jueves, 23 de junio de 2011

3989.- JULIA ERAZO DELGADO


Julia Erazo Delgado (Quito, 1972). Es periodista. Ha trabajado en la cátedra universitaria. Dirigió el centro cultural Galería Imágenes (1997-2000). En la actualidad colabora en el Periódico de poesía del Municipio de Quito. Sus textos han aparecido en revistas ecuatorianas y extranjeras, y en antologías de la lírica ecuatoriana actual como Ciudad en verso. Antología de nuevos poetas ecuatorianos (2004) y La voz de Eros. Dos siglos de poesía erótica de mujeres ecuatorianas (2006). Es coautora del libro La voz habitada. Siete poetas ecuatorianos frente a un nuevo siglo (2008). Ha publicado el cuaderno de poesía Imágenes de viento y de agua (2008) y el libro Verbal (2008). Ha participado en eventos poéticos en Ecuador, Colombia, Venezuela y España.






Poética

palabra

tus poros tus caras tus fracturas
tus azules tu granja de lunas
tus cigarrillos tus tacones
tus abrigos sin mangas
tu invierno descalzo
tus uñas torcidas
tu hipotermia
tus cristos
tu polvo
tu luz









paredes blancas

(25 ejercicios de lectura)

sin duda extraña la sensación del mes de junio
en este año
se escapa el calor primaveral
en cualquier lugar del mundo
se respira el terror de las paredes blancas
llueve
mientras caminamos por la calle
se mojan nuestros cuerpos nuestros sueños
las paredes blancas
hemos aprendido a vigilar
su curioso resplandor

la próxima estación no es el verano

es quizá un lejano pueblo

donde no hay estación ni tren ni rieles

donde no hace frío ni calor

las paredes blancas
no son blancas ni son paredes
se van desvaneciendo en lontananza

De Verbal, Rueca, 2008










paraíso

lagunas heladas
crecidas de flores

detrás de tus costillas

De Verbal











cadalso

un buen día

un hombre saca sus redes
pesca su sed

vuelve a llenar su redoma
sus pasos han desdibujado el camino
intenta rehacerlo con sus manos

un buen día
ellas aprietan su cuello

De Verbal










barcos de humo atraviesan la lluvia

mi corazón busca escampar de tu cuerpo

la lluvia es sobre el perfil hundido de la casa
la maleza las moras silvestres

un árbol parece leer sus mandalas

permanezco inerme sobre la proa

una embarcación de humo me aleja del puerto

inédito











espantapájaros

deseas
una jarra de té hirviente sobre la mesa
encuentras una estela de polvo y polillas

deseas
un timbre que anuncie visitas halagüeñas
no hallas la puerta ni la ventana

deseas
una copa con bebida fresca
un desierto te ha dividido los labios

los lugares que no te conocieron te reclaman
las esquinas que te vieron pasar no te conocen

alguna vez apareces
cargando tus bronquios secos

alguna otra
tu alma de espantapájaros
tu crucifixión

ha claudicado la velocidad de tus palabras
la novela de aventuras que inventaste

has muerto

De Verbal











hambre

soy la cena
un solo cubierto en mi mesa

De Verbal









ruido salvaje

el invierno ha sepultado tus huellas irremediablemente

una araña ata los hilos sueltos
algunos pies corren descalzos por mi casa

no queda rastro de ti
sólo un poco de azúcar derramado sobre la mesa

inédito










fantasmas

algunos girasoles

crecen en el centro de la casa
parecen no necesitar del sol

miran mi rutina de absurdas lecturas
giran su cuello desde el sofá rojo hasta la cocina

vuelven a dormir

inédito




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada