miércoles, 6 de octubre de 2010

GUSTAVO ADOLFO GARCÉS [1.405]


Gustavo Adolfo Garcés 



Nació en Medellín (Colombia), en 1957. Abogado de la Universidad de Antioquia y Magister en Ciencias Políticas de la Universidad Javeriana. Ha publicado: Libro de poemas, 1987; Breves Días, Premio Nacional de Poesía Colcultura, 1992; Pequeño reino, 1998 y Espacios en blanco, 2000; Libreta de apuntes, 2006. Al decir de Edgar O’Hara “…Garcés, abogado de profesión, podría ser en su escritura un pico de oro más de los que Latinoamérica produce en cantidad, como el maní dulce. Sin embargo, sigue en poesía la línea de conducta verbal de otro abogado y grandísimo poeta: don Fernando Charry Lara. Enseñanza mayor: alejamiento del palabreo conocido, entrada en el reino de la exactitud. Dentro de esta ética verbal, Charry Lara pertenece a una familia poética distinta: su diálogo es con Gorostiza, Chumacero, Anguita y otros enamorados de la palabra hermosa y sugeridora. Por su parte, Garcés también continúa en la línea de oposición a la verborrea y se nos muestra devoto de lo minucioso. Y tiene otras cercanías: William Carlos Williams y los objetivistas estadounidenses, José Manuel Arango, Pacheco, Creeley, Ungaretti, la poesía japonesa y china…”

Obras

Libro de poemas (1987)
Breves días (1992) (Premio Nacional de Poesía, Colcultura)
Pequeño reino (1998)
Espacios en blanco (2000)
Libreta de apuntes (Antología, 2006)
Breves días (Antología, 2010) Hasta el fin de los números (2012)




EN EL BURDEL

En el burdel
dos perros San Bernardo
sirven de mascotas y guardianes

A “Mayor”
el más veterano
lo ponen nervioso los señores
de gafas y sombrero

Son las diez de la noche
y ya la sala está llena
de clientes y muchachas

Desde el patio
el manzano perfuma toda la casa

La dueña
viuda reciente
bebe con sus amigos
llora los abraza y les dice
“mis caballeros andantes”




Los esqueletos

Al parecer
los esqueletos
se arman con huesos
de gente muy pobre

personas que nunca tuvieron
dónde caerse muertas




Don José Donoso

Vuelvo con frecuencia
a ese pasaje de su libro
en donde se mueven
las hojas de los árboles

no hay allí prisa

casi ni hecho alguno

pero algo me atrae y me obliga
con su leve mandamiento



Dificultades de la poesía

La idea era
beber un poco
ponernos alegres
pero nos emborrachamos
en exceso
y lo que hicimos
fue tener una opinión
demasiado buena
de nosotros mismos




El tiempo

Se supone que algo hace el tiempo
que anda dicen unos
otros que vuela
otros que depende de la ocasión
que de tiempo en tiempo es una cosa
y otra muy distinta intempestivamente
estos versos fueron escritos a intervalos





El insecto

El insecto va de viaje por el muro

parece que goza de todas sus facultades
y no teme ningún peligro

nada hace pensar en plazos o vencimientos

dicen que fue larva
y que ha sufrido diversas transformaciones




Mediodía

En lo alto del andamio
almuerza el albañil

el viento agita los tablones
y quién sabe qué cosa
excita el apetito de los gallinazos

que parecen más bien almas de Dios
ángeles negros cuidando a su muchacho




Fortaleza

Para impedirte el paso
tendría que levantar
el puente levadizo

siempre
que la excavación fuera profunda
y circundara la fortaleza

pero qué hacer sin foso
sin puente
sin castillo





El ángel malo

El primer verso tiene carta blanca
el segundo un hambre devoradora
el tercero es un animal enorme
el último verso excede nuestras fuerzas




Li Po

Ebrio
caminé por el bosque
hasta llegar al riachuelo

llené el cuenco de agua

se salieron todas las estrellas




Qué cosa mira

La vela
el mástil
la verga
el viento
el perro
la liebre
la escopeta

qué mira Hemingway
en la foto de Larousse





Culpa

No hacer caso
de tus flores
y árboles
de sombra

no velar
ni cuidar de ti

y abandonarme
al tiempo

al mísero tiempo




La oración de Noé

Dios mío
permite
que las lenguas
de mis hijos
encuentren
las palabras
del amor

nunca quise
alcanzar otro cielo




Abuelo

En las noches
por el ruido
de tu respiración
te sabíamos
presa de fantasmas

pero los mediodías
te llegaban
con un calor dulce
y dormías como un ángel

con quién sueñas
Francisco
ahora que llevas
tantos días de siesta




Fábula

Es tiempo de lluvias
y la música del agua
me hace pensar
que el poema debería dar pie
a una composición para orquesta
que eleve un poco el alma

nada de licencias poéticas
sino unos versos sutiles
que den cuenta de cierto cautiverio
de cierta resistencia
de cierto forcejeo

algo biográfico
hondo
digno de memoria
pero a través de una pequeña fábula
que a su vez fuera
la historia natural de las plantas




Habitación

De no ser por el televisor
todo sería sigilo
y silencio

las imágenes del noticiero
se repiten en la jarra de agua





El premio

Tal vez algún día
a un grupo de poetas
jurado de algún concurso
le gusten mis poemas
y me den un premio

lo celebraré
con mi esposa y mi hija
y me emborracharé
con los amigos

los compañeros de oficina
se enterarán
de que escribo poesía

mi padre pensará
que es toda una efemérides
y se tomará unos aguardientes
especialmente sabrosos

Dios mío
no permitas que mi madre
ya se haya ido ese día




Mis amigos

Tuve un insomnio feliz

pasé la noche en vela
pensando en mis amigos

increíble tanta risa
en la memoria




Jabalí

Erró
por la tierra
eludiendo
los caminos
de los hombres
hasta que la muerte
lo encontró
herido
solo
tan humano




Dragonear

Cuáles asuntos
afligen al dragón

por qué su gesto
desapacible

de cuáles actos
se hace responsable

con qué afán se esmera
en ser monstruo




Estrellas invisibles

Hay noches
en que uno descubre
la escalera
la puerta
y la cerradura

pero la habitación
sigue siendo secreta




EL PODER

Qué lograrás
con ascender
hasta ese cielo que sangra




MALA ESPINA

Por decir la rosa
sangro y fracaso
con esmero



LIBRO DE GRABADOS


Me detengo en la página
de la rana
y creo sentir
su sangre fría



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada