martes, 21 de diciembre de 2010

2580.- BÁRBARA DÉLANO


BARBARA DELANO
(1961-1996)
Nació en Santiago de Chile el 17 de octubre de 1961 y falleció en un accidente aéreo en 1996 cuando viajaba desde Lima a Santiago. Una de las importantes poetas de la Generación NN (1973-1990)
Estudia Literatura en la Universidad de Chile, 1979-1982. Socióloga por la UNAM, México, 1987. En 1988 regresa a Chile, trabaja en el CEM (Centro de Estudios de la Mujer). Entre 1993 y 1996 vivió en México, fue directora de publicaciones en la Procuradoría Agraria. En este período realiza un postgrado en Ediciones.
Publicaciones: México-Santiago. México, DF: Ed. Cocina, 1979. "El rumor de la niebla". Montreal: Edition d'Orphee, 1984. "Playas de fuego" (1997). En antologías: "Poesía para el camino". Stgo.: Unión de Escritores Jóvenes, 1977. "Antología de la nueva poesía femenina chilena". Juan Villegas. Stgo.: Edit. La Noria, 1984. "Taller de poesía Fundación Pablo Neruda". Stgo.: Pehuén Editores, 1990. "25 Años de poesía chilena (1970-1995)". Calderón, Harris, Calderón. FCE-Chile, 1996.
Becas: Fundación Pablo Neruda (1988).






Acerca del poeta

Los soles al chocar
dejaban su estela innumerable de sonidos
que el hombre nunca pudo oír
los planetas rotaron
y el mar dando vueltas
extrañamente nunca se caía
Los hombres seguían levantando
sus manos extendidas sobre el cielo
Los dedos de las mujeres
tocaban el vientre de sus hijos
y ellos besaron largas noches
los pechos de luna donde se bañaban
las sirenas y los delfines ciegos
Nunca vimos un atardecer en Marte
Los días pasaban
rigurosamente
El tiempo seguía dentro de los caracoles
ascendiendo y descendiendo su fatal escala
Nadie sabía los nombres de las cosas
y cuando se dijo atrás
se disparaba a un hombre
y cuando se dijo mano
caía un pájaro
y cuando se dijo tierra
sonó un mar de huesos y calaveras
fue el poeta el que le puso nombre a las cosas
y las cosas desde entonces fueron dóciles y amargas
y amigas del hombre
y se dijo harina
y hubo pan
y se dijo bomba
y fue Hiroshima
y se dijo beso y hubo bocas
desde entonces las cosas vivieron
y bailaron con el hombre durante los siglos
y vino el poeta y presenciamos el atardecer más rojo
de Marte
y cada vez que chocó una estrella con un cometa
escuchamos un ruido de papel arrugado
Si hay algo aquí adentro
que venga un poeta y se siente a la mesa
si algo hay de verde
que venga un poeta y encienda la luz y busque el volcán
si alguna palabra queda por decir
que venga el poeta y tome desayuno
y dé besos y haga espejos de cada pupila rota y amarilla
Un globo roto en las manos de un niño
un auto que se detiene
un hombre que muere
una mujer compra el pan
cinco hombres se mueren
una bibliotecaria hace ssshht
treinta hombres asesinados
un obrero se arremanga la camisa
cincuenta hombres desaparecidos
una hoja cae de un árbol
el poeta da el último grito
sus amigos aúllan como una sirena
camino al cementerio
y las cosas ahí se quedaron
esperando que su mano resucite
para que este globo pájaro
siga aleteando como un feto de gorrión
en el espacio celeste

(de "Revista Pasquín", UEJ, 1979)





Poemas extraidos de la página revista LA PATA DE LIEBRE, Chile.
Director: Aristóteles España - www.lapatadeliebre.cl/



MUÑEQUITA DE ACERO

No te vayas ahora,
Deja primero tocar tus senos,
Sentir tu sexo
Penetrarte hasta tocar
Agua profunda
Hasta poder anclar mi nave
En tus arenas escondidas
Y calientitas como tus rodillas.
Vamos, saca tu ropa,
Mueve otro poquito tus caderas
Y desnúdate
Voy a acercarme a ti como a una diosa.
Voy a morder tu sexo con furia
Así como el mar azota por las tardes
En Cartagena.
Y esta noche caerá la lluvia
Muñequita
Como trayendo viejas esencias
Y condensaré mis palabras
En una sonrisa tuya.
Y voy, camino empedrado,
Ojitos temblorosos
Manitas frías
Muñequita de acero.








TIEMPOS DE REPLIEGUE

El Estadio está vacío
Y sin embargo
Hemos permanecido desde hace muchos años
Aquí
Frente a este partido que nos fue postergado
¿Recuerdas?, estábamos en una ronda
Gigante, un carrusel indetenible
Cantando,
Empezando a decirnos adiós.
Las líneas están trazadas a media cancha
A pesar que
Desde mucho tiempo el estadio está vacío
Aquí
Donde no hay árbitro porque
Murieron los jugadores cansados sudando
Un tiempo ya perdido
Aquí sólo se escucha el ruido de un reloj
Reflejado en un espejo
(¿Recuerdas cuando cantábamos?: “Ana se irá. Y no
Volver nunca y jamás retornar, y pasar
Porque nunca habrá después
Otro nombre para escribir con sangre
Galopar hasta jamás volver…”).
El estadio está vacío aunque
Desde el fondo
Seguimos en silencio esperando las canciones
Aquí
Donde las voces son todavía un instrumento
Mudo;
(Recuerdas esas voces visionarias,
Intuiciones esperantes
Que cantábamos:
“…Ana, algún día estaremos solos
En la noche, sudando frío
En el rincón del patio donde
Caen fetos de gorriones
Después de las lluvias, y no queremos
Decir palabras
Y queremos recomenzar
Y será tarde. Ana
Olvidar es morir…”
El estadio está vacío y sin embargo
Hemos permanecido obstinadamente
Aquí
Donde esperamos el principio del partido
Para siempre, otra vez
Otra vez
Olvidar efectivamente fue morir.








YA NO ESPERO NADA

Ya no espero nada
Todo ha pasado por un caleidoscopio antiguo
En una terrible secuencia que se desmenuza

La lluvia el dolor lo mismo
Los clavos gastados con que los hombres
Han decidido marcarme
Son el mismo delfín ciego
En la noche una misma rueda

El fondo del tiempo es
Un una botella perdida
Que se enlaza con algunas fotografías tristes.








BAÑO DE MUJERES

1.
Quemada raja hirsuta
Llenada de sémenes sin madre ni padre
Corrida de mano hastiada fétida
Me lavó el humo de los cigarros ajenos
Pisoteada yo la que me gusta la cosa
Culpable nacida de costilla para servir
Eterna rendidora yo la mirada
Ahorita mero me lo metes papacito
Mi rey
Todos los días el día de mi venganza.

2.
Aquí frente a la canallada nosotras
Las que insultadas crecimos
En el descampado de las ilusiones
Nosotras las más bonitas
Las que íbamos a ser reinas.

3.
Yo soy la inventada
La que te rasga el desvarío y te propone
Aquí en la hoja amarillean tus orines
Aquí en la libreada de nuestros países
Un lugar para tu lengua
La rozadura de este encuentro latino
Un campito para nosotras en los túneles
Tu pezón recto es mi escritura.

4.
Yo mujer mal parida
De todos tus amores la más desgraciada
La más fiera de su calaña
Te hago una rotura
En el corrupto corazón de tu violencia
De mala yerba mi lengua en tu lengua
Descastada
Sola yo salgo con mi pedazo
Mi porción de carne también para mí
Para ahora sí metértelo
Para ahora sí decirte que fuí tuya.

5.
En el temor de Dios criadas maldecidas
Orillados nuestros cuerpos
Dientes romos
Llameantes de lujuria las mejillas
Expuestas las cavidades al crimen
Nosotras las que fuimos violadas.








De la Insistencia

“Hoy no iremos al mar
porque el mar es la memoria
de algo sagrado que no podemos descifrar
y que nos golpea”.

Reinaldo Arenas



Otra vez el mar. El mar y sus penínsulas. La diadema que brilla en el fondo del mar tiene forma de isla. La diadema que cayó náufraga como nosotros es el registro macabro de la tragedia. Hay cosas inexploradas en el fondo del mar. Cuerpos que pasean en sacos por las profundidades. Un andar constante y sonoro, delicadamente fúnebre que llega a las orillas. Hay un tiempo tras las rocas que golpea en lo profundo, la espuma de la rabia.Éste es el abismo celeste que nos separa de la vida. Éste el tiempo que se escucha y descubre a un primo muerto en las copas de los árboles. Éste el lugar que dibuja tu ausencia: una inmensidad celeste que apunta detrás de los ojos. Es húmedo y tiene la rabia de los muertos. Es el lugar de los náufragos, hombres abandonados que pasean con una gata al hombro y una cama de acero esperando la muerte. Hay en el mar una conversación abierta, un país secreto con forma de isla que erosiona, en silencio.



De Playas de Fuego

Porque todo lo que se pierde va a dar al mar
me tiendo en el borde
para oír a mis hermanos muertos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada