sábado, 13 de noviembre de 2010

1854.- RUBÉN VEDOVALDI


RUBÉN VEDOVALDI, poeta y escritor argentino, nacido en 1951 en la ciudad de Rosario, Argentina. Colabora en revistas y antologías nacionales y extranjeras desde 1976. Publicó Culturicidio en Argentiniebla y Problemas para quedar mal con Dios y con el Diablo -poemas- 1991. Editó el CD Cuando la Palabra Canta, poemas suyos musicalizados por Carlos Medrano en 1999 y el Disco Compacto Palabra Libre III, Antología, (2004) del Taller de Poesía que modera desde 1988. Fue incluido en La Imagen Del Poema video de Denise Almeyda.




A PLATÓN

no hay
mundo de las ideas

todas las ideas
son de este mundo





RIESGO

esa que siempre ha sido
ruleros y un par de chancletas
esta noche puede ser
la odalisca de los siete velos o
viejos ruleros y un par de viejas
chancletas como siempre

este que siempre es saco,
chaleco y corbata,
celular, portafolio y reloj pulsera
con pasaporte a infarto del miocardio
esta noche puede ser
Tarzán en su liana salvaje,
Alicia en Wonderland,
Gulliver en el país de los enanos o
infarto del miocardio y arrivederchi

ese que insiste en ser
pesada sotana y frío rosario,
misa gris,
pálidas confesiones y teneme la vela,
esta noche puede advenir
adivinen que
adivinen con quien
y aquel que marca el paso como manda el poder
podría hoy danzar
desnudo y bello en la escollera
entrar en el mar y volver
fresco y feliz
o subordinación y valor,
orden, sistema y odio como siempre

esta noche es una puerta
siempre es la puerta
no a la eternidad
no a la libertad absoluta
no a la gloria;
tal vez no sea esta hora una llave de paso
al gran amor, al horror absoluto o la salvación
pero este día esta noche esta tarde
esta mustia mañana de muñones
pueden ser una puerta
al uno mismo que cada quien olvidó
para que todo siga normal y mal
nuevo portal a lo otro de los otros,
ventana de fuego o diamante,
o temor tumor tumefacta mortaja
angustia rata y rutina somnífera,
negado sueño y despertar perdido.






EL BORRADOR

Un hombre salta una tapia y cae muerto en medio de un jardín.
Toda la vida del jardín se conmueve y viene a pedirme que deje mi cuartilla a medio hacer y mi lapicera y mi escritorio y salte la tapia para averiguar allá afuera quién lo mató. (Yo soy el autor y lo tengo que saber y lo tengo que contar). Pero yo tengo miedo de saltar esa tapia y caer muerto del otro lado. Entonces vuelvo a mi escritorio y a mi hoja a medio narrar y concluyo:
-Queridas flores y queridos bichitos del jardín, mejor tiremos el muerto otra vez afuera y borremos estas líneas y escribamos otro cuento sin muerte y sin miedo, eh? ¿Qué les parece?







SED Y PALABRAS

En la alta noche un hombre tiene sed, pero lo único que hay es silencio y una que otra palabra.
El hombre abre una palabra y se mete desnudo y entero adentro de la palabra.
Adentro está más oscuro que afuera. El hombre enciende un deseo amoroso y trata de ver en la oscuridad, pero el amor es ciego y lo lleva a cualquier parte.
Cuando el amor se apaga, el hombre enciende una locura y ve muchas cosas o espectros dentro de la palabra. Las cosas le sacan la lengua y se le ríen en la cara o le hacen cosquillas en los pies y el hombre busca infructuosamente la salida.
Un cartel le indica: ESPERA A QUE SE APAGUE LA LOCURA
El hombre espera a que se apague la locura y enciende un olvido profundo.
Baja por el hondo y oscuro camino del olvido, y sale de la palabra.
Afuera la gente le pregunta:
-¿Qué sed tuviste, qué palabra abriste?
A lo que el hombre solamente puede balbucear.
-No sé, no me acuerdo.
Todos se alejan del olvidadizo, menos una niña.
La niña extiende una mano hacia la sed del hombre y le regala otra palabra.
Y otra vez, después de la profunda oscuridad, amanece.







LOS TRES DESEOS DEL CRÉDULO PESCADOR

Un hombre pesca a orilla del río una lámpara que parece mágica. El hombre la frota hasta que sale la voz antigua de un genio:
-"A tus órdenes, amo. Pídeme tres deseos y te serán concedidos.
El pescador piensa muy bien sus deseos y pide:
-Primero quiero la salvación y gloria eterna para todas las almas pasadas, presentes y futuras de este mundo y de cualquier otro lugar en donde las hubiere.
-El genio pareció dudar un momento y preguntó: ¿Y cuál es tu segundo deseo?
-Segundo: que tú seas libre y feliz para siempre de toda servidumbre y que quien te encerró en esta lámpara sea perdonado.
-Ya veremos si perdono a ese malvado. -murmuró el genio-Ahora, dime tu tercer deseo.
-Tercero: que esto esté sucediendo de verdad y no sea cuento.

Y pasó el tiempo y los tiempos y el genio no pudo concederle el tercer deseo. Y el cumplimiento del segundo deseo y del primero, el pescador todavía los está esperando.







IDA Y VUELTA MULTIPLICADA

Una mujer estira su mano hacia la copa del Arbol de la lengua y del habla y desprende una palabra
de jugoso aroma y dulce color. Abre con su lengua la palabra y se mete toda ella dentro de la palabra, hasta el carozo.
Luego monta el carozo de esa palabra y viaja sensorialmente, visitando las costas de los siete mares del silencio.
De las orillas de los mares del silencio viene un aire de verbos que acaricia el vientre y peina los cabellos de la mujer. La mujer lleva el carozo a la mejor playa y lo deja encallado en la arena y se adentra en la tierra firme de las voces. Las voces son en esa parte todas masculinas y reciben a la mujer en interminables orgías.
La mujer vuelve preñada hasta el carozo y monta y regresa hasta el centro oceánico de la palabra que la contiene. Y sale de la palabra y se arrodilla a parir siete hijos junto al Arbol de la lengua y el habla. Y canta. Y va dejando cada hijo prendido como fruto de una rama del árbol y luego se tiende a descansar y viene el viento y algunos animales se asustan o huyen a esconderse, pero la mujer se confía al amparo del Arbol y duerme en paz el mejor de sus sueños y siete sueños, y la mitad de otro sueño, porque ella sabe que a las palabras que echaron raíces en la vida, no se las lleva ningún viento.






AUTO-RETRATO
DE CUANDO NO ESTOY

urdido a contramano me destramo
me traigo me distraigo me contraigo
excluyo mi inclusive
me vuelvo y le devuelvo al vacío mi pronombre
llego a nunca
digo nada
me diluyo

desnudo hasta la piel penúltima del tuétano
desanudo los dobles de mi sombra asombrado
me desdigo y desoigo
me despienso
no siento

me suelto de los dedos
desciendo de mis pies a ver qué pasa
desactúo mis gestos cada gesto
desbusco
hasta que desencuentro todo

me anverso y me reverso
me convierto y revierto

¡ME CONTEMPLO INCOMPLETO!

me templo me destemplo
me distiendo
contiendo
no me entiendo

descomprendo
desprendo
y desemprendo
mi cielo solo
el beso por dar
tanto semen sin cuna
sin rostro
sin historia

De CULTURICIDIO EN ARGENTINIEBLA
Ediciones "NO MUERDEN" Rosario -1991-








LA SINRAZON DEL CANTO

he aspirado el veneno de las flores
maligno vaho del aire
ígneo mal de baudelaire

bebí la regla y agria
sinfonía darío en gris
cisne mayor
melancolía azul piedra renal

he acusado la furia en el sonido
el son ido de furia
ariosto shakespeare london faulkner arlt

ha vibrado la sombra en el brillo
alto grillo de sombra gerard de nerval
oscuro niestzche claro
holderlin poe
conde de lautremont de l’isle adam

me han golpeado los rojos
tambores de rimbaud
su desarreglo vidente
el descuartizamiento órfico de cocteau
los fusiles de goya
los zapatos de vincent
el fantasma final de maupassant
me ha estremecido el podrido soplar
de esa máscara momo antonín artaud
su negro escupi-tajo

me hice eco tardío del eco
grito guernica pupila pícasso
obstinación de espanto y de creación
- otro toro roto –
oigo el gigante peso derruido
fondo de mar capitán oda proa
isla negra neruda desolación

me ha descarnado el grito picana dalton
el desmadrado cesar jueves vallejo
el marechal silencio malos aires
el juancito tuñon caminador
el musical infierno pizarnik
dolor Jacobo fijman barba jacob
alfonsina dolor de amargo mar

cuánto puñal para regar la letra
cuánto quebranto en el canto del ser
cuánto parto doliente a cielo sin dios
cuánta razón
la sinrazón del canto





VOY A HABLAR DE LA MUERTE IRREPETIBLE

Me dicen que volviste de la fosa
anónima en Bolivia y que llegaste
otra vez a la isla de tus hijos
como un invicto Aquiles comandante
y con honores arde eterna llama.

Tus restos puede ser que regresaran
lo digo con dolor pero es lo cierto
tus mutilados restos
no ya vos
hermano de galaxias y pequeños

Dijeron que creciste en tantas fotos
y te multiplicaste por el mundo
de la burguesa culpa que abandona
y después se lamenta siempre tarde
en pancartas de obreros
en pechos de estudiantes
en Italia y en Francia en todo el siglo
estrella y puño en alto de los pueblos

Pero es sólo la imagen
elevada
tus palabras escritas
llevadas a los muros a los libros
sembrada en tanta gente en todas partes
pero ya no es la vida irrepetible
única
humana
heroica, comandante.

Estoy llorando como llora un hombre
desde hace tantos años sin tu cuerpo
de pie, de guía
de mirada atenta
irremplazablemente allí adelante

Dicen que has vuelto a tu cuna en Rosario
ya no parido por tu clara madre
no hijo de tu padre como entonces
sino de bronce en alto comandante
de llaves que donamos para abrirte
otra vez a la vida que no vuelve

Puede ser que tu imagen reaparezca
pero no vos en vivo
no tu asma
no tu conciencia altiva de estudiante
no tu viaje de médico y metralla
sino la imagen de la imagen tuya
la escultura el dibujo la pintura
la canción que te canta tanta gente
pero ya nunca más la vida viva
irrepetible hombre y no estandarte

te estoy hablando como si vivieras
si pudieras leerme el verso en llanto
pero ya te mataron en aquella
escuela de la higuera para siempre
sin cárcel, sin juzgarte

No digo gloria o derrota por siempre
porque la historia de los pueblos sigue
se quiebra y cae y se levanta y sigue
como el agua y el aire como el árbol
en todas partes donde el hombre oprime
en todas partes donde esclavo arrastra
la cadena visible o invisible

pero había uno solo y lo estrellaron
como uno solo el cristo y lo clavaron
uno solo el mahatma y uno solo
el martin luther king y los mataron
a todos para siempre a luz del día /
y nadie vuelve aunque el ejemplo siga
y el miedo siga el odio la impotencia
la rebelión y el golpe en todas partes
pues nadie vuelve de la muerte nunca

estoy llorando no como poeta
porque también a mi la vida y muerte
me parte como un hacha insobornable
más temprano que tarde y a cualquiera
estoy doliéndome orgullosamente
de que hayas vivido aunque ya has muerto
estoy doliéndome por cada uno
porque sabemos que no vuelve nadie
y se hace tarde en todas partes sempre

pero te nombran y te necesitan
y te recuerdan en fechas y actos
sin que resucitar pueda ninguno
del disparo final / sin que ninguno
consiga detener la sangre en grito
la bala o ráfaga
la bomba o piedra
el puñal por la espalda o tantas formas
de que la vida para siempre calle
con su charco de sangre y miedo espanto
porque somos mortales y no dioses
porque no somos olímpicos héroes
porque no somos la estrella de fuego
sino apenas erróneos lastimados
que no quien perder su mejor sueño
y se traicionan, se ilusionan
pasan

y aunque pongan tu nombre a plaza o calle
tu nombre a una avenida ciudadana
a un aula a un hospital o a lo que sea
no se pueden clonar revoluciones
no se puede volver la sangre ida
no se puede poner de pie a los muertos
para sumarlo a los que ahora luchan
o piensan o preguntan cuánto falta

no me digan entonces
adelante
la pancarta el pañuelo la consigna
no me digan que ayer será mañana
que viven los que ardieron en el frente
y no se diga quiebre o derrotismo
no diga nadie que mi voz no sirve
porque nombro a la muerte y no a la vida

dígase que te siento comandante
porque no hay vida eterna y dios que salve
porque voy a morirme para siempre
como todos los vivos que te siembran
o los que sin nombrarte se levantan

no adoremos imágenes o historias
no quememos banderas adversarias
no hagamos del nacer símbolo apenas
o foto de la foto del que lucha
una vez que ha caído

seamos en la vida aquí y ahora

todo es irrepetible para siempre
y el asesino asecha en todas partes






REQUIEM POR EL VIEJO

“Yo soy ateo, no creo en Dios ni nada por el estilo. Hay gente que tiene sus creencias religiosas y tiende a sentir que después de la muerte está el Paraíso, o el Infierno, porque muchos han hecho mérito para ir al Infierno. Yo creo en un dios personal, que es la conciencia” M.B.

"El dolor se dice callando. Pero me pregunto:
¿qué será de nuestra ciudad, sola de él?
¿qué será de Montevideo, mutilada de él?
Y me pregunto:
¿qué será de nosotros, sin su bondad inexplicable?"
Eduardo Galeano



Mario nuestro que estás en el verso

del amor a la Luz
al dolor de la sombra,
y en el silencio de esta
merdianoche de otoño fresco en mis pagos

cuando todavía estámos haciendo
el duelo por Idea Vilariño,
¿también vos te llevás el bolígrafo
tu primavera rota y recompuesta
en este sur de mayo sin calor?.

Esta tarde en tu casa terminmó el desexilio
¿Por qué buscar la noticia en la tele,
en la web, en la radio?

los canales seguían en su obsceno comercio
no pararon no sienten,
nadie hablaba de vos
ni de ti

mañana lunes sí
van a adjuntar la consabida necrológica
medio minuto una foto tal vez
para seguir banalizando todo

van a mezclar tu muerte
a mezquinas encuestas electorales
y mucho fútbol tenis Gran Cuñado
peleas por el ratting de julián o susana
histéricos escándalos de farándula

quizá alguien con algo de memoria
diga que tu muerte
en un aniversario del asesinato de Tupac Amaru
fue tu manera de conmemorar

quizás asocien tu ida
al aniversario del nacimiento
de Augusto Cesar Sandino y
de Bertrand Russell
o no;
vos lo elegiste así,

y por si fuera poco
te vas
en otro aniversario de la muerte
de Anibal Troilo Pichuco
pa' que no faltara el fuelle entre los parches
para ganarle baile
al paso de los toros de tu infancia
y a ese salón
de los pasos perdidos que te despide

Fuiste un grano en el ano
de aquella oligarquía de estancieros enanos
colorados y blancos y golpistas

egoísta de mi
me hubiera gustado que te llevaras
otro triunfo del frente en primera vuelta
tu Frente, viejo.

Pero gracias en serio por tu Número pueblo
gracias por la tregua;
gracias por la Marcha y gracias por la Brecha,
por la lucha en la calle
codo a codo,
gracias por el canto,
gracias por el fuego al alcance de todos
Mario,
por tu vida clara como la palabra,
por esa constancia que queda de ejemplo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada