viernes, 29 de octubre de 2010

1642.- AGUSTÍN CALVO GALÁN



Agustín Calvo Galán nació en Barcelona (1968). Poeta multidisciplinar, licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona.
Su obra como poeta visual ha sido recogida en diferentes antologías especializadas como Poesía experimental española (1963-2004) (2004), Breviario de poesía experimental y mail-art. (2006), Poesía visual española (antología incompleta) (2007), Fragmentos de entusiasmo, poesía visual española (1964-2006) (2007) y Esencial visual (2008).
Por otro lado, ha participado en numerosas exposiciones colectivas con sus poemas visuales, además, ha realizado exposiciones en solitario: “Letras transformistas”, poemas visuales y collages, junio 2003, Centre Cívic Drassanes (Barcelona), “Fotopoemas”, diciembre 2006, La Vaquería (Tarragona), Proyecto Desvelos, abril-mayo, 2008, Sala Valentina (Barcelona) y Poemes i Objectes, octubre 2009, Ateneu d’Igualada (Igualada, Barcelona).
- POESÍA:
Letras transformistas (2005).
Otra ciudad (2006).
Poemas para el entreacto (2007).
A la vendimia en Portugal (2009).



VENDIMIADOR

El poeta también va a la vendimia,
recoge frutos,
selecciona, respira hondo y
corta
el racimo
secamente,
ejecutando el drama,
lo deposita, con cuidado enfermizo
entre el resto de lo ya cortado.
Después, poco a poco,
con la paciencia necesaria,
en solitario,
irá pisando versos
y transformando su cosecha.

Nada es del poeta,
salvo la transformación.

(de A la vendimia en Portugal, 2009)






DESNUDAR AL HOMBRE

Anudarte el nombre a la cintura,

desnudar
al hombre que me dices

eres,

aún más desnudo
te quiero.

Desnudar al hombre que hay en ti,
emular una piel
por dentro,

así,

hambruna aún más
perfil hendido aún más,
alfil, torre, peón, caballo,
desliz
aún más.

Anudarme el nombre a la cintura,
tu nombre, para ser exactos.

Desnúdate, boca arriba,
déjate por dentro el cincel, la alambrada,
el espino, el vigía en su torre,
la virtud en su demencia y
estas manos mías que afrontan un

aún te quiero más
desnudo,

lívido como vacío,
herido en los harapos que te atan.

Aún más desnudo
te quiero.
No mires
la ropa amontonada frente a ti,
mírate aún todo lo que exiges.

Mi idioma ha renunciado, mis labios
han renunciando, mis uñas han renunciado,

pero el sabor, pero el saber de ti
aún más,
por completo,

no quiero, a eso no quiero renunciar
aún más.

(Inédito)





RÍO

El río canta,
dice,
en fraseo constante,
desde la sequedad del verano pasado
hasta las lluvias del próximo otoño,
desde el arroyo que ahora
es
hasta el torrencial peligro
que puede llegar a ser,
dice el ir,
verbo
en descendiendo,
golpeando las rocas,
ahondando el valle,
sin atajar, en meandros,
en eses inmensas,
como el silbido de la gran
serpiente,
afluente,
dice,
me dice,
el sendero más largo
para llegar a su morada final.






DOURO

El paísaje
país
desde
el país alto
tras-
montano
humanizado.







OFICIO

Y alguien me dirá:
¿Y tú sobre qué escribes?
¿En qué idioma hablas?
¿Acaso no eres también un turista
en esta patria
en tiempo de vendimia?







TIEMPO DE

El tiempo,
en la maduración del
aire,
hace del silencio
ruido,
crece de la sombra
luz,
reserva
las aspas
en el instante en que callarían
y vuelve de nuevo
a girar,
girar
y rarigirar.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la publicación de mi bio y poemas! pero el de la foto no soy yo...

    Agustín Calvo

    ResponderEliminar