jueves, 16 de septiembre de 2010

1122.- CORAL HULL


Coral Hull nació en Paddington, Sidney, Nueva Gales del Sur, Australia, en 1965. Es la autora de 25 libros que incluyen poesía, ficción en prosa y fotografía digital. Su trabajo ha sido publicado en revistas literarias de Estados Unidos, Canadá, Australia y el Reino Unido. Ella ha leído poesía en diversos Festivales y encuentros tanto en su país como en el exterior. Libros publicados: In The Dog Box Of Summer in Hot Collation, Penguin Books Australia, 1995; William's Mongrels in The Wild Life, Penguin Books Australia, 1996; Broken Land, Five Islands Press, 1997; How Do Detectives Make Love?, Penguin Books Australia, 1998; Remote, Thylazine Publishing Australia, 2000; y Zoo (con John Kinsella), Paperbark Press, 2000. En prensa, se encuentran, «A Note For Johnny,» (Chapbook), River Press (USA), 2001; Inland, Zeus Publications, 2001; Bestiary, Salt Publishing, 2001; y Holy City, (Chapbook), Vagabond Press, 2001. Coral es editora de Thylazine, una revista literaria electrónica que difunde artículos, entrevistas, fotografías, y el reciente trabajo de escritores australianos y artistas que trabajan en las áreas del paisaje y de los animales.


Poemas de Coral Hull

Inéditos en español
Octubre 31, 1997, Exploración


Los Franceses han inventado una nueva tradición culinaria, comen avecillas canoras, las privan de comida y luego las engordan en la oscuridad, por una semana; antes del asesinato de sus voces, son aderezadas en un festival gastronómico; al romper sus tendinosos pechos, sus dedos se cubren de grasa, es como tratar de sacar un almuerzo de una almendra o de una pequeña concha; estando algunos de los pájaros en el horno todavía, uno de los invitados pregunta, “¿Cómo sabe usted cuándo están cocidos?”, “Usted escucha al horno,”dijo el chef, “Usted sabe que están listos cuando empiezan a cantar”. Ellos exploran las entrañas de un pajarito, el interior de ellos mismos y sus sistemas digestivos; más que una tradición eso es una exploración, de una forma similar a la del explorador Redmond O´Hanlin quien admitió haber chupado los ojos de un mono; él contó que estuvo en una fiesta tradicional de algunos indígenas del Amazonas y le dispararon a un Macaw o mono araña, -el grito y el batacazo sobre la espesura de hojas verdes-, “hicieron una sopa,”dijo él, “al bajar el nivel de la sopa apareció el cráneo del mono y sus ojos aún permanecían salidos de las órbitas”; los indígenas dijeron que es una tradición que el invitado chupe los ojos, dijo Redmond, “así que llevé el cráneo hasta mi boca y succioné, el nervio óptico cedió y los ojos bajaron deslizándose por mi garganta”, entonces un indio examinó el cráneo y dijo, “eso es repugnante, eso es realmente repugnante, los hombres blancos harían cualquier cosa para hacerse amar”. Redmond dijo: “no vayan nunca directamente al oro”; él me hizo recordar a todos esos estudiantes exploradores que acostumbran pujar hasta la cima de las montañas, o hasta el fondo de los valles a través de senderos de roca muy gastados, deshaciéndose de todo a través de la ruta quieren completar la caminata, en este sentido Redmond había completado parte de sí mismo cuando succionó los ojos del mono, pero la verdadera completación fue alardear de ello al mundo entero a través de la televisión internacional; él había ido verdaderamente directo al oro, porque, ¿qué más puedes hacer en esta vida después de chupar los ojos de un cráneo de mono? ¿qué más puedes darle al mundo o esperar que él te enseñe? ¿Qué más puede chocarte o argumentársele a tu conciencia?; después de tal suceso es indispensable una gran pausa, después de tal acción hay completación, luego que los pájaros dejan de cantar en el horno, él se convierte en un hombre más pleno, completo en un sentido, -porque algunas veces empeoras antes de aliviarte-, aún después del suceso de este explorador chupando los ojos de un mono, hubo el simple alivio de que ello ya había pasado; durante ese lapso tuve el valor de dominarme, y seguir en un mundo que tan a menudo llega al oro, -es como sobrevivir una podrida resaca-, después que te recobras de ella, y el sol está sobre tu piel, una vez que el sol para de herirte, estás agradecida por ello, la primera cosa que yo noto tras el trauma es la luz o la cantidad de humedad en el aire de un parque en donde llueve, entonces mis perros galopantes y los pajaritos color marrón se mueven a través de esta luz y esta humedad, es una cosa muy simple, y ser agradecido es muy elemental, cielo, lodo, flores, nada que haya sido y ahora no sea, merece ser meditado, tras una larga enfermedad puedo esforzarme por vivir.







El matadero de la nueva era

a una de las novillas en el camión de transporte
le leyeron las cartas del tarot & y
la carta de la muerte apareció/
no una carta negativa de ningún modo sino
una carta que significa grandes cambios en su vida,
su niño ternero tauro con ascendente capricornio está bramando
en una fábrica de carne de ternera/
sus cuatro patas desgarbadas rotas
quiroprácticamente crepitada en la cintura/
confinado a
un empaque de embalaje orgánico (aprovechamiento maderero
sostenible, tan sólo)/

un cristal de cuarzo rosado sujeto a cada
articulación rota para equilibrar el chacra del corazón/

mientras tanto la novilla es marcada sobre el anca
con su signo solar & su carta numerológica/

las vacas son conducidas desde el camión & entran al matadero
de acuerdo al brillo de sus auras individuales/
las luces eléctricas son matizadas con un color lavanda/

& una esencia floral -álamo temblón: para el miedo & la premonición
del futuro/ se le echa a cada hocico espumante
con un gotero/
& la sagrada motosierra es
llamada excalibur/
& cada trabajador lleva el
pentáculo (el lado derecho arriba por supuesto) & ellos
jamás cortan en sentido contrario a las agujas del reloj/
no se necesita
un gurú/ existe la libertad individual/ el
administrador proscribe los óvalos de electrocución por
razones éticas/
& antes del aplastamiento de su frente/
miramos dentro de sus ojos de largas pestañas tan profundamente como
podemos: como enseñanza universal de amor &
compasión/
pero no hay mucho tiempo/ ahora
para curar con algún color púrpura a los trabajadores/

mientras todos nosotros la lanzamos a su muerte en una
experiencia extra corporal/
o quizás ella es abducida por
ángeles guardianes en un ovni/ cómo podemos saber?

todo la pausa con la cual la canción de la ballena jorobada
suavemente abandona sus océanos sobre el sistema de matadero de
la nueva era/
se detectó entre los trabajadores que
se estresan menos cuando esto se hace jugando e
incluso trajeron macetas de marihuana al salón de té/

el pesado cuerpo de la vaca (aún estremeciéndose) es arrastrado
arriba sobre el gancho/ con su nuca abierta en dos
no puede retener aire & sangre/
& un grito de los trabajadores
te libera a ti mismo a la fuerza vital universal!/

para este húmedo renacimiento su piel es desollada al vapor/
y la sumergimos en algo de jalea real & hierba de la vida/

esta noche celebramos su muerte & masticamos su grasa
& digerimos su cadáver/ sabiendo que somos uno con
ella & que ella está en paz/
& para aquellos que
quedaron atrás: un lindo masaje con aceites esenciales para relajarse
de su estrés.


Traducciones de Rafael Patiño


FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE MEDELLÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada