sábado, 24 de marzo de 2012

6325.- LEONARDO GANDOLFI

Leonardo Gandolfi
(1981) Nació y vive en Río de Janeiro, BRASIL. Publicó la recopilación de poemas No entanto d’água (7letras, 2006). Estos poemas forman parte del libro inédito Espiões en apuros.





Traducción por Gladys Mendía.


Canción


Cuando nos encontramos, encontramos
dos veces también la muerte.
Una en el pasado, la de su abuela;
otra en el futuro, la de mi madre.


El semáforo abre, estoy atrasado
y creo que está claro o lo ha quedado
que el problema no llega a ser
nuestra muerte, sino la de los otros.


Fue eso lo que nos acercó,
será eso lo que nos alejará?
El semáforo abre y mañana es sábado
y si el tiempo ayuda me gustaría ir a la playa.






Canção


Quando nos encontramos, encontramos
duas vezes também a morte.
Uma no passado, a da sua avó;
outra no futuro, a da minha mãe.


O sinal abre, estou atrasado
e acho que está claro ou tem ficado
que o problema não chega a ser
a nossa morte, mas a dos outros.


Foi isso o que nos aproximou,
será isso o que nos afastará?
O sinal abre e amanhã é sábado
e se o tempo ajudar queria ir à praia.










Cronología


Técnicamente no soy buena persona.
Amé y fui amado sin haber pensado en eso
amor o lo que quiera que sea. En secreto
traicioné mujeres, amigos y la memoria ajena.
Cultivé la mentira, el miedo y la cobardía,
todo en su registro menos asertivo,
y sólo más tarde fui a aprender que a lo mejor
mal me quedó la mejor respuesta.
Pues si hubo bien en el mal de lo que formé parte,
fue el de ver que las piedras que tengo en el bolsillo
también están en el bolsillo de aquellos a quien
no abracé ni di la mano. Nuestra canción,
aunque solitaria y llena de paz,
es una sola canción y, cante lo que cante,
oiremos apenas los ruidos de ese
que ha sido a pesar de todo nuestro tiempo.




Cronologia


Tecnicamente não sou boa pessoa.
Amei e fui amado sem ter visto nisso
amor ou o que quer que seja. Em segredo
traí mulheres, amigos e a memória alheia.
Cultivei a mentira, o medo, a covardia,
tudo em seu registro menos assertivo,
e só mais tarde fui aprender que ao melhor
mal coube a mim apenas a melhor resposta.
Pois se houve bem no mal do qual fiz parte,
foi o de ver que as pedras que tenho no bolso
também estão no bolso daqueles a quem
não abracei nem dei a mão. Nossa canção,
embora solitária e cheia de paz,
é uma só canção e, cante o que cantar,
ouviremos apenas os ruídos desse
que tem sido apesar de tudo o nosso tempo.








Atrasados


Ese el milagro último, quizá penúltimo,
el de los transportes públicos cuando despunta
el día y se encienden nuestras ilusiones.
Y el fin de la esperanza es felizmente
una cuestión de tránsito o de belleza
involuntaria, como por ejemplo
cuando ya no busco lo mío, la mirada
algo esquiva de la chica más bonita del bús.
De modo que al bajar no volteo a verla,
aunque en cada esquina todavía me acompañen
el dolor de mi amigo muerto hace un mes
y la permanente sensación de que las
cosas no han estado tan bien.






Atrasados


Esse o milagre último, quiçá penúltimo,
o dos transportes públicos quando deponta
o dia e se acendem nossas ilusões.
E o fim da esperança é felizmente
uma questão de trânsito ou de beleza
involuntária, como por exemplo
quando já não buscar o meu o olhar
algo esquivo da moça mais bonita do ônibus.
De modo que ao descer não volto a vê-la,
embora em cada canto ainda me acompanhem
a dor do amigo morto faz uma mês
e a permanente sensação de que as
coisas não têm corrido assim tão bem.










En Porto con un verso de Brodsky


Denme otra vida y estaré en el Café Ceuta
a la espera de arroz de pato, todos los martes,
sin pasado o futuro, sino sólo ese frio
que congela las mejillas y apreta los bolsillos.
Denme otras cosas y estaré aquí,
porque después de dos años será verano
y habrá sido muy poco o nada el tiempo
en esta misma ciudad, todos los martes.
La novedad es mi hermana que está conmigo
y, como yo, a la espera, pero de un omelet,
porque ella no come carne, pobrecita.
Pobrecito de mí también, pensaré
en mis innumerables defectos, el mayor
habrá sido el de prolongar las despedidas
o de no saber como acortarlas.










No Porto com um verso de Brodsky


Deem-me outra vida e estarei no Café Ceuta
à espera do arroz de pato, toda terça,
sem passado ou futuro, mas só esse frio
de gelar as bochechas e apertar os bolsos.
Deem-me outras coisas e estarei aqui,
porque depois de dois anos será verão
e terá sido muito pouco ou nada o tempo
nesta mesma cidade, todas as terças.
A novidade é minha irmã estar comigo
e, como eu, à espera, mas de um omelete,
que ela não come carne, a pobrezinha.
Pobrezinho de mim também, eu pensarei,
dos meus inúmeros defeitos, o maior
terá sido o de prolongar as despedidas
ou o de não saber como encurtá-las.




TRÂNSITO DE FOGO



Fuente: TRÁNSITO DE FUEGO / TRÂNSITO DE FOGO - Selección de jóvenes poetas latinoamericanos / Selecção de jovens poetas latinoamericanos 1972-1990. Selección y compilación / Seleção e compilação Raquel Molina. Traducción al português / Tradução ao português Gladys Mendía. Caracas: Casa de las Letras Andrés Bello, 2009.



La casa está vacía no por mera ausencia,
mas para el aprendizaje de la sustracción.
Y la lluvia, porque cae desde el tercer verso,
más allá de lluvia es extensión de ese elefante.
La casa está vacía para que se sepa
del desamparo que hay en insistir en lo mismo.
Mesa y pausa. La lluvia cayendo tal vez
y apenas como efecto de profundidad.
Después uno de los perros. No, creo que sólo
su desplazarse repetido hasta la puerta.
La metodología seguida del gesto.
Algunos pájaros siguen para el noroeste.
Todo comienza en el elefante. Lentamente
la bala dentro del tambor, las leyes de la física.









Al elefante nada de eso importa;
su corazón hinchado todavía baja
al venir por una línea que va a dar
al lado de las palabras de quien llega.
Y toca el piso. Y cuando lo toca está
tocando notas menos simultáneas
que repetidas. Por ejemplo, pájaros,
diario, perros, tejas de amianto,
árboles, mesa, peces y quién sabe
hasta todo el catálogo de navíos.
Después, recuerdo, alguien se mira en el espejo.
Todavía no. La paciencia insiste.
Siete años de pastor Jacob servía.
Introducción. El tiempo del elefante.












Pausa y peces. Moverse en relación
al que se mueve permanece inmóvil.
Muda el registro, árboles más pájaros
igual tal vez la casa menos lluvia.
Muda otra vez: la misma Marianne Moore
— que tradujo hasta algunas fábulas
de La Fontaine — al leer el verso abajo:
where there is personal liking we go.
Sí, hoy Marianne, mañana Jacob
y así siguiendo, bajo la misma lluvia,
de nombre en nombre hasta tocar el piso,
i.e., hasta que cicatriz alguna
pueda impedir que homónimos Raquel,
Lia e hijos estén entre los suyos.


http://www.antoniomiranda.com.br/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada