ríe
todo por algo mancha tirita
articula voces de susto
las murallas son bellas rocas
restriega el rostro
en el ladrillo di
yo tuve la faz
tan clara di
ahora enjuta saliva ordena
partes tan claras yo
creo estas
manos antes
frescas son
asesinas al
cuerpo no
hay más
que


día 6


el ascensor otra
vez
el ascensor


día 8


los ídolos como caen
por la casa
hacia el torso
él llama por teléfono
los ídolos qué hacer los ídolos
emergen de sus cristales
y caen
hacia el torso
enero es tan grato
...... el teléfono
qué hacer
reverberan tanto los ídolos
esta casa tiembla
el teléfono
hacia el torso
enero cae hacia el torso


día 10


el baño
la loza engendra lo sé
la loza inmaculada
es egoísta y lo busco
no hay lo busco no hay
alrededor aparecen y él


día 3


si pudiera telas
una a una
el pijama expele signos
derrotas puras derrotas
apoya un dedo el plumón
se hincha
recuerda pesos si pudiera
te las una a una
al pijama derrotas
una necesidad una
coloca el brazo
en mi cuello
tanto
respira demasiado
y mira
si pudiera el pijama
expele signos expele
puras derrotas puras
recuerda el plumón
apoya un dedo telas
una a una te
las una a una


día 5


quiero saber
cómo
construirlo


día 9


las situaciones del hastío
arden
esta casa resulta limpia
a pesar
un baño enorme
sostiene los flujos
de ciertos
la casa y los corredores
el pasillo de agosto
con sus lamentos agrios
el sinsentido
arrebujado en el comedor
esta casa resulta limpia
el estruendo del baño





las
situaciones
del
hastío
una casa llena de tedio el sinsentido arrebujado en el comedor no poder más la repetición como búsqueda del letargo y posterior descanso en el hastío no hay impresiones sólo inercia y movimientos pesados y llenos de ira ni si quiera ira sólo movimientos llenos de nada y de tedio siempre pesados hay que balbucear dentro de la casa que es el cuerpo la referencia al baño es porque es el lugar para el abandono el baño entrega seguridad y calor es tener un útero helado y brillante en una casa es volver a nacer el suelo es la solución lo pulcro es el querer la necesidad de







nada ocurre a las dos de la tarde nada la nada se pega
a los cuerpos repartidos en el lugar del tedio nada ocurre

nada el teléfono suena muchas veces hay veintiocho

grados y está nublado una avioneta pasa el telefono
suena y si contestarainterferencias para variar

nada ocurre y el tedio se pega y crece con la tarde nada

las sábanas están revueltas el teléfono suena
y hay veintiocho grados porque una voz lo sopla adentro

de la oreja no levantaré el auricular una avioneta pasa de

nuevo y el teléfono suena hay veintiocho grados y está
nublado los perros comienzan a ladrar esta vez se acabó
y el tedio es un perro que ladra en el cemento de la tarde
son veintiocho grados y el viento sopla y está nublado
y hace calor la nada se pega a los cuerpos repartidos
en el tedio la ventana repercute y se crea un instante
misterioso el teléfono suena y el auricular se coloca
mojado porque lamano me suda y no puedo soltarlo
hay veintiocho grados y el tedio qué hacer con el tedio
de las dos de la tarde el teléfono suena muchas veces
que se prolongan el auricular se humedece y chorrea
sudor yo no puedo soltarlo la avioneta transcurre
de nuevo y son las dos de la tarde hay veintiocho grados
otra vez la ventana y el viento que sopla los perros se

callaron y queda el tedio y el tedio se pega muy fuerte

a los cuerpos nada ocurre y con la otra mano libre
lo busco y lo encuentro frío las sábanas no logran
calentarlo y los veintiocho grados no sirven
y yo lo tomo y me río lento y digo es mío y lo acaricio

la avioneta y el teléfono vuelven a sonar y mi

mano chorrea mucha agua y con la otra mano
lo tomo y me lo entierro abro las piernas
y me lo entierro porque el tedio porque las dos
de la tarde porque el tedio de los veintiocho grados

porque todo se pega porque yo





I

1.- "close into symbols"
la ciudad lucía
lentejuelas pasmadas avenidas
un mimo ángel me sedujo
un mimo ángel negro hirsuto no
en la alcantarilla no cabe
lucía parada frente a la moneda
afirmada a un símbolo
no había paso no había cebra
pero de la mano saltaba
parecía dibujo 3d
podemos irnos podemos lucía
esconderse del mimo es el signo





2.-" the boy with the gun"
la mañana se abrió visceral
el luminoso tenía ojo cerrado
de rodillas frente al hotel
presentía un encuentro pero no
caminé por parís londres parís lucía
me miraba en ventanales hermosos
cuando la arcada y la iglesia
hombres de plomo con metralletas
atrás quedaban como posibilidades
uno me miró la cabeza
repetí la artimaña lucía
y con una bala la falda me rozó
mientras una micro lucía una micro
al vacío rajaba




3.- winter city
pobre lucía pobre
zapatos demasiado grandes
no tenía pelo no tenía
faltaba cariño en el brazo
un mimo en una cebra
persiguiéndola como broma
cumplir el ciclo lucía
la cañería es tan chica
no cabe tu cadera por ahí
ella se quedaba recordando a la madre
hacía un hoyo en el asfalto
un hombre pasaba en topless
lucía una náusea
se rascaba la cabeza de nuevo
un mimo en una cebra
persiguiéndome como broma
cumplir el ciclo lucía
la cañería es tan chica
no cabe mi cadera por ahí
pero ella hacía un hoyo
metía los dedos por mi vulva callejera
se reía una broma lucía una broma
cumple el ciclo del mimo
más hermoso encaramado a una cebra
la ciudad siempre es indulgente




II


1.- "I'd inmerse you in flame
your milk and your passion"

lo dijo lucía me lo dijo
adentro y me miraba para que yo di
lucidara el misterio y lo veía lo
veía en los lugares
en la moneda en la mañana
atada tenía mi lengua tenía los
dientes para pasármelos para que lo dijera
pequeño ángel maldito marrón ángel
ángel marrón
nadando en la ciénaga se aleja
hoja brillo onda olor café
no ha vuelto al dolor lucía
mantiene sagrado al sufrimiento
tighter tighter tighter
el barro chicharreando





2.- mientras duerme la ciudad se estira como ángel que duerme y no sabe que la ciudad lucía se estira y dice mira las plantaciones eléctricas mira los arreboles que se opacaron al crepúsculo mira todas las huellas de la acera demonio en el sueño donde todavía yace la penumbra mira como la sirena ambulatoria le canta la frente mientras duerme sobre la torre y la ciudad sueña con un ángel marrón que duerme de lado y respira por la boca todos los demonios de la luz se agachan y se suben a la colchoneta lucía canta y quién lo cuidará esta noche a mi niño marrón a mi ángel quién lo va a arrancar de la pesadilla por el pasillo no pasea mira como me diluye y espera y no me deja entrar y me tira a la ciudad que me doblega y me tira un poco de cemento y eyacula una avenida por donde camino mira como duele mira mientras sueño que me tiro junto a





3.- "laughing on my bed"
pobre lucía pobre
abre las piernas y grita
mi niño las volteretas ágiles
dónde te guarda la luz no
puedo llorar y caigo
lucía sonrisa piel mancillada
espera con el pelo hinchado
tengo veintiuno en la nalga
roja gris roja gris sobando
mi ángel lastima este pecho
aja mi cadera nueva
apaga la mucosa que crece
hasta que llega y la soga
es limpia en su garganta
patalea morada lucía
el cuello se tiñe rojo
pequeño mío cómo aprietas
lucía indica con el dedo
más en la faringe más
lucía lo llena de arrullos
en la boca lo besa en la boca
mira turnia de asco
de nuevo la soga aprieta su cuello
lucía estrangula gime estrangula
coagulando el barro grita la




4.- si fuera posible si lo fuera e! último respiro lucía gatea se tuerce al revés la bóveda celeste en la ventana una gota qué susto qué susto le cuelga una soga dice qué susto qué caminos pasea apenas mejillas hinchadas dónde quedó mi niño mi ángel dónde que aún me aprieta en el cuello me crecen manchas de barros yo sabía la ciénaga lucía ahorcada la ahorqué la ahorqué y el ángel de barro la mancha otra vez en la garganta la ahorqué lucía bajo la cama en el closet el ángel de nuevo dice lamento tanto lamento el desorden el poder lamer lamento todo la soga era tan bella era un estuche la soga el ángel marrón dice dame la mano te entrego mis alas la ahorqué porque el barro lucía barro en la cintura una mancha la ahorqué en la garganta salta un dibujo uno negro de barro el ángel ronca la ahorqué y





rinoceronte segador

una certeza de pasamanos en sangre seca
ayer sucumbió el desquite en mi casta torre
esperé vestida saboreando un silencio crucigrama
mientras la luna espiaba mis rodillas inertes
luego forniqué con el vacío que se sentó en mi litera
todo amarga saliva de chocolate triángulo
con la horca oscilante frente a su tarascada
nadie acuñó mis gritos la malaquita trizada
mi cuerpo transmutado en cuentas de rosario
el vacío rezó conmigo sus últimos estertores
y me invertí en redondo
sin más espacio que la endurecida carne
me dejó sin escrutinio de destrozos
paula amaneció amordazada y con máculas
un rinoceronte le había rasgado la entrepierna






llaga inicia

la encuentro en la manivela del hexágono
con los labios hinchados de violines
sobre el terciopelo alfombra de gato que reclama
las extremidades sanguinolentas de espasmos
el dolor reconocible en el cráter del vientre
está sonriendo acaba
de fornicar con un ángel infectado una
escultura rabiosa de lágrimas exactas
hasta la interrogación en cada latido
la encuentro con la frontera acida
un furor melódico le hierve en la pelvis
la esquina le engalana el rictus de la boca
payasa hasta el charol engominado de la puta
la encuentro en la desgracia sonámbula de su objeto
le llora un ojo a la chancleta de mármol
se le amorata la cadera de virgen vieja
pero ella sonríe
le calcina el espectro una salamandra lujuriosa
ella viste de mordeduras en su proyección de nínfula
pero ella sonríe
se le acaba el calendario de pócimas en jaula
la caligrafía intervenida por orgasmo múltiple
pero ella sonríe
desde las máculas de su cuerpo embestido por marionetas






la princesita

con el zapato cardúmico entre dientes
sin importar las hilanderas de sangre que recorren
la temblorosa ojera siemprevirgen
la inmaculada taza soportalágrimas
es interesante lo que le sucede a la princesita púrpura
sentada en la opacidad de la espera desgarradora
tan pobrecita con la estirpe en útero congelada
con la estéril maniobras del recuerdo de espermios sobre su vientre
se le está diluyendo el carnero a la muñequita
a la calcomanía de belleza errada en microscopio
esta vez le van a enterrar el candelabro de polvo
ella lo está esperando
la mariposita redonda de óvulos complacientes
que se observa en cuchilla oxidada y teme por su hoguera





condiciones abyectas

el olor amoratado del desencanto
insalubre jarabe para sus dentelladas
ayer fue el ladrido de su ojo hoy
el arrebato de sus donceles averiados
puedo ser el animal pudoroso para su esgrima
aprender a invocar las esclavas de su aliento
desfallecer ante el carnero por su merienda
en los furores de mi saliva destrozada
es horrorífica la puerta de salida si
en su vértice se plasma una dentadura que llora
con la mayoría de edad para ser burlada
se hastía mi muñeca sin uñas
transito a cuestas el esqueleto de clavos
soy el trofeo en torta de novia
si me viola con su vela me consumo de vértigo




danza desértica

algunas recomendaciones
para la piñata de estiércol
que se deshace en cumpleaños de la niña estéril
o la piraña en celo disparando proyectiles
qué hacer con su malogrado teatro
su higiene antropófaga
el canibalismo de sus hormigas en revólver
la advertencia de su soledad geométrica
y no poder acallar el rumor de la torta
la cintita de los zapatos vírgenes
el útero disecado de la amante barata
la que se arrodilla ante el dedo del ángel
supurando savia para el antojo de su ego
"el cataléptico de alaridos nostálgicos"
se esconde entre los invitados del cactus
y la niña lo persigue castrada
con la alevosía de la carne débil
del beso enclaustrado en dormitorio penitente
explotan las falanges en su búsqueda
ahora la niña sin pies para el baile
sin pies para pisar el cubrecama de la fiesta
de la fiesta equívoca para fornicar alada
la piñata revienta sobre el clítoris de hule



primer payaso
I

el payaso cosido en la cortina
abre los ojos de murciélago doméstico
irrumpiendo en el artefacto del desgano
lamiendo las ancas de paula adormecida
el lecho el payaso la lengua
el instante entre la costura y la carne
mientras el sonido del xilófono irrumpe
la doncella intervenida abre los ojos
y el murciélago se contrae en rueda carmesí
quizás ensucie la cornisa del payaso imbécil
el flujo de su leche en retroceso
transcurre el coito entre cortinas de carpa célebre
a paula le zigzaguea vidrio molido desde los ojos


II
si se pudiera explicar la acetona de su silencio
la incapacidad del músculo atrapado en dentadura
antes la llaga lacerada por la carroza del espectáculo
la viscera sobresaliente de su ventisca
el flujo-recuerdo de lágrimas en pijama
hacia adentro
la voltereta suicida del orgasmo en garganta
"post-coitum el animal está triste"
y el hocico de su leona en desgaste
la fugacidad paquidérmica del feto
del feto en crisálida
de paula atrapada en telaraña microscópica
mientras el payaso cosido en la cortina




una momentánea

diminuto
el instante básico
sobre el coro de lavandas
cae la costura del cierre andrógino
supurando diamantes de hembra
respiración única
mientras el ventrílocuo presiona
la palma jadeante
saliva
represa en los muslos sin oxígeno
y la lengua supone encanto
oído por animal bizarro
comenzando la sacra contienda
rivales que danzan
movimiento unísono
para el despegue de los cuerpos
concedo el escudo ovalado
hacia sus labios canes
las aureolas erectas
la boca dilatada en metal
en alabanzas a himeneo
mármol irrumpe
por ojal que antes
vacío completo




triángulo

la cabeza demasiado tigrosa
siempre a rayas siempre milicia
doble pugna resbalando hacia mí
parecemos títeres zoológicos
me gritaba en las ancas
la carne se la ofrecía completa
hasta las amígdalas llegaba roncando
entre furor de secreciones soplaba caníbal
sacaba las uñas sobre hacia mi astucia
después del amor me vuelvo frígida
y él lo sabía y tan amarillo
la pelvis salvada oscilante
nos hacíamos dormir en sopor de pelos
todo fuera por la hermosura del tigre
la textura anestesia emergente
íbamos por el lado feroz
cada hebra de musgo partida regalos entre encías
sabíamos que en el techo rondaba
abría el aire para someternos al terror
presentía tesoro aljibe en mi dermis
este tiempo ronronea despacio
me lo prometía sonriendo
desde el esqueleto negro y su sombra
otra vez amarilla ojo de tigre posado en ojo de tigre
en mi vientre oh el estruendo barato de las cuerdas tensadas
volviendo de lejos limpiaba lo rojo
enorme gato masturbador
merecí mis premios la queja doliente él
por concordancia secreta hundido en mis filigranas
caída en picada desde el techo
un magnífico tigre



Completa
Paula Ilabaca Núñez.
Edit. Contrabando del bando en contra, [2003]
140 páginas.


[http://www.letras.s5.com/pi150904.htm]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada