viernes, 29 de julio de 2011

4357.- ANNA BLASCO



ANNA BLASCO OLIVARES
Barcelona, España, 1957. Es docente, documentalista e historiadora, especializada en arqueología prehistórica. Como investigadora ha publicado numerosos artículos y estudios sobre Prehistoria en revistas y publicaciones especializadas.

Apasionada de las Nuevas Tecnologías, su obra poética se ha publicado casi íntegramente en Internet. En la revista digital La fábrica de basura, edita 12 lunas y en Vida furtiva, Sonriendo al asfalto.

En Delito Pulp Magazin se editan sus primeros poemas en papel y en la colección Deabruak su poemario más extenso: Cuando mueren las hormigas. Una mirada atrás y ya eres sal, y la publicación de poemas inéditos en la revista digital Ómnibus conforman el resto de su obra poética. Recientemente ha sido incluida en una importante antología de poesía contemporánea: Poesía para bacterias de la editorial Cuerdos de Atar.

WEB DE LA AUTORA: http://tierrasdeanna.blogspot.com/





Cavernas y latidos (Poemas)
por Anna Blasco



LA LÍNEA PAUTADA

He vaciado completamente el armario
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
Porque era necesario poner orden
He vaciado completamente el armario
He colocado las prendas cuidadosamente
Encima de la cama
He formado montones precisos y aseados
Porque era necesario poner orden
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
He vaciado completamente el armario
He formado montones precisos y aseados
Primero faldas luego blusas luego pantalones
Pero faltaba una pauta homogénea
Una cadencia exacta un ritmo predecible
He recolocado de nuevo los montones
Primero prendas cortas y luego las medianas
He colocado las prendas cuidadosamente
Encima de la cama
He vaciado completamente el armario
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
Porque era necesario poner orden
He formado montones precisos y aseados
Pero faltaba una pauta homogénea
Un ritmo más exacto cadencia más predecible
He reordenado de nuevo los montones de prendas
Que he colocado cuidadosamente
Encima de la cama
He establecido una secuencia lógica de colores y tonos
Blanco Amarillo Rosa Azul Verde Rojo Marrón Negro
De lo claro a lo oscuro porque así son las cosas
El orden natural de le existencia
He formado montones precisos y aseados
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
He vaciado completamente el armario
Porque era necesario poner orden

He sopesado cauta el nuevo orden
La secuencia más lógica el ritmo más predecible
Pero quedaban al azar los matices más leves
La aleatoriedad del ojo subjetivo
Que confunde lo claro y soslaya lo oscuro
Que establece una pauta confusa de la vida
Que desvirtúa el orden natural de la existencia
Porque así son las cosas
Porque era necesario poner orden
He vaciado completamente el armario
He formado montones precisos y aseados
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
La aleatoriedad del ojo subjetivo
Que establece una pauta confusa de la vida
He deshecho con rabia los montones
A punto de llorar, de perder la partida
Sólo el orden exacto nos separa del caos
Y es la línea muy fina tornadiza y cambiante
He respirado hondo comenzando nuevamente
Montones montoncitos encima de la cama
Secuencia alfabética inapelable
A brigo B lusa C amiseta D iadema E stola F alda...
Porque era necesario poner orden
No soportaba más el reparto desigual de la ropa
He vaciado completamente el armario
Solo el orden exacto nos separa del caos
Secuencia alfabética inapelable
Así es el orden natural de las cosas
De la A a la Z sin matices ni dudas
Observo satisfecha el reparto preciso de la ropa
Oupando la cama sin fisuras sin grietas
La muralla ante caos la frontera invariable
Y ya puedo dormir relajada y tranquila
Con la luz apagada refugiada en mi armario
Ya nada me amenaza afuera reina el orden
He dormido de un tirón feliz como una niña
Cuántas noches perdidas desparramando insomnio
qué lugar tan hermoso un armario vacío





MI CREDO

Decías que esta era técnica perfecta:
Media luz para los besos en la boca
Tres cuartos para lamer mis pezones
Un cuarto para perderte entre mis piernas
Penumbra para ahogar los suspiros
Ese es tu credo
Pero en la letra pequeña se leía distinto:
Media luz para llevarme a la cama
Tres cuartos para calibrar tu suerte
Un cuarto para saborear la presa
Penumbra para no dejar rastro
Ese es tu credo
Aunque yo entendí otra cosa:
Media luz para atrapar la estrella
Tres cuartos para activar el viejo sueño
Un cuarto para dudar si esta vez iba en serio
Penumbra para aceptar que no hay futuro
Ese es mi credo





CAVERNAS Y LATIDOS

deseo
un deseo inconfesable
que no cabe en un libro
quiero escribirlo
pero se parte el bolígrafo
pero se corre la tinta
pero se rompe el papel

deseo
un deseo inconfundible
que es un latido
enorme
quiero escribirlo
pero no hay lugar alguno
donde encaje
ni palabra
ni letra
ni rincón
sólo hay cavernas

cavernas
y latidos

y aquí estoy
arrojando monedas a una sima profunda
por si hubiera fortuna
en tanto siento
ese pálpito feroz en mi cogote
y corro el riesgo pactado
de que emerja el dragón
y me devore


http://www.babab.com/no00/cavernas_y_latidos.htm





Las gaviotas tienen hambre

las gaviotas vuelan libres sobre las olas y gritan
y descienden en picado sin piedad sobre su presa
pero sus ojos observan de reojo las playas
se deslumbran un instante y su presa se aleja
y las gaviotas vuelan dentro buscando su comida
y cruzan las carreteras las calles las aceras
y llegan a tu casa buscando tu comida
y tu gritas y sus ojos observan de reojo tu cama
se deslumbran un instante y su presa se aleja
tu quisieras ser ellas y volar libre y alto
ellas quisieran ser tú y dormir en tu cama
las gaviotas tienen hambre tú lo sabes
las gaviotas tienen hambre de amor






Manhatann

Nunca nos entendimos
Ya se hizo tarde
yo soñaba Manhatann
tú la Amazonia

yo soñaba Manhattan
en blanco y negro
cielos de mugre blanda
a colgajos

tratamos de omitirlo
con whisky i agua
cayó el telón a las once en punto
nos pilló distraídos

se fundió la bombilla
se quemó el cielo
la luz cayó en picado
asfixia en hielo

Nunca nos entendimos
siempre fue tarde
tu soñabas con Kenia
yo con Alaska

soñaba con Alaska
en negro y blanco
cielos de carámbanos
a colgajos

tratamos de evitarlo
con sexo y celos
sonó la alarma a las siete en punto
no pudo despertarnos

quedó el semen reseco
los niños muertos
el café congelado
la sangre hirviendo

sueño Manhatan darling
la función terminó
alguien aplaude en la primera fila
debo ser yo





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada