domingo, 25 de diciembre de 2011

5547.- NÉSTOR CABRERA QUESADA





NÉSTOR CABRERA QUESADA (Ciudad de la Habana, 1976). Poeta, traductor y editor. Ha publicado Estrofarios, Editorial Extramuros, 2008; La política de la forma poética, Charles Bernstein, Torre de Letras, 2005 (traducción); y Andando bajo el rumbo de la luz, de Kelly Bancroft y Steven Reese, Editorial Arte y Literatura, 2009 (traducción).








NIÑOS SOL


a Ricardo y Yordy


El viejo se balancea sobre cabeza y pies
expira e inspira en resorte
oruga ¿quién eres tú?
su mantra decrece
los nombres le son humo
sorbe la levadura que eres
su ojo manosea las filigranas
sangra con los bordes más luminosos
despide el suelo, y se habla a sí mismo.
Los seres del aire toman de la tierra
si lo olvidan
caen
¡Despierta!


Repliegan sus arrugas
ovillos, péndulos
deslizarse dentro.


Ven al hermano amarillo como ríe morado
pies y fe sobre el Caribe
en una palma la mujer que fuma
los pétalos útiles de la otra.
Trinidad que busca descargarse en sí
sin editar el tiempo
la muerte en todos los caminos
renacer.
Criatura, insecto y vicio pensaron
si las puertas de la percepción siguen cerradas
al menos el intento.
















YURA O LA DESAPARICIÓN DEL MUNDO


Continúa su jornada
cansado de los ordenados en el satori
(ego y postura en la misma línea)
busca… compañía
de las monjas de la acción, la carroña divina


chupi-chupi jala-jala


devoto del templo del delirio
donde se da
la verdad
que nunca llega
sólo la resurrección a un nuevo hoyo
toma y lo toman
no importan las amenazas de los negros ángeles de la injusticia celestial
vacío siempre más vacío
aún cuando ya no quedemos (y somos pocos)
estará… otra vez.


Gashó, por favor, gashó.














CONTRA LA PARED


Prueba de fe o lo contrario de hablar con propiedad
entrega, disolución, unidades
¡Valquiria!
Tú y tus niveles


—Este es el potenciador del objeto, o sea, este programa sólo corre cuando los códi-gos son disfuncionales. Los parámetros 1, 2 y 3, nunca son reproducibles una vez que el proceso se desencadena pero siempre se incluyen para mostrar la sucesión lógica y cómo llegar a utilizar de manera práctica el objeto. (No volver a mostrar este diálogo.)


¿Qué tiempo queda?
…la práctica del encaje
volver_te
fijar la superficie blanda,
el surtidor en un enlace boreal
donde las superficies ya no son barreras
ni el silencio,
y quedar
narcotizado por un perfil radiante
¡Nein!


—El director tiene 12 canales de sonido estéreo en uno
—Detener este cronómetro al final del latido
—Si se desactiva el botón de iniciar/apagar
—Si estamos en la fase 7 entonces…
—Huir de lo que se acerque demasiado
en un marco tan flexible
nunca antes había sucedido con un palillo


siempre esa hacha adorable


—Terminar si
—Terminar si
—Terminar si es suficiente
—La animación se reiniciará en el mismo punto
















MESHUGGAH DE POLLO


Basta ya.


Me darás de comer…
como a los pollos que en camión van al matadero
sin saber la dirección contraria
de un vehículo similar de la compañía rival.
Los primeros de una línea bastarda de menos de 400 años
—base poco sólida—;
los otros no más legítimos, aunque algo más añejos,
alegan la anarquía de la nueva camada
emplean sus filtros de pureza
mucho esmero y fallan las clasificaciones…
en un sentido u otro,
se encuentran dos bastardías paralelas;
desórdenes que se enfrentan y husmean en el opuesto
se desean y necesitan


quizás dependientes de esas manos que salen sobre la mesa
que todos ven y eres el último del país en enterarte
da la impresión que se han dejado amedrentar por el portero (del nivel)
—una barra plástica contra una metálica—
pero prueban y les gusta
no hay lujos sin tradición.


Muchos helados
por la imagen
de dos ejemplares
que hacia el mismo punto
vuelan
ya sin cabeza ni plumas


más que una colisión:
compatibilidad perfecta —hueso y carne—
un acomodo a la velocidad
y el temor a lo inminente, a lo que viene
¿pero, y el linaje…? ¿cómo quedar? —se preguntan—
nunca entenderían; no hay nada que explicar
no hace falta, ni es posible


lo que no se dijo


porque será
un algo… una nueva materia
y habrá que hacerlo
habrá que hacerlo muy duro.






La Poesía de Néstor Cabrera Quesada


Tropos, 07 de septiembre de 2010


La poesía de Néstor Cabrera Quesada explora en nuestro tiempo con agudo escalpelo. Las relaciones complejas del desarrollo tecnológico y la psiquis, de la psiquis con los múltiples modos de conocimiento, del conocimiento con las intuiciones religiosas de todas las culturas del orbe, son asuntos freáticos que corren por sus versos llenos de incisiones escriturales. En su fondo discursivo hay un cuestionamiento constante del discurso, como paradoja de comunicación, que establece consensos y disensos entre los seres humanos, aun en aquellos que ponen más interés en consensuar y que tratan de anillarse bajo la utopía de lo armónico y lo conviviente. Es por ello que sus versos se cifran, saltan, prescinden, acumulan, grafican diversos estratos de expresión. Nos quieren decir que todo terrícola es un alienígena, todo ciudadano alguien urgentemente necesitado de orientación, todo desorientado alguien que se encuentra de pronto en la revelación de lo que suponemos es la frontera. Sus mejores lectores son los que han reflexionado profundamente sobre los nudos comunicativos de nuestra apocalíptica existencia social. En la poesía cubana de hoy otros jóvenes poetas, junto a Néstor Cabrera Quesada, buscan entre los nichos artísticos la marginalidad profunda de la sustancia de la psiquis, y de la psiquis de la sustancia.


ROBERTO MANZANO









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada