jueves, 2 de septiembre de 2010

REINER KUNZE [817]

Reiner Kunze 


(Nació el 16 de agosto de 1933 en Oelsnitz en el Erzgebirge, Alemania) es un escritor alemán y disidente en la República Democrática Alemana.


Reiner Kunze nació en el seno de una familia obrera: su padre era minero. Desde 1947 se integró en una rama especial del colegio, que permitía a los hijos de trabajadores acceder a una formación superior. Dos años después, el Rector del colegio le propuso como candidato del Partido Socialista (SED). En 1951 finalizó sus estudios en la ciudad de Stollberg en el Erzgebirge.
A continuación, Kunze estudió Filosofía y Periodismo en la Universidad de Leipzig. Sus primeras poesías fueron publicadas en 1953 en la revista neue deutsche literatur. Al principio, Kunze se guió por el realismo socialista, aunque pronto comenzó a distanciarse de las ideas de la SED. Tras finalizar la carrera en 1955, trabajó como colaborador científico en la Facultad de Periodismo en Leipzig. Su primer volumen de poesía se publicó con el título de Vögel über dem Tau (Pájaros encima de la escarcha).
En 1959 fue acusado de "despolitizar" a los estudiantes, por lo que tuvo que abandonar la Universidad, sin poder terminar el doctorado. Trabajó temporalmente en el sector de máquina-herramienta, como operario.
En 1961 y 1962 visitó a menudo Checoslovaquia, donde llegará a tener buenos amigos, lo que se reflejará también en su obra literaria. Realizó sus primeras traducciones al alemán. Allí conoció a la médico Elisabeth Littnerova, con la que contrajo matrimonio en 1961. En 1962 se instaló de nuevo en la RDA, trabajando como escritor independiente y viviendo en la localidad de Leiningen en Turingia. En señal de protesta por la invasión de Checoslovaquia por parte del Pacto de Varsovia, Kunze se dio de baja en el partido socialista (SED) en 1968. También de esos acontecimientos queda constancia en sus libros.
En 1976 se publicó en la República Federal de Alemania su libro Die wunderbaren Jahre (Los años maravillosos), en que Kunze critica fuertemente el sistema en la República Democrática Alemana. El manuscrito había sido llevado clandestinamente a Alemania Occidental.
Poemarios:(Carta con sello azul, 1973; La propia esperanza, 1981; Reflexiones sobre sí mismo, 1989) y de relatos (Los años maravillosos, 1976).



Poemas:

VIAJE NOCTURNO

Desde una luz que avanza, dirigirse
hacia una luz

Hacia la posibilidad de una luz

Hacia el interruptor
que nadie ha de tocar

Bajo su lámpara
tú duermes



EXCUSAS TRAS EL VIAJE


¡Nada de alcohol!
(mi mujer, en funciones de médico)

1

Sin excepción, el hígado se abstuvo
de cerveza en Pilsen

Dio un traspié
en los viñedos de Melník (le persuadieron los recuerdos

de aquel diluvio
que fue nuestro primer techo)

En una bodega de Znaim, junto al bramido
del tempranillo, rompió
su matrimonio de conveniencia con el agua (ya sabes, la luz
de Moravia, la luz del sur, la vieja
celestina)


2

Perdóname tu soledad el día en que muera
antes: la garganta, comprendes, la garganta, la hermana seca
del hígado...



PÁGINA DE UN DIARIO DE 1974

para Karl Corino

1

Lo selvático podría estar
en mí

(Ya no te amenazan
todas las hachas

Una vena de agua
bajo las raíces)


2

Mas yo no quiero corear
por ley

(Más bien extender nuevas ramas, resistir
el hacha

Más bien las varas de zahorí de las raíces
ramificarme a cada instante)



MOTIVOS PARA GUARDAR EL COCHE

¡De nuevo en el garaje!
(mi hija, al mirar el escritorio sin nadie)

Son las
grandes distancias, hija mía

Las distancias
de una palabra a la otra



CONVALECENCIA

Hagamos, corazón, un trecho del camino
con las zarpas de un gato

Bastan algunas piedras, que las uñas
se afilen en ellas amablemente



CARDO ESTRELLADO

Apretarse
contra la tierra

No hacer sombra
a otros

A la sombra de los otros
brillar



EL DESFILADERO EN LAS MONTAÑAS

Se despeña el arroyo desde la altura, el monte
muestra el abajo

La dirección, que pesa en nosotros, los vivos



LOS GRANDES PASEOS

Los grandes paseos, en los que no
recogemos nada

Siempre la mano del otro va contigo



A UN ACTOR QUE PIDIÓ PROLONGAR SU PAPEL

Nadie nos prolonga nuestro papel
en la vida

Debemos representarlo bien, bien

Aunque sea mudo



DONDE VIVIMOS

para Félix, mi nieto

Donde al alba el canto del gallo
apenas si domina
los coches del valle

apenas

Ven a apoyar al gallo



ERASMO DE ROTTERDAM

Él sabía lo que saben los puentes: unen
sobre el agua lo que bajo el agua
está unido

Mas una orilla fue ciénaga,
la otra fuego



MOTIVO ANTIGUO

Si el cuerno de caza resuena,
ponerse de lado de la jauría

Si el salvaje está muerto, los cazadores tienen
buena memoria



ASTRONÁUTICA EN EL COCHE DEL INVITADO

Aún no debemos volver a tierra, aunque
nos adherimos a ella

Aún el último objetivo de la cámara
no ha sido revelado

La noche nos adelanta al vuelo, la foto de llegada
será la que decida

En los parabrisas hay alas
de diminutos ángeles muertos



POSIBILIDAD DE ENCONTRAR UN SENTIDO

para M.

Por los desgarros de la fe reluce
la nada

Mas ya el guijarro
toma el calor
de la mano



PAGINA DE UN DIARIO DE 1975

Karlsbad, sanatorio Thomayer

1

Imágenes aún de obras abandonadas
tras el párpado cerrado: tierra levantada
como una pregunta cuya respuesta nadie sabe, como
si la confianza la levantara
sobre el movimiento de la tierra

Alguien –el único, parece– se dedica a cubrir
una de las seis torres en forma de cebolla
de la iglesia rusa

Mi siesta es una delicada chapa de cobre
bajo su martillo


2

Así despierta el proletariado
a los poetas que duermen y que a veces

deben dormir



GALLOS JÓVENES

Llevan en sus gargantas
pequeñas rupturas que dispersan sus tonos
por el prado

Tonos que cortan cristal

Los gallos jóvenes cantan sin descanso

En las noches de calor
cuelgan de la percha
con sus picos abiertos



VERANO EN L.

La repartidora limpia el buzón del pueblo
quiere darle el resplandor de la esperanza
en una carta

Las vacas tendidas se atornillan las orejas
como helicópteros,
sin levantarse del suelo
siquiera un milímetro

El ratonero traza círculos
sobre la sangre



HECHOS

1

Gamberros embriagados habrían buscado
la provocación, informó por la mañana
la agencia de prensa de la capital

Uno se quemó
en público

Quien quiera controversia que
queme alcohol


2

Se ha conseguido restablecer el orden
entre la población, informó la agencia de prensa
por la tarde

Quien quiera controversia la pertenencia
de los paracaidistas a la población



AMULETO MONTAÑÉS

contra las heridas externas e internas

En los pedreros
saltar

o bien huir


traducción de Ines Griebel y J.D.



___

EL FIN DEL ARTE

No debes, dijo la lechuza al urogallo
cantar al sol
el sol no es importante

El urogallo quitó el sol de su poema
Tú eres un artista
dijo la lechuza al urogallo

Se estaba bien a oscuras.

TRADUCCIÓN:Vladimir García Morales



__


De la necesidad de la censura
Se puede retocar
todo

Excepto
lo negativo
en nosotros

(1966)




La antena

1


Con podarla, amenazó
la calle

La antena huyó
bajo el alero, aquí

la señaló
la casa

La antena huyó
al dormitorio, aquí

la señalaron
las paredes

La antena huyó
a la cabeza, ella

ofreció seguridad

2

Inicialmente

(1965)






Noche blanca

Nada en el cielo que
cubra a los amantes

Ni siquiera nylon negro
para la piel

Nada, sólo
un botón desprendido

Y él también
destella

(1966)

Nocturno

Reposo no vienes

Tú también
tienes miedo

En mis pensamientos percibes
el sueño de tus
asesinos

(1970)



Diario 80

Las rosas trepadoras florecen como si se
desangrara el paisaje

Como si se hubiese abierto las venas

Como si supiera, lo que se avecina

También el paisaje, pretenderán, no puede
apenas ser, él también
deberá estar a favor o en contra

(1980)


Huyendo del quehacer literario

No quieren tu vuelo, quieren
las plumas

(1978/1979)


Defensa de Peter Huchel
o
criterio

También al verso le resulta imposible
ser más liviano
que su propio peso

(1980)



Nocturno en E

Por mis cabellos blancos
y por la blancura de los tuyos

El tiempo ya es demasiado breve
para perder el valor

Y a la nada no has de temer

Y hasta entonces
Chopin
nos tiende una mano

(1995)



Editor de Poetas

Para Ryszard Krynicki

Por la existencia de la poesía
arriesgar la existencia

Vender media biblioteca
para imprimir un libro

Coserlo
con los hilos de la propia vida

(1996)


Poética

Para Jakub Ekier

Hay tantas respuestas
sin embargo no sabemos preguntar

El poema
es el bastón blanco del poeta

Con él tantea las cosas
para reconocerlas

(1997)


Cruz del Sur

Noches que te apedrean

Las estrellas se desprenden
sobre su luz

Estás parado bajo su granizo

Ninguna te alcanza

Pero duele
como si todas te alcanzaran

(Namibia, 1997)

EL MURO


Cuando lo derribamos, no nos imaginábamos
lo alto que era
en nosotros

Nos habíamos acostumbrado
a su horizonte

Y a la calma

En su sombra
nadie proyectó sombra

Ahora estamos despojados
de toda excusa

(Traducción de Silvana Franzetti)





Entre el grito y el silencio: 7 poemas de Reiner Kunze

Nota y traducción: © José Aníbal Campos


Entre el grito y el silencio: Reiner Kunze

Los colectivos sometidos desarrollan al máximo el arte del silencio. La elipsis es, a la vez, su salvación y su condena. Por una parte, los protege de la opresión, pero los condena a una prolongada aceptación de la misma sin que se ejercite el grito liberador de la protesta. El poeta de esos espacios sometidos se mueve entre esos dos polos del silencio y el grito. El poemario zimmerlautstärke, de Reiner Kunze (de donde han sido tomados estos textos) lleva al comienzo un epígrafe de Séneca: «[…] permanece firme y ayuda con tus voces; si alguien te aprieta la garganta, permanece en pie y ayuda con tu silencio».

No de otro modo hay que entender el hecho de que Reiner Kunze (Montes Metálicos, Alemania, 1933) se haya convertido en un maestro de la elipsis, el autor de una poesía en la que los huecos de lo no dicho son casi tan (o más) elocuentes que lo no expresado. A ninguna autoridad que aspira a verse incuestionada (lo mismo si se trata de un Estado represor, de un pastor protestante, de un maestro tiránico y ególatra o de una simple madre mentirosa que le susurra a su hijo de noche: «¡No soporto que me mientas!»), le agradan las líneas escamoteadas ni las frases a medias. Al menos las que no son suyas. Por eso todas adiestran para los pulcros discursos teleológicos, por ello amaestran siempre para una presunta «honestidad» que nunca están en condiciones de aceptar en todas sus consecuencias.

Ofrecemos aquí siete buenos ejemplos de cómo mantener la firmeza poética entre el alarido y la mudez. Lo mismo cuando el poeta intenta explicar el mundo a su hija (los primeros cinco poemas, tomados de la serie «Monólogos con la hija»), que cuando, con su silencio, nos brinda toda una de esas lecciones de historia universal que no hallamos en ningún manual de la materia.


Meditar

¿Que qué es eso, hija?

Hacia el amanecer
aun sentado ante el escritorio, en la pernera
una mariposa nocturna
que duerme

y ninguno sabe nada del otro


Después de la clase de historia

Ésos de antes, el
tal Tamerlán, vaya si era
cruel: mandó atar a unos postes a diez mil de
sus prisioneros, y vertiéndoles barro y mortero
encima, los tapiaba
vivos

Hija, las excavaciones parciales
de cimientos más recientes
ya las están
lamentando



Presente

¿Que qué guardo bajo candado y un sello?

Ninguna conspiración ni siquiera
pornografía

Pasado, hija

Conocerlo puede
costar el futuro



Después de un inacabado trabajo 
de matemáticas

Todo
lo impregnan las matemáticas, dice
el profesor: medicina
psicología
idiomas

Él se olvida
de mis sueños

En ellos calculo sin cesar
lo incalculable

Y me asusto cuando suena
como tú



Suicidio

La última de las puertas

Pero nunca se ha
tocado ya a todas


Como las cosas de arcilla

Pero yo pego mis mitades como un roto cuenco de arcilla
(Jan Skácel, carta de febrero de 1970)

1

Queríamos ser como las cosas de arcilla

Estar ahí para ésos
que cada mañana, a las cinco, beben su café
en la cocina

Estar entre las mesas sencillas

Queríamos ser como las cosas de arcilla, hechas
del polvo de la tierra 

Y que nadie pueda matar con nosotros

Queríamos ser como las cosas de arcilla

En medio
de tanto
acero
rodante


2.

Seremos como los añicos
de las cosas de arcilla: nunca más
un todo, tal vez
un destello
al viento


Pescando en la frontera

Hasta el fondo del río, alambre de espinos que
solo el pez puede cruzar

La mirada escudriña la maleza antes de que
Hablemos

¿De qué?

En la lengua de los checos las voces pez y peligro
se aliteran


(versión original de los poemas en alemán)


Meditieren

Was das sei, tochter?

Gegen morgen
noch am schreibtisch sitzen, am hosenbein
einen nachtfalter der
schläft

Und keiner weiβ vom anderen


Nach der Geschichtsstunde

Die damals, der
Tamerlan war der
grausam: zehntausende seiner gefangenen lieβ er
binden an pfähle, mit mortel und lehm
übergieβen lebendig
vermauern

Tochter, die teilweise ausgrabung
jüngster fundamente
wird bereits
bereut


Gegenwart

Was ich verwahre hinter schloβ und siegel?

Keine konspiration nicht einmal
Pornografie

Vergangenheit, tochter

Sie zu kennen kann
die Zukunft kosten


Nach einer unvollendeten Mathematikarbeit

Alles
durchdringe die mathematik, sagt
der lehrer: medizin
psychologie
sprachen

Er vergiβt
meine träume

In ihnen rechne ich unablässig
das unberechenbare

Und ich schrecke auf wenn es klingelt
wie du


Selbstmord

Die letzte aller türen

Doch nie hat man an alle schon geklopft



Wie die Dinge aus Ton

Aber ich klebe meine hälften zusammen wie ein zerschlagener topf aus ton.
(Jan Skácel, brief von februar 1970)

1.

Wir wollten sein wie die dinge aus ton

Dasein für jene,
die morgens um fünf ihren kaffee trinken
in der küche

Zu den einfachen tischen gehören

Wir wollten sein wie die dinge aus ton, gemacht
aus erde vom acker

Auch, daβ niemand mit uns töten kann

Wir wollten sein wie die dinge aus ton

Inmitten
soviel
rollenden
stahls


2.

Wir werden sein wie die scherben
der dinge aus ton: nie mehr
ein ganzes, vielleicht
ein aufleuchten
im wind


Angeln an der Grenze

Bis auf den fluβgrund stacheldraht den nur
der fisch durchschwimmt

Der blick durchforstet das gebüsch bevor wir
Sprechen

Wovon?

Ähnlich klingen auf tschechisch die wörter
fisch und fehler

http://www.vallejoandcompany.com/entre-el-grito-y-el-silencio-reiner-kunze/





.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada