viernes, 8 de abril de 2011

3686.- OSVALDO ULLOA




OSVALDO ULLOA (Chile, 1954-2008).
Osvaldo Ulloa Sánchez nace el 21 de Septiembre de 1954 y es padre de cinco hijos. Estudia en el Colegio Calazans de los Padres Escolapios. En 1982 viaja a Nicaragua a conocer la experiencia de los Talleres Populares de Poesía que lleva a cabo el entonces Ministro de Cultura Ernesto Cardenal. De vuelta en Chile participa en la actividad cultural contra la dictadura y es encarcelado y relegado a la localidad de Río Frío en la zona austral del país. Es miembro del Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo y junto a los sacerdotes José Aldunate, Mariano Puga y el Obispo José Hourtón organiza encuentros de Derechos Humanos en la Institución que dirige hasta 1990, el Centro Ecuménico Monseñor Oscar Romero. Simultáneamente se desempeña como profesor en diversas universidades del paìs impartiendo asignaturas tan variadas como estètica, teoría de los relatos, redacción periodística, semiótica, comunicación persuasiva,etc. En la actualidad trabaja en el Manual para leer y escribir cuentos. Osvaldo Ulloa ha publicadolos siguientes libros de poemas. - Oraciones y frases para Monseñor Alvear. Editorial del Arzobispado de Santiago.1983 - Fuego Humano: Homenaje a Sebastián Acevedo. Publicado por CODEPU 1984 - Poemas a Nati. Editorial San Damián. Santiago 1987 - Poemas a tres voces (Heterónimos) Ediciones Cruz del Sur. Santiago. 1988 - Poemas del libro Qué dirá la gente? Editorial San Damián. 1993. Santiago - Abrir los brazos para abrazar o volar. Haykús. Editorial San Damián. Santiago 1995 - Poemas de Amor. Editorial San Damián Santiago. 1996 - Padre Arnoldo: Una vida en el Amor. Editorial San Damián .Santiago 2000 - Ceder la palabra al amor.Editorial San Damián. Santiago 2001 - Infancia, Territorio Pedregoso. Editorial Universidad Cardenal Silva Henríquez Santiago 2003 Textos de trabajo - Publicó dos ediciones de Manual para Talleres Populares de Poesía - Dos Ediciones de Manual para leer y escribir poesía - Desde la cuna. Cuento de Prevención de Riesgos - Libro de Prevención de accidentes en el Jamboree realizado en Chile EXPOSICIONES - Exposición Fotográfica y de Epigramas Instituto Cultural del Banco del Estado 1999. - Exposición de fotos y poemas en Santiago Amable. Evento del Colegio de arquitectos y Psiquiatras. 1994 - Exposición de fotos y poemas en La Casona del Cabildo de la Municipalidad de La Reina .1999 - Tema: Una mirada humana a los discapacitados. - Exposición Poemas y fotografías Colegio San Agustín 2000 - Exposición en Instituto Nacional 2001 - Exposición en Colegio San Juan Evangelista 2001 - Exposición de Fotografías y Poemas sobre Valparaíso, La Plaza de Armas de Santiago y Haykus en La Casa del Maestro del Colegio de Profesores. Otras Actividades. Durante 1998 recibe la Beca del Consejo del Libro para escritores de la División de (...) TÍTULOS Y GRADOS - Título de Experto Profesional en Prevención de Riesgos, otorgado por la Universidad Técnica del Estado. Registro Nacional del Ministerio de Salud N* 936 - Título de Profesor de Estado en Castellano, otorgado por la Universidad de Santiago. - Grado de Licenciado en Filosofía , mención en Literatura , otorgado por la Universidad de Chile - Grado de Licenciado en Filología. Pontificia Universidad Católica de Chile - Grado de Magister en Literatura , mención en Literaturas Hispánicas , otorgado por la Pontificia Universidad Católica de Chile. - Certificado de Egresado del programa de Doctorado en Literatura en la Universidad de Chile.






Me quedé dormido
con la sensación de haberte escrito
un hermoso poema de amor.
Al despertar la hoja en blanco
me encandiló.






Mujer
trata de quererme un poco menos
mira que si me quieres tanto
terminaré poniéndome celoso de mí mismo.







Desnudo deslumbra
tu cuerpo que no es publicidad
de cigarrillos ni de whisky.
Tu cuerpo es publicidad de ti misma
me crea la necesidad de ti.







Un día te cansarán mis besos
mis caricias y palabras.
Cuando llegue ese día yo quiero
que valientemente te las ingenies
para serme infiel conmigo mismo.







Nuestros cuerpos desnudos entrelazados
Cadena de montañas
Los nuevos Andes
Por tus muslos al semen
lo derrite la luz de la luna.







Los dos sabemos en que sociedad estamos
lo descubrimos ayer separadosjuntos
Sabemos que no podemos escapar
a la ley de la selva
a la ley de la oferta y la demanda
a la ley del talión.
No nos desgastamos intentando huir:
nos devoramos simultáneamente
nos vendemos y compramos el uno al otro
nos entregamos ojo por ojo piel por piel sexo por sexo.
No huímos:
nos amamos con todas las cartas sobre la mesa.








HACERSE A LA MAR

Como esos botes de pescadores artesanales
que hay que empujar hacia el mar
así deslizamos nuestros cuerpos por una arena difícil
pero cuando ya las primeras olas los levantan
se mueven suaves y tienen como desafío
todo el vasto mar mientras las redes se llenan de peces.








Están aquí tus cosas en este instante
en que como otra cosa más está tu ausencia
tú tal vez vas avanzando por una calle
mientras tus palabras lo hacen por un sentimiento
hermano del que arma este poema.
Están aquí tus cosas tus libros tu ropa la huella
que dejó tu cuerpo en las sábanas
donde yo me sepulto como en una tierra
blanca y blanda.
Están aquí tus cosas en este instante
en que tú estás en mí sin estarlo
y el reloj que avanza herido
hasta que llegues tú contigo.








Te gusta hacerme reír imitando un payaso
y cantando un vals nortino al que acompañas
con cómicos movimientos de ojos y de manos.
Hoy mientras hacías tu show sentí un premorir
y mi risa ocultó mi llanto al pensar
en aquella última función
cuando no quede nadie de todos los que fuimos
espectadores en las graderías actores en la pista.
Y da lo mismo si esto ocurre mañana
o dentro de veinte años.
Yo quisiera, mi Lita, verte toda la eternidad
jugando a hacerme reír:
ése y no otro sería el paraíso.









La monotonía como un laberinto de espejos
entrega distorsionada tu figura:
sales hecha cien distintas mujeres
pero ninguna eres tú.
A ti no se te estiran los ojos como breves horizontes
tú no tienes los labios como fuegos nerviosos
ni la estatura de los arbustos de los desiertos.
Las cien mujeres que la monotonía fabrica
en las calles en tu oficina en tu casa
no son tú.
Tú eres la que desnuda en la noche de verano
le da de beber la luz de su cuerpo
a las miles de estrellas que se ven por la ventana.









Desde hace un tiempo
no siento lo mucho que me das
y sólo me fijo en lo poco que dejas de darme.
Creo que me he convertido en un saco roto
que alguien inútilmente trata de llenar con semillas
que caen al agua donde se ahogan y mueren
como los desdichados que se arrojan desde los puentes.









Todas las mañanas al aclarar
como un reloj puntual te despierta tu corazón
y semidormida me abrazas y besas.
Si un día la distancia que es la muerte
o la muerte que es el desamor
logran hacer que no estemos juntos
como un reloj puntual tu corazón
te seguirá despertando al amanece
para que semidormida me abraces y beses.







Yo soy un ave rara que hizo su nido
en la cuenca vacía de un ciego
y me ha costado la vida entera
aprender a volar en tu cuerpo desnudo
como en un cielo con vientos y nubes y sol.









La luz mala
echa raíces en mi corazón.
Los brazos se me rajan
y de las heridas brotan las alas
que me llevan volando
muy lejos de mí mismo.

Lo que tú dijiste dolió demasiado.









No existe nada en la vida
que me excite más
que el verte excitada.
Tú sabes que el agua fresca y clara
es lo que más produce sed.









El amor te transforma a ti, mi Lita
en un camino que desemboca en otros caminos
y esos a su vez en otros y así hasta el infinito.
Cuando acaricio tu cuerpo desnudo
la luz es un camino que viene de ti
y va hacia ti dejando una estela
que soy yo mismo.
También el deseo es un camino que tu abres
para que yo llege a la raíz del fuego.
Lita, tú haces que el tiempo mismo
se convierta en un camino
que pasa a la orilla de la muerte.
Por eso cuando el amor decae
desaparecen los caminos
y todo queda distante e inalcanzable
como rodeado de una oscuridad furiosa.









EXODO

Tú sabes que en esta época sangrienta
el tiempo es el Mar Rojo
y sólo tu cuerpo desnudo ha conseguido
separar las aguas y abrir un camino
por donde he avanzado a lo mejor de mí mismo.

Mientras me alejo del peligro
de no vivir mi vida
veo como se juntan en un abrazo furioso
las terribles aguas
y tú desnuda a mi lado luces radiante
después de realizar el milagro
de que yo sea yo mismo.








EL BAILE

Cuando en la noche bailamos desnudos
desnudos hasta de nosotros mismos
vivimos en la música como en una dimensión
donde el espacio y el tiempo no existen:
somos como dos llamas
de un fuego que no tiene principío ni fin.









Cuando miro tu rostro incendiado por el orgasmo
tus ojos son una ventana
a través de ella me veo a mí mismo
en ese punto donde se anudan la vida y la muerte.







Suelo ponerme celoso
como si fueras una hermosa estrella de cine
asediada por camarógrafos admiradores y seductores
En realidad no eres más que una hermosa mujer
sencilla y tierna
pero mis celos son complicados y violentos.








No son fieron soldados enemigos
los que tratan inutilmente de emboscarnos
y quisieran darnos muerte con su artillería
para reconquistar sus territorios perdidos.

Mi amor
los que fieros nos atacan son el desamor
el vacío existencial y la desesperanza
ellos no perdonan que los hayamos
expulsados de los territorios
que juntos habitamos.









¿ Es acaso el poder purificador del fuego
que deja puros los metales
lo que me transforma cuando después del amor
me siento más joven más limpio
y con muchas más fuerzas para vivir la vida ?








RECUERDOS Y CELOS

Como mil infiernos nacidos
en el centro del corazón
la furia haciendo rechinar
la vieja sangre en las viejas venas.
El recuerdo es pasado
convertido en mí en presente
cuando me acuerdo del que te buscaba
para que fueras su esposa y sirvienta
madre suya y de sus hijos.
Tú no consentiste en abandonarme
en ese tiempo en que la realidad era mi cruz
y los días sin luz me arrinconaban
en mi mirada desesperada.
Fuiste fiel y tu fidelidad me ayudó
a encontrar la alegría como una respuesta
que destruyó a la feroz sombra de la muerte.
Pero él quería que me traicionaras...








NOCHE

Apago la luz
para que a la pieza
la ilumine tu cuerpo desnudo.
Desnudo me aproximo a ti
con la emoción contenida:
me sumergiré en un río
cuya corriente me arrastrará al mar
al mar que soy yo mismo.









EL FOLLAJE DEL INCENDIO

Las hojas del fuego
van naciendo en tu cuerpo desnudo
y en tu cara son tu boca y tus ojos
y en tu cuerpo son tus senos y tu sexo
y yo entro en la hoguera
a incendiar todas mis muertes pasadas.









FANTASMAS

Cuando no estás junto a mí
eres un fantasma de carne y hueso
que hace sus apariciones en tu oficina
en tu casa y en los lugares donde reinas
como una casa abandonada
que copia de mí sus rincones.

Cuando no estamos juntos
para mí eres un fantasma
hecho de niebla de recuerdos y ausencia
pero soy yo el que arrastra las pesadas cadenas
cumpliendo la condena de estar sin ti.









Debe ser un país demasiado extraño y remoto
desde el que vengo hasta ti.
He perdido el lenguaje de las palabras
el lenguaje de la mirada
y el de los gestos.
Es como si la muerte como una tormenta
nacida en mí hubiera arrasado todo
lo que yo soy
pero en la penumbra de nuestra pieza
con suaves caricias y con besos más suaves
que las suaves caricias
vas enseñándome la lección del lenguaje
de las palabras de los gestos de la mirada.








ME SACARON EL CORAZON FRENTE A MIS OJOS

Me sacaron el corazón y frente a mis ojos
como si fuera una cebolla fueron sacando capa tras capa
hasta dejar este vacío que llevó en el pecho
y que pesa más que un corazón de hierro.
En la primera capa estaban mis juegos de niño
mi tambor los palitroques la bicicleta
y los gritos de mi madre llamándome a almorzar
en la otra capa estaban mis primeros besos
esos que tenía en el gusto de lo nuevo y de lo cósmico
también estaban las conversaciones con los amigos
entrelazadas con las canciones de los beatles y los rolling stone
y un aroma a flores de verano que inundaba mi calle
en la siguiente capa había muchas convicciones
en el hombre y la mujer nuevos en el pan para todos
y el recuerdo de Víctor Jara estrechando mi mano adolescente
con la misma mano que le destrozaron en el estadio Victor Jara
en las últimas etapas estaba la poesía que yo había escrito
y muchos muchos amigos muertos
y la desesperación de que el único salvavidas
estaba envuelto en llamas como Rodrigo Rojas De Negri
entonces el dolor y la desesperación circulando la sangre
y luego ya nada más ya nada más un vacío lleno de oscuro mental.









MIRE COMO ME TORTURABAN
Y FUE UNA TORTURA MAS

Abrí la puerta y en la pieza sobre una camilla
me estaban torturando estaba desnudo
y los golpes eran insoportables
amenazaban con hacerle lo mismo mis hijos
me mantenían despierto mojándome con orina.
No sé porqué pero no atiné a cerrar la puerta
me quedé mirando la escena sin creer
que fuera posible que le hicieran eso un ser humano
sin creer que era a mí al que le estaban haciendo
coincidir la sangre con la electricidad
el terror con los nervios
y de mi mente salía un caos como si el universo
todavía no hubiera nacido.
Esto estaba más allá del tiempo y del espacio
ellos tampoco se dieron cuenta de que yo miraba
ellos no se dan cuenta de que los sigo mirando
grabo sus rostros sus palabras sus gestos
para que en el infierno no todo me parezca desconocido.
Demasiados sin dormir días y noches no
no cabe en la cabeza tanta pesadilla
cuando no te dejan dormir y la pesadilla
se adueña de la realidad comencé a gritar como un loco
y me dije ahora sí que estoy mal me lo decía el mal
me preocupé por el tiempo en que tardaría en recuperarme
si no me moría luego cerré la puerta partí a mi trabajo
y me puse a hacer cosas pendientes sin querer saber
cómo terminó esa escena que ya debe haber concluido
hace muchos años o quizás siga presente en alguna parte
en alguna casa secreta en algún rincón de mi cerebro.








LA RELEGACION COMO OTRA TORTURA MAS

El frío como arma para doblegar la voluntad
la ráfagas de viento húmedo duelen
como latigazos con espinas
como alas de metal volando mis sentidos.
Un día hundido por la fiebre en el delirio no supe
si el viento helado entraba por la ventana rota
o por algún forado que tenía en el corazón
una corriente de aire hermana de la corriente eléctrica
las dos me comieron con avidez los nervios
por eso veces se me empañan los ojos
como los vidrios de una ventana en infvierno.
Por eso los besos tienen sabor a escarcha
de esa que cruje bajo las pisadas
yo he pisado mis besos y los he quebrado
y me ha dolido otro dolor como cortarme con vidrios
el corazón.
Me gustaría dormirme junto a un cuerpo tibio
y que la tibieza resucitara lo que el frío mató
ya no quiero que tiemblen mis manos
las quiero para acariciar
y lavarme los ojos en lágrimas sin culpa
por no haber sido capaz de resistir esa tortura
y refugiarme en la locura.









MI BUEN SAMARITANO SOY YO

Me agacho sobre mi cuerpo torturado
y como si fuera un hermano caído
me levanto pesa la locura más que el hierro
me levanto pesan las herídas más que los ríos rojos
me levanto pesan las humillaciones más que cruces de Cristo
y dándome ánimo ánimo Osvaldo me trató con compasión
no te caigas resiste amigo ten fuerza
me digo a mí mismo
arrastro mis piernas no camino
pero voy entero íntegro
a pesar del lamentable estado en que me dejaron.
Me da fuerza a seguir adelante
ver como se sacan las balas los acribillados
como aparecen en nuevas marchas los detenidos desaparecidos
(son sus fotos en pancartas que ellos mismos portan)
me da fuerza ver cómo la vecina solidariza con su vecina
y como un joven estudiante escribe un poema en contra del hambre
en contra de la injusticia.
Me da fuerza - en resumen -la vida.








EL DOLOR DE VER DE VERDAD

Me saco la venda de los ojos
salen mis ojos adheridos a la venda
y sigo viendo la oscuridad
la oscuridad el horror la desesperación
pero tengo la seguridad de que es cosa de tiempo
que lo peor ya pasó
y en las cuencas vacías como nidos abandonados
me crecerán otros ojos
limpios lavados en la sangre y en las pústulas de las llagas
ojos que verán más allá de las dualidades
de la oscuridad y la luz
del dolor y del placer
de la vida y de la muerte.
Escribo estas líneas ciego
pero ya alcanzo a ver lo blanco de la hoja
y lo negro de las letras que escribo.
Pronto veré claramente.









UNO NO VUELVE A SER EL MISMO DESPUES DE LA TORTURA

Es extraño pasar a ser un extraño para uno mismo
me pasó lo que le pasó a muchos que pasaron por la tortura
no poder ser el de antes un día nacer muerto a la vida
la sonrisa y la mirada tienen algo que da miedo
y es la huella la marca con que nos dejaron
para que el sol que miremos nunca brille
para que la lluvia que nos moja nunca nos limpie
el alma es la caja de pandora pero sin la esperanza
si ellos ganaron es que la tortura vuelve como pesadilla
si ellos ganaron es que el miedo hace que callemos
si ellos ganaron es que todavía tenemos la venda en los ojos
y el propio cuerpo la propia mente ya no nos pertenece.
Juro que moriré buscando reír y llorar como lo hacía antes
Juro que moriré buscando volver a emocionarme con el crepúsculo.









LA LUZ AL FINAL DEL PASILLO

En ese pasillo oscuro que era mi tumba
yo finalmente había enloquecido
traté de refugiarme en mi interior
pero de ahí me sacaron a golpes y garabatos
me dejaron suspendido en el tiempo
el tiempo tenía cara de asesino
pero un día sin saber cómo
avancé por el pasillo y desemboqué en otro
y al llegar a su final había otro
y después de ese uno nuevo y así sucesivamente
llegué al desierto donde fui tentado por un fiscal militar
pero como yo no podía ni hablar
otro lo hizo por mí y me salvó el alma
pasé cuarenta días y cuarenta noches
en una clínica psiquiátrica
me daban un cóctel de medicamentos
me cuidaban mi esposa y mis hijos .
Ahora cada vez que salgo a pasear
o camino al trabajo sé que mis pasos
me alejan más y más de esa pasillo.
La pesadilla terminó y hoy es un día lindo de sol.








SOBREVIVI Y ESCRIBO DENUNCIANDO

Quedó atrás la pesadilla como una película vieja
que nadie ve salvo algunos historiadores
y gente que no quiere que el pasado
nos esté esperando en el futuro.
Cambié de piel en estros años
también me cambió el color del cabello
y me doy cuanta que tanto he cambiado
que estas palabras no las escribo yo
son apenas gotas negras que no alcanzan a ser lluvia.
Quién escribe esto con mi mano
y con mis recuerdos?
los que ya no están
los desaparecidos
los asesinados
Ellos son los verdaderos poetas
y yo un simple mortal que me presto
para que sus voces no caigan en el olvido.

El dolor duele cuando el cielo
se cae a pedazos que no pueden
ser puestos al interior de un caleidoscopio.
pero el dolor no duele si uno
abre la tierra como una trinchera y se introduce en ella semilla
semilla de uno mismo
semilla de lo que se ama
semilla de un bosque de palabras
donde las rimas son mares
bandadas de palomas ecos de canciones
jóvenes que se besan un niño que nace.








LA LUCHA CONTINUA DENTRO DE UNO

El dolor me durmió
como un viaje demasiado largo y fatigoso
que termina justo donde comenzó.
Ser espejo es terrible
pero ser espejo trizado
es ya algo insoportable
ir por la calle
reflejar la calle
los transeúntes
los mendigos
los vehículos
el extenso río
donde habito sumergido
respirando por las heridas y por la luz del sol.
Voy a despertar y atravesaré ese territorio en llamas
que es la desesperación
reflejaré las cosas tal como son
y haré rimar el corazón con la soledad de los ancianos en las plazas
voy a poner al lado de la mirada el fuego bueno
y al lado de los muertos un fuego negro
trabajaré todos los días en fortalecer al viento
para que pueda hacer flamear las banderas
y elevar alto los volantines de los niños en los parques
volveré
eso es lo central
a experimentar lo que he experimentado
en todos aquellos momentos
en que me he sentido vivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada