martes, 7 de septiembre de 2010

929.- ALEJANDRA BARBERY


Biografía de Alejandra Barbery:
Nació en Santa Cruz (Bolivia) en 1973). Estudió derecho y ejerció el periodismo para el suplemento Espectáculos del diario El Nuevo Día y Policiales (Seguridad) para La Razón. Fue columnista de Sección 100, suplemento de análisis y de opinión del diario El Deber, y miembro del consejo editor de la Revista Jurídica del Colegio de Abogados de Santa Cruz (2000-2002). Como activista cultural ha participado en diversos grupos, como Caraspas y Grupo Arte, entre otros. Poemas suyos han sido expuestos en muestras poéticas como Expoética (1996) y otras. Integra la antología Poesía joven, editada por la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra y la Casa Municipal de Cultura Raúl Otero Reiche (Santa Cruz, 1998). Recibió el primer premio en el Concurso de Lírica UPSA (1994) y publicó el poemario Tres al hilo (Editorial La Hoguera, Santa Cruz, 2003).





Antología poética





1

La historia del hombre

El cuerpo:
la perpetua promesa de amar.
El inicio de otra época,
Una promesa
Una obscuridad
Difícil
indescifrable
La historia:
Otro poeta
descreído de las reglas.
De trajes gastados
De personajes posados
De crítica incestuosa;
Altamente politizada!
El juego:
Revivan las ideas.
Reviva el arte.
Complejo.
Contradictorio.
Una aproximación del mundo.



2

Ausencia

Sin dormir
Lejos el sueño,
Cierro los ojos.
Hay una luna
Hay una imagen,
etérea
Una sombra
Una habitación vacía
Un poco de sobras



3

Tránsito

El cuerpo no es
una cajita de tesoros y de angustia.

EXIT
El nombre de una puerta
El año que nos pesa
Un amor,
Algo sagrado
En mí.
Si tuviera color
el silencio
Ese,
oculto
Negro
Hueco.
Un abismo.
El desconcierto.
Silencio la noche.
Silencio de gatos.
Silencioso mar.
Silencio!
las veces que lloré
y nadie vio.
Silencio!
la aventurita del papel en blanco:
una imagen en el espejo.
Silencio?
lo que nunca fue.
Los corazones vacíos.
Los ojos de un perro.
Ausentes.
Fríos.



APENAS si te mueves,
para mirarme,
extasiado,

Frente a ti,
yo

la casa de la nona,
la de los recuerdos,
la que llora,
la que pide perdón,

Tarde.

La culpa de los días golpeando los senos,
silencio,
dolor,
gime el niño tras la puerta
único,
el lugar secreto
de mis fantasías.

Eva abre la boca




ONE

roja
señal
la existencia.




TWO

por sobre el aire la manía de besarte.

EXTRAÑA COINCIDENCIA LA DE REVER A LOS MUERTOS
LOS NUESTROS




THREE

la alegoría de los días, estos que toca vivir

el presentimiento de no se qué
calando el fondo




FOUR

mentira el dibujito de la casa,


la mamá
el hermanito
el gato
el perro
su casa
el jardín
el infaltable árbol

—menos mal―
FIVE

el número de la pared
amarilla

grita




THE END
EL FINAL

La espiral:
el ícono del pensamiento.

ésta
que
crece

que se instala en le bidet,
mezcla de agua y carne
el husmear de los dedos,
los tuyos,
debajo de mí
tu mano

cierro los ojos

volar
volar

la sensualidad de los cuerpos
en la entrega

Dejarse caer
con sabor a eternidad


Llévate de mi, el aliento
mi ajayu*.
Promesa de mí tus manos sobre mis senos,
dibujando dos montañas,
la boca, la mama dentro de tu boca.
la mía.




1

Siete palabras.
¿Qué dirán?

Una lágrima.
Perdida.
Sin alas,
Casi desierta.

Entre dos lunas.
Una boca
Callada,
Sin ganas.
Postergada.

Una habitación.
Sin alma
En silencio.

Existe una imagen;
En el espejo:
La mía.


2


Saluda.
Una sombra.
Se presenta.
Extiende la mano.
Alucinación malcriada.


3


Hay una herida.
¡Auxilio!
¿Dónde está?

Corazón.
Desesperado.
Corazón.

Llora.
Llora.

La madrugada.
La muerte de alguien.

Una imagen
Sin tiempo.
Roja.
Sangre.
Envuelta en desvelos.
Loca,
amarra obscuridad.


4


Por cada palabra,
que encierra un verso.
Tres demonios desaparecen.


5


Un ave
Cruza el cielo.
Sobre sus alas,
Se pierde tu sombra.


6


En el cielo,
Un ángel
Arde.
Invisible.
El delirio.
La obsesión
De la luna
Una línea.

Rasgar paredes.

Desvestirse,
Sin ojos.
Para recordar a los muertos.

En silencio.
Próxima.
Sin crimen.
Sin debate.
Un espíritu,
Desfallece.


7


Un hombre
Lagarto.
Se come las uñas.
Un niño.
Tatuado de avestruz.
Abre los brazos,
Huye de las horas.

Pedro,
Hijo de Mateo,
Cansado de correr…

Se entregó al fuego.


8


Hay una voz,
Es el olvido.

La búsqueda de un tiempo.
Sin tiempo.
La carne una máquina;
fabrica recuerdos.

Desolación.
Acariciar el sueño.

Mundo
de laberintos.
Sin salidas.
NO EXIT.

A nadie,
A ningún lugar.






H i p o t e n u s a



El hombrecito de la esquina

se viste de espera.

Cuando cierra los ojos,
desalma.




WEB DE ALEJANDRA BARBERY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada