lunes, 14 de marzo de 2011

3405.- ALICIA MARÍA HAYDAR GHISAYS


ALICIA MARÍA HAYDAR GHISAYS
Nacida en Cartagena de Indias. COLOMBIA. Comunicadora Social-Periodista, Universidad Jorge Tadeo Lozano. Diplomada en Pedagogía para la Educación Superior, Universidad de Cartagena. Mención de honor Concurso Internacional de Cuento Fernando González, 1997 con “El día en que se murieron los peces en la ciénaga”. Mención de honor Proyecto editorial alcaldía de Cartagena, 1997 con el poemario “Huellas y sombras”. Algunas de sus obras han sido publicadas en revista Voces, España, 2006; antología de poesía colombiana, “Nuevas voces de fin de siglo", 1999; Revista Unicarta, 1999-2005. Publicó el libro de cuentos infantiles “La sirena de las rocas y sueño en colores”, 2006.






Danza ritual de la noche

Percusión de tamboras

La luz de las velas levita
vacilante
en los dedos de la vigilia
Contornea las sombras
que crecen convulsas, frenéticas

Se alargan
Se estremecen sobre la piel de la arena y
caen

Exhaustas
ante el silencio

Se extiende un olor a mar y sudor...

¡Es maaa...paa...lé!








Llanto

La llama juguetea
hechizada de brisa

La brisa riega la cera
derretida
quema los dedos de la música
impregna los ecos en la cera
Endurece sus formas

¿Por qué el llanto
quejumbroso
de la guitarra
se enreda en la noche?

¿Por qué llora la noche
su llanto de cera y
los candiles rasgan
su velo luctuoso?

¿Por qué, noche
de velas y candiles
reflejas la ausencia?








Jardín

Huelo a hierbas y flores
húmedas de lluvia

Huelo a murmullo de agua
sinuosa
laberíntica.
Agua de pasos
sin piernas.

Agua que
en diálogo de do-re-mi-fa-sol
disputa
con pájaros y hombres
la ruptura de mi sigilo.

Huelo a árboles
húmedos
que el viento
erótico
desnuda

Huelo
a nísperos
a sus hojas
suspendidas
al vaivén de la luz
Sensuales seductoras del silencio

Huelo a sudor
de jóvenes
poetas
tendidos en mis pasto.
A sus pieles
recorridas de insectos
y de miel

Pieles de
albahaca
y de limón








Elogio

“Madre
hoy tienes la cara bonita”

En mi interior respondo:
Hija,
las lágrimas
han lavado
mi rostro.







El amor

Dejar que las semillas
de acacia
hagan la música
en su vaina
cuando al viento
le sirven de maracas

¡Floración!

Explosión de rojos y amarillos

Eolo y Ra desnudan las ramas
después de la fiesta


[http://www.lyricaspecies.com/alicia_maria_haydar.htm]


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada