miércoles, 1 de febrero de 2012

5751.- FRANCISCO ALVIM




Francisco Alvim
Francisco Soares Alvim Neto, o simplemente Chico Alvim (Araxá, Minas Gerais, BRASIL 1938) es un poeta y diplomático brasileño. Inició su carrera en el exterior como secretario de la representación del Brasil para la Unesco, en París. Fue cónsul general de Brasil en Barcelona (1995-1999) y en Rotterdam en los Países Bajos (1999-2003). Actualmente es embajador en Costa Rica.
Francisco Alvim escribió su primer libro O sol dos cegos en 1968, y junto con Antonio Carlos de Brito, o Cacaso, marcaba la aparición de lo que José Guilherme Merquior llamó la primera generación de poetas "pos-vanguardistas". Entre 1969 y 1971 vivió en París, donde escribió parte de su libro Passatempo, lanzado en 1974 por la colección Frenesí, que editó también los libros Grupo Escolar, de Cacaso, Corações veteranos, de Roberto Schwarz, Em busca do sete-estrelo, de Geraldo Carneiro, e Motor, de João Carlos Pádua, libros que componen la llamada poesía marginal, que ganó notoriedad con la antología 26 poetas de hoy, organizada por Heloisa Buarque de Hollanda. En 1978, publica Dia sim, dia não, con Eudoro Augusto, y, en 1981 Festa e lago, montanha, que mantuvieron la marca de la producción independiente e artesanal do autor.
En 1981 la editora brasilera reunió sus libros en Passatempo e outros poemas, con el cual ganó el Premio Jabuti. En 1988, lanza Poesía reunida, que le permite acceder a otro Premio Jabuti, y en 2000, Elefanty, libros después reunidos en Poemas (1968-2000).


Francisco Alvim: retrato a varias voces


por Fernando Pérez

Si pienso en las cualidades que más me atraen en la poesía de Francisco Alvim, se me vienen a la cabeza dos adjetivos contradictorios: concentración y dispersión. Concentración en la dicción escueta, en la falta de adornos, en lo que el crítico Roberto Schwarz llamó su “minimalismo inmenso” de una precisión notable. Dispersión en la falta de centro de su poesía, que nunca se mira el ombligo ni se demora en preguntarse por sus propias posibilidades, sino que parte al encuentro de las voces y los cuerpos que definen los espacios por los que transita Alvim, que me recuerda a ratos a Claudio Bertoni en sus epigramas apretados recogidos de la calle o extractados de sus diarios, y a ratos a Millán en el rigor con que contempla lo que lo rodea y lo decanta en versos de una simplicidad engañosa. Los poemas están presentados en el mismo orden en que vienen en la edición que reúne todos sus libros publicados hasta hoy (Poemas [1968-2000], Cosac&Naify: São Paulo, 2004], de más recientes a más antiguos.






ESPELHO


Meu deus como é triste
Olhar a noite nos olhos
O som da treva ecoa
no brejo mais fundo


Lembrar a montanha
a tarde cheia de sinos
a menina – névoa no azul
o menino


Uma luz
que afastasse este breu
para além da estrela remota


Olho e vejo um furo
no escuro – um lago?
Aviões partem
Para qué deserto?


De Elefante (2000)




ESPEJO


Dios mío que es triste
Mirar a la noche a los ojos
El eco de las tinieblas
en la ciénaga más honda


Recordar la montaña
en la tarde llena de campanas
la niña – niebla en el azul
el niño


Una luz
que alejara esta brea
más allá de la estrella remota


Miro y veo un hueco
en el negror – ¿un lago?
Aviones parten
¿para qué desierto?










OLHAR


Banheiro aceso
box de azulejo
o armário entreaberto
fio de breu




MIRADA


Baño encendido
box de azulejos
el closet entreabierto
hilo de brea.










VELHO


Todo velho fica assim
meio
Ah nem sei como fica
Ele não fica
Um velho não fica




VIEJO


Los viejos se quedan así
medio
Ah ni sé cómo se quedan
Él no se queda
Un viejo no se queda










AS MÃOS DE DEUS


Morreu na explosão
me deixou sozinha
Chovia fazia sol
a gente sempre em casa
As pessoas comentavam
que vida mais gostosinha
a de vocês
Dei sim, dei tudo
mas
só para ele
(Hoje, por grana,
pra todos)
Não roubo, não mato
mesmo assim me pergunto
se não faço algo de
errado




LAS MANOS DE DIOS


Murió en la explosión
me dejó sola
Llovía había sol
La gente comentaba
qué rica la vida
de ustedes
Le di, sí, le di todo
pero
sólo para él
(Ahora, por plata,
a cualquiera)
No robo, no mato,
igual me pregunto
si no hago algo
que está mal










HOSPITALIDADE


Se seu país é assim –
tão bom –
porque não volta?




HOSPITALIDAD


Si tu país es así –
tan bueno –
¿por qué no vuelves?










OS DIAS PASSAM


Lembra daquela água verde
onde os dois mergulhavam
e todos olhavam?


Tua pele suava
na água
Teu olhar preto
afogava


A vida era tanta –
deslembrava




LOS DÍAS PASAN


¿Te acuerdas del agua esa verde
donde los dos se tiraban
y todos miraban?


Tu piel sudaba
en el agua
Tu mirada negra
se ahogaba


La vida era tanta –
desrecordaba










ETA-FERRO


Pouso Alegre acabou
Pombal acabou
A Gloria está acabando
Chico Alvim acabou
Tio Firmino acabou
Juquinha acabou
Tio Fausto acabou
Eu –Fausto- acabei
Tia Januária acabou
Vovô Soares acabou
Deusdedit acabou
Tio Chiquinho acabou
A Filó acabou
Vovó Emilia acabou
Tia Rosinha acabou
Tudo acabou
Tudo acabou




ETA-FERRO


Pouso Alegre se acabó
Pombal se acabó
La Gloria se está acabando
El Chico Alvim se acabó
El tío Firmino se acabó
Juquinha se acabó
El tío Fausto se acabó
Yo –Fausto- me acabé
La Tía Januária se acabó
El abuelo Soares se acabó
Deusdedit se acabó
El tío Chiquinho se acabó
La Filó se acabó
La abuelita Emilia se acabó
La tía Rosinha se acabó;
Todo se acabó
Todo se acabó










TE CONTAR


Dorzinha enjoada
Ela começa perco a graça
Dói aí e dói aqui
Dorzinha chata




CONTARTE


Dolorcito antipático
Comienza y pierdo la gracia
Me duele aquí me duele allá
Dolor latero










SOMBRA


Chove nos edifícios
e na erma galeria
de esquadrias de vidro
sujo


Chove nos edifícios
e também em tua sombra
de bípede que palmilha
esta e mais outra trilha


Aquele edifício negro
na sombra amarela, imensa
assombra toda a cidade


A ti, não




SOMBRA


Llueve en los edificios
y en la galería yerma
de ventanales de vidrio
sucio


Llueve en los edificios
y en tu sombra
de bípedo que pasea
por esta y otras veredas


Aquel edificio negro en
la sombra amarilla, inmensa
asombra a la ciudad toda


No a ti










CHEFE DE SEÇÃO


Deixa aí,
está bom.
Depois refazia tudo.
Chegava em casa queixando.




JEFE DE SECCIÓN


Déjalo así,
’tá bien.
Después rehacía todo.
Llegaba a la casa alegando.












QUER VER?


Escuta




¿QUIERES VER?


Escucha










NO TELEFONE


Ia te dizer uma coisa


Me esqueci


Arrumando o armário
Achei aquele seu pijama


Você volta aqui?




AL TELÉFONO


Te iba a decir algo


Se me olvidó


Ordenando el closet
encontré ese pijama tuyo


¿Un día de estos vuelves para acá?












VOU E VOLTO


Não vai
Não vai
que você não vai
gostar






De O corpo fora (1988)




VOY Y VUELVO


No vaya
No vaya
que no le va
a gustar










VOZ


Quando eu chamo
ele vem






VOZ


Si yo lo llamo,
él viene.












PAIXÃO


Se tivesse um remedinho contra
eu tomava




De Dia sim dia não (1978)




PASIÓN


Si hubiera algún antídoto
me lo tomaba












LUZ


Em cima da cômoda
uma lata, dois jarros, alguns objetos
entre eles três antigas estampas
Na mesa duas toalhas dobradas
uma verde, outra azul
um lençol também dobrado livros chaveiro
Sob o braço esquerdo
um caderno de capa preta
Em frente uma cama
cuja cabeceira abriu-se numa grande fenda
Na parede alguns quadros


Um relógio, um copo


De Passatempo (1974)




LUZ


Encima de la cómoda
una lata, dos jarros, algunos objetos
entre ellos tres antiguas estampas
En la mesa dos toallas dobladas
una verde, otra azul
una sábana también doblada libros llavero
Bajo el brazo izquierdo
un cuaderno de tapa negra
En frente una cama
cuya cabecera se abre en una amplia grieta
En la pared algunos cuadros


Un reloj, un vaso












DIÁRIO


O dia que traz consigo?
Arcas, roupas de baixo
livros sem capa
versos alambicados
sapatos a que faltam cadarço
vogam pelo quarto
batem desencontrados
fazem um barulhão
dos diabos
que acorda os vizinhos
Domingo ou segunda-feira
há sempre missa
todos saem
O prédio fica vazio
no meio do bairro vazio
de uma cidade vazia
O poeta, sem vizinhança
remotíssima criatura
levanta-se, vai à janela
e espia o pátio lá em baixo
Podia pensar um verso
podia, mas não pensa


De Sol dos Cegos (Sol de los ciegos, 1968)




DIARIO


¿Qué trae consigo el día?
Arcas, ropas de baja
libros sin tapa
versos alambicados
zapatos desprovistos de cordón
bogan por la pieza
golpean sin ton ni son
hacen un ruido
de los mil demonios
que despierta a los vecinos
Domingo o lunes
siempre hay misa
todos salen
el edificio queda vacío
al medio del barrio vacío
de una ciudad vacía
El poeta, sin vecinos,
criatura remotísima
se levanta, va a la ventana
y espía el patio allá abajo
Podría pensar un verso
podría pero no piensa










OLHEM BEM ESTA COLINA COMPANHEIROS


Olhem bem esta colina companheiros
o verde que a recobre às vezes corre
pelo mundo e suja
as ruas, o ar, a face escura
e não o apaga nem a própria morte






MIREN BIEN ESTA COLINA COMPAÑEROS


Miren bien esta colina compañeros
el verde que la cubre a veces corre
por el mundo y ensucia
las calles, el aire, el rostro oscuro
y no lo apaga ni la propia muerte




http://www.letrasenlinea.cl/?p=250

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada