domingo, 14 de noviembre de 2010

1880.- LUCÍA BALLESTER ORTIZ



LUCÍA BALLESTER ORTIZ
Nació en La Habana, Cuba (1949). Poeta, narradora, ceramista y pintora. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana en 1978. A partir de 1993 comienza a ilustrar sus trabajos de poesía. También realiza trabajos en cerámica y pintura sobre tela a partir de 1995. Desde el año 2002 realiza grabados en metal y en el 2004 comienza a trabajar la escultura en bronce. Ha realizado varias exposiciones, tanto individuales como colectivas, de sus grabados y esculturas, obteniendo importantes premios y menciones honoríficas. Ha publicado los poemarios: Áreas exclusivas señalizadas (Ed. Praxis, México, D.F. - 1990), En la décima noche de saturno (Ed. Extramuros, La Habana, Cuba – 1992), Poemas domésticos (Taller de grabado Malgón, Miami, EE.UU. – 2005) y Una suma de frágiles combates (Ed. Betania, Madrid, España – 2005). Ha participado en las revistas cubanas: “El Caimán Barbudo” y “Revolución y Cultura”; en las revistas mexicanas: “La Regla Rota” y “El Faro”; en las revistas estadounidenses: “Catálogo de Letras” y “El Diario de la Mujer”. En la actualidad tiene inéditos un libro de cuentos infantiles y un libro de historias breves.






RUMOR

estoy bebiendo sangre de Cristo
en las afueras de la ciudad
¿quién va a volver a ella
para rodearla de amor?

¿quién podrá -con el agua del costado de Cristo-
iluminar sus sitios?

¿qué emoción va a reinar?
¿qué palabra amigable es aquella
escuchada desde la costa?






IRENE

vamos a dejar
irene
que fluya este mediodía
con la brisa ceñida al talle de la flor
al iniciar gustosas la costura
otra túnica nueva para lucir un sábado en la noche
bajo la luz del salón de plata festejada






SECUENCIA

pruébame que es amor
esta secuencia de cielo y tierra
pruébame que nunca se irán de allí
esos enseres que pueblan la memoria
aunque nos alejemos van a permanecer
tal vez con otra luz desafiando a la luna

prueba que viviré
aunque sirva el almuerzo fuera de casa
sólo así lo creeré
que el cielo no está sujeto a tierra alguna.






CRÓNICA DE UN AMOR ABSURDO

he inventado tu boca
ofreciendo sonido a mi interior
ignoro
cómo debo llamarte
sábado
vino cálido
amor
sencillamente humo
o absurda pretensión desde la noche






JULIO

voy de la mano de un hombre
que no tiene muerte
-no para mí-
cuando se arraiga el sol a su interior
mitiga el amor
en toda la reciedumbre del agua corriente
fluyendo sin cesar por la vena generosa
del día en que comienza julio
cálido tiempo en la noche
voluptuosa
incendiaria






IMAGEN

es la noche del hurón
no voy a capitular
he de seguir bebiendo hasta que te apartes de mi
y el último tabaco al consumirse
barra de golpe con tu imagen





ALIENTO Y PROVISIÓN

hay que ver
cuánto nace de Egon Schiele
sofocado por la angustia del sexo
en un canto a las grutas de la razón
volviendo al grito del que se inmola en la vigilia
en la imagen rechazada por la antigua ciudad muerta
y hallar la frágil línea subrayada de corales






CAUTELA

huye el delator sobre la espuma resbaladiza de su palabra
creando el desconcierto
aferrado su diente filoso a la piel nueva

vuelve el inocente sobre su paso
como si el verbo fuera cristal
y no una zanja en la naturaleza del hombre






CONSORCIO

el arte en su consorcio con el alma
va traficando muerte
soledades
nos arroja cenizas
nos descarna y se conforma un mundo
entre designios
y nos lanza una luz
ya no hay reposo






EL TROTE

quiere venir a trotar libremente
como si la poética fuera un pasto
por la anchurosa pradera
de la ganancia al sol
como si la esperanza
fuera verde al degustar un vocablo
una línea
sencilla demoledora
semejante a los hombres en su verdad
sudorosos al sol trabajando arduamente

no
no puede
nunca podrá




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada