sábado, 4 de diciembre de 2010

2295.- BORBEN VLADOVIC


Borben Vladović es poeta, novelista, cuentista y dramaturgo. Nació el 13 de Octubre de 1943 en Split (Croacia). Se educó en Split, Rijeka y Zagreb donde en la Facultad de Filosofía y Letras se graduó en letras eslavas e historia del arte. Trabajó en la Radio Croata como redactor-dramaturgo. Desde el año 2002 es el redactor en jefe de la Pequeña biblioteca de la SEC. Sus poemas han sido traducidos a quince lenguas y elegidos en diferentes antologías poéticas en Croacia y en el extranjero. Su obra ha sido presentada en léxicos y compendios de historia de la literatura croata. Es ganador de varios premios. Actualmente es el presidente de la Sociedad de Escritores Croatas. Ž.L.





(de la antología poética Slak uz prugu /
Albohol cerca de la línea ferroviaria)

Traducción: Željka Lovrenčić


DE PASEO
(Na izletu)

No se va por la autopista lo más rápido hasta la mesa del comedor
se partió por el patio; al lado de diferentes entradas
entramos a la partida lo que nos hizo mover
nuestro fin no es la meta lo es el viaje
Se gasta la gasolina, se gastan los neumáticos, cuentos picantes
el conductor como si llevara la hoz y no el volante
toda la hierba está lista para nuestro mantel
paramos a menudo e irresponsablemente; sin pensar en la llegada
Con las piernas dobladas y las manos extendidas al festejo
y otro y otro más hasta el emborrachamiento
esas batallas con las hormigas por el azúcar, por el postre de tierra
No planeamos el regreso ni tampoco nos pusimos de acuerdo sobre él
discutimos sobre lo largo del viaje y la naturaleza del canto
así que la gargantas nos llevan hasta las copas que han quedado
del frágil y quebradizo juego
su destino es - poder beber de ellas y romperlas







LA COSECHA DE ALGODÓN
(Berba pamuka)

Yo quien nunca estuve en la recolección del algodón
yo que nunca he visto esas plantaciones
vivo muchas noches en el paisaje de su tela
en el pijama de mi limitado cuerpo
Oigo las voces de los recogedores y las recogedoras
veo los encogidos labios de la joven trabajadora
como sus hábiles manos toman
mi corazón lejano, blando como el algodón
Como la Virgen da los frutos de fibra
de la intimidad de la camisa y de mi piel solitaria
sin el grupo laborioso en el campo
Solo en el departamento de una fría tierra norteña
salto de una habitación a otra loco de oscuridad
en una camisa escocesa mercerizada
deseando saltar hasta la plantación
tenido por hilos y dirigido como el globo de helio
envuelto en algodón de diferentes colores
caigo sobre el duro suelo
sin que esta vez me pase nada,
no me rompo nada salvo el silencio de la nieve
que es blanca y suave como el algodón







LA CASITA EN EL CERRO
(Kućica u brdu)

La casita en el cerro mirada de la autopista
es pequeña, blanca y solitaria
como el grano de arroz que queda en la mesa
La fuente del arroz seleccionado está llena, densa
como el bosque defendido por sus árboles.
¿Quién vive en aquel granito de arroz perdido?
Ni el que compra la verdura
ni quien compra el amor
ni el que gobierna a los demás
ni quien no se gobierna a sí mismo
ni aquel que alardea con los campos
ni aquel que alardea con las máquinas
ni aquel que va río abajo
ni aquel que está bajo disciplina
Allá no vive nadie lejano del cielo
ni de la gente, como parece desde la autopista







EL CAJÓN MÁGICO
(Magična ladica)

El cajón de la mesita del hotel no se pudo abrir
Salía con dificultad y crujiendo
como el sol en la nebulosa mañana de enero
porque el año recién empezó, y a la habitación apenas entró
Lo poco que salió de la mesa
como barco atado al muelle
no quiso volver de nuevo al puerto
Empujó y tiró con la fuerza de un remero
abandonado en alta mar del mal humor e inadaptación
pero no lograba ni abrir ni cerrar su propio juicio
Cuando miró el cajón detenidamente
como a la mujer en su boda
vio las páginas despegadas
movidas de sus ranuras y depósitos
como sus días en las habitaciones temporales







LA TOALLA EN LA PLAYA
(Ručnik na plaži)

Dejé la toalla en la playa
ocupé un pedacito de tierra quemada
para todos los veranos, todos los inviernos, todas las olas
Llevé al imaginado apartamento
las dimensiones de tamaños medianos de color azul
como el mantel de mi mesa celestial
Los anfitriones me preguntaron
¿si eso abajo era mi toalla?
y dijeron que la usan todos
Por eso la he dejado
respondí y me fui al convento
cerca del mar, a la perfumada soledad, al lado de los pinos
cuyas ventanas están abiertas a todas las desdichas







PERIÓDICO MOJADO
(Mokre novine)

Periódico mojado de sangre de peces
navega por la mesa de la cocina
En la última página lo primero
el que fue acuchillado por el cuchillo finlandés
No se trata del sexo amenazado
ni se limpian las escamas
el hombre es llevado por el anzuelo
como reflejo plateado entre el azul
Y cuando lo sacan fuera
su ojo todavía no brilla
comercio con la pesca como un impuesto
para él tienen un plan
Periódico en la barca periódico en la mano
las letras se clavan a la cola del pez
el capturado éxito chorrea rojo
del desangrado hombre ni del pez
no esperes el vuelo libertador







LA MUCHACHA DE BRONCE
(Djevojka od bronce)

La muchacha de bronce en la piedra junto al mar
suelta de la mano el pájaro para que vuele
para que avise a aquellos que la han creado
que está clavada a la peña en el verano
en el otoño cuando el mar azota
en el invierno cuando el viento hiela
en primavera cuando y a ella la atrae el amor
que está sola y que no se tiene ni a sí misma
¿Quién soy?, querrían saber
en este tenue vestido verde
el pelo en moño brilla dorado
el pecho se entreve como olas diminutas
Nunca existí en realidad
imaginada por el hombre miserable
que varias veces en su vida fue borrado
probablemente ahogado en el espejismo de la mujer
así que y a mí me nombró náufrago
en el ahogo que le causó la belleza







EL CANTANTE DEL BARCO TRASATLÁNTICO
(Pjevač s prekooceasnkog broda)

El océano canta de ti y de tu barco en el que navegas
en el puerto de salida dejaste el panorama de la ciudad
imagen helada de tristeza en los ojos de la partida
Las máquinas empezaron a dar ritmo a tu biografía
cantante del trasatlántico extraviado
Flotas en tu impotencia para regalar la melodía a los viajeros
y ellos son como tú casualidades en alta mar
Estás tan bellamente solo en esa multitud
que las puntas de las pequeñas olas brillan sólo para ti
y cantan su profundidad como tú en el bar del barco
Tu canción de regreso y de permanencia
no es otra cosa sino la llamada a la orilla para que se acerque
para que se abra un pedacito de tierra para tu micrófono
para que tu voz se quede en el oído por lo menos de alguien
de aquellos con los cuales te encontrabas o con los que llegaste al mundo







COMPRA DE MUEBLES
(Kupovina namještaja)

Tengo un apartamento pequeño, pequeña patria
tengo un tren pequeño una lenta locomotora
pronto regreso a mi apartamento vacío
El jardín alrededor de la casa es limitado
el ascensor moderno, estrecho y rápido
lleno de botones como un acordeón triestino
mi amigo de Istria* me envió vino
pronto regreso a mi apartamento vacío
Y entonces fui a comprar muebles
todo bellamente diseñado patriotismo
es de dimensiones demasiado grandes, vidrio y metal
¿dónde está el famoso roble de Eslavonia*?
Un amigo de Požega** me ofrece el honor
le agradezco y me es más fácil
regresar pronto a mi apartamento vacío


* Regiones en Croacia. (n. de t.)
** Ciudad en Eslavonia. (n. de. t.)







EL RELOJ EN LA MANO
(Sat na ruci)

Este tiempo que pasa en la mano hirviente
lo llevo ingenuamente como un adorno
destinado a las miradas de los demás
Esa pequeña máquina que se supone que trabaja para mí
recomienda a su empresa su alma
es fiel a su maestro a su profesión
Es muy fino el relojito dice el comerciante
señala la humedad, la presión, es leal como un perro
se quedará con usted y tocará después de usted
Todos los vientos que soplan sobre usted
en él no se notarán
ni se marchitará como su mano
Entréguese a sus agujas
él siempre señalará la misma dirección
¿y por qué cambió de caminos?
eso le provocó el paro cardíaco
y no la pequeña máquina cuidadosamente hecha
en los talleres de Suiza o Japón




[http://www.letrasdechile.cl/mambo/index.php?option=com_content&task=view&id=1334&Itemid=43]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada