jueves, 5 de mayo de 2011

3807.- JEF AERTS

(c) Michiel Hendrickx



Jef Aerts ( Lovaina , Bélgica 26 de mayo 1972 ) es un escritor y poeta.
Las historias de Jef Aerts (1972) aparecieron en diversas publicaciones, entre ellas DW B, Yang, De Vlaamse Gids y De Brakke Hond. Como dramaturgo participó en producciones de De Roovers, Toneelgroep Amsterdam y ZT Hollandia. Después de Haeren Majesteit (1999) (Su Majestad), y Vertezucht (2001), apareció su tercera novela De Nadagen (Las postrimerías). En abril de 2006 debutó como poeta con la colección Voor je er bent (Antes de que llegues). La nueva novela, Rue Fontaine d'Amour, fue presentada a principios de octubre de 2008.



LO QUE EXISTIÓ

No está en escribir el arte
sino en dejar sin leer

aquello que es me refiero
galleta especiada en la lengua

salix alba es un sauce
no es necesario saberlo

un gorrión roba migajas
yo bebo agua del río

a veces olvidas lo que existió
cuando lo lees de nuevo.



Jef Aerts (título original: Wat bestond)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005
(con ocasión de una velada poético-musical
celebrada en la Fundación Carlos de Amberes,
Madrid, 2005)








BLANCO

Dónde está la ruptura
entre estar y no estar
o no digamos
estar
sino simplemente
ser
porque la cosa es así
pasa una clase dando brincos
un burro escinde el aire matinal
la nieve paraliza lentamente el mundo
las ramas cuelgan bajas
una fracción de la eternidad
todo está

blanco

todo está
y no está
pienso que el aire es blanco
pero en realidad son nubes
veo a la clase dando brincos
pero resulta que son niños
con sendos pares de piernas
y una seño de mal genio
a la que simplemente
ser
cuando recita
a Hamlet
le parece insuficiente.


Jef Aerts (título original: Wit)
Traducción española: Diego J. Puls 2005









UN DÍA COMO NARCISOS

No te es indiferente
las primeras mesas en la acera
la ciudad en minifaldas, el parque lleno
de besos inexplorados

el aire denso de demasiada primavera
un día como narcisos
el taconeo de alguien
haciéndome señas – que si busco
lo que ella busca y que si los hombres
siempre quieren

comunicación, le digo, sí

la diferencia está en la hierba
entre un muchacho que escupe
pepitas y su novia perezosa
pintándose los dedos de los pies
ignoran la distancia
que los separa

dos niñas comen fruta
alguien se cae en la fuente
y yo, sabelotodo:

el amor existe
está colgado en el ropero
y quiere airearse.



Jef Aerts (título original: Een dag als narcissen)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005








DULCINEA DE RABAT

(versión revisada)

Hay muy pocos caballeros
de los ingenuos me refiero
pensé yo ayer en el autobús
al ver que a una muchacha mora
un individuo le escupía el velo

anoche soñé que un caballo maltrecho
yacía en la acera y a su lado
Don Quijote haciéndose el muerto
y nadie que lo advirtiera
eran rebajas de invierno

pensar que es algo tan sencillo
con un yelmo lleno de historias
los bandidos en la jungla de asfalto
y en el portaequipajes de la bici
Dulcinea de Rabat.



Jef Aerts (título original: Dulcinea uit Rabat;
extraído de «don quichot hier & nu –
un quijote contemporáneo 6 + 6»,
Fundación Carlos de Amberes, Madrid, 2005)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005









EL HOMBRE PARADO

Qué quedaba de su cuerpo, ahí parado
resuelto a quedarse así hasta que hubiese
perdonado a la humanidad
por dónde se empieza, cabe preguntarse
llevamos ya una vida con Iraq
por no tocar la II guerra del Golfo

poco le importaba a aquel hombre
en medio de la calle comercial
le meó las sandalias un perrito
pero él le perdonó enseguida
añadiendo de forma gratuita
a todo aquél que quisiera saludarle

la calle estaba desierta, excepto la basura
cuando vi que no seguía – quiero decir
estando allí, el perdonar sí seguía
en pie

me conmovió, alcancé a decirle
ver cómo perdonabas
el hombre me obsequió su calzado
y yo a él mi bolsa de la compra.



Jef Aerts (título original: De man die stond)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005
(con ocasión de una velada poético-musical
celebrada en la Fundación Carlos de Amberes, Madrid, 2005)






QUE SABÍAS

Notar que sabías, dices
antes de pensar que supieras
o cómo a veces pensabas que sabías
sin que lograras llegar
como un escarabajo en la playa, dices
que sabe perfectamente qué hacer
cuando se acerca el invierno

y nosotros, te pregunto
esto es algo que ya existía
que debíamos saber
o que quizá sabíamos
aunque permaneciese oculto
como el escarabajo en la arena
con su orificio para respirar

a eso me refiero, dices
al entendimiento abrupto
el que llega inadvertidamente
sin que uno sepa por qué ahora
y no sin ir más lejos ayer
cuando comentábamos
lo que sentimos que nos falta.



Jef Aerts (título original: Dat je wist)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005
(con ocasión de una velada poético-musical
celebrada en la Fundación Carlos de Amberes, Madrid, 2005)






PRÊTE-MOI TA PLUME

Esto podía ser la playa, de no haber sido
la calle abierta esperando
un cargamento de adoquines

aquí y a siniestro charcos de agua, lluvia olvidada
un día de entre semana
los vadeo en zapatos permeables

aquella mujer es nadadora
mirad cómo corre desde su huella en la arena
hasta la línea de altura de la marea

los anuncios desaparecen, la campanilla del heladero
au clair de la lune
gandules adolescentes juegan con un balón en la playa
el anciano del piso de arriba se tira por la ventana
planea en dirección al cine
prête-moi ta plume

en la playa hay petróleo
un niño devolviendo un cucurucho de patatas fritas
y yo que me esfuerzo por causar asombro
entre tanta cotidianeidad.



Jef Aerts
© Traducción española: Diego J. Puls 2005
(con ocasión de una velada poético-musical
celebrada en la Fundación Carlos de Amberes, Madrid, 2005)






VUELTA A EMPEZAR

Para volver al principio cómo se hace,
preguntó. Pensé que era un juego
pero ella quería decir realmente de cero
la segunda vuelta

se le había posado una avispa en la cabeza, mantén
la boca cerrada le dije. Ella chupaba agua con dextrosa
de una botella y mantenía bien abiertos todo el día
los pulmones

olvidar se hace así

hay un hueco en el tiempo, alcanzó a decir
le entró volando una avispa, rozándole
la úvula hasta que tosiendo se quebró
había querido llenarlo

le conté de Ovidio, historias que conmueven
ella lo bebió como una canción
como si hubiese que morir
para volver a partir
me detuve por la mitad

el principio yacía en el suelo.



Jef Aerts (título original: Van voor af aan)
© Traducción española: Diego J. Puls 2005
(con ocasión de una velada poético-musical
celebrada en la Fundación Carlos de Amberes, Madrid, 2005)




Con mi agradecimiento a Diego J. Puls
por permitirme utilizar sus traducciones.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada