lunes, 15 de noviembre de 2010

1915.- TULIO MENDOZA


Tulio Mendoza Belio, nace en Rancagua, Chile el 24 de agosto de 1957. Poeta, escritor, profesor, traductor, crítico, editor, artista visual y gestor cultural. Miembro Correspondiente de la Academia Chilena de la Lengua por Concepción. Egresado del Programa de Magíster en Artes con Mención en Lingüística, Escuela de Graduados, Universidad de Concepción (1987). Traductor francés-español, titulado en la Universidad de Concepción (1980).

Actual Presidente de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Filial Concepción y es Director-Asesor y fundador, en 1982, del Taller Literario “Fernando González-Urízar” de Concepción. En el año 2008 funda el Centro Cultural "Fernando González-Urízar" de Concepción, del cual es su presidente. Desde estas instituciones, ha proyectado una intensa labor cultural de difusión y creación, tanto a nivel regional como nacional.

El poeta GONZALO ROJAS, Premio Cervantes 2003, le encarga la selección y edición del libro Catorce, antología del Taller Literario 2001 que el poeta dirigió en la Universidad de Concepción. El libro fue editado por la Dirección de Extensión de la Universidad de la Universidad de Concepción que dirige la Dra. María Nieves Alonso. Lleva una "Palabra previa" escrita por Gonzalo Rojas y tiene en la portada una pintura del artista Edgardo Neira, elegida por Tulio Mendoza Belio.



OBRAS PUBLICADAS:

1. PRIMER CEREMONIAL (con otros autores), Ediciones Bolt,
Santiago de Chile, 1976. Prólogo de Fernando González-Urízar.

2. PEQUEÑA CELEBRACION, Ediciones SECH-Concepción,
Concepción, Chile, 1981. Prólogo de Fernando González-Urízar.

3. ALBUM DE FAMILIA Y OTROS POEMAS, Ediciones Luz Verde, Concepción, Chile, 1985. Editó Eliana Godoy.

4. FRAGMOGRAFIAS, Cuadernos de Movilización Literaria N 2,
Ediciones Letra Nueva, Concepción, Chile, 1986. Segunda edición
aumentada, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1990. Notas del autor.

5. TRECE POEMAS, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1986.
Dibujos del autor. Poema de la contraportada dedicado al autor, escrito por el poeta francés Serge Pey.

6. PARA QUE NO HAYA OLVIDO, Cuadernos de Poesía Etcétera Nº 5, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile 1988.

7. LECTURA POETICA DE SEIS AÑOS (1982-1988), Colección "La palabra dicha", cassette, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1989.

8. ELEGIA POR LOS HIJOS DE LA LUZ, Ediciones Etcétera,
Concepción, Chile, 1989. Contiene un autógrafo manuscrito del Premio Nacional de Literatura, poeta y diplomático, Humberto Díaz-Casanueva.

9. PUERTA DEL SER, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1991.

10. EFECTOS DE LUZ (Tríptico de ocho poemas), Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1992. Dibujos del suizo János Horvath.

11. CONCEPCION: VERSOS Y RINCONES, I. Municipalidad de
Concepción, Concepción, Chile, 1994. Textos de Tulio Mendoza Belio con fotografías de otros autores.

12. LECTURA DE "PUERTA DEL SER", Colección "La palabra
dicha", cassette, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1995.

13. TRES POETAS: Luis Contreras Jara, Tulio Mendoza Belio,
Ramón Riquelme, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1996.
Presentación de Jorge Sánchez.

14. TRES CUENTOS: La última reflexión de Samuel Sem, El hombre del cuchillo, Rotativo doble para Francisco, Colección "Erich Rosenrauch" de Narrativa, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1997.

15. LABIOS, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1997. Collages del autor.

16. MAYORIA DE EDAD (once poemas), Ediciones Etcétera,
Concepción, Chile, 1997.

17. ESTACIONES PARA UN CUERPO (video), Ediciones Etcétera y Azul Televisión (Dirección de Alejandro Vila), Concepción, Chile, 1997.

18. VERDES INTERIORES (1979-1985), Ediciones Etcétera, Fondo Cooperativo de Ediciones, Proyecto 1998, Concepción, Chile, 1998.

19. CONCEPCION, A TODO SUR (textos poéticos y fotografías de Tulio Mendoza Belio), Fondo de Apoyo a Iniciativas Culturales
Comunales, FAICC 1998, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1999.

20. GONZALO ROJAS: AL RELAMPAGO DE SU PALABRA (Discurso en el Salón de Honor de la I. Municipalidad de Concepción, martes 12 de enero de 1993), Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 1998.

21. CARPE NOCTEM, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2005.

22. DISCURSO EN RANCAGUA, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2005. Palabras pronunciadas el 29 de Marzo de 2005, con motivo de la entrega del Premio Literario Nacional "Oscar Castro Zúñiga" 2005.

23. EN TU HERMOSA MATERIA, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2005. Palabra previa del poeta y artista plástico español Juan Carlos Mestre. SEGUNDA EDICIÓN (1000 ejemplares, agosto de 2008). A la edición anterior, se ha agregado una presentación del escritor Carlos Iturra, Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Santiago, titulada "Tulio Mendoza Belio y la carne de la poesía"; en la contraportada, aparecen, ahora, comentarios críticos y opiniones de Miguel Barnet, Antonio Skármeta, Edson Faúndez, Juan Carlos Mestre y Carlos Iturra. Se ha actualizado la nota bio-bibliográfica y los poemas "Eclipse total" y "El alfiler" aparecen ahora dedicados a los poetas Jorge Cid Alarcón y al cubano Miguel Barnet, respectivamente.

24. CEREMONIA CONDECORACIÓN MEDALLA SANTA CRUZ DE TRIANA al poeta Tulio Mendoza Belio (DVD), Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2005. Producciones Angofilm (Rancagua) y Gedeón Producciones (Concepción).

25. ESTACIONES PARA UN CUERPO, formato DVD del video de 1997. Textos y concepto artístico del poeta. Dirección y cámara del artista visual y escultor Alejandro Vila Letelier. Ediciones Etcétera, Concepción, Chile. Gedeón Producciones.

26. CEREMONIA DE INCORPORACIÓN A LA ACADEMIA CHILENA DE LA LENGUA DEL POETA TULIO MENDOZA BELIO COMO MIEMBRO CORRESPONDIENTE POR CONCEPCIÓN (DVD), 20 de abril de 2007, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2007, Gedeón Producciones (Concepción).

27. TINTA DE POETA (dibujos, collages, obras en técnica mixta y poemas), Concurso público FAICC 2008, Fondo de Apoyo a Iniciativas Culturales Comunales, I. Municipalidad de Concepción, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2008. Presentación: Edgardo Neira, Universidad de Concepción. Prólogo del autor.

28. ALACRÁN DE LA BELLEZA, Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2008. Epílogo crítico: Dr. Edson Faúndez V. (Universidad de Concepción).

29.FERNANDO GONZÁLEZ-URÍZAR: UN CLÁSICO CONTEMPORÁNEO. Vida, obra y antología temática (ensayo literario). Beca de Creación Literaria del Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2006), Ediciones Etcétera, Concepción, Chile, 2009. Prólogo de Ernesto Livacic Gazzano.







PARA UN AMOR GRIEGO

En 'La invención de una vida' de Josyane Savigneau,
el azar, la voluntad o el amor, han puesto frente a frente
a dos mujeres: Marguerite de Crayencour, conocida como Yourcenar,
y Grace Frick, una joven profesora norteamericana.
Si abrimos el libro, ambas nos miran desde otro tiempo,
desde otra luz, con la inteligencia y la pasión
de los verdaderos amores. Si lo cerramos,
esos dos rostros juntan sus labios en una misteriosa exactitud,
en un beso que existe eternamente
porque su intención está por sobre leyes y partidos:
Comme un vin qu on répand, comme un lotus qui fleure.*

_________________
*Como un vino que se vierte, como un loto que respira
Del poema "Une cantilene de Pentaour"
del libro "Las caridades de Alcipo" de Marguerite YOURCENAR.




SU HECHIZO SIN NOMBRE*

He pasado la vida celebrando su presencia
y no consigo darle un nombre, pero sé
que estás ahí, aguardándome, a la vuelta de la esquina,
maquinando una estrategia,
un modo secreto de abordarme,
aunque nada te cuesta, bien lo sabes,
rendir mis ansias de noche y de luz
y, luego, esos gestos, esa seña,
eso tan propio tuyo
que me deja tirado debajo de la cama
o con muchas horas a cuestas, sin sueño,
y una imagen deseada que no es
la suma de las partes perfectas.
Tu hechizo no tiene nombre todavía,
a pesar de todos esos cuerpos tuyos
que con pasión y ya de madrugada,
he tocado y he bebido
y por los cuales piensas que vale la pena
vivir la vida que llevas
tan lejos de la muerte, tan cerca de la dicha.
Pero alguna de estas noches, Belleza,
te daré el nombre que me falta
o quién sabe, tal vez, quieras tú seguir dándome
los nombres que ya tienes
y que ahora oigo tocar a la puerta, uno a uno,
en un desfile que no acaba.

__________________
*Del poema "Sobre el dios de Homero"
de Luis Antonio de Villena.



ECLIPSE TOTAL*

Leonardo DiCaprio jugó a ser Rimbaud en eclipse total
para escándalo de las adolescentes ignorantes
y los padres probos que van a misa y son infieles e inútiles.

Con su cara de ángel, la inocencia corrompe,
en su naturaleza escarba el alacrán un rayo poderoso.

Leonardo DiCaprio jugó a ser Rimbaud en eclipse total
y la visión, cuando se apaga la luz, es bella y terrible,
desnuda y procaz. Sólo ahí, en ese momento, en ese lugar,
el cuerpo, los cuerpos que alimentan la vida,
transfiguran su presencia, rompen el tiempo,
trasladan los siglos: bajo el cielo plomizo y lluvioso
de París, Leonardo DiCaprio es Rimbaud
con su rostro que cifra la eterna belleza del mar
que habrá de encontrar
y fuma opio y bebe ajenjo con Verlaine, el poeta saturnino
de las fiestas galantes y el alma atormentada. En la taberna,
la droga verde ha filtrado sensaciones en los vasos contiguos
y la prueba del amor es un puñal
que traspasa su mano en señal extrema.
Comprendemos, entonces,
que la pasión haya sellado un pacto con ellos:
como toda pasión
quemará sus ansias, sus lágrimas, sus venas.
Leonardo DiCaprio besa a Verlaine
porque David Thewlis por la eterna magia del cine
es, aquí y ahora, el poeta de los largos sollozos
de los violines del otoño. El beso,
el beso es antiguo y es siempre,
un instante prolongado en esa escena
que habremos de recordar como se rememora la dicha
cuando es pública e insolente y pone una raya en el muro intacto.

Ya oigo el comentario,
el mundo dice lo que suele decir,
apesta la sala del mundo con su murmullo de tábano,
ignora que a su lado
el alacrán de la belleza pone un huevo invisible.
Y sin embargo, ese mismo mundo levanta estatuas, edita libros,
dicta cátedra, trastoca la memoria de "los libertos
en ruptura con todo" **
y evita, torpemente, como siempre,
lo que a todas luces rompe el alba o inaugura la noche.
Pero aquí la gente sigue con "la farsa elogiosa repugnante." ***

Se ríen los poetas, verdad?

El que "lo perdió todo en la apuesta" ****,
el que botó "su sombrero feroz en el bosque" *****,
el que sentó a la Belleza en sus rodillas
y la halló amarga y la injurió, ése, el Vidente,
es un barco ebrio sin timón ni medida.

Leonardo DiCaprio jugó a ser Rimbaud en eclipse total:
quemó sus ansias, sus lágrimas, sus venas.


____________
* "Total eclipse", película dirigida por Agnieszka Holland,
con Leonardo DiCaprio, en el papel de Rimbaud; David Thewlis,
como Verlaine; Romane Bohringer, en el papel de Mathilde Mauté
y Dominique Blanc, como Isabelle Rimbaud.
Música de Jan A.P. Kaczmarek.

** Del poema "Birds in the night" de Luis Cernuda.
***Del poema "Birds in the night" de Luis Cernuda.
**** Del poema "Rimbaud" de Gonzalo Rojas.
***** Del poema "Rimbaud" de Enrique Lihn.



ARTE POÉTICA

Cuerpo el poema, cuerpo la palabra
cuerpo, cuerpo la noche del sentido
en que llegan a mi cuerpo sonidos
como por obra de un abracadabra.

Allí aguardas en espera que se abra
la puerta del vocablo que conmueva,
das caza a toda pieza que se mueva
y desechas aquella que no ladra.

Te empeñas en buscar la buena nueva
que anuncie de algún modo ese destello
que destape el oído de los sordos.

Te pasas sin dormir la noche entera
mientras pones tu sangre como sello
y bebes el poema sorbo a sorbo.



EFECTOS DE LUZ

Ya lo hemos dicho. Tal vez no haya nada
como tocar un cuerpo. La mano duda,
apenas iniciada en la sombra,
en la arena movediza de un deseo
que el sudor lento manifiesta.
Por su parte, alguien pide auxilio
a través de una vaga tensión
que recorre columnas y sentidos.
Pero bajo la noche, nadie acude,
sólo efectos de luz nos muestran
una pareja que se ama
"ahí, en el palacio vello donde quema el agua."*


_____________
*Del poema Parusía impura del poeta español
Luis Antonio de Villena.



SU HECHIZO SIN NOMBRE*

He pasado la vida celebrando su presencia
y no consigo darle un nombre, pero sé
que estás ahí, aguardándome, a la vuelta de la esquina,
maquinando una estrategia,
un modo secreto de abordarme,
aunque nada te cuesta, bien lo sabes,
rendir mis ansias de noche y de luz
y, luego, esos gestos, esa seña,
eso tan propio tuyo
que me deja tirado debajo de la cama
o con muchas horas a cuestas, sin sueño,
y una imagen deseada que no es
la suma de las partes perfectas.
Tu hechizo no tiene nombre todavía,
a pesar de todos esos cuerpos tuyos
que con pasión y ya de madrugada,
he tocado y he bebido
y por los cuales piensas que vale la pena
vivir la vida que llevas
tan lejos de la muerte, tan cerca de la dicha.
Pero alguna de estas noches, Belleza,
te daré el nombre que me falta
o quién sabe, tal vez, quieras tú seguir dándome
los nombres que ya tienes
y que ahora oigo tocar a la puerta, uno a uno,
en un desfile que no acaba.


__________________
*Del poema "Sobre el dios de Homero"
de Luis Antonio de Villena.



QUE NO PODEMOS AMAR, YA TE LO DIJE,
SIN MOSTRAR UN AIRE DE TORPEZA

Que no podemos amar, ya te lo dije,
sin mostrar un aire de torpeza.

Apenas vislumbramos el objeto apetecido,
dispone el ánimo, sin querer nosotros,
un leve, pero intenso, temblor de sangre,
una sábana fresca para encantar la noche,
un diálogo secreto,
la música cómplice
de unos labios bebidos
bajo la luna de esta pieza.
Si el aire es azul
y una clara pasión oscura nos arrastra
y desprovisto ya el corazón de toda duda,
decimos que sí sin pensarlo dos veces
y, entonces, me abro paso en ti
como lamiendo tu mirada.
Después de todo, me dirás que la dicha
es breve, pero buena,
y que vale la pena poner en ella
algún esfuerzo que la prolongue
en este juego de tocarnos en presente,
en este tiempo de heridas subterráneas.

Estoy de acuerdo, nada hay en el agua
que no sea este intenso deseo de mojarnos.



ACTO DE AMOR

"La palabra se levanta
de la página escrita."

Octavio Paz


Tu cuerpo
es un acto de escritura,
una serie de signos
que descifro
con mis dedos cada día.



TRACTATUS DE AMORE

Mientras escribo,
has puesto la boca entre sus piernas:
"Ella viene de una ciudad
cuyo nombre desconozco."
Sientes, ahora, vellos y músculos
rozar tu cara,
mientras digo: "La ciudad
cuyo nombre desconozco
tiene una fuente."
Has tomado entre las manos
la tibia humedad de su sexo:
mientras lo sientes latir
con tus ojos cerrados,
ella se baña en la fuente
de una ciudad cuyo nombre desconozco.



LA TRIZADURA

"Y si es hermosa y tan metálica la risa del salterio,
me alegra poner una corona de alegría
en la sombra de Safo, amado eco,
oficio de dulzura en que crecieron mis vírgenes."

Juan Carlos Mestre

"Nadie va a hablar de belleza", dice el Poeta,
pero la trizadura viene de Dios
y Dios es belleza.
Pienso, entonces, en esas bocas
que se buscan,
en esas uñas en esas lenguas
que arañan que erectan
la piel los sueños
la noche de Safo.
No existe el Pecado,
sólo una flor, una
que se abre cuando
Virginia Woolf
camina descalza
sobre las olas.



TARTAMUDEO

Paráfrasis del poema
"El Fornicio" de Gonzalo Rojas

Te sorprendiera
detrás de las cortinas,
asustadamente tonta:
te tomara,
te lamiera,
te matara:
te requeterrecontramatara.
Plumífera mía,
socarrona mía.
Te tan sólo tocara
la punta de la nariz,
te tan sólo la tocara
con la punta de la lengua.
Te profusamente besara
allí
donde arrecia la marea
el último cóctel del otoño.
Te me fueras invertebrando sin tregua
en el combate hasta te desaparecer,
te me súbitamente fueras perdiendo
pajarita entre las sábanas
que debiera te llorar,
te me noctambulantemente mía
no te tuviera ya:
me tan tan sosolo dejaras que
que que tutuviera que te grigritar.



ESCRITO A MEDIANOCHE

"Yo he nacido, amor, para perderte,
y siempre es tiempo."

Roque Esteban Scarpa

No puede ya la noche silenciar tus ojos
Cuando entro y salgo como un testigo oculto
Por una calle anónima de tu cuerpo,
Ni herir el vuelo en que amas
Tanto sueño antiguo desde que te conozco;
Somos para morir e inaugurar el parto
De un nuevo día, pequeños dioses, acaso
Fantasmas para el color de desearnos tiernamente
Ahora, antes de que amanezca la tristeza;
Llueve largo en tu región abdominal,
Crece una especie de fatiga silenciosa
Y sin embargo debemos, debes, ser tan nada
Cuando el reloj anuncia que ya es la medianoche;
Es mejor callar, adormecer las palabras,
Librar el combate en las inmediaciones
De tu sexo, pero antes debo decirte algo:
He regresado por ti, desde tu pelo
Hasta tocarte los tobillos,
Todo tiempo nuevo nos marca para siempre.



IMAGEN DEL POEMA QUE NO FUE

"...L'attesa è lunga,
il mio sogno di te non è finito."

Eugenio Montale

Vendrá el sábado, siempre vendrá el sábado
como un recuerdo o un rayo o pájaros
que encienden el vuelo que se inventa o que ya existe.
Vendrá el sábado
y entre sábana y sábana,
será la noche
y será el vacío.

Dónde tu cuerpo, dónde el mar,
dónde el don del eco que presiento y me persigue
y juega a repartirse entre las alas de lo oscuro?

Vendrá el sábado
y la ciudad se llenará de sombras
y saldrán los ojos a buscar otros ojos
por las calles que arden como lanzas o cuchillos
y otra vez los cuerpos forjarán sus armas
para desdicha de los amantes abandonados.

Vendrá el sábado
y en algún lugar
alguien que imagino sentirá lo que yo siento
y será la noche del suicida
y será el arrobo en la distancia.

Vendrá el sábado después de un viernes de vigilia,
saldré de mí
y ya del otro lado del espejo, sin forma ni color,
veré lo que no fue: nadie,
nadie borrará la cicatriz
porque siempre vendrá el sábado a desvelarme el sueño:
así mi cuerpo no dejará nunca de caer.



LA ESFERA DE LO INUTIL

A Luis Cernuda (1902-1963)

Como quien espera el sueño entre ruinas
y teme despertar una vez entrada la noche
porque siente que la luz hiere
el corazón de los que aman entre sombras;
como quien aspira a ser más en otro
y no conoce otra libertad que la de su cuerpo
preso en otro cuerpo destruido
porque sabe que el dolor redime al que padece
y que el fuego justifica su existencia;
como quien desea lo que cambia
y halla goce en el continuo movimiento,
en el eco de un reflejo que da contra algo
porque aunque breve es la dicha
reclama para sí la unánime belleza
que fuera del tiempo perdura evidente;
como quien padece de ángel la memoria
y teme equivocar de puerta o errar de nube
porque conoce el abismo que taladra su frente
cuando deja de amar camino de nadie
y sin alas destruye deseo, ambición y paraíso;
como quien muerto ya en la esfera de lo inútil
intenta levantar la cabeza para creer en la vida
porque no ve el rostro amado detrás de lo que existe
ni aurora que ilumine la noche que se adentra
en el sombrío paisaje de esa ausencia;
como quien ve de su cuerpo la juventud ya distante
y llora de solo el desprecio de la carne por la carne,
así permanezco, herido de muerte, herido de amor.



PARA UN VIERNES TAN CLARO

Para un viernes tan claro, la música,
ciertamente, tú eliges, y ese traje obsceno
que te pones, moviendo como sabes
la luz a media luz en aquella sombra nuestra
donde pusimos a danzar los cuerpos
enloquecidos como son de su propia maravilla.
Conozco el brillo y el encanto, la piel
expuesta bajo lámparas antiguas,
todo lo que agita la Belleza.
Por ella y en ella se nos va la vida,
como tigres tras la presa, a saltos,
hasta que jadeantes temblamos,
mojados en un rincón, desnudos,
ya distantes, pero tiernos y dichosos,
a esperar que otra vez el tiempo
nos permita disponer de la tormenta.



¿QUIEN DIJO QUE TODO ESTA PERDIDO?

El amor comienza por el cuerpo,
es efímero y dura lo que tarda
en beberse una copa.
Mas siempre habrá un cuerpo disponible
que repita las formas que el tiempo destruye
y aunque tu cuerpo te haya abandonado,
el pujante deseo de tu espíritu
hallará siempre solicitud
en un cuerpo joven,
que es lo comúnmente apetecido.
Así, belleza y decrepitud,
los contrarios que se atraen,
tienen la fórmula perfecta
para lograr que la noche tarde
en abrir los ojos.
¿Quién dijo que todo está perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón.*


______________
*Canción del cantante y compositor Fito Páez.



POEMA DE LA ESPERA

Espero un cuerpo como quien espera algo
que está a punto de suceder,
un cuerpo que conozco y me busca y es terrible
porque esplende su belleza
y hace hoguera en la dulzura de perdernos.

Espero un cuerpo que en sueños ha bebido
con audaz perfección bajo la tela
y que la realidad ahora me devuelve
magnífico, insolente, efímero, distante.

Espero un cuerpo, imposible salir a medianoche,
me seduce la impaciencia en esta casa,
puede sonar el teléfono, llegar una carta.

Espero un cuerpo que pronto ha de venir,
deseo su llegada, mas vivo de su espera
como algo que está por suceder.

Espero un cuerpo, abro la puerta
pero nadie entra, estás al otro lado del poema,
mueves los labios, me dictas palabras
que apresuradamente trato de escribir.

No es tiempo todavía, te sigo esperando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada