lunes, 27 de septiembre de 2010

1302.- MARCELA ALBORNOZ DACHELET


MARCELA ALBORNOZ DACHELET (Talca, Chile, 1962): Diseñadora Gráfica de la Universidad de Chile. Es Directora de la Editorial de la Universidad de Talca. En el año 1988 se incorporó a la Sociedad de Escritores de Chile, sede Talca. Desde hace cinco años dirige Talleres de Poesía en la Universidad de Talca. Ha sido distinguida con varios premios literarios. Su obra ha sido recogida en varias antologías, entre ellas, Cuentos y poemas del mundo minero (1998); Poetas del Maule (1998); Guía de la poesía erótica en Chile (2000); Antología poética del Maule. Cien años de poesía (2001); Cien años, cien poetas. Homenaje a Pablo Neruda (2004).
Ha publicado: Nueva germinación. Poesía talquina actual (colectiva, 1988); Postigos (1990); De puño y letra (2000) ; La insobornable inutilidad (2003); Cosas al oído de Lulú (2005); Memoria del Maule (Edición y selección, 2005); Editorial Universidad de Talca; Todos los destinos (2007). e-book; Poetas del Maule Antología poética para el bicentenario, (Editores, Matías Rafide, Naín Nómez y Marcela Albornoz Dachelet, 2007) Editorial Universidad de Talca.



SILENCIO FEROZ

Transita en el lenguaje un silencio feroz,
una clara agonía de esa letra convertida / intervenida /
moldeada / aclarada en la sombra de ningún árbol

materia de la materia

Huye una palabra, ignora el destino que la busca
continente incontenido de las partes por el todo
el sueño un acento sobornable /turbable/perturbable de la
letra hueso que se fractura a nuestros ojos

el silencio también puede ser una palabra.

(de "Todos los destinos" e-book / 2006)



PAJARITO

Tiembla pajarito / la burda disminución / en el nido que no
es tierra de nadie / arriba en pequeñito / el hombre - la mujer
/ nos mira sin advertir cómo nos crecen alas, pajarito / cómo

nos crecen las palabras, pajarito

cómo llegamos hasta aquí / pajarito / -nosotros-, los que no

quebramos ni un huevo, pajarito.

(de "Todos los destinos" e-book / 2006)



LA BURGUESA

A boca de jarro me dijo:
eres una poeta burguesa.

-Una reverenda poeta burguesa- habría afirmado Parra.

Wikipedia señala "El término burguesía se comenzó a utilizar en la Edad Media para nombrar el conjunto de comerciantes que acumulaban riquezas provenientes de sus negocios.


Si mi riqueza es la palabra - ése es Mi negocio -


No he vendido ni uno sólo de mis libros.
Los he regalado todos.

Reverenda poeta burguesa - a mucha honra- he trabajado escribiendo con el corazón en la boca con el miedo a mis espaldas esquivando los cuchillos de los mercaderes

así las cosas,

no respondo por ellos. Pero la cancha está rayada. y el cuchillo está enterrado a medio filo / y aprendo a vivir / con este tajo abierto

así son algunos poetas
entierran cuchillos
de palabras /de obra y omisión

los que me nombran
y des nombran.

Se sonríen y bajan la cabeza y atraviesan la vereda para no ver a la poeta burguesa que ellos han creado.

Yo soy otra. Lo saben.

Lo sabe él.

Quién más que él - el que me levanta en vilo- de madrugada para escribirlo.

Aquí estoy.

con el cuchillo enterrado / pero viva
gracias /a que aún no me cuelgo
de la viga que crece en el ojo ajeno.

(de "Poetas del Maule, Antología Poética para el Bicentenario" Editorial Universidad de Talca / 2007)



CERRADO POR DUELO

En la puerta hay un letrero escrito a prisa
cerrado por duelo -reza el cartel- candados caen de los ojos
para no ver el triste espectáculo.

La puesta en escena de la muerte.

No permite entrar al clandestino de la vida.

(de "Todos los destinos" e-book / 2006)



CLANDESTINO / POEMA / DE LA PALABRA

No hay letreros / ni señales / ni luces rojas en la mampara
de este burdel de la palabra

lo clandestino es siempre un código inventado
-es el recurso de amparo del poeta- la clave secreta

Oh, si las páginas hablaran la fuerza del destino

El poeta a puerta cerrada
libra batallas

la boca a veces es una armella en este encubridor
transgresor y cómplice que

-delira pájaros- cuando las palabras no le bastan.

(de "Todos los destinos" e-book / 2006)



VÉRTIGO Y LENGUAJE

Una palabra cuelga/se descuelga/ desbarrancada de la línea
/ sin límite / / turbadora hasta las últimas consecuencias / se
levanta de la cama del insomnio y
se deslengua
allí desvirgada /poseída/ endemoniada/ clama por los
ángeles que la han abandonado

No hay nadie

Ningún eco a su lengua de vértigo/ningún vago espíritu/ que
la salve a las tres de la mañana
Escribe líneas como carta de un suicida.



AMORÍO

Tiene voz esta palabra amorío / no es el amor / es el
desvarío

el delirio

La encrucijada en cruz / tríada / entrecejas estríada / partida
en siempre repartida vuelta y llegar cuando todo ya se ha
ido y la historia es trabalengua de tres

el conjuro

La memoria retraída / llega cuando todo viene de vuelta /

(de "Todos los destinos" e-book / 2007)



SOLTANDO TRENZAS

Ahora que la vacilación te come tu destino
y el hilo que te pende se ha cortado,
ve a buscar las trenzas que has tirado
al río que un día era océano,
como una isla de tu propia soledad
destrenza nuevamente los hilos de la memoria
y abre la tríada cinta de tus trenzas sueltas.

Ya sabes que a oscuras el cielo
se toca con los dedos mojados
y las piernas húmedas son orillas de playa
cuando la piel es un naufragio que resiste las olas.
Caballitos de mar abandonando una calesita
que nadie subirá
apenas la voz es una lengua que baja y se encadena
donde nace otra lengua
otro dedo otra mano otro rostro
mientras afuera llueve a cántaros
y aquí dentro mojados hasta el alma
como huesos empapados a la intemperie del tiempo
terminan por anudarse a una trenza imaginada
que se hunde en el río.

(de "De puño y letra" 2000)



SIN RESPIRO

Está oscuro
apenas hay una tenue luz en mis muslos
y ya no tengo voz para decirte cosas al oído
nuestras sombras se mojan con la lluvia
de mis piernas
adivinando en la oscuridad
la lengua pide redención
y apura el silencio o el grito
no hay respiro
por un instante muero
en blanco
en paisaje
y lluvia
en celo
en cielo
los huesos vuelven a su lugar
y la piel se florece de tanta humedad
un silencio de aguas
un beso de luz
para tanta oscuridad.

(de "Cosas al oído de Lulú" Ed. Mosquito / 2005)



DEDOS

Los dedos dentro
eran pequeñas voces
en la punta de la lengua
tu mano era una palabra
no dicha
así como lo imaginado
lo que se piensa sin la voz terrena
de las cosas
tu rostro descansaba en una pausa
a pequeña distancia
de mis piernas y
tus dedos
vaciándome
hurgándome
llenándome
de palabras el silencio"

(de "Cosas al oído de Lulú" Ed. Mosquito / 2005)



HALLAZGO

Como un libro antiguo/ reconocible joyita de anticuario/
aroma y roneo de la historia
lo perdido y encontrado
el sentido
Las páginas se huelen con los ojos anotaciones caligráficas
desbordan tipográficamente linotipias del siglo pasado / tinta
azul desvanecida aguada/desteñida
consecuencia
En circunstancia /sentido de este mundo y del otro.







DESDE EL ASOMBRO / UNA PALABRA

Desde el asombro / una palabra / se asoma deletreada
hurga en el instinto y nos delira /hablamos solos en el patio
de la memoria
Turbados por la fuerza del destino
Deslenguados hasta las últimas consecuencias - las partes
por el todo-
Abecedáricos / obstinados / perplejos de la esencia que
transita en el poema.







HUÍDA

Ella huye algunas horas por la noche / noctámbula /
sonámbula
Como una palabra no dicha.
Pasa un ángel - silencio- / parece quedar en blanco /como
una pared de cal
huye a sus lagunas mentales y atraviesa el umbral del
silencio.







OTRO IDIOMA

Moldea una palabra con sus dedos / habitadora de una
pequeña libertad/ se hace de otro idioma / anónima en la
inmaterialidad alberga flores ajenas en disimulado terreno
baldío, ama la lucha y no baja los brazos.
De pronto no logra sacar palabra
-no logra recordar la esencia de las cosas- no se hace filtro
de nadie, no conjuga un pretérito abrazo -no hace símbolos
con su cuerpo- / inventa códigos en el amanecer y procura
vestirse de otro idioma /







HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

Hemos transgredido la historia -que vela por nosotros, los
anónimos, el destino que obliga / Llevaremos el lenguaje
hasta las últimas consecuencias
Palabra
Para no jurar en vano /En nombre del amor/Que se avecina
ahora
Y en la hora.







ASOMBRO

Algunos perdieron la capacidad del asombro y se ocultaron
renunciaron
a una herencia de libros antiguos / una palabra bastaba /
Ah, la historia inmediata / y el suave
tenue asombro de la palabra que nos nombra / era tan
simple desacostumbrarse.
Ahora transita la memoria /irrenunciable
de una calle que nunca nos dejó.







LAS PALABRAS

En ese sitio sin eco /sin retorno de voz/ ni de vuelta
tocábamos las palabras con la mano, cuatro golpecitos a la
puerta + la contraseña / se abría a nuestros ojos el destino
clandestino -circunstancial
que remataba un quinto golpecito / se quedaba afuera
-todo tiene su límite- Las palabras no bastan.




SEXTO IDIOMA

Como este delirio infinito colgado
de la ventana floreada tantas veces en el techo en
mis ojos
para repetirme, repetirme
qué hago aquí parada en medio del patio
cortando naranjas
hablando sola a una tierra muda
-que me respire la menta-

Me hará bien pisar el pasto húmedo
que caigan los pájaros a dormir
entre mis piernas de nido
tengo guindas secas en mis manos
para dormir en barbecho a tu hora de la siesta.

Pero aparecen mis cabezas
y cuando quiero tocarlas desaparecen
de los sueños de sal aguadas estatuas
¿por qué miré para atrás?
si yo sabía, sabía
tráiganmelas.

Traigan todas mis cabezas

La que dejé olvidad en la ventana del tren
La apoyada en mi mano de dolor
La destrenzada
La loca que se partió en dos
La llena de voces
La llena de una sola voz, es la que más me
importa
La doble de dos cabezas
La mitológica que vio con un solo ojo
La alegre que bailó encima de la mesa
La irreverente que tuvo piedad
La sumergida en el agua de tu río
La volada por el viento del Sur
La poeta que besó al poeta anónimo
La sacrosanta bestia que inventó el fuego
La helada de miedo de hace dos inviernos
La triste hecha agua en la tumba de mi padre
La hacedora de puentes levadizos
La bienaventurada de hace veinte años
La salvadora libre de pecado, no la encontrarás
La transparente que no se pudo tocar
La que hibernó cuando te convertiste en oso
La sorprendida de verte
La tibia y suave cuando ama
La aguada y temblorosa después de haber
amado.

(Del libro De Puño y Letra, 1999)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada