jueves, 22 de diciembre de 2011

5513.- MANUEL LUNA





Manuel Luna (San Salvador, El Salvador CA 1955) poeta, profesor de literatura y de talleres de escritura, realizó estudios de Licenciatura en Letras en la Universidad de El Salvador (UES), desde su país de origen ha sido maestro y ha residido por más de veinte años en el extranjero dedicado a trabajar desde 1980, en México y Los Ángeles CA, en el área de la enseñanza de la literatura y de talleres de escritura literaria infantil, juvenil y para adultos.




Actualmente, reside en La ciudad de Tijuana y trabaja para el Instituto de Cultura de Baja California (ICB) impartiendo los talleres literarios escolares con el " Programa de Educación Artística " en escuelas primarias de esta ciudad. y ha dirigidos talleres literarios para niños y adolescentes en El Centro Cultural Tijuana ( CECUT)




En la ciudad de Los Ángeles California, fue encargado de los talleres de poesía en español en el sistema de Bibliotecas Públicas de la ciudad de Los Ángeles CA y para Instituto Cultural Mexicano, también trabajo para programas educativos de escuelas públicas, centros culturales y organizaciones comunitarias de la ciudad angelina.




Ha recibido, la beca en la rama de literatura como artista en residencia del California Arts Council y The National Edowment for The Arts, por su programa " Taller de Escritura Literaria Artística en Español ".




Su trabajo literario ha aparecido en periódicos, medios electrónicos, antologías y revistas especializadas en literatura como: Rattle, Temple/Templo, Brújula Compas-Instituto de Escritores Latinoamericanos Bronx, NY; e igual publicado en editoriales universitarias estadounidenses como: Literary Magazine University of Santa Barbara, Bilingual Review Press, Arizona State University, The Americas Review Press Arte Publico Press University of Houston, Sun Dog Review, Miami State University, Ventana Abierta Universidad de California de Santa Bárbara, fue incluido en " La caras del amor " antología poética contemporánea ( Massachuset, Versal Editorial Group 1999 ).




En el año 2000 durante su breve residencia en El Salvador, fue encargado del taller de poesía de la Universidad Nacional, UES trabajo para El Consejo Nacional de la Cultura y el Arte (CONCULTURA ) realizando talleres literarios para niños y jóvenes en de diferentes ciudades, e igual, desarrollo con El Consejo Nacional de Seguridad Publica talleres literarios en la ciudad de Usulután dirigidos a niños de la calle y estudiantes de escuelas publicas . Colaboró con la Editorial Española Santillana impartiendo talleres literarios




Ha sido invitado por universidades, centros literarios, festivales, radio y televisión para dar lectura de su obra en diferentes ciudades del país, entre las que se destaca: UCLA, Universidad de Sacramento, Universidad de Ciudad Davis, Universidad de Stanford CA, Universidad de California, Beyond Baroque, World Stage, Los Ángeles Poetry Festival, Primera Convención Internacional 2003 de Comunidades Salvadoreñas Residentes en el Exterior, entre otros.




Su trabajo de poesía ha recibido las siguientes menciones: en 1995 y 2001, por parte de Arroyo Arts Collective a poetry award from Lannan Foundation, su poemario Equinoccio fue primera mención honorífica de poesía 2000, en el certamen convocado por el departamento de Literatura de la Universidad de la Ciudad San Miguel. El Salvador CA




Ha publicado poemarios que han sido traducidos algunos al inglés:” Figuras Figures, Los Ángeles CA, 1990; Algo personal, Los Ángeles CA. 1998; Equinoccio, El Salvador. CA, 2000; Inventario Poético, Los Ángeles. CA, 2001; Poemas = Poems Los Ángeles. CA, 2003”.




BODEGÓN VIVIENTE MI PAÍS


A las mujeres salvadoreñas fallecidas por la guerra y a las que
sobreviven en ese país


Mujeres sin jugueterías de casi infancia, abandonadas colocadas 
colgantes en sillas paredes en rincones olvidados de casa viva, 
Mujeres caídas, Mujeres de manos ancianas, Mujeres de manos 
carboneras, Mujeres artesanas, Mujeres campesinas en ciudad 
adentro, Mujeres indígenas, Mujeres rostros de niñas-adultas 
como que hablan, como que tuvieron vida y resucitan en instantes,
esperan, miran, sienten, caen, las tiran, las rasguñan si las ofenden, 
Mujeres coloreadas pintarrajeadas vivientes en cuadros verdemusgo, 
Mujeres de horas de trabajo Mujeres de las maquilas y de talleres 
de mano, Mujeres obreras de aguarrás fuertes si de agua fuerte 
Mujeres de la Plaza de Aguilares, Marías campesinas de Juayúa,
Mariyitas de Joyas de Cerén, Mujeres de la Cayetana de las Vueltas, 
Mujeres pobres sin merecer esa pobreza, Mujeres de la mendicidad 
de La Plaza Libertad, del Parque Barrios de la miseria de mi pueblo 
convertido en ciudad, Mujeres de Laguna Caldera, Mujeres ancianas recuperando su tiempo su memoria, Faldas pintadas de añil 
anaranjadísimo, María Serrano, María Chichilco,
María Marianela, Marías de Suchitoto, Marías de Izalco, Mujeres
del Chinchontepec, Mujeres que faldean veredas del Chaparrastique
y de Jucuarán y de Panchimalco del Ojo de agua, Mujeres del Sumpul
y de cerquitita del Mozote y del Mozote que se recuerdan como días
lágrimas prolongadas que nunca se olvidan, Mujeres turbulentas
por sufridas, complicadas por ofendidas, Rostros fijos,
rostros pintados inocentemente, Rostros maquillados por esa 
demencia urbana en abandono y ofensa, Mujeres de un juego 
olvidado, Mujeres de este siglo reclamante, Mujeres recobradas, 
despiertas de sí, Ellas son manos pies memoria pensamiento 
y corazón sintiendo, Mujeres de recobrado olvido, Mujeres de pronta 
infancia que se refugian solitarias, escuchando observando, 
pensando vigilantes y atentas.








UN DICHOSOFUI


Un pájaro, Dichosofuí
Testigo silbante de los días
Canta su destino que va en su canto.








ITINERARIO
1
Aquí en este viaje
Sin anhelar fronteras
Por las que padecen algunos
2
Un avión que va en cielo abierto, surca este instante
Entre pasajeros que vuelan y, yo abajo, no hay diferencia
Vamos en viaje
3
Hay una línea fronteriza, fulgurante
Que advierte continentes, hay muchas vidas
4
Viajero: La ruta decidida es extensa, así como el viaje
Es largo, no termina, va de largo
5
Vimos lo que sucede, viajando entre la gente, ahí sentimos de todo
Escarmentaron nuestros sentimientos, aprendimos padeciendo
6
En este viaje, somos torpes o no, buenos alumnos para vivir, pregunta
Si quieres haz una medida, tira una plomada, pero no te condenes
7
Cuales son las categorías para no reprobar haber vivido
A que le damos muerte por accidente en este viaje, a quién decepcionamos.
8
Viajero: Recuerda, todo fue único
Fue solamente por un instante, que bien, que no fue para siempre.






VIAJERO


No queda una casa para regresar
Es decir, nunca hubo una casa
La familia se fue haciendo otra familia
El padre murió, los abuelos hace tiempo


El camino a regresar su ruta se reconoce
La frontera no es estrecha ni su mar ni su cielo
Sus estaciones, invierno y verano, su verde, es del trópico
Cruzas México y, pasando Guatemala, haz llegado


No queda una casa para regresar
Será un hotel modesto,
O un cuarto desterrado, orillado a la ciudad


Es decir he habitado muchas puertas
Y los rostros quedaron ahí
Y de otras puertas, me hicieron salir
Y han quedado las historias


Confundí calles de otras ciudades con mis calles
Pensé en mis muertos, los que se llevo la vida
Los que arrastro la guerra


No queda una casa para regresar
Y no hay tristeza por eso
Todo fue cambiando
Nadie advirtió la lejanía, el regreso


Habrá algún amigo,
Que te recordara quienes quedan
O quienes también se fueron


Así comienza ese primer día de llegada
De un extraño, un extranjero, un lejano
A quien nadie, le advirtió nada.












ESTAMPA OBITUARIA DE USULUTÁN


En mi pueblo, que hoy es ciudad
Nunca vi llevar ni enterrar
Muertos por la mañana en el cementerio.


Siempre, los llevaron por la tarde
Los mire bajar aquella avenida larga
Que dividía al pueblo en una entrada y una salida
Los mire en ataúdes que cargaban su familia
Vi pasar muchos féretros
Unos rústicos de madera desnuda, de gente humilde
Que rechinaban sus tablas y clavos, al paso de los cargadores
Y otros féretros de lujo, acrílicos, de cruces metálicas
Las campanadas de la iglesia, repicaban responsos
Al pasar el ataúd por cada esquina de la avenida
Campanadas, pagadas al señor cura
Si la familia tenía como pagarlas
Campanadas, como exhalaciones de la fosa, que esperaba al difunto.










TARJETA POSTAL DE SAN SALVADOR


De re-encuentro a mi ciudad, acercándome a ella
Y cercado por ese montículo viviente de verde volcán
Que aparece donde estamos y adonde vamos
Que reaparece donde nos detenemos
Que nos persigue y sigue, que nos cerca y rodea
Que esta donde existimos.
De re-encuentro, preguntando por sus monumentos
Que antes no existían
Erigidos, por los que diezmaron cuando la guerra
Monumentos por los desaparecidos
Monumentos, por los que nunca regresaran, los lejanos
Reconociendo paisajes urbanos
Paisajes humanos con los que nacimos y continúan ahí
Donde ahora nos advierten:
No camines por esas calles de ese barrio
A esas horas del día ni de la noche
Hay gentes que nacieron antes de la guerra
Después Vivian en la guerra
Más después, trabajaban para la guerra
Cercado por esta ciudad
Donde te advierten:
No vayas por esas calles
A esas horas del día ni de la noche
Que continúa la violencia en serie y sin amagos
Que esto comenzó cuando la guerra y antes de la guerra
Hay cuerpos tatuados manipulando un lenguaje
De ademanes, de sobre vivencia en territorio de otra guerra
No vayas por esas calles de ese barrio
A esas horas del día ni de la noche
Huele a intemperie de una ciudad abandonada desde siempre
Huele a ciénega en los cabellos de los niños de la calle
Son hordas de niños cantando en autobuses
Y desde esas voces y desde esos monumentos
No puedes proclamar el triunfo de nada.
De re-encuentro con mi ciudad
Cercado por ese volcán viviente
Que nos persigue, que nos cerca,
Que aparece adonde vamos
Que reaparece donde te detienes
Que esta donde existimos
Preguntándome, diciéndome, que sobrevivimos
Que no podemos proclamar el triunfo de nada.








PREGUNTAS LEJANAS


( a mis padres y hermanos )


Padre, Madre
¿ dónde quedaron las fotos ?
o ya ni las fotos
¿ dónde están sus hijos ?
( mis hermanos )
¿ dónde estamos los hermanos ?
o ya ni los hermanos
¿ Dónde estamos los que éramos ?
Padre, Madre
¿ quiénes somos ahora, seremos otros ?
¿ qué haremos para vernos mañana
o ya ni nos veremos


Padre, Madre:
Todas son respuestas que se hacen adivinatorias








PAISAJE LEJANO


Un cielo muy cielo
Un cielo de allá
Un camino terroso, agrietado
Por ese sol de allá
Un verde de árboles
Coloreados a frutas
Unos anacardos amarañados
Unos cuelgan aun verdes
O amarillos o ya rojizos
Todo plantado a la tierra
Bajo ese brillo candente
Y aun tus ojos
Y aun mis ojos
En ese cielo muy cielo
En ese cielo de allá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada