martes, 21 de febrero de 2017

DIONISIOS KAPSALIS [19.958]


DIONISIOS KAPSALIS

Dionisios Kapsalis (Atenas, 1952) es licenciado en Filología Clásica e Inglesa (Universidad Georgetown, EE.UU) y Filología Griega Moderna (King´s College, Reino Unido). Ha publicado más de 20 libros de poesía y ensayo. Ha traducido al griego obras de Wilhelm Müller, Emily Dickinson y William Shakespeare. Su traducción de los 25 sonetos de Shakespeare se considera una de las mejores. Ha enseñado literatura en el Teatro Nacional de Grecia y ahora trabaja en el Instituto Cultural del Banco Nacional de Grecia como director.


Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Traducida al griego y con el Premio Kostas y Eleni Uranis de la Academia de Atenas. En 2015 fue reconocido como Doctor Honoris Causa por la Universidad Aristóteles de Salónica.

Dionisios Kapsalis es uno de los pocos poetas contemporáneos que escriben poesía con métrica y rima. En una época en la que se propicia la poesía del verso libre, él opta por la versificación rimada no porque menosprecia el verso libre sino porque a él le sale más fácil y natural escribir versos rimados, según dice. A causa de esa forma rimada de sus versos muchos de sus poemas han sido musicalizados.


Su temática gira alrededor del amor y la muerte. El amor en la obra de Kapsalis resulta latente: algunas veces una sola palabra, un verso (“el dolor del corazón crea estrellas”) y eso es todo; en otros casos, este mismo amor es patente, indiscutible (“yo te quiero y temo de que te vayas”). Sin embargo, la muerte no es latente, es un tema recurrente, constante en su poesía. En el fragmento IX de su poemario “Días festivos” nos habla de la muerte que vendrá con su guadaña afilada, nos dice que quiere recibirlo en un vestido elegante y concluye: “Vendrá a la hora en la que mi luz se agobia”; esa es la hora que la vida se le (nos) escapa de las manos dejando un cuerpo cansado, un aliento derrotado y una luz que agobia parpadeando. El poema fue musicalizado por el grupo de rock “Diáfana Krina” (Lirios Diáfanos).

En su poema “Vela” la muerte está presente de nuevo en el verso “¿Papá, qué significa muero?” y en su último poema presentado hoy, “En este cielo”, la muerte le permite al poeta subir e ir hacia el más allá.

Lo que destaca en la temática de la muerte es que Kapsalis no le tiene miedo a la muerte: Kapsalis no percibe la muerte como un final irreversible, un viaje sin retorno, sino como una situación tranquila, como la calma que viene después de la tempestad. La perspectiva de Kapsalis es la de un neorromántico que busca la paz y pide la calma. Kapsalis quiere alejarse de los temas modernos y por eso da un giro hacia el romanticismo ofreciendo a sus lectores momentos escalofriantes y relajantes a la vez.

Su poesía resulta romántica por la temática, difícil por el uso peculiar de las palabras pero encantadora y fascinante por la perspectiva personal de su creador.

Aquí compartimos con todos los lectores de La Galla Ciencia unos poemas de Dionisios traducidos del griego moderno en nuestra sección de TRADUCCIONES. Os dejamos también el poema DÍAS FESTIVOS, musicalizado por el grupo de rock DIÁFANA KRINA, cuyo cantante Anestópulos murió hace unos meses, en Octubre de 2016.

Traducción:   Natasa Lambrou

http://www.lagallaciencia.com/2017/01/algunos-poemas-de-dionisios-kapsalis.html#more



Κερί

Κοίτα, ο πολικός αστέρας 
που δείχνει πάντα το Βορρά 
τα βλέπει τόσο καθαρά,
σα να είχαν όλα ξαναγίνει 
από λεπτότατη οδύνη.
Και τι θα πει μπαμπά πεθαίνω;
Μαθαίνω, αγόρι μου, μαθαίνω. 




Vela

Mírala, la estrella polar
que indica siempre al Norte
y que tan claro lo advierte,
como si se lo rehiciera todo
por un dolor muy delicado.
¿Papá, qué significa muero?
Aprendo, hijito mío, aprendo.


*


Μέρες αργίας 

Ξέρω πως θα `ρθει και δε θα `μαι όπως είμαι,
να τον δεχτώ με το καλύτερο παλτό μου.
Μήτε σκυμμένος στις σελίδες κάποιου τόμου,
εκεί που υψώνομαι να μάθω ότι κείμαι.

Δε θα προσεύχομαι σε σύμπαν που θαμπώνει,
δε θα ρωτήσω αναιδώς, πού το κεντρί σου;
Γονιός δε θα `ναι να μου πει, σήκω και ντύσου
καιρός να ζήσουμε παιδί μου, ξημερώνει.

Θα `ρθει την ώρα που σπαράσσεται το φως μου
κι εκλιπαρώ φανατικά λίγη γαλήνη.
Θα `ρθει σαν πύρινο παράγγελμα που λύνει

όρους ζωής και την αδρή χαρά του κόσμου.
Δε θα μαζεύει ουρανό για να με πλύνει,
δε θα κρατά βασιλικό ή φύλλα δυόσμου.




Días festivos

Yo sé que vendrá él y como estoy no estaré,
para recibirle en mi vestido adecuado.
Sobre las páginas de un tomo ni inclinado,
para ver que yazgo donde yo me subiré.

A universo que se ciega no rezaré,
¿y tu fila? vulgarmente no dudaré,
No habrá mi padre a decirme, vete a vestir
amanece, mi hijo, ya es hora de vivir.

Él vendrá a la hora en la que mi luz se agobia
y un poquito de calma pido furibundo.
Ya vendrá orden candente que zanjando cambia

clases de vida y la dicha tosca del mundo.
Cielo para lavarme no recogerá,
alhábega o hierbabuena no cogerá.



*



Οι ώρες απειθούν

Οι ώρες απειθούν, γίνονται μέρες, 
οι μέρες εβδομάδες.. μήνες.. χρόνια.. 
περιπολούν στους κήπους μαύρα πιόνια 
και πέφτει νύχτα σ’ όλες τις σκακιέρες. 

Κλείνουν στο σπίτι τα παιδιά οι μητέρες 
και γω που σ’ αγαπώ τρέμω μη φύγεις. 
Χτυπάω στ’ όνειρό μου, δεν ανοίγεις,
κι ο πόνος της καρδιάς γεννάει αστέρες 

διάττοντες, σε άπονο ουρανό. 
Κοίτα πως καταλάμπουν το καινό 
πεθαίνοντας κι η πύρινή τους κόμη 

αχτένιστη, φεγγοβολάει ακόμη, 
σαν ποιητές που σίγησαν ενώ 
χάλκευαν μια χαρμόσυνη συγγνώμη. 




Las horas no obedecen

Las horas días se hacen, no obedecen,
y los días semanas.. meses.. años..
en el jardín velan peones doblados
negros, en los tableros noches se hacen.

En casa a los hijos meten las madres
yo te quiero y temo de que te vayas.
Llamo a mi sueño pero tú no abres,
el dolor del corazón crea estrellas

fugaces, en un cielo indispuesto.
Mira como resplandecen lo nuevo
muriendo y con su pelo refulgente

despeinado, luce todavía,
como poetas mudos oralmente
fraguando algún perdón con alegría.



*




Στον ουρανό 

Στον ουρανό δεν έζησα ποτέ μου
κι όμως θυμούμαι κι εύχομαι το φως του
τις νύχτες όταν δέομαι του αγνώστου
θεού σε μια ζωή μεσοπολέμου.

Μονάκριβος δεν είμαι, δεν πιστεύω
πως πύκνωσε ο κόσμος για να ζήσω
για μια στιγμή θα στάθηκε πιο πίσω
ο θάνατος και μ’ άφησε ν’ ανέβω.

Ίσως η μοίρα φρόντισε να μείνω
αντίκλητος της λύπης των αιθέρων
για να τελώ των σκοτεινών εταίρων
τη μνήμη και τη δόξα τους να κλίνω.


En este cielo

Nunca antes he vivido en este cielo
pero lo recuerdo y su luz deseo
por las noches al clamar al oculto
dios en una vida siempre en conflicto.

No soy precioso, no me lo creo yo
para vivir yo, el mundo se llenó
para un instante atrás permaneció
la muerte y a subir me permitió

Quizás quisiera que quede este sino
agente de pena del remolino
de heteras sombrías para celebrar
la fama y sus glorias para conjugar.

 *Traducción de Natasa Lambrou







-


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada