miércoles, 29 de febrero de 2012

5998.- EDDY VAN VLIET






Eddy van Vliet
Leon Edward Juliano (Eddy) van Vliet ( BÉLGICA, 11 de septiembre 1942 - 05 de octubre 2002 ) era un poeta y abogado flamenco.

Bibliografía:
Het lied van ik. Deurne (Antwerpen), z.n.; 1964.
Duel. Brugge, Desclée De Brouwer; (Reeks: Noorderlicht); 1967.
Columbus tevergeefs. Brugge/Utrecht, Desclée De Brouwer; (Reeks: De bladen voor de poëzie); 1969.
Van bittere tranen, Kollebloemen e.a. Blozende droefheden. Z.p. (Amsterdam/Brussel), Paris-Manteau, (Reeks: Manteau-poëzie; onder redactionele leiding van Paul Snoek); 1971.
De vierschaar. Gedichten 1962-1972. Amsterdam-Brussel, Paris-Manteau, 1973. Bloemlezing.
Het grote verdriet. Gedichten 1971-1974. ’s-Gravenhage, Nijgh & Van Ditmar, 1974.
Na de wetten van Afscheid & Herfst. Fragmenten uit het leven van een burger. Gedichten. Amsterdam, De Bezige Bij, 1978.
Glazen. Gedichten. Amsterdam, De Bezige Bij, 1979.
Jaren na maart. Nawoord J. Bernlef. Amsterdam, De Bezige Bij (Bezige Bij Poëziepocket nr.8), 1983.
De binnenplaats. Amsterdam, De Bezige Bij, 1987.
De toekomstige dief. Amsterdam, De Bezige Bij, 1991.
Poëzie: een pleidooi. Gent, Poëziecentrum, 1991. Non-fictioneel werk over poëzie.
Zoals in een fresco de kleur. Gedichten. Amsterdam, De Bezige Bij, 1996.
Vader. Amsterdam, De Bezige Bij, 2001.
Gigantische dagen: een keuze uit de gedichten 1978-2001. Amsterdam, De Bezige Bij, 2002.
Verzamelde gedichten. Amsterdam, De Bezige Bij, 2007; 976 blz.



EL CASTAÑO


Había mucho verde que repartir a nuestros ojos,
si no le hubiéramos quitado la vista de encima.
Al borde del prado. Una trampa para los poetas
que aman comparar las flores con velas encendidas.


Su sombra era lo que nos atraía.
La parte inferior de la zona cercada que
de niños asolábamos a palos y pedradas.
Encima de la hierba que él proveía de frescor,


sus hojas formaban el tablero de una mesa,
desgastada por los lomos de las reses
a las que brindaba protección y, a cada relámpago
anunciando un trueno, la posibilidad de una muerte.


 (Título original: De kastanjeboom)
© Traducción española: Diego J. Puls.
Publicado en El Urogallo, noviembre de 1995.










VACÍO AMPLIFICADO...


Vacío amplificado. Llenarlo es mi cometido.
Asignarme tareas a mí mismo.
Una manera curiosa de olvidar
la presencia que precede al vacío.


He debido empezar por un rincón,
donde el recuerdo pueda producir el menor daño,
instalado allí una silla de momento,
mirando hacia el lado de enfrente:


Una pared llena de cuadros.
El efecto de espejo descubierto demasiado tarde.
Obligación de ver cómo ella, desde un tacón alto,
con tacto y fragancia va imponiéndose al espacio.


 (Título original: Uitvergrote leegte...)
© Traducción: Diego J. Puls












EL PATIO


En el patio donde el arrullo de las palomas
era tan fácilmente predecible,
oí un trino que, al despegarse
de la tenaz llovizna helada que nos envolvía,
dejaba adivinar la primavera.


Levantamos la vista. El pájaro cerró el pico.


Como nosotros, tampoco él, que enjaulado
y solitario había confundido las estaciones,
creía en la reversibilidad del tiempo, aunque
su canto retrasara un momento nuestra despedida.


(Título original: De binnenplaats)
© Traducción: Diego J. Puls












JULIO


Vivíamos en terrazas y habitaciones
sin ventanas que eran como paisajes.
Buscapiés anunciaban el segundo centenario
de la revolución francesa. En los veleros de tres palos
no faltaba bandera que guardara relación con la libertad.


Nuestros pies desapresurados nos llevaban una y otra vez
a los mismos lugares y dejábamos entrar el sol
hasta el último rincón de la vergüenza, adonde ya
mi lengua se le había adelantado
y mi sombra igualaba su calor.


Hasta en los confines del mes de julio me hizo
creer tu cuerpo que Heráclito estaba equivocado.


 (Título original: Juli)
© Traducción: Diego J. Puls








OSCURIDAD ABSOLUTA


Oscuridad absoluta. Sin rastros en un cuarto.
Desaparecida entre el momento de quitarse el vestido
y el de cerrar los postigos de las ventanas.
La ternura resulta muy poco llevadera.


Hablar está penalizado. Ésa es la consigna.
El aroma de un higo machacado:
no se admiten balizas de otro tipo.
La pared que envuelve la chimenea me despide.


Me acerco. Tiéntame.
Tócame con una uña desnuda.


© Traducción: Diego J. Puls










INVIERNO


Que venga ahora el crudo invierno.
Que a sí mismo se corone. Gobierne
con ojos de color del cielo. Inexorable
y carente de toda emoción.


Que acose a toda vela al viento
por el monte agreste. En su trono, erguido,
ruja hasta despedazar los sueños,
a las rosas furioso agravie e irrite.


Dadle el poder para que con hielo ocupe
los caminos, detenga las campanas de las iglesias,
conmueva las profundidades de la tierra,
rompa los mástiles.


Que venga ahora el crudo invierno.
Nos bastará un beso para desairarle.


(Título original: Winter)
© Traducción: Diego J. Puls












ENAMORADO


Las cosas son, han sido y serán siempre así.
Quedar en los cafés el día en que cierran.
Esperar del lado equivocado de los puentes.
Entre el pulgar y el índice, como un ascua ardiente,
el número de teléfono mal entendido.
Parques mojados, hoteles demasiado llenos, París muy lejos.
El amor como un cúmulo de equivocaciones.


Palabras torpes como las recién expresadas en el bolsillo, e
independientemente de las leyes del buen gusto
y del intelecto, tantas ganas de escribir
que de aquella ciudad del primer encuentro
existe un plano en el que se registra un beso
que casi no lo fue.


(Título original: Verliefd)
Traducción: Diego J. Puls, Carmen Bartolomé Corrochano & 
Rubén Chapp.
Publicado en El Urogallo, Noviembre de 1995.












LA CIUDAD


La ciudad está infestada de lugares que
tú me arrebataste. Colmada de pisadas
comunes, llena de risas compartidas.
Los sueños les dieron cobijo y cuando hizo
falta el amor los protegió escopeta en mano.


Cuéntales a mis piernas cómo deben
eludir lo que les pertenecía.


Cuéntales. Les cuesta creer
que los teatros se han incendiado, que en los restaurantes
ha brotado la peste, que las terrazas se
han esfumado, que han cerrado los hoteles,
que el patio interior lo han derribado.


Igual que inclinando la cabeza
creo poder escapar de la lluvia
olvidarme de lo que me han arrebatado.


(Título original: De stad)
Traducción de Diego J. Puls, Carmen Bartolomé Corrochano & 
Rubén Chapp.
Publicado en El Urogallo, noviembre de 1995.










DEMASIADO TARDE


Asciendo a las alturas y oteo
las experiencias que como palabras corrientes
fueron a toparse con un poeta.


El agua de la ducha que alguna vez nos hizo
insaciables, corre por tu columna vertebral.
Inaudible para mí en el camino de carretas.


La sapiencia del conocedor de vinos que dice
que el que traga es un mal catador,
llega demasiado tarde.


 (Título original: Te laat)
© Traducción española: Diego J. Puls










ADIÓS A MI PADRE


Sólo quiero decir que no lo sé.
Que yo no veía las cosas tan claras,
como luego se pudo comprobar.


De pronto hubo que engrasar la verja del jardín.
Tapar las marcas que los cuadros habían dejado en la pared
y quitar a toda prisa el olor a jabón de afeitar.


El del pelo ralo que declamaba a Homero. El devorador de maíz.
El tipo afable que traía perfumes de París. ¿También ellos
habían hecho las maletas, los amigos íntimos de los días de fiesta?


Ya lo he escrito otras veces. Esa mañana
se fue de la cocina a la puerta de la calle
y nunca más volvió.


(título original: Afscheid van mijn vader; extraído de Jaren na maart [Años después de marzo], 1983)
© Traducción española: Diego J. Puls (en colaboración con Carmen Bartolomé Corrochano), publicada en «Poesía contemporánea en lengua neerlandesa», Stichting Ons Erfdeel, Rekkem (Bélgica), 1993.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada