domingo, 14 de noviembre de 2010

1895.- JUAN PAULO HUIRIMILLA


Juan Paulo Huirimilla nació en Isla de Calbuco (Chile) en 1973.
Entre sus obras figuran: El ojo de vidrio, Cantos para niños de Chile y Palimpsesto. Sus textos se difunden en diversas publicaciones nacionales y extranjeras. Ha ganado los concursos de poesía: Primeros Juegos Literarios de Puerto Montt y Luis Oyarzún, entre otros. Actualmente se desempeña como profesor de las asignaturas de lengua materna y fundamentos filosóficos de la carrera de pedagogía básica, mención inglés, en la Universidad de Los Lagos.



ARCO DE INTERROGACIÓN

“Una medusa flota en el agua:
mi padre escribe mi nombre en la arena
con una cruz quemado de quila”


En la machicura mi espíritu fue la pisada
De un avestruz en el cielo

I.
KAI KAI TREN TREN trenzan sus bocas
Haciendo aires en esteros que se agrandan.

KAI KAI TREN TREN espejean sus espíritus
Hasta hacer crecer el amor.

KAI KAI marina Tren Tren tierra:
Islas que se acercan
Cuando llueve en sus ojos.


KAIKAYEN

En medio del sueño
la niña baila
en lomos de su caballo
Muerde la luz
Pintó un manzano
Quemó en la playa
hojas de chupones

En sueño esta muchacha
enciende quilas
a cuatro vientos

Islas se nos acercan
al danzar
El hijo de la luz.


II.

En sueño veo cántaros quebrarse
El timón chileno que se vuelve
Hacia el hijo que corre por su estrella
Indicando vientos buenos
Siembra de con sargazos:
Que el wekufe no vuelva
Apoderarse del rewe
No hay que dejar solos
Estos arcos de interrogación.



UL: CANTO

Tus ojos son de luna
Mareas que se acortan
Semillas que vibran
En el trompe.

De tus ojos que se ven
En mis ojos
Suben espíritus
Humo de agua arriba
Del cielo: padre madre
Azul.


III.
Llegaron pájaros avisándonos el llamado
Díjonos uno:
Serás el partero de cielos
Amararás la tierra y el mar
Con el oro rayado de tu corazón.


BANDAS DE ROGATIVA

Cuando damos vuelta en pasacalles
A la virgen loca Pillancura
Con dos maderos negros que arden
No parlamentamos a su dios
Tan adornado de oro y palomas
Es Ngenmapun que danza
En la pampa
Hacia la casa de estrella y luna
Del cielo.

IV.
Ver machis vestidas de plata
Con sus pequeñas hijas
Hacen danzar avestruz a mareros
Corren en las pampas celestes
Donde Chaw Trokin
Escucha nuestros brotes cerrarse
Aquí en la ciudad encantada
Escuchar granos
En sus vestiduras.

V.
Chaw manque vuela en tu pewenche
El río que marca la danza Bío Bío
Leftraru: fuerza en la machicura.

El pensamiento está en la mujer
Que parlamenta.

Una estrella aparece
Frente al Callaqui
Que nos abre sangre del espíritu.


VI.
Entre mareros soñamos
Con el Ngen Wenteyao
Con pozos de agua:
Entreguen sus cabellos al mar
Hagan arcos en las señales
De los caminos
Que nuestros corazones vean
Sus propios corazones.

VII

Entonces saco camarones del estanque
Con gusanos
Robo el caballo del cóndor macho
Y hablo al árbol de mi corazón
Hasta que cuelguen
Estrellas en mis manos.

VIII.

Juega con el viento, Pillán
Se escucha antes del saludo
Marca fuegos en pleamar
Salta camina en la cosecha
Trillada
Abrazar a Likarayen
Mientras bastoneros cuidan
La salida del círculo
Interrogación
En la bóveda celeste.



CORDILLERAS INVISIBLES




"Tanto lloró koch
que nos volvimos eternos
de silencio"

"No somos hijos de Dios
no somos hijos de la vida
soy el hijo de la muerte"

Me persigue la lechuza en el árbol de camuestas
Sé que moriré en juventud
Aunque la razón me dé su voluntad.

Ser semilla y espíritu
Que se me van de los ojos
Al cruzar el ríos de las canoas
Con un cantar de aguilucho blanco.


Temaukel

Habitante del cielo
No te me duermas
Necesito aquel sueño
De estrella
Que se me junta el agua
Y el silencio
Hay ahí un espacio
En que habita
Kénos
En su bóveda celeste
Temaukel en el sueño ver
Para morir este corazón
Oscuro.


Selknak

Todo guanacos y boleadoras
Es tierra del fuego
Ballenas varadas y ella Ona
De amplia altura el cuerpo
-Todo para nosotros es guanaco
el caballo un guanaco crecido-
cuando mi padre consígueme mujer
grandes guanacos se preparan a fuego.

Ella viuda bebe mi sangre en la hierba.

He visto pasar el avestruz por el ojo del puma.

Esto es para ti mujer que conversas
Con tu mayor
Pues hoy desde tu corazón nace
El líquido para el hijo del silencio.


Selknam Aoniken

Todo guanaco
Todo abutarda
Y cóndor piedra
Sin arado
Nunca en tierra
Chaw Manque
En el hablar
Aonikayen
Selknam volando
En caballos tozudos.



ARROJARE BRASAS Y CARNE ARDIENDO

Detrás de las cordilleras invisibles
Llama Temaukel el inventado
Ido es el espíritu
Sólo con venganza cesará la muerte
"kenos ka wax kas kaspi"
aquí está el primer cadáver
mirando por el follaje de arriba.
Hay que dejar de pronunciar sus nombres
Para cortarnos el cuerpo:
"Montaña", "Aguilante" "Mariman"
quemaré sus gargantillas de lobo
sólo quedará la peil de una ballena blanca.

DUELO

Es Temaukel quien ha llorado
Por eso subo a la cordillera que desaparece.
Me corto el pelo con una mandíbula
De avutarda
Porque alguien muere de los míos.
Hay que borrar sus rostros
Guardar el duelo por 28 lunas
Cortar el hilo de la muerte.

Es el mayor del cielo quien tomará mi alma
Vida y muerta
Con su cabeza de plumas.

Cazo mi cordero negro al anochecer
Pinto mi rostro con una brasa apagada
Córtome a mi mismo la oreja
Con una libra.




CANTOS


i.Sé que debiéramos conversar
Antes que nos trencemos
En la gran canoa blanca.
Es luna vaciante
Y nos adentramos hacia los témpanos
Como si fuéramos lobos a llamar
A sus crías.
La madre luna es una gran chamán:
Ella trágame sangre
Con un pájaro que tiembla a distancia.
De sus ojos caen lágrimas
Que el sol siembra a los vientos.
ii.
llegó a su sangre
fue doliéndole su vientre
hizo visionar al hombre
que llevaba en su cuello
el ombligo de su hijo:
-me escondo de la luna
que ha encendido fuego
roja es su cara.
El sol la persigue con un arco.
Me encojo en esta casa
De piel de lobo
Lavo mi cuerpo hasta que el aguilucho
suelte sus presagios-
iii.
estoy debajo del mar abriendo
la luz a las canoas errantes
en luna y sol
bebo su oscuridad que es lo nuestro.
Este es el sueño que quebrará
El vacío
Al tocar la niebla del avestruz
Que aún nos bebe.






CANTO A LA CASCADA

Bajamos con mi madre a la cascada
Para tomar remedios de su neblina
Aquí está la flor azul en su arroyo
Llama el botero de la otra isla
El lucero de la mañana nos alumbra
En el rocío decimos el romance:
Ay! Piedra azul que vienes a crecernos el corazón
Azul ha sido el relámpago
Aquí te traemos el oro que el padre hoy duerme
Con la luna más arriba del arco íris
Ella ha plantado un árbol de plata
En el pantano
Y ancianos desatan nudos con una flecha
En lluvia nieve luego granizo.



RANCHERA DE MADRUGADA

"al vino no lo vence ni la muerte"

Mi corazón de madrugada busca tu partida
En un gato negro que ha cada rato
/cruza mi garganta.
Es preciso acaso renunciar a la luz que sopla
porque al vino no lo vence ni la muerte.
Tu imagen en la T.V. a tubos aparece
Escucho a Antonio Aguilar
/en las radionovelas.
De nuevo el soñar con una piedra en el zapato
Y sin embargo, tu sombra queda en mí
Cual estrella en un lavatorio de agua.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada