martes, 5 de octubre de 2010

1384.- HUMBERTO QUINO MÁRQUEZ

Pedro Granados (Perú) y Humberto Quino Márquez (Bolivia)



Humberto Quino Márquez nació en La Paz, Bolivia, el 6 de Junio de 1950. Publicó: Escritura fallida (Lima, 1976); Delirio de un fauno en la avenida Buenos Aires a las 12 & 45 (Lima, 1978); Balada para mi coronel Claribel y otros huevos (La Paz, 1979); Manual de esclavos (La Paz, 1980); Mudanza de oficio (La Paz, 1983); Fosa común (Antología de la nueva poesía boliviana, La Paz,1985); Tratado sobre la superstición de los mortales (La Paz, 1987); Crítica de la pasión pura (La Paz, 1993); Diccionario herético ( La Paz, 1993 ) y Álbum de la nueva poesía chilena (La Paz, 1994). Director de Humus literario; Papel higiénico; Dador; El sueño de la razón; Tiro al aire; La torre de los locos. Fundador de Camarada Mauser. Sus poemas han sido traducidos a varios idiomas. Colabora en diversas publicaciones de Latinoamérica y Europa.




Balada para el cuerpo y la cabellera
de Silvia Spaltro

Vuelve a mí
Silvia Spaltro
Cuerpo
Y
Cabellera
Ardiendo
(La luna
Cuelga
De un ojo
Entre los fresnos)
Los profetas de la Zoolatría
Violan tu sexo
Mutilan tus senos
Y
Tu aliento
Se convierte en azufre
Silvia Spaltro
Y
Tu dolor
Y
Tu cólera
Excaban un grito insomne
Superior a 75 tomos de poesía del siglo XVII
Superior a los alaridos de 75 poetas "beatniks"
Superior a 75 ideogramas chinos.
Poema sin fin
Toda mi sangre
Es esta furia
Este delirio
Este lápiz de punta roma
El ajuar de mi novia muerta.
Todo mi cuerpo
Es esta montaña
Este cigarrillo
Esta manera de entregar el alma al diablo
Todo mi cuerpo
Es la ciudad cruzada por mil fuegos
Un aire de boca ajena
Un miasma / Una melodía
Es el mercado con su sombrero multicolor
Es la mujer que amo y me ama
Es esta altura funesta en que yazgo
Es también
Una soga
Un cubo de basura
Un candil
Un mandril
Una pintarrajeada por toda la ciudad.




Confín del condenado

Hazme volver a estas alturas
Piedra cerrada en que agonizo y caigo
Como un profeta desfigurado
Ante una lámpara de aceite.
He visto una botella rota en mi sangre
Los avisos de neón y mis deseos de matar
Inútil que llore en una callejuela
Sin luna en que leer
La desdicha que me agobia.
En el alba
Los perros orinan en tus esquinas
Y yo / Adán desnudo
Aúllo
Con mi viejo sombrero
Con mi cuerpo acuchillado
Pelambre de tinta
Nuca del deseo
Yedra y ceniza en la estepa
¡Oh Rocinante!
Tú / Que sobre la inmundicia
Sabes más que los vivos






Celebración de un infante

Mi infancia era un humo azul
Un punto ciego en el cuarto escarlata
El mago Tou Fou acariciaba mis cabellos
Mi padre cabalgaba sobre mi vieja cuna
Como si estuviera fuera el mundo y su pesadumbre
Mi madre medusa comía una naranja
Su pálida tristeza me hundía en la gracia
En esa espuma desconocida y áspera que sería mi destino

Mi infancia era una selva de sombreros y falacias
Querubín luciferino / Mí gloria era el infierno
El esqueleto de un caballo
Y ese hueco en la niebla donde una maldición tejía
Ya el telón había caído sobre mi razón
Y sólo tenía la certeza
De haber sido echado del paraíso
Entonces / Me desaté la lengua
Me rompí un brazo
Y me masturbé como un simio.






Un santo de tu devoción

Aún espero la noche
Con una marca de sangre en la frente
Y cuando la hora mas ardiente llegue hasta mi nuca
Y aún cuando yo muerto entre las ratas
Alabo tu hermosura / Reina de espadas
Para que me ilumine tu belleza
En este juego de amar y morir
En la nada.





Rapsodia para aves nocturnas

Puerta de Ave-soul
Abre tu ser y despierta
Llévame al otro lado de estos muros
Donde uno nace y acaba
Donde uno está colgado del hilo de la razón
Entre máscaras y coronas
Ebrio y desamparado / Cual papel escrito y arrugado
Puerta de Ave-soul
Vida para morir
Qué voy a hacer con este animal cansado
Que se niega a la sumisión
Que se niega a estar solo
Que anda / bebe olvida
Desnudo como está
Muerto como está
Tan semejante a ti y a mí




La escritura es el eco de la maldición
de estar vivos, 1993

A Martín Adán

He habitado la destrucción y el éxtasis
Poesía que no dice nada
Poesía de piedra recóndita
Poesía de un hueso sobre otro hueso
Yo soy más que el olvido
Lo mío / Lo que desciende en gusano
Lo que desgarra y calla
Es este ser y estar
En ésta y en la otra vida




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada