domingo, 24 de julio de 2011

4254.- CARLOS RICCARDO


Carlos Riccardo. (Argentina, 1956). Escritor, editor, traductor. Tiene editados los siguientes títulos: Membrana (poemas, 1976), Cuaderno del Peyote (ensayo,1988), México City (novela corta,1990) La orilla, (poesía, 2000), Solares (poesía, 2003).
[fotografía: cortesía Fundación Casa de la Poesía Pérez Bonalde.]






Poemas



MIRADOR

1

se trata de nada en sí
- pero sucede
un tornasol - rosicler
piernas arriba

tal exceso de cielo
así la sombra de Dios

yo

espejo pasajero del agua
fuego turbio en el jardín

el tornado replicar
de una alucinación









2

la vista fallada
y la vivida muerte

del viento encanecido
con los libros surrealistas

las frases de entresueño
y el gorjeo de la llama

el peso del fuego
y la gravitación del aire

los pontones del recuerdo
y los trenes al desierto

y el fulgor descompuesto
de la carretera sin pasos

tengo tanto yo
y no me sirve









NOCTURNOS

1

ninguna palabra
ningún cuerpo
sí un agrio relucir
un barro crespo

la lluvia al sesgo
el horizonte la piel
a horcajadas el viento
cruzando a nada
el río

ninguna palabra
ningún cuerpo
sí la nocturna ola
de la memoria
y la marea

lo que la luna modela
de raíz
lo que la cicatriz
no colorea

un agrio relucir
un barro crespo
la ninguna palabra
el ningún cuerpo








2

la sustancia raspada
en la masa sin borde
sentida como cosa
o caso del sentido

acaso un acertijo
mecido en las palabras
o en acontecimientos
de trasfondos salidos

allí toman las voces
espesor sucedido
allí los cuerpos son
ocasos redivivos

por ese algo exquisito
al fondo de los ojos
por lo umbroso del filo
en la lengua del brillo.








LOS DÍAS TERRENOS

1

sentarse en la escalera del patio y aguardar
la hiedra camina hacia un tanque de agua

demorarse en el calor de la siesta y escuchar
las hojas en los ojos baten alas

perderse un instante y mirar
la luz - única patria







2

aquí en
acorde atención: lo que es
decir la morosa tensión
de la tarde - la luz
pronuncia bordes: silencios
tendidos entre uno y otro
instantes

aquí en
claroscuro adiós - lo que es
sentir el breve dios vacante-
nada se demora
en pensarnos
distantes
faltantes








3

algo amargo del sol
se madura en el árbol

el oscuro sabor
de saber toda luz

de golpe finita
y dulce la lengua

un acorde naranja
en contradicción



http://www.elcautivo.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada