miércoles, 26 de enero de 2011

FERNANDO NIETO CADENA [2.920]


Fernando Nieto Cadena 

(Nació en Guayaquil, Ecuador, 1947 - Falleció en México, Marzo 2017). Residió en México desde 1978. Ha publicado un solo libro de cuentos, Si quieren los vuelvo a escribir, 1971, y los de poesía Tanteos de ciego al mediodía, 1971; A la muerte a la muerte a la muerte, 1973, De buenas a primeras, 1976; Somos asunto de muchísimas personas, 1985; Los des(en)tierros del caminante, 1988; De última hora, 2003, y Duro con ella, antología, 2003. ¨



09/03/2017 00:31 / Centro, Tabasco

Ayer, a los 69 años, el poeta ecuatoriano, Fernando Nieto Cadena, dejó de existir; fue hallado sin vida en su hogar en la ciudad de Villahermosa, sus restos ya estaban en estado de descomposición.

Se cree que llevaba dos días de fallecido, pero hasta el momento no se tiene el resultado de los peritos.

El poeta era originario de Guayaquil, Ecuador, no tenía familia cercana, por lo que amigos y colegas fungieron como responsables ante la Procuraduría en el levantamiento del cuerpo.

El poeta Juan De Jesús López, Rodrigo Arteaga Portillo y Miguel Obrador Garrido Capellini, así como la comunidad literaria, se están organizando para incinerar sus restos mortales y rendirle un homenaje al poeta que en 1978 decidió adoptar a Tabasco como su segundo hogar.



MI HEPTAMERÓN ENSIMISMADO (algo así como poética)

1. Todo lo que escribo es sólo una posdata para mi antibiografía. Redoblo el esfuerzo para no derrotarme en esta guerra a muerte que es la vida. De vez en cuando me sorprendo con la guardia baja, me lanzo contra las cuerdas, me pongo a descubierto para cobrarme una a una las palmadas al hombro con que dejé caer el tiempo.

2. Debo someter a las palabras, no permitir que se evaporen en el libre mercado de las exploraciones hiperbatónicas ni que se desquicien con tristes desgaires semántico-ideológicos. Que no me tiemble el pulso para ponerlas en su lugar, para que expresen más allá de lo que su disfraz propone al mundo exterior. Todo lo que digan las palabras será usado en su contra. Ni más ni menos.

3. Porque mis tanteos de ciego a mediodía eran primerizos ofrecí que si quieren los vuelvo a escribir para que de buenas a primeras la consigna de a la muerte a la muerte a la muerte no signifique que sólo somos asunto de muchísimas personas. Tan es así que los des(en)tierros del caminante fueron de última hora una impertinente necesidad de no sucumbir a sus cantos sireneros. Duro con ella me dije, en tanto mi cadáver espera turno en la sala de un crematorio y nuevos silencios esperan fuera de lugar porque en el tren de mi ausencia me voy . Los exilios han concluido.

4. Después de todo, para tranquilidad de mis amigos que aman la patria por sobre todas las cosas, debo reconocer que eso de la guayaquileñidad para mí es un estado de ánimo más que un pernicioso regionalismo. Hablo de estado de ánimo de la misma manera como el inefable Gabo habla de que Macondo más que un lugar es un estado de ánimo. Ni más ni menos.

5. Alguna vez en mi precaria irresponsable insobornable patibularia renecia premonición de poeta en ciernes, una mujer se dio el lujo de vaticinarme este oficio de pesadumbres. También un amigo lo hizo después de un partido de fulbito en media calle entre autos, carretillas y bicicletas que imprudentes se cruzaban justo cuando estaba -al fin- por anotar mi primer gran gol de toda mi vida. Ella y él, cada uno por su sombrita se fue con su pres-pres a cuestas. Ella buscó la puerta falsa que tanto deplora el reportero de crónica roja. A él le cruzaron el pecho de arriba abajo con una daga nerviosa que solita se abrió camino hasta llegar a las intimidades estomacales. Alguna vez debía decirles que tuvieron razón al verme cara de poeta.

6. La vida siempre será mucho más importante que la escritura.

7. Los escritores nos dedicamos a soñar al mundo porque no lo podemos transformar.

Ciudad del Carmen – Villahermosa, 2006/2007.




POEMAS

de PRIMEROS ADIOSES /2007/
(fragmentos)

Reinicio mi telebobela en punto de ebullición sin personajes
edito premoniciones de llanto imprimo texturas zodiacales nombres supuestos
redundo secuencias sin leit motiv a la vista
me persuado me ratifico estar vivo es lo de menos
a duras durísimas penas me contagio me asumo persona virtual casi surreal y no
me avergüenzo
no me da pena escribir
es mi camino hacia los abismos de la felicidad de donde no pienso regresar
ya lo sé
la pretensión de ser feliz es una obsesión insana delirante por eso mismo
Algún día eso que llaman vida se encontrará conmigo
tal vez le ofrezca mi epitafio como carmen perpetuum
tal vez yo mismo me mande un sobre correo certificado contándome la mala nueva de no estar en la lista de espera como cadáver moratorio
cuando me encuentre -digo- cuando la vida tropiece con mi sombra con la mismísima miedad de mi alter ego imaginario
¡vamos poeta! ¿de cuándo acá tan importante como para tener múltiples egos?
después de todo no es muy benéfico estar siempre aburriéndose consigo mismo
en fin
sólo cuando escribo vuelvo a la realidad a mi notredad de nuestros otros nosotros
cuando eso que por ahora llamo vida me encuentre la única certeza a mi favor es
que la estoy viviendo





Yo que de ninguna manera justifico mis simulacros de muerto feliz a la hora de las recriminaciones
ni me sacudo los malabares chinescos de una deficiente percepción miopoide de esto que sólo por no ser quisquilloso afirmo es el mundo la vida la otredad de los arcanos
siempre estoy de regreso de algunos tiempos cosmogónicos y ausentes
de preferencia incómodos raros conflictivos
estoy como si no estuviera en lista de crujideras enviudadas antes de tiempo
La verdad ya no me sale ni me queda bien el optimismo
después de tan poco y nada
me congratulo de mí de mi pronombre del in memoriam aún sin malograr
Mi buena opinión
mi sarcófago de difunto en trance de oraculizarlo todo
el vaticinio de mi pesadumbre en sordina tras los corcoveos con una antigua compañera de tertulias para desconciliarme con este lunes
/a estas horas ya regresaron todos del recinto mortuorio y yo me mantuve fiel a mi consigna de nunca ir a velorios ni entierros
seguro voy a tener noticias actualizadas
chismes frescos de esos que ayudan a entretener al silencio la congoja el desaliento/
Cómo son las cosas dice mi amiga al filosofar tras la ventana del motel
tanta profusa intelección tanto juicio común tanto pensamiento premágico me desconcierta incide en lo más pueril de mi presunta íconoclastia
ah diablos ¡hombre! pues sí
bajo la voz para no escucharme el consejo de rigor el cuídate mucho el dios te bendiga
y me niego sin esperar el tercer canto del gallo que olvidó el reloj en la última cena
y me concedo la gracia el beneficio de mi duda
y ora sí cabrones conmino a mis egos
Era una vez de tantas veces que dormité sin sueño entre naufragios y lastres de pesadillas
una vez me leí el viejo cuento del cuento que cuento para reconstruir mis yo en el espejo
fue demasiado tarde otra vez fue demasiado tarde
el citatorio nunca llegó a mis manos
Me despedí sin esperar el final de la postrera ronda de los adioses
Lo que escribo perdón lo que estoy escribiendo es sólo mi pre-epitafio




Las letras muertas de un advenedizo escritor impaciente porque la fama no lo toma en cuenta el leve rubor de una adolescente al descubrir que las caricias suben de tono después del primer beso
regreso a la biografía de Baudelaire según Mario Campaña,
leo en la página 94 La belleza absoluta y eterna no existe
recuerdo una de sus enseñanzas hay que apresurarse con lentitud… para escribir rápidamente hace falta haber pensado mucho
Vuelvo a llamarme al orden precisamente siguiendo anotaciones baudelarianas
pienso reflexiono sobre la cultura artística tabasqueña
en general el arte está demasiado cargado de ayeres
la literatura no tiene proyectos para dinamitar el futuro
los diletantes siguen con las anecdóticas añoranzas de envejecidas vanguardias
Sucede sólo sucede que nos estamos acostumbrando a la costumbre de morir
sucede que me repito más de lo necesario
reincido en mis amnesias zodiacales en mis afasias oraculizadoras
camino descaminando sombras piélagos desiertos páramos costeros
busco reposo a la orilla de mis personales precipicios egotistas
cuento sin término sumo fracasos y me sumo me zambullo pues me descontinúo
Sé que no es el mejor momento para intentar un inventario a medianoche
intento otro acercamiento a las realidades cotidianas de la sociedad
la despenalización del aborto provoca diarreas mentales en la jerarquía clerical apoteosis de Gabo durante el congreso de los gramáticos senectos de la Academia
la narco-cotidianidad se mide con la dosis diaria de ajusticiados inamovible los Olmecas sin que sea ninguna noticia pierden la serie
debo estar listo para comprar la edición conmemorativa de Cien años de soledad
el tonto del pueblo comenta que se aburrió con la novela
sólo llegó al año 23
no se confundió con el libro Mi siglo de Günter Grass
Me percato que he devenido en desescritor cultista de obviedades perogrullescas
mis tiempos de insomnio no se los envidio a nadie
mis tiempos siempre son estos
irremediable
empecinadamente




de EN EL TREN DE MI AUSENCIA ME VOY /2006/
(fragmentos)

Si lo que dice la sabia filosofía argentina veinte años no es nada yo que me acerco peligrosamente a los sesenta años ¿soy tres veces nada tres veces nonato?
tal vez por eso mi bipolaridad visual no se acostumbra a los lentes bifocales y debo cambiar de espejuelos según lo requiera leer con mi cansada vista de tanto no haber visto lo que siempre quise ver
no pierdo la esperanza de verme ansinamente ansí como dirían los antiguos lectores de los primeros libros elaborados por el primer imprentero mundial
y no es así hoy que el vértigo altazoriano me descubre la desintegración del hablante por culpa del silencio del lenguaje incapaz de expresar mi documentada evasión de la muerte a través de la vida
¡hombre! vienes con las filosas neuronas filosofales en ristre
mejor discútete unas chelas vaya manera de resolver depres a destajo
y me quedo otra vez de nuevo con la duda de si será o no será esta época la nueva edad media que los agoreros oráculos de apocalípticos contertulios alrededor de una mesa bohemia pronostican recetando hecatombes catástrofes cataclismos y otros anticataplasmas humanicidas como herencia de humanoides descerebrados
Sea por diez y por mil pero nunca cien mil
y van de retro los enjundiosos himnos epitalámicos en homenaje al divorcio a la infidelidad como bella arte amatoria
sea pues sea y nos amanecemos
sea por diez diosecitos diositos santos diezmados en las cavernas idolátricas
La nueva arcaica canción del exilio del destierro del ostracismo
Acotación impertinente prescindible <> ostracismo no es feligresita mía como quisieras suponer un temblor de ostras y ostiones en los parnasos congaleros
aunque lo de congaleros de alguna manera se relaciona con eros no es el erotismo de la conga lo que se connota en pos de una aviesa aleve artera obstaculización de una lectura fácil por parte de un lector dispuesto a la comodidad de lo correctamente inteligible de primera mano
o sea aires que van y vienen de lo pedante y cursi y viceversa
ni en mis peores momentos el estro me traicionó con tan poca sutil inconsciencia
Pero volvamos vuelvo sin capas truhanescas de plurales mayestáticos
vuelvo a lo que estaba diciendo del ostracismo y sus hermanos de expulsión
sólo que ya se me olvidó y digo basta para volver a andar
Por lo pronto reconfirmo mis peyorativas prevenciones
estas peregrinas fiestas de carnestolendas tienen tufo a mierda mercantil




para Bertha Ferrer

Y empiezo desde cero como debe empezarse cada verso para mantener la unidad semántico-fónica como enseñan los manuales de la expresión poética reincido en mi obsesiva relectura joyceana en búsqueda de nuevos argumentos
debo racionalizar aquello de que la literatura es la única forma de exilio honesta para el escritor
subrayo mi absoluta dependencia de la obra y pensamiento de Joyce
sobre todo ahora que pienso ¿por qué tanta nostalgia de mi ciudad?
Alguien tal vez Lacan pueda decir que esa nostalgia es sólo una coartada para no comprometerme con la ciudad donde vivo
no es tan mecánica la vaina no es tan así oh de mi patria tricolor harapo no es así
los semiólogos dicen que el exilio es necesario para sub-sistir con-sistir ex-sistir
y puesto que desperté tediosamente filibustero teorizador de obviedades me percato
que la literatura es sólo un amasijo de palabras embarradas de palabras
Una amiga hace poco me preguntó qué es para ti la poesía
por lo pronto -le adelanté- me sirvió para asumir mi condición de francotirador de aguafiestas de impertinente trasgresor para poder declarar mi muy particular guerra a muerte a la mediocridad cobarde de los social-política-estéticamente correctos
Tal vez mi pretensión suene a vanidosa falsa modestia
por eso repito algo leído en una revista de quién sabe dónde
ahora trato de hacerlo pasar como mío con mis supuestas propias palabras no busco que se entienda lo que escribo sino que se sienta el placer con que escribo
El territorio fugaz y trivial de la existencia es el espacio de la cotidianidad
ese es mi único país
sin fronteras sin límites
la patria posible de todo escritor
más allá del lenguaje y su mala costumbre de dormirse justo en la plenitud del combate con la vida




de NUEVOS SILENCIOS /2005/
(fragmentos)

Alguien se conmueve por el buen uso de los paréntesis de un poeta
lo chévere es que lo dice en serio sin aguafiestas ánimo irónico
A veces soy yo quien se pregunta cómo se puede llamar a eso crítica
cómo se puede publicar impunemente un adefesio así
Alguien se felicita por ser fan de un poeta que utiliza admirablemente las comillas
otro se conturba con el sabio manejo de los desaprensivos guiones
Me sigo cuestionando si eso es crítica yo podría escandir el recurso de los pronominales líricos como si se tratara de pantaletas en desuso tras la pausa menstrual de una ferviente dispensadora de membresías parnasianas
Alguien lee por sobre mi hombro izquierdo lo que desescribo con la mano derecha
otro festeja los tachones sin escribir de mi página en blanco

Los vaticinios sobre mi pasado se cumplen a perpetuidad
la tristeza es mi disfraz para esconderme de mí
persigo sombras siluetas imposibles
atisbos voces fantasmagóricas con ellas charlo a contra vía de mis palabras
me desamparo me olvido de mis otros yo comunicativos
presiono off y no funciona la estrategia no salgo de mis andariveles
esquicio mi nombre mi apellido
me encadeno de nueva cuenta y pienso así está bien
Por el rumbo de mis tumbas me vienen a decir
recoge mhijo que te vas
cuando yo saldré de esta prisión si sigo aquí enloqueceré
las tumbas son pa los muertos de muerto no tengo na
las tumbas son crucifixión monotonía cruel dolor
ya te dije preso humilde que te vas
Discontinuo discurso el mío
retorizamientos al por mayor lo demás es literatura
si escribo retoricismos ¿cambia sustancialmente la sustancia de lo que digo?
disperso vocablos
redescodifico la codificante codificación de códigos
¿alguien me podrá ayudar con esta vaina con este discurrir por los portones inter-
intra-polisémicos?
Tumbaleleo con tumbas congas timbales
de esta pesadilla no salgo por piernas ni me zafo de la maldita maldición gitana
catapún chin catapún viva Changó la reina del guaguancó
la ruin verdad es que no me merezco tanto
no me sirvo ni para un mandado
la gente de bien tiene razón para qué poetas en tiempos tan poco poetizables
¿seguro poeta? ¿poco poetizables? ¿no será al revés? ¿a la bis conversa?
no te muerdas la lengua cabrón no te desdigas ni rehuyas tus falacias de ayer
Ahora resulta que devine un cuestionador intransigente de mis elucubraciones
ahora debo ponerme parches pragmáticos para justificar mi supervivencia en estos
tiempos coño en estos seniles tiempos aturdidos ya de tanto calendario de tanto cronograma de tanta solemnidad venida a menos
Veamos
me disfrazo de triste para no reconciliarme conmigo
¿será posible que nunca abandoné mi perversa polimorfa condición de extranjero
de mí mismo?

Publicado por Casa de las Iguanas






PRELIMINARES PRE-EPILOGALES PARA UN APÓCRIFO EXLIBRIS

No me resigno a terminar esta versada y soltarla al haiseva como si no fuera conmigo esta vaina de abandonarme en los ceremoniosos camposantos de aldeas feudales
que me llevan y traen me aquietan y remueven nostalgias apolilladas por el olvido
no me convenzo de ningún punto final autosuficiente para concluir este disparadero de previsibles desmemoriadas memorias
me pregunto
¿hace cuánto tiempo no voy a un muelle?
no he visto maniobras de atraque en los puertos de altura o de cabotaje hace mucho rato
sólo el rutinario casi disciplinado treparme en combis que me llevan a sitios donde casi nadie me espera
este naufragio citadino de navegar en vehículos sin viento en popa
sumido en esta isla sin brisa que meza al más leve flamboyán
los sinfónicos rechinares de bocinas callejeras anunciando chatarra comestible
y una imperiosa insobornable necesidad de ti a la orilla de un mar abierto cada vez más abierto como tu cuerpo entregado por fin a mis deseos
Ese es mi mar la mar que sueño encontrar al encontrarte hoy
la mar que me rescate para salir de mis archipiélagos existenciales
al recordarte sentí temor por mi vida
mi mar propiciadora de vida ¿qué va a ser de mí cuando te pierda?
¿y si llego a perderme como suele ocurrir cada vez que rozo la felicidad?
¿y si?
Es mi turno me digo para testimoniar las tremolinas de arrecifes en implosión de alguien que puso ser y se guardó los dados para que nadie interrumpiera su abolición de la muerte en medio de tan poca y gratuita vida
¡Ya estuvo bien!
desde los barloventos y sotaventos de mis tañeres ancestrales una jarana escribe en los puntos de fuga de la luz que la leona rasga jarochamente un son prieto las tarimas cantan vibran de sol y mar monte adentro a la orilla de un estero cimarroneo y danzo sin bailar y bailo sin danzar mientras te llamo y no vienes y te nombro y no estás
pero el huapango ya no se viste de luto porque su huapanguera está por llegar y te espero no dejo de esperarte
¿cuánto tiempo llevo esperándote?
la vida entera que siempre es un minuto adelantado a todo lo vivido
la vida entera y no exagero
el viejo Goethe lo dijo y lo he repetido muchas veces nuestras palabras sólo expresan lo que deseamos
entonces abandono los cadáveres de este presuicida que nunca pude ser me dejo llevar a los bembés de tu sonrisa me inicio en el camino hacia las potencias que te amparan dejo que bajes y limpies mi sombra sesere brucá maniguá aé mi santa dueña de mí
los tambores batá vuelven a tañer himnos iniciáticos areítos yambúes
la rumba buena me jala deseo me conduzcan hacia las territorialidades de la fuente de jade de tu amor
la rumba buena me está llamando





SIEMPRE LLEGO tarde a la escritura de mis poemas
ya estaban vividos cuando empecé a imaginar que serían el trasunto epopéyico de algo semejante a un yo poco dispuesto a ser yo
fue demasiado tarde
Mi atraso no pudo entristecerme por no haber sido quien no fui
quien se quedó a la orilla con una cometa en las manos y el desmadejado hilo tenso
halándome hacia los arrecifes vistos en una película irlandesa
Me intranquiliza la ausencia de marea en el malecón del río
trato de encontrarme en lo que escribí bajo este nombre que conservo como propio
¿y la relatividad del tiempo de las cosas? ¿y la fugacidad de la vida-muerte?
siempre estamos muriendo
desde siempre nunca morimos a dentelladas a cuentagotas de un solo tajo
reflexiono hasta qué punto es cierto eso de que nunca aprendemos a vivir
pulso teclas me disfrazo de lo que soy para disimular lo que seré sin serlo
camino a oscuras entre fraguas y combates virtuales desgañitándose contra dios
¿qué haces allá arriba entre truenos rayos y centellas? le pregunta alguien
¿existe un dolor más grande que la nostalgia?
pregunto
traté de ser puntual para escribir a pie juntillas mis constantes defunciones pero los versos se me adelantaron
me fui despacio tras unos presentimientos que ya no estaban donde debían estar
Los tuve a mano
hablo de mis poemas
sembré recuerdos como quien esconde fantasmas bajo su cansancio
la minusválida tristeza de mis aquelarres
el orfeón decimonónico emputecidamente triste por el suicidio de una poeta
mi tristísima cofradía de palabras en el epicentro de un carnaval sombrío
Lo que pude escribir estuvo a la zaga de los residuos de lázaros absortos
sólo fueron ensalmos para resucitar vaticinios pretéritos documentar subjuntivos
incoar pluscuamperfectos exponenciales futuros
de todas formas fueron mis modos mis malas maneras mis malas costumbres de



2

Nuevamente Nelson de Oliveira, p. 102, sin interrogativos.
morir y vivir
para el escritor la literatura es más o menos una socialización de sí mismo
la literatura es la manera más agradable de ignorar la vida

de acuerdo chévere

¿Y?





Escribir es como vivir
 un acto de inmensa irresponsable incertidumbre
(los irredentos mediocres no pueden opinar porque nacieron con muerte cerebral)
Los poetas reincidimos en rescatarnos de la muerte
esbozamos cartografías juegos letales para demiurgos en fuera de lugar
nos apropiamos de pequeños espacios donde se pueda cometer la imprudencia de
 escribir
desconocemos la inutilidad de escribir porque no sabemos ni podemos hacer otra
 cosa
Los irredentos mediocres intuyen que la literatura es una venganza contra la
 desvergüenza de sus vidas
no se equivocan
en tiempos preinternéticos se hubiera dicho a lo mucho llegarán a ser buenos
 mecanógrafos no escritores
son incapaces de escoger con cuidado las palabras para cagarse en el mundo
en fin
dejemos sus cadáveres insolándose bajo sus heces cerebrales
bajo sus rapaces arribismos en procura del aplauso de sus congéneres
que se aplaudan
que batan palmas
que marquen el compás de sus baladas lambisconas
Los irredentos mediocres acatan las órdenes de los mediocres mayores






Nunca sabré si para ser escritor en tiempos de miseria como estos
debo estar enloquecidamente triste o tristemente loco
lo cierto es que trato de vivir la vida gozándola para que no se diga que viví la vida
 sin merecerla
regalo pues de un extraviado exótico ser sobrenatural que nada sabe de las
 inmundicias humanas a las que los idólatras dicen nos tiene condenados
Ay negra tu fambeco me tiene loco
y acaricio sus nalgas mientras me despido de mis buenas intenciones de explicarle
 por qué tanto telele con eso de la reforma energética
esas manos traviesas me dice esas manos traviesas son manos para acariciar le digo
beso a beso nos encaminamos a los iridiscentes recovecos del deseo según
 atestiguan viejos manuales donde pregonan que un buen prólogo introductorio favorece
una penetración hasta el cogollo de los cocos y si quiere más hasta las palmeras
Y pasan los minutos las tres horas a las que me confina cada vez que viene porque
 debe regresar a su trabajo después a casa donde las escenas del dulce hogar aunque
no haya chimenea son una mezcla de telenovelas noticieros y los ¿cómo les fue en la escuela se
portaron bien y a ti -esto va dirigido a su marido- cómo te fue en la chamba?
como se ve busco abreviar los detalles para poner en práctica lo de la condensación
 del lenguaje onírico y sugerir con economía de palabras todo lo que acontece a los
personajes en sus peripecias existenciales propias de una familia estable
es decir trato de administrarme para que mis recuerdos no se vuelvan epitafios de
 una edad feliz que actualizo como notario para que no me vengan a salir que todo lo
que escribo son añoranzas nostalgias de lo que ya pasó
por estratégicas razones de seguridad acepto lo que me dicen para que se vayan
 tranquilos con su pres-pres por su sombrita
sigue siendo cierto aquello de que la cuchara es la única que sabe lo que pasa
 dentro de la olla
Pensaba que tres horas son demasiado poco tiempo para externarle y extremarle mi
 amor que cada vez es más deseo o sea es verdadero amor
ella se va con una novela de Roberto Bolaño y así me acordaré más de ti como si
 fuera suficiente todo el tiempo que me acuerdo de ti a cada rato 
gracias por el piropo y vuelvo a disfrutar de sus nalgas mientras se escurre abre la
puerta y se va diciéndome que el miércoles aunque no quiera dios vendrá para nuestra
visita extra-conyugal a domicilio
La divina salsa florea las mujeres son son son ay las mujeres son son son







Trato de situarme en este feliz momento
 / esfumado grandilocuente /
Estaba la pájara pinta sentadita en el verde limón
Barba Azul acecha desde los muelles de ese mundo feliz que los enanitos defienden
 a capa y espada para que la dulcísima Dulcinea (dulce se menea del todo gozo)
Blancanieves haga su baile de los siete velos aferrada al tubo de las lamentables
lamentaciones de su condición de princesa y celestina
 / close up energético /
La crisis alimentaria es mundialmente mundial documentan desde Etiopía y Biafra
auguro que dentro de tres mil quinientos veintitrés años luz se producirá un diluvio
 de arena por culpa del sobre cachondeo de la Tierra y se lésbica satelital Luna
apuesto que esta vez ganaré de todas aunque no quiera dios lo quiero yo
me avala la tozudez de una primavera incandescente
el gorjeo palúdico de un colibrí tapando un penal pateado por un rinoceronte
me avala la señal de la santa cruz que me libera de todos mis enemigos
la única cruz que venero es la del sacro cuerpo de una mujer tendida en mi cama
las fichas del dominó escandalizan al vecindario
una balacera entre colegas deja tres narcos y tres funcionarios federales muertos
spot de moda las inundaciones no nos permiten desarrollar ninguna política cultural
aplausos de los lambiscones de siempre
inspirado has estado con tu mortaja al hombro y la morralla en el bolsillo
 / racontti inverso da capo/
El apremio para irme antes de terminar la conferencia fue el hallazgo de una sopa
 en el pelo de mis insomnes malabares para depositar mi ausencia en boca de ninfas
adventistas
me gustan las frondosas hermanas de la caridad
aunque de quien sí me enamoré fue de mi maestra de estilística que sustituyó a la
 principal por un principio de aborto
era llena de gracia como toda monja
era la superiora de las dominicas bella cual ninguna alta sensual pese a los hábitos
sabía cantar sabía tejer sabía las leyes de versificar
cuánto pero cuánto la amé desde la primera fila del salón de clase
cómo atendí sus disertaciones bebiéndome sus palabras con fruición
entonces hasta hubiera creído en dios pero nunca se enteró de mis deseos
Por entonces mi novia era una diabla más celosa que beata colgada en el sagrario 





Ronquido de la noche espesor de llanto
testimonio el llanto en los burdeles
lero lero cabeza de tambulero tamborilero pasajero compañero mensajero parrandero mandadero cantinero
yo que dejé de ver a los mejores poetas de mi generación cuando los llevaban a las cantinas al mediodía de una mediatarde medianoche
cuando Ginsberg bailoteaba aullido sobre la panza paquidérmica del stablishment
cuando los siete enanitos jugaban a la carta su primera noche en brazos de Blancanieves y el lobo feroz era un don Juan de pacotilla
entonces los de entonces pero muy de entonces éramos una caricatura en brazos de una parturienta que posaba como musa semifusa
god save the king lo pero que nos puede pasar es al revés king save the god
me acuerdo pero ya se me pasó me olvido pero ya se me olvidó
amo a esa mujer y a todas las mujeres que amé las volvería a amar si ellas volvieran
amo a esa mujer y la desamo si me desama sin amarme y la desamo si la amo sin desamarla
Otra mujer se acerca y me cuenta de cuando era feliz con su silencio y le digo que yo en silencio la deseo pero te estoy hablando de otro silencio más silencioso que tú
tristeza
debiera darme cuenta a esta edad y a estos años venir con saudades y desamores en procesión de náufragos
yo la quise muchachos y la quiero no me emborracho por ella y ella quién sabe qué hace a esta hora que no es la hora de aquella andina Rita de junco y capulí
me acostumbré a bailar como se baila a medio amanecer en las orillas de una manigua ensordecida por los cantos funebreros de los perennes optimistas
ni un prejuicio debe sobrevivir
cuando aparezcan debemos destruirlos
Mi estupor sobreactúa a las primeras de cambio
se manda a cambiar y entona baladas de otros ayeres cuando la patria era sólo una palabra más repetida en clases de historia
todos esperando suene la sirena y caigan las campanadas para ir al recreo 
había un duelo casado entre Barcelona y Emelec los favoritos del astillero
y no siempre ganábamos a los niños bonitos del emeleche
y luego a esperar el torneo de ajedrez
y luego
Ella me llevaba a las cabalgatas por los espacios siderales de su cuerpo en los hoyos negros de sus lúbricos emancipamientos donde encontraba yo nuevos motivos
para decidir la vida merece la pena de vivirse
ese era mi único problema filosófico a resolver
descubrir si a esa inmensurable desnudez de mujer hay algo que pueda superar
Mi nomadismo sentimental fue un viaje de una mujer a otra en busca de esa mujer que una noche de buenas a primeras me dijo tienes cara de poeta
tal vez por eso mi arraigo dinámico me compromete mientras estoy inmerso en las urdimbres amatorias pero no de manera definitiva
tal vez por eso sigo siendo un nómada varado en los manglares del desamor
vagabundo en procura de un oasis donde se entierre lo vivido para iniciar un futuro imprevisible
Repito los lugares comunes de mis epifanías no se puede vivir sin amor
la belleza del caos sólo es superada por la caótica desnudez de una mujer vistiéndose de prisa porque se le hizo tarde y ya debe estar en casa
entiendo esas angustias esos quebrantos del alma esos resquemores por extravíos extraconyugales
trato de convencerlas que no hay delito crimen perseguible de oficio
trato de convencerlas
no quiero que te vayas la noche está muy fría abrígame en tus brazos
trato de convencerme lo mejor de mi vida ha sido este instante
Me dejo llevar
me conduzco como el caballerito de fina estampa un lucero bajo el sombrero
me dejo llevar por las canciones atesoradas durante vigilias y vigilias
si de algo pueden ajusticiarme será en los paredones de un lecho convertido en campo de batalla del deseo con la mujer en quien amo a todas las mujeres que me amaron 
poeta se vuelve a repetir por la enésima chingamadral vez en menos de tres meses
¿y qué? si es cierto
Vuelvo a poner los mismos discos de esas tardes cuando Doris subía al escenario
un sax envuelto en preludios de zozobra la acompaña la lleva de la mano mientras unos bongós una trompeta un piano la sitian para que no me busque no me sonría no
me mire como me ve todas las tardes a la salida del colegio como si fuera la inmorta primera vez
pongo esos discos para que no me duelan estos silencios de la noche cuando llueve
y te recuerdo y te nombro pero sé que no me escuchas que no vas a venir aunque te llame aunque te diga plis regálame un minuto y aunque resulte huachafiento cursi
melomamón melodramático te recuerdo mientras oigo escucho no sé cómo he podido vivir tanto tiempo sin ti
La verdad no sé cómo se puede vivir después de conocerte y no tener tu amor
La verdad esto parece ya un folletín para novios en almíbar 





La vida no tiene dueño conocido me grita usted desde la página 265 de un muy su libro que releo
y leo y vuelvo a releer y leer sólo para saber si es cierto que la poesía aguanta los malos tratos de lectores desaprensivos como yo que no respetamos lluvia sol inundación frente frío canícula taxi bus café cine tugurio cantinero escuela oficina y sacamos 412 páginas incluidas las del índice para PESAR TODO lo que propone así como si no costara nada ponerse a lidiar con las palabras y ahí están canijas las muy reconchas seducidas por alguien que firma igual que usted y me pone en aprietos porque cuando dice la madre del pianoeta o poenista o ya de plano sin el puto pudor de los mediocres suelta eso de te germaneo a mí que presumía haber fernandonieteado siguiendo las lecciones de quien cesarvallejiò trilceando hace muchos más años que todo lo vivido por yo me pone en evidencia que usted hace más de dos décadas ya desolló vocablos y desoyó los pacatos consejos de los medrosos lambiscones del buen decir que buscan se redacte aburriociosamente
tan sólo lo oficial institucional lo preceptivoliterario correcto y como si fuera poco antes haç escrito a nadie pediré permiso para tener nostalgia y aquí bien valdría soltar una lisura dicho en términos peruanos en honor de don César porque como lo ha dicho usted ¿Y qué militar hijo de puta me sacará del gran amor de esos crepúsculos de mayo, donde la ave blanca del ser se
balancea ante la noche? ¿quién nos va a impedir soñar que aquí a la vuelta de unos años siglos o milenios la humanidad recupere aquello que se cantó en las alamedas de Santiago antes y después del pinochetazo hemos dicho basta y empezado a andar porque socialista será el porvenir ¿Ya ve lo que provoca cuando se va por los entresijos del dolor compartido recordando a Paco Urondo Rodolfo Walsh Haroldo Conti y me retorna al viejo punto de partida con el recuerdo de que
algunos traicionan a la vida y se dejan matar/ otros traicionan a los vivos y se dejan vivir pero no vamos a ponernos tristes porque esos otros hijos de puta excompañeros de alguna que otra exizquierda se pasaron de la raya y fueron a recoger la pitanza militar Mejor repito con usted aquello de que alguna vez le dijo a una mujer que se llamaba Charles y no era mentira ya que todos somos baudelaire/ que todos amábamos con vos a una negra bellísima/ una negra con
ancas parecidas a la palabra clausura Me pregunto ¿cuántas veces deberé leer su libro para que se deshoje y sus hojas se queden literalmente pegados a mis dedos evitando el cursi bochorno de
decir que son poemas al viento desprendidos al desgaire una tarde de enero de un año que empieza como todos los años igual que siempre Ya ve trato de desandar lo nunca andado y construyo este poema escribiéndole como quien le escribe a un hermano mayor para que le
corrija el descamino y digo yo me vuelva a situar en el inicio de todas las consejas en el empiezo  de todos los comienzos En fin solamente a un uruguayo y a usted che compadrito se le puede ocurrir que la poesía debe ser hecha por todos y no por uno







La más radical de mis amigas cariñosas pide que me solidarice que grite con ella a la chingada los muertos los poetitos disfuncionales oficializados por el comadreo y la trivialidad de los aplaudidores veneradores en constante eutanasia neuronal No quiere ver mis procaces reconciliaciones con la muerte mi navegar con bandera de pendejo mal amaestrado mi neurótico
deslizamiento hacia los íntimos rincones de una soledad en compañía con las prefigurativas muestras a las que ella me condena Yo ¿qué le puedo decir? coincido en eso de a la mierda los muertos poetitos de salón los bien aplaudidos a la hora del té de los desayunos y embutes
empresariales a la mierda la muerte por si quieren saberlo por si algo faltaba para reventarme un son jarocho y hacer la gran cagá sobre la tapa del piano Mi amiga cariñosa como se ve es intolerante maniquea odia las medias tintas y las tintas también No me permite el más ligero
traspiés me ridiculiza cada vez que trato de hacer las paces con la vida que busco un minuto de reposo de hacerme el guaje el de la vista gordamente obesa alguien que no se inmuta ni acalora
cuando los poetitos ¡ay dios! cazan recompensas premios becas homenajes cosechan toneladas de beneplácitos socioculturales preñan las páginas de revistas avaladas por los festivos y gloriosos
nombres de altisonantes autores que no dejan pasar ni el mínimo suspiro de una mosca si se trata de sacrificarse para dejar en alto los sagrados nombres y remoquetes de la patria chica mediana
grande hombre de la casa chica de la más pequeña de la inexistente también va uno a limitarse por fruslerías Vamos le digo sólo trato de conciliar mi obsesiva vocación de solitario con los festivos pontífices asalariados de la fama dame una chance suelta el cable alguna vez debo ser inteligentemente emocional un socializado escolar de quien sin embargo más de una vez se ha dicho se dice se dirá es un comemierda lépero consuetudinario Nunca me hace caso me tira loco
y me tira a la cama para que nos dejemos de cojudeces y procedamos a lo nuestro que es el copular forniciosamente como conejos mientras pasa este frente frío y en la televisión hacen una breve semblanza de quién fue Bobby Fisher el judío maravilloso del ajedrez que les partió el
queso a los soviéticos hace un chuchal no muy distante de años Ella tiene razón a la mierda a la chingada la muerte los poetitos los lectores de ocasión la puta vida rencorosa que no me perdona haberla mandado de paseo cuando se puso los moños y me quiso desvirtuar todo lo mal hecho y dicho por mis cadáveres insepultos mis egos poco alternativos mis yos jugando al yo-yo con mis envallejecidas tristuras de sobreviviente de un signo poéticamente bárbaro como oraculizara
Ernesto Cardenal Y ya Antes de que empiece a mandar a todos y ahora sí irme de una vez por todas a la chingada 
Sales de lo más vibrante oscuridad primigenia como si todo fuera una murga panameña El vuelo afrodisíaco de tu falda es una promesa que nunca termina que se cumple y descumple Los trombones te aúpan piden más quieren el gozo de tu cuerpo la filigrana de tu sensualidad en su rito incumplido de salacidades innombrables porque la gente de bien -bien pendeja- no permite el desenfado el libre ejercicio de tu libertad sensualizada por los acordes de guarachitas rumbas y
soneos embadurnados a flor de piel con trópico bullente que pide reclama la caricia de tu vientre
la conversión de tus labios transustancializados en besos Llego a tiempo suena la tercera llamada empieza la función donde sólo tú reinas emperatriz de sinuosos desbordes sincopados por el ratán rataplán plan de congas y timbales que te persiguen te acosan sin lograr empatar contigo eres más luz más fuego rítmico sobre el entarimado donde inspiras el dulce goloso meneíto de tus caderas
Sales tan llena de gracia que ni mil marías podrán jamás emular el rotundo zigzag de tu vientre febril que me conjura me embruja me seduce me cachondea con miel de jicotea en la entrepierna
de dorotea Noche a noche me vuelvo a enamorar de ti descubro los misterios gozones de tus muslos que me conducen a la sonrisa verticalizada donde naufrago donde renuncio a la
muertevida de mis cotidianas cotidianidades para saciarme de ti hasta el hartazgo y hallazgo de tus fuentes nutricias Llego justo cuando la noche se vuelve virginal en su desflorecimiento temperamental a contra ritmo del compás silabeante del bajo que conduce tu desborde que
acompaña tu juego virtual oferta de encrucijadas lúbricas pero tú marcas los límites los senderos escribes la mapalogía del placer con ese tu caminar que me trastorna me despierta del sueño civilizador me primitiviza me eleva a la sabia santa condición de homus eroticus digo me vuelves más humano Me estoy adelantando a la gran fiesta de tu cuerpo Bailas inmersa en la soledad que nadie adivina bailas noche tras noche bailas la irreverencia del dolorido sufrimiento la pena
oculta de un desamor bolerizado que sufres y quemas al salir al mini escenario donde eres flama ensalmo ilusión ensueño paraíso vergel oasis de este flameur insobornable Bailas para llorar el descrédito de una realidad sin atisbos de grandeza bailas para soñar la buena nueva de un amanecer sin el sofoco de la desolación del llanto contenido bailas para reconocerte para descubrirte sin apremios sin plazos traicioneros que te arranquen lágrimas negras Eres llena de gracia mulata insaciable de vida eres endiabladamente mujer carita linda de mi barrio existencial
la mulata a quien grito cambies el paso porque si te llueve no podrás correr No vale la pena no vale la pena enamorarse te digo y me digo no vale la pena amor cariñito flor de melaza no vale la pena enamorarse Te lo juro no nos vamos a enamorar no nos vamos a prometer amor eterno no  vale la pena para qué nos vamos a enamorar para qué si nos vamos a ir cada quien por su sombrita cada quien a sus rincones brujos del desamor Así estamos bien así como estamos respondiendo al llamado de la rumba buena y guaguancó quimbara cumbala quimbará quimbará 






Debo aceptar que los muertos no tienen ninguna credibilidad no se puede tomar en serio su opinión aunque en determinadas ocasiones y en varios sitios sigan votando para que las cosas
cambien y sigan igual de siempre A los muertos a mis amigos muertos y a mis muertos amigos
no les creo nada ni siquiera cuando mis vivos amigos y mis amigos vivos me cuentan de sus neófitas experiencias necrofílicas de presuntos túneles sombríos donde permanecieron por unos minutos en espera de un cayuco con su Caronte descalzo carmelita /de Ciudad del Carmen/ para cruzar el estero y llegar al populoso barrio Manigua donde se escenifica diariamente la salsita
sabrosa calle luna calle sol que inmortalizó Héctor Lavoe Los enterados popes de la sabiduría popular cuentan que en ese barrio de pescadores tabasqueños Insisto a los muertos no se les puede creer ni la mitad del padre nuestro porque la otra también es mentira yes que sí Mentira
como lo convirtiera en tratado filosófico declaración de principios misóginos en clásico de clásicos el ya citado Héctor Pérez la voz de la divina salsa que no me desampara de noche ni de día /la salsa digo Por si no me han entendido a los muertos hay que dejarles que hablen solos
entre ellos ya que según bien se dice diosito los crea y ellos solitos se arrejuntan arman sus marchas del orgullo mortuorio eligen su comisionado de derechos humanos post mortem Y sí
Son tan simpáticos como los niños cuando están dormidos tan buenos que eran tan solidarios que ante la defunción del cerebro de Bush prefieren hacer mutis sin ningún Álvaro que los bendiga
Los muertos como una de las bellas artes provocan entusiasmos orgiásticos bacanales sollozantes sobre todo si dejan herencias sin testamentar Sobre todo cuando sus ardorosas viudas lamentan y
se la mientan su descuido su preferencia por la otra por esa naca de apostillado y cirujano tetamen qué le puede haber hecho esa vaca dormilona que ni a furcia llega Precisamente por furcia por puta pues por mujer de malos modales en la mesa y cachondas buenas costumbres en la cama le comió el coco se lo encoñó pues al ritmo de uno do y tre qué ritmo ma chévere el de mi pelvi e
Ya no lo voy a repetir con los muertos no voy ni a media esquina no tienen palabra son pura amenaza de aparecidos dizque te vienen a jalar las patas cuando estás en la coyunda con la comadre de tu vecina quien nunca falta los primeros viernes a comulgar No cumplen nada siempre faltan a todas las citas nos dejan con el balde preparado la merienda lista se van sin pagar deudas hasta prefieren morirse por no pagar una deuda Las deudas de honor ya se sabe no tienen importancia por eso deuda y honor no son compatibles no se amasian viven en perpetuo divorcio en perpetuo desdoro de sus famas virgen santa reputadamente escarnecidas A los muertos yeah no los envidio 





De vez en cuando cada vez más muy de vez en vez visito los llamados antros de mala vida donde
uno siempre encuentra mujeres de la vida Hablo de verdaderos antros no de esa ridícula
caricatura que la televisión propone como expresión de juventudes descerebradas con el güey a
flor de hocico En esos templos otrora centros culturales nocturnos las damas se empecinan en
administrar su dolorosa felicidad de reinas de la noche sueltan carcajadas como si los pulmones
fueran a estallarles en el tórax acarician a los parroquianos para que les inviten a copas de
champán que ni siquiera son sidras adulteradas por desaprensivos mercaderes Las veo en su trajín
de femme fatale en versión trópico-aldeana con sus vaporosas minifaldas y escotadas blusas que
muestran los escombros de un ayer cada vez menos romántico cada vez más prehistórico Lo
confieso Amo a estas mujeres amo su heroicidad su amargo desdén de las buenas costumbres
sociales Amo su forma de no amistarse con la vida de mantenerla a raya amo su obsedida
vocación para mentirse cuando cierran el congal y piensan que esta será la última vez que
mañana el triste licenciado de todas las notarías vendrá a buscarla para pedirle que se vaya a vivir
con él De vez en cuando las visito pero estos tiempos ya no son los otros tiempos cuando ellas
eran casi la confidente la doctora corazón el paño de lágrimas de los neuróticos solitarios que
iban a comprarles un poco de atención para sus cuitas un poco de comprensión a sus fracasos ya
no son los legendarios tiempos de las bisabuelas de mis bisabuelas cuando amarraban a los perros
con longaniza cuando las palomas disparaban a las escopetas cuando dios era alguien en quien se
podía confiar a pesar de sus berrinchudos ángeles exterminadores de sus rabietas diluviales Cada
vez me acerco menos a ellas Están muy ocupadas no pueden perder tiempo si no vas a ocuparte
me pagas una copa y ai nos vidrios y se van como si hubieran estrenado el vocablo la expresión
coloquial ai nos vidrios que como se sabe tiene por lo menos un largo pedigrí cinematográfico
mucho antes incluso de cuando Pepito el Ternero no soñaba en convertirse en el as de corazones
como el trágico carpintero boxeador Pepe el Toro que nunca supo capear los avatares de la mala
suerte no supo adornarse con chicuelinas verónicas ni mandar a guardar de un estocazo a la puta
vida que tantas veces le hizo de tos Cuando las veo en su trajín de náufragas sin chaleco
salvavidas sin tabla de salvamento prefiero la cómplice fuga hacia el desdoro me reconozco como
lo hicieron desde hace muchos siglos antes declaro sin escrúpulos que putas y poeta somos
hermanos de madres desconocidas y padres desconocidos que abortaron su adanesca inocencia en
flores evanescentes De vez en cuando visito esos lugares que la gente de bien llama de mala vida
donde siempre me encuentro con mis diosas sin edén mis eternas mujeres de la vida 






Sigo sin encontrar si existe alguna diferencia entre ser un escritor pobre y un pobre escritor Lo
primero se refiere a ¿escasez de recursos económicos o de recursos técnicos? Lo segundo a
¿escasez de fama talento trascendencia? o alude a la insignificancia de un oficio que socialmente
ya no cuenta Creo que el juego de palabras a manera de retruécano se refiere a todo esto Pienso
que debo tener un poco más de cuidado al cruzar las calles para que no me despierte de mis
sueños el priiiiiiii de una corcoveante combi que se me viene encima ¡Conchetumadre!
¡Pinchecuatrojosbaboso! ¡Tu madre hijo de la serpiente selemba puta que te parió! Dicho todo
esto en homenaje de un poeta nadaísta que cruzó por Guayaquil hace un chuchal de años
/traducción instantánea chuchal = chingamadral/ Alguna vez alguien debe ponerle freno a mi
descongestionada poco demo-anarco-estalinista inmersión en los llanos los un fuerte aplauso al
comediante digo político que nos visita Recuerda santurrón de pacotilla que hay de políticos a
políticos ¿o vas a poner en el mismo saco a al comandante en jefe don Fidel Castro junto a un
triste mameluco corrupto pripanero descerebrado vende patria como Mouciño Fox? Alguna vez
debo esforzarme por no permitirme el descontón de descontarme el optimismo fuera de base Las
liendres lían telarañas vespertinas sin basamento ni cuota de recuperación ni cover prenupcial El
patriota desconocido canta con edificante edípica unción incestuosa madre cariñito santo ven
alumbra mi existir como si fuera su santa madrecita santa foco lámpara bombillo comisión
federal de electricidad medidor enchufe tomacorriente batería La patria es lo primero juró el
jumento su juramento Por la patria seguro cantó su canto el canguro Arrecifes en solfa tremolina
que gracias a dios no hubo embarazo ¿gracias al bellaco de dios o al preservativo condón? ¡Ah
disuasivo Papa Nicolau! ¡júyele cigüeña que te van a escabechar! Estoy viendo cómo se parten la
madre las madres abadesas en el claustro El Vicio del Fornicio Santificado Sea Per Secula
Seculorum ¿Habrá querido decir qué culo rumano con esencias de un viejo bay rum como viejo
coñac lejos de mí? Evoco el brillante poema del inquieto poeta hijo de empresarios Vicente
Huidobro sobre esa brillantina que hizo furor hace cincuenta años desde la baja clase media hasta
el proletario lumpen proletariat del triángulo bermúdico de las clases sociales Dice mi abuela me
podrán decir culo estrecho pero de que existen las clases sociales existen ay abuela tus refranes
me hacían reír ¿De qué abuelaje hablo? como ya está dichos fojas más arriba mi vivencia abuelil
es nula de solemne nulidad El pobre poeta pobre o tal vez el poeta pobre poeta Roque Dalton
¡ayúdame a salir de este mierdero! En el mar de las Antillas una niche se perdió y como yo 
estaba perdido nos encontramos los dos El diosero vendió a dios con un adiós de manga corta
parodias a mí Para odiarme me basto y sobro 






Cunículus linguæ como prescripción poética si se quiere dominar al esquivo lenguaje por aquello
de la lengua de conejo que a eso se reduce la traducción de cunículus linguæ que dicho sea de
paso es uno de los pasos esenciales para el arribo a las mieles insólitas del cuerpo a cuerpo que
mi viudita me regala cada vez que se apersona ahora que ya no me castiga con su ausencia y
viene y se viene juntos los dos como mandan los cánones las sagradas enseñanzas que han hecho
del gozoso fornicio una de las bellartes más dulces que el dulce de guayaba Salino como el mar
embutido en la concha de su entrepierna que me acoge y recoge me ensima en sus abismos Me
lleva y trae me pasea por los infiernos y paraísos aún no descubiertos cuando resbalo por sus
corvas me enancó y me dejo morir con esa muerte pequeñita esa muertita pequeña que me
resucita y vuelve al terraplén de todas las posibles imposibles alacridades que en viejo romance
de la Hispania fecunda vendría a ser felicidades alegrías dichas Releo una vieja anotación que
hice sobre oclayos que supuse era un mexicanismo y resulta ser una descomposición romanizada
del latín vulgar oclum o sea ojo y será por eso que mi mala conciencia lépera mal pensada
vandálicamente barbarizada erotómana me hace deducir que de oclum también pudo derivarse
mejor dicho deslizarse ya que de ojos hablamos a ojo de(l) culo por simple psicologismo
analogizador máxime si dicen que en latín la penúltima vocal no se pronuncia pero creo que esto
se refiere a las esdrújulas aunque en latín no hubo acentos y aunque a mí me importe un caraxo lo
que los gramáticos latinos pudieron haber dicho para esclerotizar el idioma hasta desaparecerlo
casi por completo del planeta Qué mierda me importa el castizo escrito de un verso en latín si mi
viuda me anuncia que nos podemos ver este sábado y ya desde ahora yo loco de contento con mi
cargamento libidinal alegre voy cantando voy por la vereda tropical de esta espera que ya no me
desespera pero sí me desespera para qué voy a hacerme el pendejo si no me queda bien eso de ser
pendejo con largavista peinado al medio y vista al mar Trato de administrar mi tiempo ya que
nunca pude administrar mis economías digo debo administrar todo este tiempo que debe
transcurrir hasta que ella llegue y nos váyamos y vayamos en busca de un lecho para saciar
nuestras tempestuosas tempestades nuestros deseos nuestros anhelos nuestra insaciable necesidad
de estar juntos cópula tras cópula como conejos pues sin sosiego sin tregua sin hasta aquí sin
hasta nunca con la única disyuntiva en la encrucijada de siempre y siempre por los coitos de los
coitos hasta el orgasmo permanente ¡fornicio o muerte cogeremos! 







Por diversas razones hace casi un mes no visito las instalaciones del Submarino la única cantina
supongo donde los escritores todavía somos gente de fiar Quien no conoce el Submarino no
conoce ni ha estado en Villahermosa La última vez fue un viernes 18 de marzo después de haber
estado en La Loma antes Bruno's Como tenía clase salí fumigado porque si no iba a pasarla mal
con una endemoniada cruda si no aún con los efectos de ese pan de cebada líquida que bajo la
forma de espirituales caguamas estábamos ingiriendo a troche y moche con filosófica enjundia
resemantizando los venires y devenires etílico-existenciales Esa noche hice una de las que espero
sea mi última concesión porque la cerveza hace estragos retorcidamente retóricos ampulosos
devastadores en mi organismo De güiski para arriba lo que sea es mi lema pero no siempre se
puede y hasta un tequila marca Jimador debo escanciar aunque sepa que se trata de un brebaje
hecho con agave artificial en un porcentaje cercano a la mitad Pero hablaba del Submarino el
primer centro cultural nocturno que conocí al llegar a esta ciudad Ahí cada vez que jugaba el
equipo local de béisbol después del juego la gente llenaba la cantina haciendo sus propios talleres
de análisis y crítica para explicar el por qué de la victoria o los sin por qué de la derrota Mis
amigos entonces eran cosa seria para beber y yo también Ahora como el viejo René Avilés ya lo
dijo no es que hemos cambiado es que somos más viejos Más de uno dejó de ser pirómano
devino bombero maestra vida camará ¡Cámara maestro! nos estamos poniendo puntillosa
locuazmente melancólicos saudadedientosos de pacotilla cursis con maestría y Ph D y uno que
otro doctorado horroris causa En ese patín vamos a darnos de hocico contra los recuerdos cuando
íbamos a Villa Nati Casa de Muñecas Carlos Quinto y no salíamos sino a la hora del baldeo esto
lo saben bien los días sábados a las once de la mañana en plena Trece y Portete y las
somnolientas putitas pidiéndonos que regresemos en la noche al cumpleaños de La Licenciada
dueña del burdel que ya nos reservaron una mesa que avisemos en la puerta para que nos dejen
entrar Pero mi bróder no vamos a caer en esas trampas del ayer que se resiste a morir con todos
los recuerdos acumulados en el desván de la cloaca adefesiosa de la nostalgia Más adefesio será
tu tía abuela nodriza del mañana Más adefesio serás cuando te mueras y los altavoces de los
rincones brujos pedirán un minuto de brindis en honor al más birbiris de los birbiris al más bacán
de los bacanes al más solitario que nunca estaba cuando estaba solo Pero estábamos hablando del
único sitio decente donde todavía se cree que los escritores somos gente de fiar a quienes se les
puede abrir las puertas tejanas del crédito a la palabra Por mi parte yo nunca dejaré solo a un 
escritor en mi casa y menos en la biblioteca En el Submarino la historia se repite con traicionera
una y otra vez rutinaria malversación de escombros malversados de versos contrahechos
minusválidos de alma Ya es tiempo de volver de regresar a esos centros culturales donde alguna
vez soñamos rozar las entrepiernas de la felicidad donde nos creen hombres de palabra a quienes
se les puede confiar todavía la doncellez de unas caguamas 





Cuenta regresiva represiva La extrema confidencialidad queda a salvo 1 2 y 3 qué paso más
chévere el de mi negra e Y voy de paso y salgo del paso y acompaso el paso pero no paso de este
mal paso cuando pierdo el paso Las fotos de la sesión informativa en el zócalo de la ciudad de
México me permiten una lejana esperanza porque las utopías todavía florecen en los yermos
campos del pragmatismo oportunista Aquí no pasa nada que no sea un mal reparto de botín el
despojo a un farsante de una presunta autoría su alevoso cobarde berrinche Esto provoca náuseas
mejor buscamos en el teclado otro motivo para inspirar con la descarga rotunda de un mambo
chachachá entre disparos de trompeta piano un timbal consentidor la reventazón de platillos el
desparpajo de una flauta que se evade el bongó acezante recupera espacios su territorialidad no se
discute manda juega se contorsiona para que la trompeta luzca caiga en su trampa y se destrampe
descargue salga de sus casillas armonice lo desamornizable con el entusiasta imperio del piano
partiendo plaza a punta de negras porque el pianista sólo sabe tocar con las teclas negras
suavecito para gozar bailar suavito suavecito baila este son bien sabrosito pierdo la cuenta
retomo los compases aligero los empalmes mi mulata santa se desliza por la pista cama en casa
batiendo palmas mientras juega con su pantaleta de camouflage Hago a un lado si es camuflaje
como debe escribirse y a mí qué me importa lo que digan los gramatólogos los lingüistas los
académicos de la lengua pongo camouflage a la francesa dice el it súper ególatra Mi mulata me
llama desde las honduras de su desnudez que me desnuda el alma o sea mi conciencia de
andabundear como vagamundo El coro de saxos y trompetas se solapan para que los timbales
ruleteen como taxi libre como balada para un loco pero mi negra no quiere na de esas
comemielderías dispone de mí a su antojo me pasea por galaxias por himalayas kamasútricos por
años luz estrellados en pozos negros oscuros como el pubis de mi dueña mi señora mi santa
patrona que me acoge me bendice me vacuna en medio guaguancó porque en el yambú no hay
vacunao me educa me enseña El carrusel de su pelvis me disloca me obliga a pedirle que ya no
más que me la va a quebrá pero no entiende de razones y va y viene por más Virgencita de mis
cojones protégeme que la maquinaria cardiovascular resista otra muerte pequeñita y me aferro a
sus nalgas como a tabla de salvación en el naufragio en este mar de agonizantes placenteros
placeres Pido taim plis una coca light zero en calorías mientras recupero mi respirar Me percato
que el bongo se despide termina el disco y esta mi mulata mi negra consentida se distiende pone
su cara en el pecho para escuchar el ronco sereno serenamiento del corazón y me reta cuando tú
quiera continuamo 







La literatura es una religión donde se rechaza la vida de alguien que no es quien vive como viven
los demás ¿Los demás? y ¿los demenos? Me sigo preguntando si el escritor por el mero hecho de
ser escritor deja de pertenecer a los demás y puede presumir de vivir una vida distinta distante
Retraigo arcaicas discusiones sobre el ser y no ser el ser y el parecer el ser y el estar Debates
cuando se esperaba tropezar a la vuelta de la esquina con una victoriosa revolución que nos
comprometiera a ser los redentores de un pueblo agradecido porque nunca pensamos en la pueril
idea de ser uno más en el proceso Nos soñamos dirigiendo ordenando mandando decidiendo qué
era lo mejor lo necesario lo indispensable para que esta humanidad diga ¡basta! y empiece a
caminar sobre la roja alfombra de una historia diseñada por nosotros los diosnoquiera los
uymamita con la verdad impoluta mesiánica mirando al porvenir Y el porvenir nos recibió con
más dictaduras Sí Los tiempos cambiaron pero no hacia el horizonte de nuestros sueños
Cambiaron los tiempos y los pirómanos se hicieron bomberos Los ideólogos de las trasnacionales
leyeron y asimilaron bien las enseñanzas de ese viejito simpático que solía enamorar nodrizas en
los parques de Londres Con las lecciones de Marx formularon el nuevo orden económico con una
pequeña variante Donde Carlitos enfatizaba el bienestar de la clase obrera ellos acentuaron el
bienestar de los empresarios Algo así como salto dialéctico diría el mismísimo Engels Un día la
madre patria sucumbió aplastada por el burocratismo la corrupción el maniqueo fundamentalista
de la nomenklatura La madre patria como siempre fue una madrastra y no hablo de la sojuzgada
España sino de la Unión Soviética Ahora ¿quién nos defenderá del ogro despótico patibulario? La
historia aún está por escrib irse y lo que estamos viendo son sólo prolegómenos anticipaciones de
lo que vendrá ¿Para bien o para mal? Depende de qué lado masque la iguana mejor dicho
depende de qué lado estés masticando Asimilo eso de que mi verdadera única religión es la
literatura En ella puede vencer el miedo a quedarme hablando solo sin el aburrimiento de vivir En
el fondo uno escribe para no perder el aburrimiento de morir a cuentagotas en saldos a largo
plazo sin intereses Después de todo cuando uno escribe sólo trata de ocultarse del pasado No sólo
eso Trata incluso de evitar el pasado Esto explica que podamos decir escribir es modelizar un
mundo proponer una cosmogonía porque el mundo y cosmogonía que nos dieron no nos satisface
no es suficiente Supongo sólo supongo que esta explicación está demás Fuera de foco decíamos
entonces Te quedaste foco pana te quedaste cuando nos dejaban fuera de lugar exhibiendo
nuestra terca necedad sabelotodo nuestra vana pretensión autosuficiente de pinche escritorcito 
que no pudo madrearse con la vida Porque la literatura es mi religión puedo saber lo que se siente
viviendo como todo el mundo 







-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada