lunes, 13 de septiembre de 2010

1059.- YOLIMA ANDREA ZULETA


Yolima Andrea Zuleta nació en la clínica León XIII de Medellín (Colombia), el 31 de Enero de 1981. Escribe desde los 11 años. Ha pertenecido al Taller Literario Ojos de Poeta de Comfenalco. Durante 5 años fue promotora de los Talleres de Comfenalco: Ojos de Poeta, Aquileo, Cantera, Sala del Agua y Letrería. En el año 2002 la Alcaldía de Medellín y Metrojuventud le otorgaron el premio Talento Joven Artístico 2002. Participó en el documental realizado por el cineasta Colombiano Fernando Ossa sobre la vivencia de poesía en los talleres, el cual se tituló Árboles de Letras. En la actualidad cursa quinto semestre de Licenciatura en Lengua Castellana en el Instituto Tecnológico de Antioquia.


Poemas de Yolima Andrea Zuleta




Clases de tomate

“Un tomate malo
puede llegar a dañar
el resto”
decía con insistencia
la profe de primer grado
mientras separaba
las niñas
por filas
haciendo del salón
una nevera.






Pedagogía inversa

La profe
enseña con afán
a rezar en las mañanas
antes de iniciar la clase
Corazón de Jesús ...

Al final de la jornada
con regla en mano
pregunta la lección
lanzando por el piso
cuadernos inútiles, brutos,
desordenados,
dice sobre la disciplina,
sobre la obediencia
sobre la memoria.

En el despertar del día siguiente
la profe junta sus manos
y señala con devota insistencia
Corazón de Jesús ...
Nosotras entre dientes
contestamos
en vos no confío
en vos no confío.



________________________________________




Concierto

El universo revienta
en las venas de un músico.
Victoriosos destellos de canciones.
El puño emerge con la fuerza de la sangre
alcanzando la cumbre
invocando la fuerza.
Miles de puños penetrando el cielo.







Creación

Para hacer una tarta de manzana primero
debes crear un universo.
Carl Sagan


Aún creo escuchar ese big-bang original:
Mis oídos captan las partículas que se explayan,
que crean un nuevo universo.

El eco es lento,
percibo en su lejana antigüedad
el sonido pausado, unido en un solo canto
que teje los mundos... Pero ahí está:
el universo se abre, se extiende
como quien eleva en el aire una sábana blanca,
se alarga, se bifurca, crece y se vuelve
túnel, puerta, hueco, pasadizo, dimensión
que los ojos no alcanzan.

Mas escucho su vuelo
como la gota de mar que descansa plena
sobre la arena.

Así nos sigue tocando
así nos roza —sigilosa—
con la suavidad de un baño de luz,
la vida.







La fe en el tiempo
Con los ojos cerrados
repetimos el círculo vicioso de los calendarios
la trama ficticia
de un tiempo inexistente
le ponemos cadenas a la danza de la vida
a su libre trayecto
encasillándola en un corto mes decembrino
en un estrecho viernes.
Atrapados estamos en el tiempo
en su angosto túnel asfixiante.
Los relojes nos apresuran el paso
nos proponen el hambre o el sueño.
Sumergidos en el letargo
hacemos caso al dios tiempo
como a ningún otro avatar
obedecemos hipnotizados a su juego
envueltos en su ligera ilusión.








Adentro del reloj
Con los pies pesados
avanza el invento tiempo
por caminos amplios que antes nos pertenecían.
Ahora sofocados
las paredes circulares nos atrapan
el agudo péndulo hiere el pensamiento
no hay lugar para ser
sentir, tocar u oler
para vivir un hoja en blanco
no hay sitio donde dilatar el cuerpo
como suicidas de la libertad
creamos el tiempo para ignorarnos en el espacio.









Sabor
Beber tu piel
Palpar tu sudor

Saborearlos con mi lengua.









Espejos
Luna verde,
de los grillos, las montañas.

Luna pálida y fría
de los hombres.







De la antinaturaleza de lo bello
No quisiera limitar la belleza
a una sola manera de ser o de ver,
un único lugar, un matiz, un ser, un sonido.

Que sea más bien ese aroma fugaz, una forma
más simple de escuchar, de vivir.
Un rostro cualquiera en metamorfosis.

Fuente:

Zuleta, Yolima Andrea. Cercanía Celeste.
Asfódelo Ediciones, Colección Nueva Poseía
Colombiana, Medellín, primera edición,
junio de 2006.






________________________________________



Algo sobre la poesía


“Existen tres medios a través de los
cuales el hombre puede hablar con el paraíso:
la poesía, la pintura y la música”
William Blake


Para conservarse ileso en un huracán de palabras
por encima de ellas
se debe salir volando.
Huir cuando amenacen la pureza
partir a descansar a otra isla
que prescinda de nombres y gruñidos de sentido
Donde sea posible observar de nuevo
el paisaje extinto del silencio
en su condición primitiva.
Contemplarlas lejanas
carentes de juicios
más cristalinas en los objetos.
Para un día regresar del exorcismo
con la pureza liviana del autoexilio
ofrecerles la mano
e invitarlas a publicar un libro.







"Pienso que la poesía es la conexión entre el cielo y la condición humana
Desde el comienzo hasta el fin, algo así como el soplo inicial que nos empuja a recorrer el universo. Cada verso, de manera paradójica, es un homenaje al silencio de donde florece el canto".





ÁRBOL

Es necesario que existan dos simas, cimas
una que penetre
mientras la otra eleva.
una conectada al cuerpo.
la otra al espíritu.
Al igual que la raíz húmeda
empina el jugoso fruto
hundirse hasta la sima
conservando el placer en el cielo




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada