jueves, 24 de febrero de 2011

3138.- HAROLDO DE CAMPOS


Haroldo Eurico Browne de Campos (Nació en São Paulo, 19 de agosto de 1929 — Murió el 16 de agosto de 2003) fue un poeta y traductor brasileño.
Haroldo realizó sus estudios secundarios en el Colégio São Bento, donde aprendió latín, inglés, español y francés. Ingresó en la Faculdad de Derecho de la Universidad de São Paulo. Su primer libro fue publicado en 1949, O Auto do Possesso, cuando, al lado de Décio Pignatari, participaba en el Club de Poesía.
En 1952, Décio, Haroldo y su hermano Augusto de Campos rompieron con el Club de Poesía por divergencias con el conservadurismo predominante entre los poetas, conocidos como "Generación del 45". Fundaron el grupo Noigandres, pasando a publicar los poemas en la revista del grupo, del mismo título. En los años siguientes defendieron las tesis que llevarían a los tres a inaugurar en 1956 el movimento concretista, al cual se mantuvo fiel hasta 1963, cuando comenzó un proyecto personal centrando su atención en el libro-poema Galáxias.
Haroldo se doctoró en Filosofía, Letras y Ciencias Humanas, bajo la supervisión y orientación de António Cândido, habiendo sido professor de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo, así como de la Universidad de Texas, en Austin, Estados Unidos.
Tradujo al portugués poemas de autores como Homero, Dante, Mallarmé, Goethe, Mayakovski, además de textos bíblicos, como el Génesis y el Eclesiastés. Publicó numerosos ensayos de teoría literaria, entre ellos A Arte no Horizonte do Provável (1969).
La poesía de Haroldo de Campos ha tenido una recepción más bien fragmentaria y escasa en España, su última publicación, Hambre de forma, pretende cubrir ese vacío importante. Esta antología bilingüe ofrece la más amplia muestra de su creación -desde la ortodoxia concretista hasta sus aristas más neobarrocas-, vertida al castellano de la mano de los mejores poetas y traductores interesados en Haroldo (Gonzalo Aguilar, Roberto Echavarren, Daniel G. Helder, Reynaldo Jiménez, Eduardo Milán, Marcelo Pellegrini, Néstor Perlongher y el mismo Fisher).
Obras
Xadrez de Estrelas (1976)
Signância: Quase Céu (1979)
A Educação dos Cinco Sentidos (1985)
Galáxias (1984)
Crisantempo (1998)
A Máquina do Mundo Repensada (2001)
Hambre de forma. Antología poética bilingüe (2009).
Premios y homenajes
Fue ganador del Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo, en México (1999).
En ese mismo año, las Universidades de Yale y de Oxford organizaron conferencias sobre su obra en conmemoración de sus setenta años.
Fue galardonado con el Premio Jabuti en 1991, 1993, 1994, 1999 y 2002.





Haroldo de Campos: Poemas

(Selección y transcreación: Marcelo Pellegrini)



Loa del gran rey

Para tu gaudio, oh Rey,
A las puertas del dominio,
Donde jamás te contemplé,
De piedra dura y pez dormido
Esta pirámide erguiré.

Vendrán soldados. Y un obrero
-Para tu gaudio venido, oh Rey-
Habrá de cubrirla con la piel
Que del cuerpo despojé.

Mis huesos como estrigas
(Pues amarga es tu ley)
En guirnaldas, en guirnaldas,
En guirnaldas dispondré.

Llama entonces a las bailarinas
Erije el cetro. Hiere la grey.
He aquí en la pirámide la víctima:

Rosa muerta al ras del sueño,
Para tu gaudio, oh Rey.

(De Xadrez de estrelas)







Rito de otoño

En el mes propicio las vírgenes babilónicas
Tejen guirnaldas en loor de Ishtar.
Mira sus rostros rodeando el templo,
Cortezas de liz en la lápida del altar.

Tu flor, señora, de lilas y alcohol,
La dispersabas por el boulevard.
Toros alados crecen en el camino:
¡Teje guirnaldas para el mes de Ishtar!

Thammuz es el tiempo. Las vírgenes babilónicas
Esperan siempre, sin jamás renunciar.
Tiré monedas sobre tus rodillas,
Lilas y alcohol. Tu flor. Ishtar.

(De Xadrez de estrelas)







Lamento sobre el lago de Nemi

El azar es un bailarín desnudo entre los alfanjes.
En la playa, más allá del rostro, la corola de las manos.
Llama a tu enemigo. El azar es un bailarin.
Reúne a sus herederos y proclama el Talión.

La virgen que encontré coronada de ramúnculos
No era –así lo quiso- la virgen que encontré.
El azar es un bailarín: teme a sus alfanjes.
Mañana seré muerto, pero ahora soy rey.

Desnudo, entre los alfanjes, coronado de ramúnculos,
Llama a tu enemigo y a la virgen que encontré.
En la playa, más allá del rostro, yo ahora estoy muerto.
El azar es un bailarín. Mañana serás rey.

(De Xadrez de estrelas)







Teoría y práctica del poema

I

Pájaros de plata, el Poema
ilustra la teoría de su vuelo.
Filomela de azul metamorfoseado,
mensurado geómetra
el Poema se medita
como un círculo se medita en su centro
como los rayos del círculo lo meditan
fulcro de cristal del movimiento.

II

Un pájaro se imita a cada vuelo
zénit de marfil donde el crispado
anhelo se arbitra
sobre las líneas de fuerza del momento.
Un pájaro se conoce en su vuelo,
espejo de sí mismo, órbita
madura,
tiempo alcanzado sobre el Tiempo.

III

Ecuánime, el Poema se ignora.
Leopardo apoderándose en el salto,
¿qué es de la presa, pluma de sonido,
evasiva
gacela de los sentidos?
El Poema se propone: sistema
de premisas rencorosas
evolución de figuras contra el viento
ajedrez de estrellas. Salamandra de incendios
que provoca, ileso dura,
Sol puesto en su centro.

IV

¿Y cómo está hecho? ¿Qué teoría
rige los espacios de su vuelo?
¿Qué lastres lo retienen? ¿Qué pesos
curvan, adunca, la tensión de su aliento?
Cítara de la lengua, ¿cómo se oye?
Corte de oro, ¿cómo se vislumbra,
proporcionándole a él el pensamiento?

V

Ve: partido en el medio
el aéreo huso del movimiento
la bailarina resta. Acróbata,
ave de vuelo ameno,
princesa plenilunio de ese reino
de velos alisios: el aire.
¿Dónde aprendió el impulso que la alza,
grata, al fugaz cometimiento?
No como el pájaro
conforme a la naturaleza
sino como un dios
contra natura vuela.

VI

Así el poema. En los campos del equilibrio
eliseos a que aspira
lo sostiene su destreza.
Agil atleta alado
iza los trapecios de la aventura.
Los pájaros no se imaginan.
El poema premedita.
Aquellos cumplen el trazado de la infinita
astronomía de la que son oriones de pena.
Este, árbitro y justiciero de sí mismo,
Lusbel se libra sobre el abismo,
libre,
delante de un rey más grande,
rey más pequeño.

(De Xadrez de estrelas)








Mencius: teorema del blanco

lo innato se llama naturaleza
el llamarse naturaleza de lo innato
es lo mismo que el llamarse blanco del blanco

el blanco de la pena blanca
¿es igual al blanco de la nievee blanca?
¿es igual al blanco del jade blanco?

¿de cuántos blancos se hace el blanco?

(De Os 5 sentidos)







De un león zen
el ojo no puede verse
a sí mismo

el león de oro no es el oro
del león de oro
el oro leonado no deja de ser oro
aurificarse es el ser del león no león

el ojo se ve
en el revés del ojo

silencio: ojo del huracán

(De Os 5 sentidos)







Mínima moralia

ya hice de todo con las palabras
ahora quiero hacer de nada

(De Os 5 sentidos)




[http://www.laciudadletrada.com/Cyborgismos/haroldodecampos1.html]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada