miércoles, 29 de diciembre de 2010

2716.- ANTONIO GONÇALVES


Antonio Gonçalves nació el 10 de agosto de 1960 en Luanda (Angola). Estudió Gerencia Hotelera. Realizó estudios de Lingüística en el Instituto Superior de Ciencias de la Educación.
Ejerció funciones como Director de unidades hoteleras de Angola. Fue Secretario General de la Unión de Escritores Angolanos (UEA). Actualmente es el Consejero Cultural de la República de Angola en Cuba.

Tiene publicados los siguientes libros: Gemido de la piedra (Poesía-1994), Versos Libertinos (Poesía-1995), Adobe rojo de la tierra (Poesía-1996), Buscando al Hombre (Selección de poemas-2000), El África que observo con los dedos (Poema postal-2002), Escenas que el museke conoce (Novela-2003), Transparencias (Poesía-2004), El lenguaje de los pájaros y de los sueños (Selección de poemas de amor-2005), Las voces del camino (Poesía-2005). La quinta estación del tiempo (Antología Poética-en preparación). Ha pronunciado varias conferencias sobre cultura, arte y política, de las cuales algunas ya han sido publicadas en periódicos y revistas de Angola y de Cuba. Es coautor del plaquet bilingüe portugués-francés, “Cacimbo 2000”, con los poetas angolanos Amélida da Lomba, João Maimona y con el poeta francés Emmanuel Tugni. Forma parte, con más de 41 poetas de Angola, de la “Antologia del Mar en la Poesía Africana de Lengua Portuguesa del Siglo XX”, organizada por la investigadora brasileña Carmen Lucia Tindó Ribeiro Secco. El Séptimo Camino (Poesía 2006)


web del autor.


Amigo, ¿alguna vez
se escondió de ti el verbo
y te encontraste así
parado en el tiempo
y sentado en la Luna
obsevando la puesta de la Tierra?

Amigo, ¿alguna vez
se escondió de ti el verbo
y te encontraste así
con una enorme sed de mar,
con un mar saliéndote del cuerpo?

Sabes: no era el pasado que paseaba.
Era el futuro que resolvía
jugar a los escondidos,
enmascarándose de presentes!

ANTONIO GONÇALVES



IV TRANSPARENCIA
Monólogo


1
Habita en mí una fuerza extraña
[mi ser es su trabajo predilecto]
que majestuosa indica el camino perdido.
Hay un brillo dorado que me llama
En el Cenit está mi puerto
— ¿Ves?

2
Oigo voces cantando con sordinas
canto misterioso que me señala con los pies.
Hay una armonía transparente
Flujo y reflujo de energía creadora
— ¿Oyes?

3
Siento el paso permanente del tiempo
mi espíritu es esa paloma vítrea.
¡El pasado, el presente y el futuro
son constelaciones de la misma clave!
— ¿Sientes?

4
Es la eterna peregrinación del espíritu
la reconquista del Edén perdido.
Como el Tao de la vieja China
Hay que descubrir el valor oculto de las cosas
— ¿Entiendes?

V TRANSPARENCIA
Hablando del amor

Hablo del amor
que te roba y devuelve la sangre
que es guerra y paz continua
alivio y desgracia permanente
hablo del amor que no es sexo

Hablo del amor
que se expresa en las uñas
que es sudor y pelos encendidos
cejas y tacto en ebullición
hablo del amor que no es carne

Hablo del amor
políglota, el que desconoce razas y creencias
que es un océano de emociones
el que es cicatriz sin haber sido herida
hablo de ese amor que no es sexo

Hablo del amor
interplanetario y atómico
[neutrones, protones e iones en contradicción aparente]
naves y corazones que despegan
como transitan los símbolos en el Zodiaco
hablo de ese amor que no es carne

Hablo del amor
que es renacimiento
como alguien que lanzando piedras al charco
se va bañando por dentro
mientras que por fuera su tamaño se confunde
con el mundo
hablo de ese amor que no es sexo

Hablo del amor
que no es lengua
pero abundante saliva
de las manos
hablo de ese amor que no es carne...


EL ÁFRICA QUE OBSERVO CON LOS DEDOS

1
El África que observo con los dedos
no es igual a aquella que mis pies oyeron
aunque aún produce caderas siglo a siglo
como pirámides para pasto y repasto de
buitres intemporales.

2
El África que observo con los dedos
y que transporto en la mirada,
ya no usa sandalias de piel de cobra,
para encantar mozas de mi tiempo.
Ella flota diariamente en paños coloridos
con matices occidentalizados.

3
El África que observo con los dedos
y en ella poso mis labios —Percibo
que no soy yo quien la absorbe,
cuando la veo gemir entre manos expansionistas.

4
El África que observo con los dedos
me deja el olor del Nilo en la epidermis
y en la dermis el gusto a harina ácida.
Todavía respiro sus marcas púrpuras
como déndém fresco…

5
El África que observo con los dedos
cuando se levanta vierte una luz abrasadora
que me acaricia al inicio de cada jornada.
[¡Ay! Su elegancia apaciguadora en el dolor diario
de mis hermanos hambrientos, como yo…]

6
El África que observo con los dedos,
África de N’Krumah, Lumumba, Neto y Cabral
fue naciente y será desembocadura,
tronco continental que quedará del holocausto
de nuestra pudrición mental. Y renacerás
¡Oh África! Entonces, te observaré no con los dedos,
sino con las manos y el cerebro…








WEB DEL AUTOR






4ta VOZ DEL 3er CAMINO

De no estar tú
demasiado enorme
sería el bosque
Issa

Amigo,¿alguna vez
se escondió de ti el verbo
y te encontraste así
parado en el tiempo
y sentado en la Luna
obsevando la puesta de la Tierra?

Amigo¿ alguna vez
se escondió de ti el verbo
y te encontraste así
con una enorme sed de mar,
con un mar saliéndote del cuerpo?

Sabes: no era el pasado que paseaba.
Era el futuro que resolvía
jugar a los escondidos,
enmascarándose de presentes!






EL BLANCO DEL UNIVERSO (A)

Blancas
cosas en el papel blanco
vuelan ángeles

cosas blancas
en el blanco papel
vuelan santos

negras
cosa en el papel blanco
OVNI

cosas negra
en el blanco papel
no vuelan

rastrean.







EL BLANCO DEL UNIVERSO (B)

Blancas
cosas en el papel
negro luz

negras cosas en el papel
negro infierno


negro del negro
negro

negro del blanco
blanco

blanco del negro
negro (aún)
blanco del blanco
blanco

¿blanco
será el color
del alma?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada