miércoles, 1 de diciembre de 2010

2206.- MARCOS ARCAYA PIZARRO


Marcos Arcaya Pizarro nace en La Ligua (Chile) en 1979. Pertenece a Colectivo Lingua Quiltra. Es estudiante de Licenciatura en Castellano en la Universidad de Santiago de Chile y Diplomado en Género en la Universidad de Chile. Realizó el taller "Literatura Gótica y Surrealizante en Chile" a cargo de Tomás Harris. Ha participado en diferentes lecturas, entre ellas, JORNADAS ROKHIANAS, NOCHES DE POESIA Y MUSICA DE LAS VII JORNADAS DE LITERATURA LATINOAMERICA ESTUDIANTILES (JALLA-E 2005), LA MISTRALIANA, NOCHES QUILTRAS, VERSEANDO RAICES, etc. No ha tomado taller de poesía alguno y permanece inédito, salvo textos de diferente tipo en revistas de papel y virtuales.
En enero del 2006 obtuvo Mención Honrosa en el Concurso de Relatos organizado por la Asociación Pro Arte, Ciencia y Cultura Latinoamericanos (Yage) de Austria.






PARTICULAR EGOCÉNTRICO Y LA LUNA
(fragmento)

por Marcos Arcaya Pizarro

"… que la luna nos tiene dando vueltas
en un tagadá con música onda disco
nos tiene plateados los ojos en su lluvia de papeles
y un niño que los recoge nos dice tome
reciba por favor un poemita callejero"

Rafael Farías Becerra

"No hay ventaja alguna en mis tentativas por creer que no nos pusieron en la tierra para sufrir. Yo creo en eso. Pero no con suficiente claridad…
¿No me conoces? Soy Bozoe Flanner.
Soy un exiliado de la tierra y amo la tierra"

Paul Bowles


I

unidos los cuerpos
por mangueras de tripa
era asunto para no sorprenderse
fue razón suficiente
de iniciar ese viaje
el salir a morir en un sitio distinto
volveríamos con alas
como brazos
o acaso portando una forma más linda
tanto que un poco claro que entre el crujir de esas lluvias
de ácaros
mientras el incendio descomunal de todo el universo


II

todo edificio terrestre es una máquina
una antipatía por la criatura natural
el relato que articula penas prematuras
por sobre el canto de un soñado bien
yo viendo las cosas en criollo con
cierto aire a dimensión referencial
supe vagar por esas profundas latitudes sin
pisar las líneas trazadas
de lo público
Pero vamos por partes
no se crea que me quejo de lo absurdo en ese viaje
protesto por la noche/por el día
da lo mismo
de aquel sueño que persiste
sueño a veces un relato diminuto
tres veces y media peor que esa torre de motores
donde viajo


III

en el alunizaje fosforeció en lo plomizo un
cardumen de peces
dimos medio a medio oreja adentro
estrellando contra un roquerío sideral
vertical horizontal y
circular/nada importó el doctor Berenstein
a propósito de la ley de alquileres
en esa isla que no es isla sino roca
que nadar no sabe allende el circunnavegar
de los cometas


IV

en nuestra notación de símbolos cuyo sentido ya no se conoce
junto a los restos botánicos del aire
todo balbuceo viaja en ondas como simple vestigio de manzana
sin correspondencia efectiva
nada es nuevo con nosotros y Dios era el mundo
la confusión misma se reduce a nivel del microscopio
ofreciendo su embriaguez de cantos ortopédicos que
nos han dado la forma bella/necesaria
la tenue luz negrusca de las olas
con sus fauces dinosáuricas
que a bien asir la carne metálica del cuerpo se dignan
donde la muerte asoma en los relojes de la atmósfera terrestre


V

lo importante radica en decir
SANGRE SANGRE SANGRE
téngase en cuenta
10-4
como vestido en el baile protege al público ausente
esta imagen en rojo/su corona adjetiva
cada tanto
el sol
sus rojas furias sueltas me han mordido salpicando un poco
nuestras buenas maneras
palabras/balbuceos transmitidos por radio
un tiempo ligero de pedazos
lo ingobernable de la pólvora en su sitio
de las luces del tablero/de planetas
cada engranaje trabajando todo
.................... debidamente etiquetado
y tú descenderás a lo profundo en distintas latitudes


VI

inventarte casualmente sólo intentar eternidad
en la distancia
flotando
sin fechas guiadas/graduadas
por la buena educación promedio
ser tu lugar a manos llenas
sin el sabor de los seres unicelulares pegados
a los dientes
sin palabras tocarte mirarte nadamos lento de ballenas
varamos como medusas
pero en el intento persistimos
ángeles que no sabemos pero
presentimos obstinados
y nos convencemos que no duele
que bajamos directo hacia


VII

en la luna existen palabras muy largas
para cosas pequeñas
como la niña del columpio llamada Francisca
existen palabras cortas para cosas grandes
como esa cordillera de nombre Leibniz
pero existen también palabras cortas
para cosas o animales pequeños
como esos gatos repletando los trenes
y palabras largas para cosas o animales grandes
como decir 3478 kilómetros de diámetro


VIII

el abanico de sueños en la luna
es el más amplio del paisaje
una estética del plagio pequeñito
de bolero
de casitas miserables
de trabajo en el reflejo
réplicas feúchas con número seriado caminando
hacia los acantilados de esos mares de arcilla
se pulsa sangre fingiendo sangre
fresca lanza de guerra
mentido cada ángulo profundo
catástrofe de columnas en la órbita elíptica
todo debido a la imagen ausente
de las aguas
como cuando Dios como cuando Dios
bajo los grandes leprosarios de los astros

IX

cités imaginarios donde mismo siempre desde antes
a la expedición sin nombre nunca nunca
luz y medida de lo humano sus bacterias
ya se sabe/la inmundicia
bajo ella en jirones desamparo verdadero
tierra polvo humo sombra
LO MÁS TRISTE
en la urgencia porno del hundirse blando
tras el choque


X

todos los padres vestidos de soldados
alistaron las coordenadas del cañón horroroso
ese día
SEÑORAS Y SEÑORES
llegó la guerra con sus trompetas sucesivas
los generales de la infelicidad total y de todos
hermoso blanco es la luna dijeron
daremos a luz una efeméride digna de nuestras
horribles ciudades
justificando de sobra los agujeros de obuses que
serán las estrellas
hubo tensión en el resorte y
en el dispositivo de liberación y
el cañón ladró iluminando todas las ventanas y
las astillas lunares aplastaron multitudes y
todo monte y
toda isla cambió de lugar y
lloraron de rodillas ciegos los pueblos
aviones
.............. soldados
.............................cañones
todo fue sangre en la luz esa noche


XI

solía caer en caravanas forradas en insectos carnívoros
donde nuestros bailes fueron toda cosa divina
monedas de cobre siempre decorando cada trigo molido
aunque nunca vientre de mujer supurando
de tanto joder por el pasillo era nebuloso
mis hermanos
aquel tiempo
hartos del mar de su distancia se comprende
cada cósmico engendro los
monodóntidos de por esa roca
dibujando trazos esculpidos con su lechoso diente
Una maniobra el
luto descalzos sobre la tapicería
una nube de polvo/un pañuelo
y fuimos caravana arrastrando al cosmonauta Martínez
pero bien merecido lo tenía por seguir
nuestros juegos
todos devuelta y sin luna quedamos
así abandonados como cama deshecha

http://www.letras.s5.com/ma280206.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada