jueves, 16 de febrero de 2012

5916.- FABIO SALAS ZÚÑIGA



Fabio Salas Zúñiga
Nacido en 1961 en Santiago. Licenciado en Literatura de la Universidad de Chile.
Académico en universidades privadas y estatales dictando cátedras de Rock y contracultura por más de 15 años.
Ha desarrollado una vasta labor como investigador en el campo de la música pop chilena y como libretista, crítico y realizador de medios de televisión, prensa escrita y radio. Actualmente ejerce la docencia en diversos centros de enseñanza superior. Ha publicado, entre otros, los ensayos rockeros: “El grito del amor” (1987), “La primavera terrestre. Cartografías del rock chileno y la nueva canción chilena” (2003), “El rock. Su historia, autores y estilos” (200). En poesía: “CRAM” (1988) y “El jardín de tía Violeta” (2002). En prosa publicó el libro de relatos “Crónicas infames para un pueblo demente” (2006).








¿No has oído el parte final de la batalla?
¿Escuchas el cálido resplandor bajo la luna?


estás a tiempo todavía
y en el cerro los brujos bailan en aquelarre
por las noches hay fuegos
llamas...... espíritus que lo anuncian ya
pero estás perdida..... estás perdida
pequeña
pequeña muchacha


aún hay espacio para ti y para mí
en este viaje
mírate por una vez en el reflejo de lo nocturno
la Vía Láctea vibra de frío y calor
¿y quién eres tú?
descubre tu propio círculo de sol
antes que la sal de los años te releve
porque estás perdida pequeña
pequeña muchacha...










Cuando te vea llegar esa noche
deslizándote como una gata de trapo
y piense que algo comienza a suceder en mi vida
mientras te me vienes lentamente


desflórame...... por favor


y si las cosas no son lo que semejan
y detrás de ella otro mundo se encuentra latiendo
y si debo descifrar los signos de tu tiempo
cuando me deje ir a tu lumbre ardorosa


desflórame...... desflórame por favor


tú sabes que llevamos mucho tiempo esperando
y afuera los demonios se llenan la panza y hace frío
y si tú no terminas de llegar esta madrugada
mi cuerpo será un solo anhelo interminable


desflórame.... oh sí desflórame que no aguanto más


saldré corriendo por las calles húmedas


y tal vez la bruma me trague y hallarte no pueda
pero si la fortuna me alumbra con una chispa de chance
prepárate porque cogeré todas las flores de tus piernas abiertas


desflórame.... desflórame.. oh sí.. por favor...
Ella encendió un sueño en mi corazón
la situación era delicada pero nos queríamos
y supongo que bien y harto
a veces en la noche yo le contaba cuentos
y ella reía y decía que yo era un loco
tal vez sí... lo era
a fuerza de querer entregarme a su afán de vivir


cuando el silencio arreciaba
apenas nos podíamos ver
era madre de dos niños
ligábamos mucho por teléfono
y aunque lo quisimos
nunca pudimos ver esa aburrida película sueca


una noche ella y yo
la pasamos llorando
estaba bien tener diferencias
pero llevarlas al límite
era tonto e innecesario
cuando se trataba de existir
ella me dejó en pleno invierno
se sumergió en el trabajo clandestino
yo me dediqué a buscar clases
y alguna otra cosa en qué meterme
hablaba con amigos pintores
viviendo al mínimo... tratando de ir hacia adelante
después de un tenue resplandor de cara al frío
solo... y la borrasca....












Los muchachitos compraban discos ilegales con canciones bien grabadas
armonías atroces y mensajes estúpidos


las muchachas se pintaban y se niquelaban con rimmel
y golillas en el ombligo
para salir a las casas de ellos... los contenedores


los vendedores pensaban cómo sería la secretaria en la cama
la secretaria vivía pensando en un aumento de sueldo


era el universo de la clase trabajadora
las cosas huían... volátiles
en una imperceptible pérdida del ser
en el mundo de ellos... de ellas
en el de siempre...










Ciertamente el viejo Rory Gallagher
no se la pasó muy bien en esta vida
mas sus blues grabaron un relieve en mi mente
en esa espiritual comarca eléctrica
que sólo él pudo trazar


Estoy seguro que estaría muy feliz
de saber que fue junto a su guitarra
que me nació una fuerza descomunal
para dejar hablando clarito
a mi negra adorada
durante una de esas incontenibles
bluseras noches
de verano...




Estos poemas forman parte del volumen inédito
“Erosismos” (2004)















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada