sábado, 12 de marzo de 2011

3355.- MARIENE LUFRIÚ




Mariene Lufriú Rodríguez
(Pinar del Río, CUBA, 23.07.1987)

Poeta, narradora y escritora para niños.
Estudiante de 5to año de Licenciatura en Filología, Universidad de La Habana, es, además, egresada del Primer Seminario Nacional de Narrativa para jóvenes escritores ICL-Hotel Kafka / 2008 (Acción Conjunta España-Cuba), y egresada del XI Curso de Técnicas Narrativas/2008-2009 del Centro de Formación Literaria "Onelio Jorge Cardoso" (Cuidad de La Habana).

Ha publicado los poemarios:
La ruta incierta, Ediciones Loynaz, 2008.
Todos los semáforos en rojo, Editora Abril, 2009 (Premio CALENDARIO de POESÍA 2008).
Por su obra ha sido reconocida con:
Premio Internacional de Poesía “NOSSIDE-CARIBE/2003” (Cuidad de La Habana)
Cuatro Premios Colaterales/2005, Segundo Premio/2006, Tercer Premio/2008 y
Tercer Premio/2009 en el Concurso Nacional de Literatura Erótica “Farraluque” (Cuidad de La Habana)
Mención/2007 y Premio/2009 en Beca Nacional de Creación “Sigifredo Álvarez Conesa (CNCC, Cuidad de La Habana)
Mención/2007 y Tercer Lugar/2008 en el Festival Nacional “CUBASONETO” (Sancti Spíritus)
Tercer Premio en Narrativa, Concurso Nacional “Mangle Rojo/2007” (Isla de la Juventud)
Premio en Literatura para niños, Concurso Provincial “Baragaño/2007” (Pinar del Río)
Premios en Poesía para niños, Poesía para adultos y Mención en Cuento para niños y jóvenes en el Concurso Literario Provincial “Eduardo Zamacois” (Pinar del Río)
Mención en Literatura para niños, Concurso Nacional “Hermanos Loynaz/2007” (Pinar del Río)
Premio Provincial D’Arte 2007 y 2009 (otorgado por la AHS Provincial a las obras artísticas más relevantes del año) (Pinar del Río)
Premio Nacional de Poesía “CALENDARIO/2008” (Cuidad de La Habana)
Mención en Poesía para niños en el Concurso Literario Nacional de la Ciudad “Fundación de Fernandina de Jagua/2009” (Cienfuegos)
Tercer Premio en el Concurso Nacional de Poesía “El Peregrino/2009” (Matanzas).
Premio de Poesía, 9nos Juegos Florales del tercer milenio, Matanzas 2010.
También, textos de su autoría (poesía y narrativa) aparecen publicados en Antologías, Revistas, Periódicos, Plegables, Tabloides y Soportes Digitales de Cuba y el extranjero (España, Italia y México).

( Direcciones de correo electrónico: lufriu@pinarte.cult.cu - angel@tele.upr.edu.cu )





del libro La ruta incierta, 2008

A UN CUALQUIERA DE LA CALLE “G”

Hombrecillo soez y cotidiano
a la caza de algo que no llega,
me gustó tanto ver que con tu mano
conseguías el don de la autoentrega.

Y lo hacías así, tan desprovisto
de paredes o techos o trincheras.
Ah, qué malo si no te hubiera visto
y qué bueno que tú nunca me vieras.

Si asombraste a la fatua señorita
con el público grito de tu cuita
mas no importa si así te sientes vivo.

Por mi parte, sin cargos de conciencia.
Quiero ver otra vez tal “indecencia”
y que nunca sospeches que te escribo.







MEDITACIONES EN LA ESQUINA DEL BURDEL

Me han dado unos billetes esta tarde
y luego de mirar, casi los quemo.
¿Por qué todos exhiben… - será alarde -
la estampa masculina en el extremo?

Quienes hacen pesillos tan machistas
se olvidan de cifrarle a las mujeres,
y luego, ni orgullosos ni egoístas,
los usan en comprar nuestros placeres.


Por eso respetemos su aventura
si así se presuponen nuestros amos.
Dejémonos de agobio y de censura.

con eso del dinero y los reclamos,
¿qué importa que les pongan su figura
si luego las mujeres lo gastamos?






del libro Todos los semáforos en rojo, 2009

VICIOS, MISERIAS, Y UN VIEJO DOGMA LLAMADO DESTINO

Ni siquiera había nacido
y ya mis padres
juntaban las manos
sobre sus cabezas,
miraban al cielo
y pedían a Dios
que yo fuera normal:
con todos los dedos, las partes,
las ideas
que exigiría mi tiempo.
Así crecí,
al margen de los huecos y descampados
que también conforman el alma.
Fui todo lo necesario
para que mis padres
volvieran a mirar al cielo
y dijeran gracias:
Dios me había armado
como rogaron alguna vez.
Ante el ojo inquisidor
de mi ciudad
yo era normal.

Ante el mismo ojo
–esta vez ciego–
de mi ciudad
me precipitaba al fondo de los huecos
y me hundía en la soledad
de los descampados
que también conforman el alma.
Poco importaba mi condición
de semilla estéril
porque la gente que pasara cerca
habría de encantarse
con mi frescura eterna de árbol.
Yo sería un hilo más en el mantel,
otra simétrica raya del tigre,
la gota idéntica y sumisa
que se despeña
con el torrente de una época.
Perdón y vergüenza
si se me escapara en público
la diferencia.
Así me escurro
entre los años
y agradezco casi con rencor
a los que me hicieron normal,
que también incluye
dibujarme a ratos
la inequívoca sonrisa de conformidad.
Hasta yo me acostumbro a ser normal,
y me lo creo…
pero mis padres
nunca confiaron en los milagros
ni están seguros de que Dios
los haya escuchado
la primera vez
que juntaron las manos
sobre sus cabezas
y miraron al cielo.








PUENTES

........................................................“Hay en el Sur más de un portón gastado”
..............................................................................................[J. L. Borges]


Escucho el tibio aullar de una manada
que es siempre el anagrama de una fuga.
Es casi más de un pueblo que conjuga
partir por una angustia demorada.

Crecí bajo el adiós del que se exilia
y deja en el umbral lágrima y canto.
También he sido presa del espanto
traidor que me cercena la familia.

Yo sigo inamovible, tras el muro,
solícita acrobacia del conjuro
que tantos han armado alguna vez.

Yo soy el vino eterno de esta uva
aún cuando a mi paso digan Cuba
y dentro de mi playa grite el pez.







CONFESIÓN

Me vengo sin Patria,
colonízame.
Me vengo sin brújulas,
por favor, oriéntame.
Me vengo sin amuletos,
sé gentil, embrújame…
Pero no me vengo con ganas,
vístete.







del libro Hemoglobina baja – Inédito.

LA AMANTE

A veces
yo soy una mujer negra
negra como los golpes
como la angustia.
Una mujer
del color de los refugios
y los escondites
y los cuartos cerrados.
Negra como las mercancías
que no se enseñan.
Me aprendo de memoria
si quiero tocarme
y busco a tientas en mi oscuridad
algún camino que me salve.
A veces
yo soy una mujer negra
negra como los trozos de carbón
y triste como ellos
cuando no sacan lumbre.
Pago mi condena

en los sitios ignotos
de la ciudad
donde me finjo feliz
mientras alguien
me cabalga aprisa.
A veces
yo soy una mujer negra
y sin nombre.







LOS EXILIADOS

Todavía la familia los busca
con la misma tristeza del ciego
que va al teatro
y se sienta en primera fila
la noche de las máscaras.






IMITACIÓN

Yo tenía unos peces..…moribundos,
y no pude saber cuándo escapaban.
Las palabras oscuras que tragaban
me ocultaron la angustia de sus mundos.
Y mis peces se fueron al alarde
de enfrentar a las olas carniceras.
Solas, tristes, vacías sus peceras
colorean su ausencia cada tarde.
Mis peces se cansaron de callar.
por eso se lanzaron a otro mar
de espacios liberados y profundos.
Mis peces se han anclado en mi memoria
repitiéndose siempre aquella historia
en los hombres que tengo…..moribundos.







LA GUERRA

En el hueco de un país lejano hay un hombre.
En el hueco de un hombre hay un recuerdo de familia.
En el hueco de una familia
hay una madre triste, una esposa sola y unos hijos flacos
cavando una tumba.
En el hueco de una tumba
sepultan el grito de un hombre
que se quedó en el hueco de un país lejano.
La madre triste, la esposa sola y los hijos flacos
se distinguen en la multitud.
Todos tienen un hueco en el pecho.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada