jueves, 12 de agosto de 2010

412.-CARLOS VITALE


Carlos Vitale nació en 1953 en Buenos Aires (Argentina). Es Licenciado en Filología hispánica y Filología italiana. Entre otros libros, ha publicado Unidad de lugar (Editorial Candaya, Barcelona, 2004), Fuera de casa (Emboscall Editorial, Vic, 2004) y Descortesía del suicida (Editorial Candaya, Barcelona, 2008). Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio de Traducción “Ultimo Novecento”, 1986), Eugenio Montale (Premio de Traducción “Ángel Crespo”, 2006), Giuseppe Ungaretti, Gerardo Vacana, Sergio Corazzini (Premio de Traducción del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Amerigo Iannacone, Umberto Saba (Premio de Traducción “Val di Comino”, 2004), Giuseppe Napolitano, Sandro Penna, Emilio Paolo Taormina, Antoni Clapés, Joan Brossa, etc. Reside en Barcelona desde 1981.




ÁNGULO MUERTO

A mi sempre em perd la discreció!
Joan Brossa


EXORCISMOS

Ante la muerte reía: muerte ajena.
Muerte a la muerte, muerte propia.
Contra la muerte toda herramienta es buena.



DEBE Y HABER

No hay error que acabe.



EL CENTRO DEL DÍA

Una paloma pasa entre tu corazón y el mundo.
Pasa una paloma.




ÁMAME COMO TU PIEL

Ámame
como el recuerdo de tu piel me ama.




ELLA TIENE SU PROPIA MEMORIA

De pronto
descubro
su memoria
ajena.




TODA ESTACIÓN

El llanto del niño en la terraza lejana.
El verano no trae sino viento en las sábanas.
Viento y llanto en las sábanas
como toda estación.




LA NOCHE ES EL DÍA

Poblado
de noches
el día
insomne.




PAREADO A LA MANERA DE SANDRO PENNA

El desamor con dinero
es más llevadero.




AJUSTE DE CUENTAS

He tenido mi parte
de nada.




E' PERICOLOSO SPORGERSI ALL'INTERNO

Ir hasta el fondo
pero el fondo
no tiene
fondo.




UNA ES DEMASIADO

Si la desgracia se encarna
no seas dos veces su instrumento.




TIRANÍA DE LOS ESPEJOS

Todas las mujeres que he imaginado tenían tu
rostro.
Todas eran tú a su manera.
También yo era tú a mi manera.



CONFABULACIONES

Todo es abismo.
Charles Baudelaire

Alcemos la copa de nuestros pecados
dijo
la pasión es secreta.
Las ciudades encienden venerables canciones
para sus cuerpos obscenos de diosas funerarias.
Ocúltate en la luz
que estremece tu sombra.
No te venzas.




VISIONES DIURNAS

La cópula no es para mí
más vergonzosa que la muerte.
Walt Whitman

La silueta vuelve su contorno
al que emboscado atisba
las delicias de un cuerpo
de moral desnudo.

Animal saludable
en estado de gracia
¿dónde vive el pecado
sino en la distancia?




DUERMEVELA

Non c'è niente piú astratto del mondo visibile.
Giorgio Morandi


DESLUMBRAMIENTO

azul

en sueños

ciega
luz

azul

en sueños



CUÁNTO
sabes

en sueños

ignorante
vigilia



CUANDO
la poesía
me visitaba

en sueños

siempre
dejaba
alguna huella

muda



SOMBRA
de un dios
cabeza gacha

dioses abatidos

en sueños



MARIPOSA
nocturna

en sueños

vuelas

pena






RONDA CIOCIARA

Dovresti ascoltare la Ciociaria.
Libero De Libero


TERREMOTO EN GALLINARO

El pueblo
serpentea
por la colina.

De golpe
la tierra
se despereza.

Recuerda
su presencia
bajo nuestros pies.


REFECTORIO DE CASAMARI

La mesa dispuesta,
aceite y sal.
Sabroso misterio.


HOTEL TRAMP’S

La pequeña
pandilla
murmura
sobre
la provocadora
desnudez
de la poesía.


FORCA D’ACERO

Caballos salvajes.
Pero el líder
de la manada
lleva un cencerro.
Líderes con cencerro.
Libertad vigilada.


TERMAS VARRONIANAS

Secreta espesura
de agua.

Puentes de musgo
cruzan la vida
silenciosa.

La humedad
atruena
en un susurro
airado.

Y la brisa
nos acuna
inagotablemente.




TIERRA PÚRPURA

Tengo aquí sobre mi mesa
un poco de tierra de Armenia...
Daniel Varujan

EN VIAJE

Extraña forma de paraíso,
aún desconocida y ya añorada.


EREVÁN

Luna blanca, noche azul,
corazón sin mella.


EX VOTOS

Pañuelos en los arbustos:
la fe colgante de Haghardzin.



MATENADARÁN

La mano se hace letra
para los ojos de los siglos.



BUEN AUGURIO

Abre la puerta al día:
el Ararat espera.



ASCESIS

La parra trepa
a su cielo de alambre.



KHOR VIRAP

Desciende al foso del martirio.
Si sales, no saldrás vencido.



TODO ES MÚSICA EN ECHMIADZIN

La voz del coro entona
la canción de las velas.



DEBET

En el verano crecen las pirámides de heno.
En el invierno serán de oro.



GEGHARD

Cavar hasta que la roca
te entregue su secreto.



ODZUN

Tumbas silvestres.
La vida en las rendijas.



ARMENIA

El oficio
de sobrevivir.





Selección de textos de Descortesía del suicida

DESCORTESÍA DEL SUICIDA

En la estación de Can Boixeres una mujer
protestaba por la detención de los trenes.
En la estación de Sants un hombre se había
arrojado a las vías. En la estación de Can
Boixeres una mujer protestaba por los
constantes suicidios en las horas de máxima
afluencia de público.


LA PUERTA CONDENADA

De niño, en el barrio, se relataba la aventura
de un vecino que había sobrevivido a un
naufragio flotando durante una semana
sobre una puerta. Desconozco quién era
e incluso si la peripecia acaeció de verdad,
pero no dejo de meditar en ese hombre,
azul y agua, negro y agua, asido a una
puerta por la que no es posible huir.


SUS RAZONES TENDRÁ

Por algo será que el espejo me devuelve
la imagen.


DEMASÍA

¿Cómo es posible que todos los años hayan
sido el peor año de mi vida?


QUIEN PAGA MANDA

Mi peluquero insiste en que no me estoy
quedando calvo.


GATO POR LIEBRE

Estoy harto de los antipáticos que se hacen
pasar por tímidos.


IL PENSIERO DEBOLE

Una vez encima de las torres de la Sagrada
Familia no encontrábamos a Peppino.
Bajamos preocupados, pero ocurrió que no
había subido porque se le había terminado
la cinta de la cámara, y si no lo podía filmar
¿para qué quería verlo?


MOEBIUS

A los once años comprendí que nunca sería
un gran pintor. A los catorce, que nunca sería
un gran futbolista. A partir de entonces
he estado abierto a toda clase de decepciones.





Selección de poemas de Unidad de lugar


DE LA PROXIMIDAD COMO SISTEMA DE
DESCONOCIMIENTO


La habitación excede su tamaño
en la furia de su estarse quieta

Pero es inútil la rebelión del vacío

Urde señales
el enfermo de triste enfermedad

Miserias de la geografía

La mano que alimenta
encubre lo que da

Vértigo de la luz
no me abandones

Aún no es de día en la noche entera

Con estos labios
besaré a la muerte




UN COLORIDO MANTO…

Un colorido manto de sombrillas
protege el sueño de plenitud de la especie.
Cuerpos al sol en la tarde de agosto.
¿La tierra o el aire? ¿Los gusanos o el fuego?
Abusos de la imaginación en un mar de
aaaaaaaaaa arena y carne.
Extensa mancha de horizontal destreza
que en la quietud encuentra su prodigio.
La ausencia es el milagro que repite.



SIMULTÁNEAMENTE…

Simultáneamente se vive en las ventanas.
Las mujeres se entregan a un futuro cercano
y el verano no encierra más que escasos
deberes.

No será éste tampoco el día revelado.

Una mediocridad febril sustenta los objetos
en su reiterada formulación pasiva.

Ese que grita sólo pide un movimiento
verdadero.

Sabores de espuma en un cuarto vacío.




JUAN LAGUARDIA SE RINDE PARA GANAR

La celda de tu vientre es verdad y racimo.

Concédeme esta prueba de desfallecimiento:
saquea mi mirada el temor de perderte.

Di que no renuncias a este triunfo,
a esta derrota única que me pertenece y
alienta.

¿Es a mí a quien amas o a la devoción de un
instante?

¿No sientes en las manos
el mudable poder que ahora te ofrendo?

Aquello que moldeas es también tu fuerza.

Duermo con un muerto cuando no estoy
contigo.




Selección de poemas de Fuera de casa

DIARIO DE CRETA


¿Y cómo puedo entrar ahora en esta ciudad?

Michalis Pieris


PUERTO VENECIANO

¡Heraklión
que todo lo curas!


MAR DE LIBIA

Sumérgete
mísero pez de playa.


HERSÓNISOS

Bajo la pérgola
una pausa de agua.


SANDÍA EN LA CANEA

El corazón
de la hospitalidad.


MESETA DE LASSÍTHI

Nubes de piedra
blanca.


CUEVAS DE MÁTALA

¿Dónde te ocultas
perezosa muerte?


MAR DE CRETA

Lo que has tenido y no sabías.
Lo que no volverás a tener.





CUADERNO DE L'ESCALA


Una treva signada amb aire i ales.
Maria Àngels Anglada


1

Brilla el viento en los árboles.
Pétalos de aire.


2

Montañas nevadas.
Más alta, la gaviota.


3

Verde mar
de pinos sin orillas.


4

Las sombras chinescas
de los tamariscos en fila.


5

En manos del vacío
un pájaro regresa.


6

Niebla sobre Montgó:
el fantasma del día.


7

Cementerio viejo.
Sol del silencio.


8

Amapolas de abril
mil.


9

En la barca, una luz.
Horizonte roto.


10

Mecida en olas
la roca huraña.



11

Contra la noche
dos alas blancas.



12

¿Qué más quieres de mí,
tramontana?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada