domingo, 22 de mayo de 2011

3866.- SEYDOU KONÉ


SEYDOU KONÉ, nació en Abidján (Costa de Marfil) el 15.11.1972.Profesor universitario.
Libros Publicados:
-VOYAGE DANS LE TUNNEL DU TEMPS, SUIVI DE RÉBELLION DE LA CONSCIENCE (2010)
-LA ENSEÑANZA DE LA LENGUA ESPAÑOLA A HABLANTES IVORIENSES DE DIVERSAS LENGUA AUTÓCTONAS: DIFICULTADES Y PROBLEMAS QUE PLANTEA.(2006)
-REBELIÓN DE LA CONCIENCIA/RÉBELLIO DE LA CONSCIENCE (2008)
-DE LA MUERTE A LA SALVACIÓN (2006)
MÁS PUBLICACIONES EN ESPAÑOL
1. Crítica a la selectividad de la solidaridad internacional y la ayuda humanitaria: caso de la Unión Europea –ECHO- y de la ONU –OCHA (INÉDITO).
2. (2007) -- “Filosemia, errores e interlengua en aprendices marfileños de español como lengua extranjera”, Abidjan, Journal Africain de Communication Scientifique et de Technologie, Série Sciences Sociales et Humaines, N°1, Ipnept, Abidjan, 2007, pp. 159-171.
3. Grammaire communicative : de la norme à la pragmatique du sens : grammaire, morphologie et syntaxe (morphosyntaxe), linguistique, linguigogie, philosémie et communication. Abidjan 2007.
4. Elaboration des programmes : comprendre les programmes d’enseignement et savoir élaborer les curricula. Abidjan, 2007.
5. Pragmatique du discours, grammaire et linguistique du texte : grammaire, linguistique, sémantique et philosémie du contexte. Abidjan, 2007.
6. Tipologías de métodos y metodologías: gramática, traducción y comentario de textos: cours de préparation au concours d’entré à l’Ecole Normale Supérieure pour étudiant(e)s et professeurs. Abidjan, 2007.
7. La evaluación/medición en el contexto escolar : finalidades, funciones y cómo ha de ser tanto al oral como al escrito. Abidjan, 2007.
8. Cours pratique de commentaire de textes: le commentaire par l’exemple pour étudiant(e)s et professeur d’espagnol comme langue étrangère. Abidjan, 2007
9. Curso de diseño curricular. Abidjan. Ens. 2010.

MÁS OTROS 10 LIBROS DECLARADOS EN LA PROPIEDAD INTELECTUAL DE MADRID




CALCETINES BLANCOS

Os han manchado, calcetines.
De blancos habéis pasado a rojos.
57 cuerpos inertes.
Carnicerías humanas múltiples,
fosas comunes exponenciales.

Cada muerto mancha parte de mis calcetines.
Cada asesinato, los enrojece.
Calcetines blancos como mis manos.
Manos inocentes, calcetines inocentes.
Hasta que recuperéis vuestro color blanco,
no dejaré de llevaros.










ESPADAS DE LA LIBERTAD

Estoy descansando seis pies bajo tierra.
Mis espadas están con mis hijos.
Luché por convicción,
manipulé la espada.

De Samory Touré me acuerdo.
Lucha noble,
lucha poco entendida.
La teoría de Colón en África,
teoría de la deportación,
teoría de la explotación.

Derechos humanos, haceos realidad.
Vano no fue el combate.
¡Ay independencia!
Pero ¡qué independencia!

Necesito resucitar y recuperar
mis espadas:
espadas de la libertad.










LABERINTO POLVORIENTO

Mujeres desprovistas de todo,
niños hambrientos.
Barrigas por malnutrición,
barrigas por demasiada buena nutrición.

El país de las contradicciones.

Analfabetos por las calles,
manipulados por alfabetizados.

Estamos en un laberinto polvoriento.

Sin esperanzas.
Pero el desorden puede
ser el principio del orden.
¡Qué sea cuanto antes!











DESARROLLO

Fortaleza innegable de
Pensamientos y de estrategias;
Ideologías de izquierda,

Reuníos con vuestros hermanos de la derecha,
Democráticamente, para no
Rechazar el desarrollo humano.

Organizaos para
Restablecer el buen
Tratamiento y difusión de la
Información.










LUCHANDO

Os veo luchando pasión y amor:
guerra fratricida.
Pasión y amor sois los mismos.
Manifestad vuestro amor;
manifestad vuestra pasión,
de otra forma,
por el bien ajeno, él de todos.
Quién cae en este conflicto es:
Amor,
Pasión.

Os veo luchando, dejadlo.
Pasión y amor, sois las dos caras
de la misma moneda.









AMOR POR LA PATRIA

Te quiero patria.
En nombre de mi amor por ti,
te destruyo.

Te quiero muchísimo patria.
En nombre de mi pasión por ti,
he matado al prójimo.
He quemado la bandera de la patria,
he olvidado el himno nacional.

Sangre por el suelo,
cuerpos sin vida,
buitres en el cielo,
autobuses quemados,
casas destruidas.

¡Fuera, los derechos humanos!
¡Abajo, la paz y la justicia!

Eso no resta nada a mi amor
ni a mi pasión por la patria.
El amor es múltiple y la pasión diversificada
y el patriotismo multicolor.










PATERA

Te has alejado barco,
me has traicionado la vista.
Espérame, traidor.

A pesar de todo,
mejor que te vayas.
Porque me recuerdas al triste mundo de las
balsas, pateras y cayucos.











NIÑO SOLDADO

Tengo muelas de leche,
pero muelas que muerden
y que matan.

Me han crecido las uñas:
uñas mortíferas;
y ha aumentado mi peligrosidad.
¿Qué opción tengo?
No me han enseñado más que a matar.

Sé manejar la Granada,
y no conozco España.
Sé manipular la espada
y no he ido a ninguna academia militar.

La alfabetización es mi sueño.
Aún tengo esperanza,
estoy en edad de ir al colegio.










SUBLEVACIÓN

Nos manifestamos con la mayor tranquilidad
para reivindicar mejores condiciones de vida,
para reclamar;
para exigir nuestros derechos.

De repente, ya no veo a mi amigo.
Humo por doquier.
Gas lacrimógeno, balas,
coches incendiados,
autobuses quemados,
heridos múltiples y hospitales llenos.

Motín suele rimar con represión.
Aparato ideológico del Estado
contra aparato del Estado.
Una rutina... peligrosa.











VOCES

Voces internas,
voces externas.
Mi mejor consejero
es mi propia conciencia.
Pero me la han arrebatado.
Ya no tengo ni consejero ni consejera.
Mi suerte, no me la sé.









EXPRESIÓN MUERTA

Tengo mucho que decir;
pero mejor que me calle,
sino me mandarán callar,
por expresarme libremente.
La expresión está muerta.

Tengo mucho que decir;
pero no diré nada,
hasta tener esta oportunidad.
Si no me muero antes,
o si no me matan antes.

Estoy en peligro, si hablo,
mi familia también lo estará.
Por eso, no digo nada. Es una
expresión muerta.

Alfombra roja
Eres muda,
pero hablas,
evocas.
Cuando te desembalan,
¿¡Qué acontecimiento !?
Eres roja como la sangre
que lleva al poder
en los países no democráticos.
Tu rojo emana de la potencia, la fuerza.
Eres adorada por algunos, ayudados por adivinos,
y te vuelves divina.









Mi pueblo

Mi pueblo va bien
porque aguanta;
sabe aguantar al desarrollo.
Todo se hace caro;
en un sueño se convierte el trabajo.
Pero todo va bien
aunque ya no puedo pescar
porque el agua está contaminada
y huele a podrido.








Sol poniente

Se está poniendo el sol,
el horizonte está rojo,
el mundo está cambiando de color.
Será más rojo que el sol poniente.
Pero veo luces:
luces de la esperanza.

En uno de estos agujeros blancos e iluminados
estará el poeta
quien luchará para que
intente dominar su mundo:
mundo de paz y de diálogo.









Deportación

Cuando te miro,
cuando observo el muelle,
pienso en mis antepasados.

Cadenas que no fueron colgantes;
pies propios unidos a pies ajenos;
maniatados trabajadores fuertes.
Pero eso ya es historia.
En la mar, cadáveres
de cuerpos tirados,
o que del suplicio de la deportación
quisieron escapar.

Rebeliones a bordo
no acabaron con el viaje forzoso.
Familias atrás,
familiares llorando.
Lágrimas que se evaporaron
y me vuelven como lluvia hoy.
Cuando llueve, pienso
en el sufrimiento de mis antepasados
deportados.








Arafat

Árabe convencido. Luchando por la
reunificación de Palestina.
Africano fuiste por el premio Houphouët-Boigny.
Fuerte de carácter, llegaste con racimo de oliva
a movilizar a todo el mundo
turbio que no pudiste tranquilizar.









Política

Sufrí en los campos,
sufrí entre plantaciones
para sacar a mi familia de la miseria,
para sacarla adelante.

Pero hoy hasta mi propia familia
me acusa de hacer política.
Pero ¿qué es política?

Cuando hablamos, hacemos política,
cuando comemos, hacemos política.
Filosofar es hacer política.
Que otros digan que hago política
es hacer política también.
Esperar que no se haga es ignorar
que somos seres políticos.









Peso de la esperanza

Soy la Esperanza,
siento el peso de las esperanzas...
sobre mi espalda.

Ojos que me miran,
manos que esperan,
familias que sufren.

Cuando me acuerdo de estas esperanzas,
cuando veo su decepción,
estoy sin ánimo.

Espero no plegar bajo el peso
de estas esperanzas.
Me resisto y aguanto,
para responder debidamente.









El sol de Madrid

La Plaza del Sol;
en el suelo el Kilómetro Cero;
el oso de Madroño.
¡Ah me acuerdo de aquellas citas
nocturnas y diurnas!
En Callao, o en Pza España.
Es que nunca se pone el sol de Madrid.
¿Cuánto y cómo me haces falta?
La sombra que espero no sea eterna,
me nubla la vista;
me tapa los oídos;
y me bloquea el pensamiento.
Una excepción: La poesía sobrevive.
Y sé que hay gente que me quiere.
Si me voy será quizá por amor también.
En Madrid, se venden y se compran cosas.
Pero no la honestidad del pueblo.










Río manzanares

La noche ha envuelto al río
las estrellas invaden el cielo
su luz cruza y atraviesa
la capa de la noche.

Lejos del pecado original,
saboreo una manzana.

Fluye el agua del río,
se aleja como una serpiente perseguida.
Tiene razón
ya que está cansada de ser contaminada.

Diviso la luna,
doy pasos de gigante
y me alejo del borde
del río manzanares
esperando que sea potable.








Milagrosamente

Delante de mí
yergue Santander.
Detrás,
serpentea el mar cantábrico.
Mueren sus olas a mis pies.

Como un pingüino, son frioleras
y emiten una música
que inspira al poeta.
Se expande la mariposa,
milagrosamente sonríe
mientras las olas pegan
sus pechos contra la playa
que huele a venezolana.










El concierto

Música reggae a tope,
Alpha Blondy en la plaza,
lejos de Rubí.
Concierto bien orquestado;
humo como niebla:
Estamos bailando a un ritmo Big Ban Bu.

Ritmo con sinfonía,
caderas sin sincronía,
movimientos descoordinados.

Veo por detrás a un cuerpazo:
estoy soñando,
estoy en Ibiza.
No tengo ningún coche del estilo.

En una suite, cenamos.
¡Y qué mejor día que aquella tarde
que pasamos en el palacio!









Mi alma gemela

Mi alma nació gemela
pero nunca conocí su gemela.
Interrogado, mi padre
no supo decirme quién era.
Interrogada, mi madre
no supo decirme quién era.
Puse anuncios:
búsquedas sin resultado.
Pues, empecé
a buscarla yo mismo…
por la práctica.

Creí con firmeza
que era la que
me había dado la primera nuez de Adán.
Creí que eran
las que había dimitido de su virginidad.
Acabé por entender
que mi alma gemela
no debía ser mi hermana
y que podía no tener
la misma edad que yo.
Abandoné mi búsqueda
ya que sé que será
la que haga
que deje de latir mi corazón
y deje de razonar mi cabeza
y que mi ser todo,
mi pensamiento todo,
mis acciones todas
y todos mis sentimientos
con sinergía
converjan y se concentren
en su única vida.









Entregada

Entregada
e indefensa
la mar deja
chupar su pecho
por este toro atípico
y atrevido.
Mientras tanto,
las turbinas del molino de viento
dejan escapar un aire
que galopa.

Cae un rayo misterioso al mar
y fulmina la sangre
del toro que serpentea místicamente
por sus venas míticas.

Y la mar toda rendida
con cara de niña lloriqueando
no por querer que se pare
sino por pedir más.










El golfista

Buen golfista
para ser
hay que ser
golfo y tigre golfista.

En el golf, oh,
es hoyo
cualquier hueco
y el femenino de pollo
es polla.

En demasiados hoyos
la polla puede llevar a la hoya.
Además, si donde tu olla
metes la polla,
es como quien va a Sevilla
perdiendo su silla
por comer allí tortilla
en vez de paella
y … a la calle puta.

Una pipa,
otra mamada:
nueva comida
en vieja olla
como vino nuevo
en odre viejo
o joven polla
en vieja olla
o golf viejo
jugado en joven hoyo.

Excelente golfista,
golfo y místico como Dios manda.

Vino viejo,
mejor sabor.
Olla de remoto tiempo,
menos pavor
y salsa tan deliciosa y mítica
que uno se traga
la lengua
y los dedos se chupa.
Baja a la cueva misteriosa
y los pelos limpia.

Golf y griego riman.
Francés y golf riman.

Golf y cubano riman.
Cocoteros sin follaje
o con follaje
en un jardín místico
confirmando el mito
con cogidas,
cornadas
y cornudos.

Nubes sin lluvia,
nubes con lluvia.
Lluvia de inspiración,
tormenta de actuación.
Una perdida war
para una militar
esposada
y a un pistolero golfista
entregada.
Esclava eslava con látigo
pero corregida con porra
merced a sentimientos wolosso
para movimientos môkô.









El pozo

En mi pueblo
no hay grifo
aunque ya no va la gente al río.
Le salva un pozo mítico.

Un niño fantasma sacando agua
como si fuera una niña
con una cuerda gruesa
que a la pared del pozo moja.

Es tan poético el vaivén místico
que ganas de beber me da
directamente en el pozo,
también con vigor saliendo y bajando.

Oscuridad de las profundidades
como en la cueva del Mito de la Caverna;
calor del fondo;
color de la sangre y del fuego;
luz de la vida
mística y mítica.








Amor y soledad

Contigo,
me siento solo.
Solo,
me siento contigo.

Al amor, quiero.
A ti, te quiero.

La soledad, la detesto;
tu presencia, pues, la detesto.

Pues, quédate separada
para que sigas siendo mi amada.










La de mi vida

La mujer de mi vida
no es necesariamente
la de toda mi vida.

La de mi vida
como agua fluyendo
pero no como aguardiente
se me ha deslizado misteriosamente entre los dedos
y perdí místicamente la voz
y mi amor mítico perdió la vía.

Ya no existe la de mi vida.
Ya son todas
la de toda mi vida.
Y cada una
está en la portada.
Y cada instante
con una de toda mi vida
hago de ella
la de mi vida.
Y en aquel instante,
tiene sentido mi vida
que avanza sin
contrasentido.
Y siento y experimento
la incomensurable
felicidad y satisfacción
de ser querido
y de amar.








Terribles ganas

Terribles ganas de visitar como cualquier
buen oceanógrafo tus profundidades
y de sondear como cualquier
buen turista tus fronteras
finitas e infinitas
atravesándolas.

La soledad me ciñe
mientras una garúa fina
me recuerda aquella fotosíntesis humana
que justifica que el amor es un combate
de rayos y relámpagos
cuyo campo de batalla…
es tu manzana carnal.









Pergamino

Tu piel es un pergamino
donde escribo nuestra historia.
Memoria colectiva e individual.
Me conviertes en un escritor.
Las huellas de mi pluma
dejan indelebles signos de belleza
en tu cuerpo.
Se ha llenado tu espalda;
escribo sobre tu barriga;
no queda más espacio.

Pero tocar tu pecho me cambia la inspiración.
En vez de escribir nuestra historia,
la construyo y la hago.
Las experiencias son también la historia
y nuestra memoria es un pergamino invisible.









La montaña rusa

Desde lo más alto de
una montaña rusa,
penetrando una luz, me veo.
Una luz rusa en una montaña del desierto de Siberia.
Luz que ni quema ni ciega.
Y me fundo en ella.
Somos la misma materia, la misma cosa
y cultivamos el mismo jardín
mítico.
Cuando lo riego, ambos
subimos al cielo, por encima del séptimo.
Sin límite, sin moral, sin complejos ni censura.
Morenos nos deja el calor que producimos,
como en el África negra.
Es negro sobre blanco.
Pero sin manchar la montaña rusa,
ni derretirla.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada