martes, 13 de diciembre de 2011

5376.- TONKO MAROEVIĆ


Tonko Maroević

Tonko Maroević (Split, Croacia, 1941) es uno de los intelectuales más prestigiosos de su país. Su trabajo como historiador y crítico de arte ha sido reconocido con diversos galardones, así como su labor intelectual de crítico literario y traductor. Desde los años setenta viene traduciendo la obra de algunos clásicos de la literatura europea de todos los tiempos, sobre todo de autores italianos, desde Dante y Petrarca a Saba, Pirandello y Sanguinetti, pasando por los poetas de Dalmacia de expresión italiana y de diversas épocas. También ha traducido poesía francesa (Queneau), griega (Kavafis) e hispánica, en particular de Borges con quien, por otra parte, ha establecido un fructífero diálogo literario en diversos ensayos.

Sin embargo, Maroević reconoce que, además de la cultura italiana, sus dos grandes pasiones son la poesía eslovena y la catalana. Como traductor del catalán publicó en 1989 una pequeña antología de poesía contemporánea con poemas de Joan Maragall, Carles Riba, Joan Salvat-Papasseit, J. V. Foix, Gabriel Ferrater, Pere Gimferrer y Salvador Espriu, entre otros. Aquella antología se tituló Bikova koža, que traducía el célebre título de Espriu La pell de brau. Precisamente en estos momentos, Maroević ultima una nueva traducción de la obra poética de Espriu.

Su poesía, como él mismo reconoce, responde a dos impulsos: uno es el de medirse con los poetas admirados y otro, el de trabajar con las formas más complejas, ya sean tradicionales o vanguardistas. Hay que tener en cuenta, además, una serie de poemas que él mismo califica de circunstanciales, pero que demuestran un dominio excelente de las formas poéticas. Autor complejo en las formas y tendente a la intelectualización de los sentimientos, su producción poética parte, sobre todo, del gusto por el juego literario, en el que han participado desde Horacio o Dante hasta los poetas contemporáneos más rupturistas. Del mismo modo que en la creación artística se muestra tan apasionado por las formas medievales como por su “amor de juventud”, Antoni Tàpies, en poesía podríamos resumir su actitud con un verso de J. V. Foix: “m’exalta el nou i m’enamora el vell” [‘me exalta lo nuevo y me enamora lo viejo’].

Pau Sanchis





La canícula en la fuente

A la huésped más querida de Živogošće

Con los siglos, se fue apartando el agua de la fuente,
desvió el curso de su cauce y trazó un nuevo camino.
Son ahora las nupcias del agua con el mar en las honduras,
bajo la grava borbotea el manantial, que el azul acoge.
De la inscripción en la roca apenas quedan letras ilegibles,
unos versos que el sol y la sal han corrompido.
Salud, no obstante, Ninfa de la fuente, que te ocultas
en la sombra de la peña grisácea, en las tinieblas de su abismo.
Liciniano, el patrón, se empeñó en darte gloria.
Pelagia, como ofrenda de esponsales, te obsequió con un canto.
Mientras recuerdo ahora tu frescura perenne
querría seguir al tiempo, acompañar sus alternancias,
más aún, si cabe, con el frágil rastro del papel,
querría llevármelo allá donde la dura piedra pierde su poder
y así, con este texto que se desliza, que acaso tan mal fluye,
agradecer el privilegio del instante de nuestra existencia.


Za vreline do vrela

Najdražoj gošći Živogošća

Izvor - voda se tijekom stoljeća povukla sasvim,
probila prolaz je nov, skrenula korita tok.
Vjenčanje vode s morem zbiva se sad u dubini,
pod šljunkom grgolji mlaz, dočekuje plavi ga zijev.
Natpis na hridini tek su jedva čitljiva slova,
stihove mnoge su već izjeli sunce i sol.
Ipak, zdravo, o Nimfo od vrela, što si se skrila
u sjeni litice sure, u tami ponora svog.
Tebe je Licinijan vlasnik proslaviti htio,
Pelagija ti dâ pjesmu ko zalog za brak.
Spomenom na te, na tvoju svježinu nepresušnu,
želim tok vremena slijedit, pratiti utok i pad,
ali još više želim krhkim papirnatim tragom
produžit tamo gdje klone i tvrdog kamena moć,
pa tekstom tekućim ovim, se stoga i doista tečnim,
hvalu reć za povlašten našeg trajanja tren.










Lecho sediento

A Pau Sanchis i Ferrer

Le agradaba al agua fluir entre las casas,
aún más cuando derribaron la muralla
y, como si ya no hubiera obstáculos,
subía vehemente, crecía, se henchía,

anegaba su entorno, arrastraba légamo y cieno.
Jamás se dejó someter por barreras o diques,
despreció el nivel de los puentes que le superpusieron.
Se alzó por encima de todo, hasta que fue anulada.

Se vengaron del Turia desviando su curso,
lo forzaron a rehuir el centro ciudadano
y la vegetación se hizo dueña del lecho.

Pero ya sabemos que los dioses también tienen sed.
Secas, las Náyades nativas buscaron fluidos vitales
entre los valencianos y a ellos se unieron para siempre.


Žedno korito

A Pau Sanchis i Ferrer

Vodi je baš bilo drago teći između kuća,
pogotovo kad su gradske zidine srušene
pa kao da više nije bilo prepreka,
te bi navrla žestoko, narasla, nabujala,

preplavila okolinu, noseći blato i mulj.
Nije se dala pokoriti ogradama, branama,
niti prihvatiti razinu postavljenih mostova,
nego je išla preko svega, do samoponištenja.

Za odmazdu je Turiji pomaknut tok,
prisiljena je da zaobiđe središte grada,
a njezino prazno korito ispunjeno je raslinjem.

Ali, znamo, i bogovi žeđaju, pa tako i mjesne najade,
ostavši na suhom, potražiše životodajnu tekućinu
kod Valencijanaca, srodivši se s njima zauvijek.













La telaraña

A Gordan Lederer, cámara y amigo

En vanguardia, bajo el azote constante de las balas
entre resueltos combatientes, defensores armados
(todos amenazados a su vez por un peligro compartido)
llevabas una cámara en vez de un fusil

y grababas escenas de tiros y violencia
miradas panorámicas, primerísimos planos.
De repente entra una araña en la mirilla
y con su tela aprietas el gatillo.

En la cinta quedó una red de hilos transparentes,
tejidos radialmente y unidos por el borde
como el blanco de una diana que pareciera
reclamar un tiro certero en su centro.

Caíste herido. No es que el del otro bando
fuera más rápido: la presión de su índice
desencadenó una secuencia de efectos homicidas
cuando tu movimiento sólo quiso ser testigo.

Que digan que el aspecto de la cámara en tu hombro
era el de un arma, un lanzallamas o un lanzagranadas,
pueden incluso añadir la impostura a las mentiras
porque decidieron no atender a un herido de muerte,

pero no pueden desmentir que tú no amenazabas
ni disparabas nada, sólo registrabas imágenes reales,
y desconocías la estrategia de la trampa viscosa,
evidente como la telaraña a contraluz.


Paučina

Gordanu Ledereu, snimatelju i prijatelju

U prvim redovima, pod stalnim udarom metaka,
među odlučnim borcima, naoružanim / braniteljima
(svi jednako ugroženi podijeljenom opasnošću)
umjesto puške nosio si kameru

i snimajući prizore pucnjave i nasilja,
panoramske poglede i vrlo blize planove,
u jednom trenutku u kadar ti je ušao pauk
sa svojom pređom pa si pritisnuo prstom.

Ostala je na traci, gusta mreža prozračnih niti,
zrakasto istkanih i kružno uzastopce povezanih
tako da je nalikovala meti za gađanje,
što kanda prizivaše da se nacilja središte.

Pao si pogođen. Onaj s druge strane
nije bio brži, nego je pritisak njegova kažiprsta
pokrenuo lanac ubojitih radnja
dok je tvoja kretnja urodila tek svjedočenjem.

Mogu sad oni kazati da je sprava na tvom ramenu
nalikovala oružju, bacaču raketa, granata,
mogu svojim lažima pridodati i himbu
po kojoj uskratiše prijevoz smrtno ranjenomu,

ali ne mogu izmijeniti to da im nisi prijetio
bacanjem bilo čega, nego upravo primanjem likova zbilje,
te da si prepoznao strategiju ljepljiva zamke,
očitu kao na svjetlu iskosa paučina.



Versiones al español de Albert Lázaro-Tinaut a partir de las traducciones
al catalán de Pau Sanchis, quien las ha revisado.


Estos poemas, en su versión española, fueron publicados por primera vez el 12 de noviembre de 2011 en IMPEDIMENTA (
http://impedimentatransit.blogspot.com/2011/11/la-voz-cercana-de-tonko-maroevic.html).








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada