martes, 17 de agosto de 2010

514.- FRANCISCO TORRES DÁVILA


Francisco Torres Dávila. Poesía ecuatoriana, Quito, 1958. Formó parte del Taller de Literatura de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que dirigió el novelista Miguel Donoso Pareja, en la década de los ochenta. Fue fundador del colectivo La pequeña lulupa, de Quito, y miembro del consejo editorial de la revista de creación literaria Eskeletra. Bibliografía: Agujero y víspera, Quito, 1981; El alka-seltzer se volvió esotérico (Quito, 1987). Posta poética (Quito, 1982) (Antología); Palabras y contrastes: antología de la nueva poesía ecuatoriana (Cuenca, 1984). La palabra perdurable (Quito, 1991). Toros en el corazón (Quito, 1998).



LA PEQUEÑA EPOPEYA DEL VALIENTE O

concluido el desembarco de organdía
por parte de los indios pubis
y sitiada la parte sur de los vientres
las feministas
comenzaron la persecución del valiente O

yo lo puedo llamar monsieur
o asesinato de la sala a la cocina
ustedes pueden denominarlo
astillero
donde la bragueta elabora sus sueños
David Cooper dijo de él
es el corazón de la política

el valiente O
conquistó el territorio prohibido
de los labios inferiores
tomó por sorpresa el reino de los senos
libertó la margen izquierda del río glande
sus enemigos políticos
lo calificaron de seductor
de la sociedad periclitonial
su más conocida hazaña
fue que durante siglos
las camas
los besos
las alcobas
bebieron de sus manos
no es francés
ni tampoco caballero de buenos modales
puesto que su ceremonia provoca gozo
y se puede escuchar
un concierto para ácido lisérgico sobre las nalgas

el valiente O
podría ser el acontecimiento más polémico
desde la invención de los sueños húmedos
naturalmente si se “hace el amor hasta despertar”
en una tina o bajo la mesa

O pasó a la clandestinidad

muchos filósofos y estadistas
se disputan su hallazgo
aunque hay rumores
de que un tal conde de orgaz
fue quien lo inventó
esto implicaría
que el legendario O posee un escudo nobiliario
en cuya parte más saliente
se mira un clítoris real en paños menores
y en su parte más baja
un miembro viril sosteniendo una cobija

últimamente
el valiente O se mete en todas las camas
por ello las feministas
exclaman
sea culto
haga el amor
pensando que O es un piloto suicida
a bordo de un mito.




MAGIA MÚLTIPLE

a C. Villalba

el mago observa al público
aplaude
éste prepara su acto
deja listo el sombrero
y la varita

en el escenario se escucha:
usted crear ver lo que no ve
se engañará solo
nuestra habilidad es fabulosa

comienza el redoble
hace un gesto
y desaparece la varita mágica
otro
y sucede lo mismo con el conejo
y el sombrero
el mago se entusiasma
aplaude
un nuevo gesto
y desaparecen

la mesa
el baúl encantado
las palomas
el aire
el mago va muriendo de uno en uno
en escena nadie habla ni se mueve
sólo "el empresario que empieza a cobrarles"
por la función y el entierro




CRIMEN EN EL CUARTO NÚMERO 7

durante varias horas
el hombre es perseguido por una idea
pero no sabe como atraparla
cada vez que lo intenta
ésta se mueve tan rápido
que sus esfuerzos son inútiles
es entonces que decide colocar una trampa
a la mañana siguiente
encuentra a la joven y hermosa idea
sujeta a los mecanismos del artefacto
la toma en sus manos
la observa con detenimiento
y la guarda en su escritorio

por una temporada
el hombre y la idea
viven juntos en el tercer cajón
en invierno se trasladan al armario
lo pintan de azul
en su interior
graban serpientes y ríos
buscan al animal
más parecido a la rabia
entre los escombros de una perilla
habitaron el armario por un tiempo

las dudas de ella
sobre la eternidad de la pareja
sobre sí el alma orina sentada
o tras un biombo
y sí los taparrabos
están satisfechos de tan voraz sacrificio
la obligan a cambiarse a una vetusta
y ruidosa cómoda
meses enteros pasa en silencio
escribiendo un diario íntimo
lo cierto es que va de un sitio a otro
sin tomarlo en cuenta

el hombre siente celos
trata de disimularlos
con el objeto
de no despertar curiosidad
en torno
al abundante pelo
que comienza a envolverlo
dos años vivió solo en el armario
ejecutando las contracciones
más complicadas de imaginar
reptando por el suelo
alimentándose consigo mismo
deambulando por la pirámide endurecida de su
/lengua
poco a poco
va injertándose al enorme cuerpo
/de madera
hasta que una noche
desesperado
toma a la idea
la arrastra por el piso
ella empieza a moverse
el armatoste enloquece
y la acaricia

cesan todos los ruidos

por un descuido de la dueña de la pensión
las polillas van devorando el armario



EN EL JARDÍN DE LOS GERANIOS

a mis padres

el abuelo
no tiene un lugar preciso en mis poemas
constantemente
va de un sitio a otro
a veces lo dejo en una escena histórica
o lo pongo a construir un columpio
en el corazón de una hormiga
pero al rato
lo encuentro liderando algún movimiento

en cierta ocasión
lo ubiqué en un poema hermético
del cual se salió
aduciendo que era una falta de respeto

merecidamente él debería entrar en un verso
que hablara del tranvía y la cebolla
como antecedentes de la época liberal

siempre trato de colocarlo
en una zona climática del poema
donde no exista peligro para sus años
sin embargo
en un texto casi lo sepulta un alud de nieve

lo que motivó su alejamiento de la literatura
superado el disgusto
lo hice participar en una poesía
sobre el cine mudo y sus consecuencias
en el universo gastronómico de los paralíticos
pero el abuelo
como buen amante de los deportes
se aburrió
apareciendo luego en un poema romántico
donde fue imposible evitar que tuviera un hijo
además
en medio de cualquier texto
no es extraño
que el abuelo conecte la radiola
y escuche un tango de Gardel

cada día es más complicado
escribir un poema
en el cual se sienta a sus anchas
y no se fatigue
por ello hemos decidido mudarnos

al estómago de la ballena ordal
que de tarde en tarde
aparece en el jardín de los geranios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada