martes, 12 de julio de 2016

MARTHA LETICIA MARTÍNEZ DE LEÓN [18.916]


Martha Leticia Martínez de León

(D.F. México, 1980). Editora y correctora de estilo

Actualmente me desenvuelvo como profesional independiente interesada en colaborar como escritora, editora, investigadora, correctora de estilo o creadora de nuevos proyectos, esto dentro del ámbito de la Educación, Política y la Cultura principalmente. Cuento con más de 15 años de experiencia en el campo académico y profesional.

Escritora. Más de diez libros publicados en poesía, narrativa, dramaturgia, cuento infantil, arte, y doce en temas relacionados con Ciencia y Religión. He escrito artículos para diversas revistas tanto en edición impresa como digital en México, España, Estados Unidos e Italia. Mis investigaciones y escritos han sido traducidos al inglés, italiano y francés.

Editora. Me he desarrollado como Directora editorial, coordinadora de diversas colecciones, editora Web, editora, dictaminadora, correctora de estilo y a la creación de música en unión con artistas reconocidos para apoyo de las colecciones.

Conferencista. A nivel nacional e internacional en temas de educación, cultura, erotismo y religión.

Investigadora. Colaboro para diversas Organizaciones en temas relacionados con Bullying, Trata de Personas, violencia en niños, adolescentes y mujeres, Perspectiva de género, Derechos humanos e infantiles, Psicología de cuentos infantiles, Literatura Surrealista, Competencias educaciones y libros digitales.

Guionista. Para telesecundaria, y documentales. lo cual me ha llevado a conocer los programas educativos de la SEP.

Catedrática. Universidad Intercontinental. Área humanidades. Teología y Filosofía.   Letras clásicas  Griego, Latín y Griego Bíblico,

Creadora. He desarrollado una forma contemporánea de enseñar a los niños y adolescentes las materias de los programas educativos de la SEP y UNAM a través del arte, la meditación y a partir de enseñar una materia humana con la base en una ciencia exacta y en la sonoridad de la lingüística.

Hermeneuta. En libros Sagrados (Vedas, Talmud, Tanaj, Biblia y Corán).

Mis estudios realizados en la Universidad Pontificia de México (Licenciatura) y en la Comunidad Internacional Teológica de México (Maestría)  están relacionados con la filosofía, escritura, lingüística, literatura, arte, religión e idiomas muertos y modernos.

La preparación y experiencia que he tenido han permitido tener un conocimiento amplio en todo lo referente al estudio de los grandes pensadores, culturas, mitologías, cuentos, literatura y sobre todo a interpretar el pensamiento antiguo frente al moderno a través del conocimiento del idioma y sus diversas interpretaciones; estos estudios los he ido complementando con diplomados, talleres y cursos en temas como Lingüística, Literatura Surrealista e infantil, Diplomados en composición e interpretación musical, Competencias en la educación, Historia del arte y la escritura  lo cual me ha llevado a tener claro el tipo de ilustración y colores que necesita cada colección, así como el lenguaje que tiene que ir destinado a cada libro o colección.

Mis áreas de oportunidad y desarrollo:

Actualmente me profesionalizo en el conocimiento de otros idiomas, así como en el desarrollo editorial de libros digitales y didácticos.

Desarrollo la teología del Silencio y de la Carne con conocimiento del Papa Francisco con fecha 24 de mayo de 2014.





POEMA 1

Arcángeles de tinieblas custodian la salida de mi espíritu

 arcángeles negros proveen de deseo mi cuerpo sobre un escritorio
entre libros
rezos
y un  Crucifijo

 me beneficio de mi misma
en  la soledad de Tu  sábana tibia
no Santa
y me arrastro como serpiente

Áspid Mujer
creada de barro y  carne
consecuencia de Tu crucifixión



POEMA 2

En intervalos te niego al saberte ajeno
indescifrable tras dos cristales
lentos como la naturaleza de la Virgen
       lento como la muerte de Cristo en la Cruz
lento como mi orgasmo al pensar en ti…



POEMA 3

Consumí Tu carne
más nunca mis labios se posaron
en el Cáliz  (custodia de Tu sangre)
sólo absorbieron falos falsos
ante la verdad de mis muslos
hoy descarnados por la Eucaristía



POEMA 4

Soy la voz que clama en el desierto

la voz que calla el grito de mi cuerpo
frente a tu Misterio

la voz que se asfixia con los flujos
 que regresan a mi boca



POEMA 5

En el borde de mi cama
despójate de la Cruz
y crucifícame
 rézame una plegaria sin María
y en su silencio
 abandona a Dios en las tapias



POEMA 6

Coloca el cuerpo de Cristo en mi boca
 mientras los cantos lucubran
mi amén entre sus piernas…



POEMA 7

Como si fuera la virgen María
mírame con mi silencio en tus labios
 absórbeme al besar mi mejilla
y en mi asunción
en el nombre del Padre y del Hijo
desnúdame y cata mi cuerpo



POEMA 8

Crea  una plegaria
y rézala sobre mis senos
 persígnate
  enciende una veladora en mi útero seco
híncate
y sin levantar tu rostro
 cuestiona a Dios

 álzate
vete
cúbrete con tu hábito
y abriga la protesta de tu falo al dejarme



GRITOS EN MI SILENCIO


TIEMPO

El tiempo es inversamente proporcional sobre mi propio dolor


BUSCÁNDOME

Quizá alguna vez, entre mis segundos de niñez,
ritualicé la réplica de una sonrisa falsa y tardía
Nunca fue real
fue tan sólo real el miedo contenido,
la ansiedad inexplicable bajo un vacío fondo de gritos
y desesperación en la felicidad congelada,
escasa de suspiros anhelantes con el mentir en la boca hiriente,
seca de saliva de quedarse en Silencio
mientras los pisos de la habitación
se convertían en vertientes carreteras eternas
frente al cerebro que no deja de girar y de fugarse
del propio cuerpo embarazado de tiempo
convertido en fracaso
Tiempo:
Quizá un minuto en los segundos logré alcanzar una estrella fugaz
Tiempo:
Quizá un minuto en las horas lograré resucitar
a aquella niña perdida
en mi propia ciudad



CONFUSIÓN

Si la luz es depresión
la oscuridad muerte
el cuerpo es sueño
y la vida es una ironía
¿qué es mi reflejo?


SIN RESPUESTA

Me pregunto
¿Por qué no eres feliz en los distintos lugares en donde implantas las semillas
de tus pies?
¿En dónde creces y en dónde la vida se va distorsionando?
¿En qué atmosfera vives?
Tu cuerpo mortal y perfecto
sin reencarnar
con la muerte entre las manos estiradas



DEPRESIÓN

Es tanta la compañía
que se vuelve soledad

SOLEDAD

Pensaba en tocarme y empezar a sentir emociones
conforme a mis caricias
crearme mis propios instintos entre la masturbación
enredada en los tronidos de mi boca mientras los dedos
empiezan a recorrer mis piernas un poco tenebrosas por la moral
que entre cada declive de las manos se hace insignificante

Mis cabellos rozan lentamente pis senos perdidos en su propia pureza
al tiempo que los ojos se van cerrando

La respiración se hace cada vez más intensa compitiendo con la soledad

Los dientes se resisten a gemir y cierra los labios para no gritar
mientras manos no paran de succionarme

Morir en mí
Irónica felicidad falsa
¿Qué más da?

Mis uñas rasgan mi espalda
y, de vez en vez,
el vientre que hace a mi cuerpo revolcarse entre las pieles del vuelo terso
tibio por mi sudor corporal

La mente se va creando una atmósfera falsa mientras las gotas de agua
suspenden la palpitación interna del sexo

Procrearme entre mis propios óvulos conjugados
consumidos por papel y cigarros
mientras la cabeza se hace hacia atrás

y reflexiona
El cuerpo se inhibe y el ama se culpa
por haberse tragado a sí misma ante el espejo frío y salado
por la verdad de saberse otra vez dentro del cuerpo lleno de soledad
que sólo las propias manos
logran amar






Diecinueve plegarias y un credo... según la carne
(kata sarká) 


TRES 1

Padre eres Nuestro,
pero te sospecho ajeno.
Tu Cielo no es mi suelo
y hoy
mi espíritu necesita Tu lisonja.

Padre eres Nuestro,
es eterno Tu reino
pero en mí este infierno es tan largo...
y mis piernas sucumben
se abren
Te santifico en mi cuerpo
y aún así no Te encuentro cercano.

Padre eres Nuestro
mas Tu voluntad no es la mía
porque me recuesto en tres miembros
y olvido rezar
al poner la soledad de mi sexo en mis manos.

Padre eres mío
¡no me perdones
y no apartes la tentación
de reconocerme en Tu cuerpo
hasta encontrarte en mi orgasmo!

_________________________________
1
La numeración corresponde al orden dado en la edición del libro.



CINCO

Salve Dios
mi cuerpo estructurado en el caer de sus piernas,
al lamer sus llagas
y saciar el hambre de mis senos,
al intercambiar mis pezones
por sus clavos.

Salve Dios
la incapacidad de mis sueños
al no evitar sobre la cruz
mis pasiones
Dale Dios
misericordia a mi alma,
no a mi corteza,
para separar al amor de la concupiscencia
sin evitar que el segundo Adán
yerre en la humedad de mi garganta
al tragar mi salvación
y sentenciarlo.

Sálvame, Dios,
de lo que soy
de lo que no soy
de lo que fui
al clavarme en su cruz
y llevarlo al pecado.

Salve Dios
la caída,
su caída entre mis manos.




SEIS

Te doy gracias, Señor
por la desnudez de mi cuerpo
por los símbolos de vida que pusiste en mis senos
para amamantar la continuidad
de Tu propia creación.

Te doy gracias, Señor
porque al abrir mis piernas entre su cuerpo
mis ovarios se disponen
y mi seno cobijará un feto negado por la razón.
Te doy gracias, Señor
por mi vientre,
por la eyaculación del barro
y por mi sangre dormida.

Y te doy gracias, Dios
porque así creaste al mundo.




OCHO

Escribo un evangelio
para proclamar la encarnación
de tu piel en mi carne.

Te despojo de espinas,
la corona adorna mi semblante
resbalan tres gotas de sangre,
no las limpio,
no pretendo curarte.

Bautizo con saliva tu bajo vientre,
tómala como unción purificante
y olvida la cruz.

No eres tú mi eucaristía:
no codicio ni tu pan ni tu vino,
no persigo esos signos;
quiero hurgar tu cuerpo
y resucitar en ti
al crucificarme yo misma
Yo soy tu eucaristía.




Yo confieso...
(segunda parte)


I

Mi alma
sombra de tu caminar en el asfalto
Mi voz
espíritu de tus palabras
deshojada de dogmas, libre por tu pensamiento
Mi insomnio
pedregal donde mis sueños arrastran
dogmas no manifestados
por tus madrugadas de fantasmas
Mi sexualidad ninfómana
donde mis manos ocupan el lugar del sexo
al victimizar tu recuerdo
Mi religión
signo que acrecienta este pecado
al apetecer la irreverencia de tus votos húmedos
en la madurez de mi vagina utópica
bajo el murmurar de tus rezos




III

Es entre palabras de ausencia
que mi espíritu rezaga lejanías
en la proximidad de las letras
fue bajo aullidos de loba
que decidí no reconocerte en mis tempestades
es en la confesión de mis piernas
que tu voz se desangra
en los reproches de mi propia muerte
es en la melancolía de mi olvido
ante la luz de Cristo
donde tu rostro es arena
y Tu Ordenación se derrama en mis muslos




IV

Te dedico un Padre Nuestro
y te rezo un poema
te recito tres Ave María
y persigno mi silencio en tu insomnio
y entre jaculatorias sin credos
compito con Dios por tu cuerpo







.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada