martes, 9 de noviembre de 2010

1790.- ANDRÉS MALPASO


ANDRÉS MALPASO.(Córdoba, España, 1974)
Graduado en Económicas y Empresariales, editó la revista de poesía Nacht & Nebel (1993-2004). Ha publicado los cuadernos de poesía El pequeño y valiente librillo de versos de Andrés Malpaso (La Bella Varsovia) y Poemas bárbaros. Ha colaborado con poemas y cuentos en publicaciones literarias digitales y analógicas como Huella indeleble, Rescepto, Palabras diversas, Bar Sobia y El elefante rosa. Ha participado en Cosmopoética, dentro de la sección “Noctámbulos”. Es editor del fanzine poético The Gentle Man Soldier. Ha sido incluido en las antologías ¿Qué nos han hecho? (Isla Varia) y Sin dejar señales (Poesía en la distancia). Organiza las actividades poéticas de La brigada de caballería Pomorska. Vive con una gata que le araña los jerseys pero que transmite una gran paz de espíritu.




Nibelungen

Para P.

A nosotros, que estamos destinados a vagar solos,
qué fácilmente las palabras de amor acuden a nuestros labios.
A nosotros, que manejamos la pluma con destreza,
qué fácilmente se nos hiere.
A nosotros, que sobre el escenario nos mostramos arrogantes,
qué fácilmente el amor nos encadena.
Mas nosotros, que del amor no sentimos ni el dulce roce,
con cuanta dulzura murmuramos nuestros versos,
con qué sublime arte hablamos de lo que nos es vedado,
qué hermosura produce el fango de nuestra alma.
A nosotros, que hemos alumbrado palabras gloriosas,
ni un atisbo de amor nos alumbra.
Hambrientos, sedientos y semiciegos
escribimos bien sobre vino y dulces manjares.
Aún así elevamos el rostro, somos reticentes a inclinar la barbilla,
no nos calienta el mullido abrigo de un amor dichoso
sino el negro tafetán de nuestro Arte.
Mas, miradnos: Orgullosos, elegantes, la pluma en la diestra,
con el alma marcada como un mal naipe.
A nosotros, que para el Amor estamos proscritos,
qué fácilmente las palabras de amor acuden a nuestros labios.

Marzo 2001






TRILOGÍA DE LA CARNE
I
Cerdófobo

Odioloscerdos, su pelo hirsuto,
su cola helicoide. Su amor
por todo lo imperfecto.
Cerdos de dientes invisibles,
de gruñidos guturales.
Fangosos, robustos,
alejados de la Santidad.
Groseros, mundanos, vulgares, apestosos.
Odioloscerdos: Estúpidamente,
como puede odiarse a las personas,
con todos los motivos y todas las razones.
La irritación de ver un cerdo supera
el Verde, el sueño y el anhelo.

II
Cerdófilo

Amoloscerdos, su pelo recio,
su hocico genital, su grandeza.
su valor sacrificial, su sangre donante.
¿Cómo no amar al cerdo, perfecto,
radiante y sacerdotal, semidivino?
Emergente del fango, doloroso,
transmutado. Amar al cerdo como
se ama al sol, al Demiurgo.
Amar al cerdo y amar lo que muere.
Amar la vida próxima y futura.
Amoloscerdos: Su bondad de carne,
su rechonchez pacífica.
Su vocación de Eternidad.

III
Emulsión de carne

La Luna, débil y pálida, defectuosa,
apenas igual, en vigor y fuerza
a la carne, visceral y sanguínea.
En sus flujos y reflujos, en sus vaivenes
venimos y vamos, tropezamos.
La carne hermosa, la carne pútrida,
carne que desear, carne que aborrecer,
Y sin embargo, sólo carne.
Carne incapaz de salvarse, válida tan
sólo para la cuchilla.
Carne milagrosa, sacrificial, casi pura.
Carne todo el tiempo. Carne, Carne, Carne.






Strangled Poet
-Poeta estrangulado-

Puedes andar en un mullido vals
o ir arrastrando los pies.
Cargar con la culpa y engañar a todo el mundo.
Muchacho, lo cuentas bien,
pero no dices nada interesante.
Puedes fumar un cigarro y beber cerveza
puedes usar la metáfora como todos hicieron antes.
Si supiera lo que es la Poesía,
hum, tal vez te lo dijera.

Las chicas guapas están en el local de al lado
y mañana tienes que madrugar.
Cuanto más bebes más te gusta lo que estás haciendo.
Muchacho, lo haces bien,
pero he visto gente aplaudirle hasta a un mono.
El único que sabrá si de verdad fuiste grande
nacerá dentro de 100 años.
Todos sonríen y tú eres desconfiado
lo mejor de los fracasos es que no engañan a nadie.

Nos vemos mañana, cuando otro ocupe tu lugar.
Demasiado tiempo en la estación
y empiezas a confundir los trenes.
Muchacho, ha sido bonito,
las cosas que dijiste le habrán servido a alguien,
aunque no haya sido a mi.
Oh, bueno, me vuelvo a casa,
la noche es dulce.
Espero que también lo sea para ti.

Granada. 20 de Octubre de 2010.








On the wire.

Estas en el alambre haciendo equilibrios
Haciendo piruetas como un viejo gitano
que ha usado todos sus trucos sin resultado aparente.
Mi amor, ¿caerás o te mantendrás firme
sujetando la pértiga del mañana
mirando hacia abajo como un pájaro asustado?
Estas en el alambre
escuchando el aplauso de la multitud
saliendo de las sombras
con anzuelos de cobre y balas de plata.
Estás en la balanza
sujetando la justicia en un brazo
y el pecado en el otro.
Por cada hombre justo
vendrá una legión de atormentados
por la llamada del deber.
Y cuando seamos nosotros
los llamados a las filas de lo correcto
desertaremos como jóvenes amantes
que aún creen en las rosas.
Me vestiré con los galones de mi amor
ante el pelotón de fusilamiento
y haré valer mis cartas y mi rango
ocultos hasta ahora como un viejo dictador
sorprendido en un burdel de muchachos.
¿Qué elegirás cuando tengas que decidir
entre los besos y las balas?
Estoy en el cable haciendo equilibrio
usando todos mis trucos como un viejo gitano
que aún espera
llegar al otro lado.

Córdoba. Dic-2006









Estas cosas que flotan en el aire frente a mi rostro

Estas cosas que flotan en el aire frente a mi rostro
pueden ser plumas u hojas muertas
pueden ser los trozos de promesas rotas
o polvorientos restos de sueños.
Pueden ser las palabras que lanzas al aire
y no encuentran oídos sobre los que posar
o las ardientes cenizas de algún corazón ardiente.
Pueden ser los despojos de la agonizante noche
o la oración de algún vagabundo.

Asi que, cómo podré encontrar entre los otros miles
las cosas que perdí en los días pasados,
el humo de los cigarros que fumé
los besos que guardé sin recordar dónde.

Estas cosas que flotan en el aire frente a mi rostro
vienen de ti y de mi y de el mundo entero
y hacen que el mundo gire
aún un día más.

Feb-2007.





Desnudo, insomne y con un pequeño escalofrío


Paseo desnudo por la casa
asomado a la ventana veo toda la ciudad:
Me digo, chico, si puedes ver toda la ciudad
toda la ciudad puede verte a ti.

Recuerdo la noche
en que recorrí las calles detrás de ti.
No sabía dónde estabas
pero no quería volver a casa solo.
Una mentira es mejor que una mala explicación
Una canción es mejor que una calle embarrada.
Conduje al amanecer alejándome de aquí
si hubiera podido me habría quedado contigo.

Hace tiempo que no te veo:
Me digo, chico, si no puedes verla
ella tampoco puede verte a ti.

Oh, ya sé que vendrás con tu sonrisa como si fuera ayer,
me dirás algo y yo me sentiré
como un hombre que retiene una jauría de lobos.
A decir verdad, nena, ni siquiera eso merece la pena.
Las monedas que repartes
se vuelven carbón al alba.
Bueno, voy a ponerme algo y salir a la calle,
llego tarde para lo que sea que haya ahí fuera.
Lo dejé correr como si no me importara nada.
Lo intenté comprar pero me dijeron: Fuera de aquí.
Si no ibas a venderme nada
no debiste ponerte tan guapa.

En fin, calor de verano y brisa nocturna,
me dijiste que vendrías
¿qué ha sido de tu palabra ahora?
Pondré la mano en el fuego por ti, pero
¿esperas que te crea si me dices que está frío?
Paseo desnudo y miro la ciudad por la ventana.

Me digo, chico, si sigues buscando el Amor
es posible que, en alguna parte,
el Amor te esté buscando a ti.



MÁS POEMAS DEL AUTOR EN LA WEB:
The Gentleman Soldier

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada