miércoles, 21 de marzo de 2012

6286.- SALVADOR MARIMAN


Salvador Mariman (Temuco, Chile) es su nombre artístico. Hace casi un año publicó “Extiendo mis alas, a pesar del duro invierno” en el que podemos leer una poesía en parte autobiográfica, teniendo como escenario su lof de origen y la ciudad de Temuco, en donde ha vivido parte de su existencia… Regresó hace no mucho, después de haber andado por el norte, especializándose en no sé qué – no lo hemos conversado –. Danko es antropólogo de profesión y ha incursionado en el video.

Me hizo llegar la siguiente nota biográfica: Soy miembro fundador del Kolectivo We Newen. He publicado 4 discos de hiphop y poesía recitada entre el 2005 y 2007. Luego publiqué 3 libros de poesía: “Sembrando vida”, Wallmapu entre imágenes y poesía (2007); “Voz de mujer” (2007) (fui compilador) y “Extiendo mis alas a pesar del largo invierno” (2008). Y hoy, luego de 2 años de investigación y trabajo por fin he culminado mi primer documental: En el Nombre del Progreso, estrenado el 8 de abril en la UFRO.


POESÍA MAPUCHE
http://poesiamapuche.blogspot.com.es/






INTANGIBILIDAD


Redes intangibles
donde se ocultan rostros encapuchados
tras el monitor sobre impuesto.


Corre la sangre de Kallfulikan
con heridas
y una laptop en su hombro.


Cuatro grandes machis se han unido dicen
para el pulli despertar.
Escalones muchos tienen
mis palabras solo orar.


Todos los puntos en alerta
en esta guerra espiritual
con actores confundidos
¿Hacia donde arrancar?


Con cuidado peñi
aiya rewe conformar
convocando a nueva gente
a un alzamiento general.


En la noche focos alumbrando,
el xawün esta empezando.
Pendrive, boleadora y zapatos abrochando
¿Comenzamos estoy listo dime cuando?












LA CHICA MELINAO


Hoy temprano en la mañana desperté
y el olor a soledad rondaba en mi ventana,
seis de la mañana,
la chica Melinao en la esquina embarazada.
Su sueldo varía según miércoles o fin de semana,
los feriados por lo general no se le ve;
cuentan que ya no celebra el We Xipantü
porque su familia se avergüenza de volverla a ver.
Ella tenía sueños y estaba cansada de su vida en el lof,
quería ser independiente
y tener una vida más allá del matrimonio.
A ella le molestaba el barro, el frío
y tener que levantarse en la mañana a alimentar a los chanchos;
cuando había visita ella no hablaba,
pero tenía que estar cerca del padre para llenarle el mate.
Sola, lejos de la vida,
la chica Melinao es fuerte,
duerme en el día y de noche un taxi la viene a buscar,
no conoce el amor y mañana hará un aborto
pues sabe que en su vida la comida no alcanza para dos,
no alcanza.












La tierra llora por los hijos que no volverán


Hijo de la miseria porque así te han hecho,
vives en la extrema pobreza,
comes migajas y dolor.


Cada noche despiertas con disparos, goteras y frío
¿Vale la pena el esfuerzo?


Se que extrañas el ruido del viento amigo,
de los patos, los treiles, las gallinas
y comer del cariño de los tuyos sin temor al mañana.


El empobrecimiento te obliga una vez más a migrar
a la casa de tus parientes en la capital,
en la población, en la vega, en la cárcel.


Vas lleno de ilusión y con los zapatos sucios,
si te dan trabajo será en la construcción, en una panadería,
pero jamás permitirán que vueles
pues los ángeles tienen otro color.


En los bloques solo se aspira pobreza y de la peor
¿Qué haces lejos de tu tierra?


El cemento inundado de los pasajes
no tiene el mismo olor amado de la madre que espera,
la gente no te entiende
y debes ocultar lo más profundo que hay en ti.
¿Qué te han hecho peñi?


Sumiso y humillado, dime si eso es mejor
¿Dónde esta tu orgullo?


En la comunidad dicen que te has ido a Santiago a estudiar,
pero que lo más probable es que no vuelvas


No es la riqueza material la que te ha doblado,
no es tu fuerza la que ha fallado,
sino tu dependencia a comer su pan.


Despojado del mapuche rakizuam y sin tierras
hoy no te puedes desarrollar,
así esta forma de empobrecimiento hoy te obliga a migrar
y la tierra llora por los hijos que no volverán.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada