domingo, 5 de diciembre de 2010

2308.- CECILIA PALMA


Cecilia Palma
Santiago, Chile 1962. Pertenece a la llamada generación NN o de los “sobrevivientes”, como se menta a aquellos escritores que comenzaron su actividad literaria en los ochenta o inicios de los noventa, en el periodo de la dictadura militar chilena.

Fue durante dos periodos fue miembro del Directorio de la Sociedad de Escritores de Chile. Sus textos han sido traducidos al italiano, inglés, ucraniano, alemán, francés y noruego. Ha participado de varios congresos de escritores , tanto en Chile como en el extranjero.
SUS LIBROS: -A pesar del azul 1992. Autoedición; -Asirme de tus hombros 2002. (Colección La Estocada Sorpresiva) Editorial Mosquito; -Piano Bar. (2007) Subway Ediciones. (Beca Fondo Bicentenario, Municipalidad de Maipú); -Central Los Molles. Ediciones privadas, Endesa Chile (2009); -Amanecer en Cipreses. Ediciones privadas, Endesa Chile (2010), -Baldomero Lillo. Obra Reunida, Editorial RIL (Beca Fondo del Libro); Vuelvo de Siberia esta tarde. (inédito – mención honrosa concurso nacional Eduardo Anguita); El Beso de Judas. (Inédito).

ANTOLOGÍAS: -1997, Antología Cien poemas de amor y de lucha; -2005, Antología Poesía de los 80; -2006, Panorámica de la Poesía de Maipú ; -2007, Antología El Lugar de la Memoria; -2008, Antología Presencia Femenina en la Literatura Nacional. (Chile 1750-2005); -2009, Antología Fin de Siglo. Nueva Poesía chilena años 80; -2009, Chile Fértil Provincia, Antología de la Poesía chilena. Casa de las Américas. Cuba.

RECONOCIMIENTOS (últimos) -1995, Beca Fondo Nacional del Libro y la Lectura, -2007, Beca Bicentenario, Municipalidad de Maipú. Libro Piano Bar; -2009, 2ª Mención Honrosa, concurso Nacional Eduardo Anguita -2009, Beca Fondo del libro, apoyo a Ediciones Especiales. Baldomero Lillo. Obra Reunida.






De Piano Bar, 2007





DESPEDIDA

Un mar de arena templada
tras la música de tu frontera
nada importa
pero estás precipitado
en mi línea de fuga
en el macabro cuello de los cisnes
en el vuelo rasante
de una imaginación asesina.





KAMIKASE

De quién sabe cuántas vidas o muertes
obcecada entre tus hemisferios
la poesía te señala
tras al espejo
te persigue con la invención
de un sueño a la carta
de un sueño dispuesto
a volverte la cabeza






LA ÚNICA PELÍCULA QUE NO HEMOS VISTO

Y aquí estamos entumidos
como a la salida del cine
en invierno
entumidos y tan solos
dando manotazos al mundo
pálidos y ojerosos
arropados en sábanas deslucidas.
Así nos encuentran los días y
noches
incapaces de decir basta
entregados a la disciplina
diaria
al cotidiano devenir de la
muerte
asidos al rebaño a regañadientes
disconformes
frustrados
desolados
soldados de plástico barato
envueltos en pilchas de liquidación.
Amargados
¡reconoced!
no somos más que marionetas
agujereadas por balines
aburguesados
actuando una mala obra
para la eterna taquilla de siempre.





TRASNOCHE

El despertar de la turba
señala la certidumbre de tu escape
al mediodía te elevas somnoliento
y te apoyas en tu estrella de vidrio
muda testigo de una noche en
vano intento por concebirte.




CENICIENTA

Esa noche
los carruajes de fina sangre partían
en tropel hacia baile y tú
disipadas tus intenciones
corrías río arriba sin un zapato.
Una estrella muerta vigilaba tu honra
bajo el árbol
como presagio
como si fuese posible dibujar
tu perdición.




HISTORIA SUCINTA

De seguro intentarás besarla
con la pasión de las películas
calcularás el momento exacto para
sorprender su mano en la
oscuridad del cine
y repetirás el parlamento como
otras tantas justo
cuando el protagonista diga lo propio
después
saldrás con ella entusiasmado
la noche será presa de tus calles
y ustedes
simples navíos en descontrol
descuidarán todo con tal
de olvidarse que no habrá
un solo motivo
para que mañana se
reconozcan






SÚBDITA

Tambaleándose
mientras cantaba let it be
sacó lentamente sus vestidos
el espejo babeaba de impotencia
en ese cuarto tan oscuro
y ella
princesa de Nefige
santigua su pecho con el espeso
amén de su trabajo.


De A Pesar del Azul, 1992







SOLEDAD I

Despapo el abismo
bajo la cama
la frialdad matinal entra
buscando refugio





NO DEJARTE SOLO

Quiero tomar una copa
viejo amigo
envenenarme de su jugo de uvas
acompañarte
a tu postrera morada
no dejarte solo Dylan Thomas
para que tú me acompañes
también al último de
mis refugios








LA VISIÓN Y LA CALLE

Su cabeza calva aparece en el umbral
derruido. Los árboles
se agitan, las hojas se preocupan
y los caballos relinchan temerosos.
La soledad que hay en la calle
es tan profunda, que decenas de carruajes
y tranvías no podrían perturbar esta visión.









LA VEJEZ DE LAS HOJAS

Se desprenden las hojas
hartas de mecerse dejan que el viento
las arranque de las ramas,
secas, decrépitas, eternas
se arrastran por las calles.
Están cansadas, saben que
“morir no es nada nuevo…”

De Asirme de tus hombros, 2002









UNA MUJER

Una mujer
agrede a la monotonía calle arriba
entre huellas pierde la mirada
dibuja los sueños en
las esquinas tras el
aliento de las escaleras


Una mujer esconde
la soledad en sus
bolsas
desconoce la edad de
las paredes mustias.









IDENTIDAD

Observo al tiempo
desde mis sueños
para no olvidar
quien soy.







VIDA

Cada cierto tiempo
duermo el sueño
eterno
reparo las cruces
solitarias
rearmo palabras que
me arraigan en todas
vidas y
despierto mujer con
los sentidos asomados en
el horizonte tras el sol
tan desnuda entre los
jardines del Brindavana
reptando sagrados por el cuerpo.


Deshojo en
silencio las edades que
me habitan
desde las palmas me
nacen caricias cómplices
imperturbables
inconscientes
para cubrir los girasoles
desprendidos desde mi
vientre.










VAN GOGH

Su cama es la cama
de los ojos revueltos
orejas colgando de
la colcha y de hormigas que anidan
en la almohada
su alcoba es la
alcoba de ropas que
se reparten por todas
partes y de
cuadros que velan
la noche de su
infierno.









INÉDITOS





ADIÓS A LAS 0:49 HRS.

(a Salvatori Coppola)

Nada es más urgente que la vida
la condena en vigila permanente
roza a la otra imagen
hambrienta de su presa
la espera vigila.

Irremediables
los instantes caen
a la búsqueda de todas las
vidas que nos rondan
insomne en la despedida
inauguro este papel en blanco
el misterio ha sido develado
tras la trinchera de tu párpado
fugitivo e invisible
huyes por otras calles.








EL CIEGO

El ciego golpea su marcha
toques suaves
precisos golpes de
bastón en Braille
no conoce el ciego su rumbo
lo pulsa
serenetea con la bruja
le pregunta por ti.

Las piedras las rubrica con
su estela de toqueteo,
anónimo el andar del ciego
y negra
negra
su línea de fuga
pero avanza.











PROSAPIA

(a Catalina Mancilla Palma)

Zócalo sombrío antes de ti
pero anidaste
te decidiste a manar desde el
fondo de la tierra
como si la urgencia de la vida
te atrapase agua y piedra
un pedazo de energía
me convirtió en leche esa noche
arremetías libre
desde mis entrañas
con fuertes garras te aferraste
cientos de brazos te nacieron
para no caer al abismo
desde entonces triunfadora
desde entonces viva
sorbiste de mis jugos agrios
y sobreviviste al escarpado
y las grietas
las balas pasaron por sobre nuestro
territorio
tú me liberaste de cadenas y muertes
el precio era alto entonces
la noche de los mil días
mascaba hambrienta las esquinas.

Mis versos fueron reescritos
el color de mis pupilas se enajenó
éramos dos desde allí
Nunca más sola
Nunca
más
sola


Sorbió el agua la peste
yo te protegí de los demonios
(de los tuyos y los míos)
mi cuerpo fue una carpa de Nylon
escudo de todas las armas
reímos hasta caer de espaldas
imaginando esos ojos vacíos
un amanecer cualquiera
te crecieron tus propios dientes
y la niña que fuiste me entregó
un suspiro envuelto en mantas rosadas
y el universo hubo de nombrar a otra
lumbre
la vida sigue su curso
me dices cantando y
reconozco la misma tonada que
otrora mi propia madre
me cantara.




http://www.letrasdechile.cl/mambo/index.php?option=com_content&task=view&id=1382&Itemid=43

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada