lunes, 16 de agosto de 2010

492.- DANIEL DURAND


Daniel Durand. Poeta argentino. Nació en Concordia, Entre Ríos, en 1964, pero vive desde hace más de veinte años en Buenos Aires. Formó parte de la mítica revista 18 whiskys y de Ediciones del Diego. En esta Editorial publicaron la mayoría de los poetas de los 90', e incluso algunos que recién se iniciaban y después se hicieron muy conocidos. Publicó Vieja del agua, El terrible Krech (Ediciones del Diego), La maleza que le crece, Segovia (Selecciones de Amadeo Mandarino), El cielo de Boedo (Gog y Magog ediciones), Ruta de la inversión (Gog y Magog) y El estado y él se amaron (Mansalva). Actualmente dirige la Colección Chapita que reúne a los nuevos poetas jóvenes y traducciones de poetas extranjeros.



Nueces mojadas en los pastizales

Nueces mojadas en los pastizales,
puntos luminosos entre los árboles
y los que juegan por necesidad
seguro pierden por obligación.
La cosquilla en el meñique
viene bajando desde el brazo,
es la muerte que está adentro
de mi madre, nos demuestra
que se mete en cualquier parte.

La aventura dada vuelta,
agarrada con las patitas finas
mi madre parada en un palito
y los que juegan por diversión
seguro ganan sin explicaciones.

Lo peor es escribir bien.
No, lo peor es escribir mal.
Si, lo mejor es amontonar.

Si, lo mejor es mejorar
nuestro campamento, poner
lindo el alrededor, apilando
las piedras del lugar,
monolitos pequeños
que nos acercan al primer
expresador, modificador, embellecedor:
el artista: el primer traidor.

Ahora voy a reconocer,
voy a solicitar disculpas
a las chicas con las que
intercambié fluidos
solo para que les agraden mis textos.
Escribí para amontonar poder
en mi apellido: Durand.
Ahora no lo quiero
no quiero ese poder pequeño montado
en mi apellido, no voy a corcovear,
no quiero apellido, no quisiera
querer.

Ahora voy a solicitar disculpas
a todos los que vinieron a mi casa
para ser convencidos de la verdad
que ostentaba, no tengo verdad,
tenía mentiras que acumulaban poder
y después irresponsablemente lo repartía,
dije que:

- las ramas arqueadas del helecho tienen movimientos afectivos.
- tres piedras encimadas son una obra de arte.
- corazón o cero son las dos únicas variantes.
Las montañas cansan al que camina
más de lo que el mar cansa al nadador.

Olvidé las caras de los adolescentes
que subí a la montaña
para que aprendan cómo funciona la naturaleza,
tan distinta al funcionamiento
de la vida del club que los llevaba.


Nada cambiará. Nadie producirá.
Muñecos suaves se amontonan
delante del parabrisas del micro
que va hasta un pueblo que se llama
Papagayos.
Querido Sergio:

te cuento cómo fue mi aventura
de 15 años en la literatura argentina:
me acuerdo cómo fue el final:
un borracho le tiró un manotazo
a una burbuja que se inflaba
en el pico de una botella de cerveza,
y que reventó un instante antes
que pudiera agarrarla.
Me gustaría escribirme libros,
publicármelos y regalármelos,
que me calmen y nunca
tener ganas de mostrárselos a nadie:

Un texto que de tan bueno nunca
haga falta mostrárselo a nadie.

Qué cosa incomprensible seré
en este momento que
mi madre se muere
la patria se hunde
y mis amigos son todos
unos hijos de puta?

Cuanto más malo es un texto más lectores necesita.
Mamá anda comiendo algodón
es por eso que no le alcanza la saliva
y no puede armar el bolo alimenticio.
los rayos le secan todos los fluidos.

El poema perfecto no necesita lector.
Atrás de una trinchera de pastillas
que el alma por dentro van secando.
La muerte vino primero a matar la religión
y la virgen pegada en una cuña de madera
quedó hamacándose como una nena
rebelde
a la que nadie puede peinar.
Buscando bajo la luz
lo que perdió en la oscuridad.
El pez translúcido
del tamaño y de la forma de una ,
ahora en el océano está solo.

(De: El Estado y él se amaron)





LUZ DE UNA NUEVA ESTRELLA

Miro una foto en la que soy muy joven.
Los ojos muy abiertos y claros. Un rostro
sonriente a pesar que trato de ocultarlo.

Sé que en esa época pensaba que era viejo.
Sé que lo mismo pasa ahora.

En diez años más pensaré que hoy era joven
y sin embargo estoy mirando fotos viejas
y recordando el pasado.

Es imposible no caer en este abandono.

El deleite de saberse fuera de todo movimiento,
el placer de sentir el cuerpo hostigado por drogas,
deportes y complejos vitamínicos que lo electrizan
y después lo dejan blandamente
sobre las superficies y moldes que lo contienen.

La alimentación natural nos deja buenos y tontos.
La carne y el alcohol activan el cuerpo y la mente
y matan pronto.
El amor nos enloquece más rápido que el arte.
Los viajes nos dejan transparentes, los amigos pueden
traspasarnos con el dedo.
Vivir siempre en el barrio nos asegura un error duradero.
El trabajo aniquila nuestra voluntad.
La pareja aniquila el deseo y engendra
poderosas frustraciones.
Sólo podemos desplazarnos libremente
de derrrota en derrota, real movimiento:
luz de una antigua estrella.




MALABARISMO

Bajó el sol, salgo a la sombra del patio
para hacer malabares. Tiro
las bolas bien alto y
al levantar la vista veo
el cielo todavía soleado.
Dentro de unos días se morirá mi madre.
Unas cuantas golondrinas
vuelan a media altura
entre la casa y el cielo,
se pelean con chirridos
y se alimentan de insectos invisibles.




Yuquerí

Barro por los cuatro costados para que no se vaya el calor
del fuego que hay debajo del horno; los diez mil ladrillos que
José García está quemando están incandescentes. Si uno levanta
las chapas del techo se ven. Es bueno para el asma el calor y el tufo
a bosta quemada que sale de adentro del boquete. Dentro de seis días los va a llevar
en el camión para una casa que están haciendo en el barrio Lezca los Altamirano.
en el camión para una casa que están haciendo en el barrio Lezca los Altamirano.




Miel Danieles

Por el ojo del choto
yo lo Veo todo roto:


Montado en paja
sobre un carro
se derraman con ardor briznas
del mejor té occidental.
Una costumbre antiquísima para hacer historia.
Para recomenzar.
Montado en montones de paja
ese carro me ha llevado hasta la puerta
de tu casa
todas las noches que lo quise.

La paja es una barroca mucho más :
sobre las gotas de guasca que dejé en el piso
vino a pegarse el polvillo que siempre da vueltas por la casa,
y sobre el polvo pegado el taco del sueco de Susana;
y bajo todo eso mi paja: otro fracaso tejido
en tus abrazos.

a repetir toda la idea:

primero, a arremangarme
el cuero que me sobra cuando la tengo muerta,
y expuesta la cabeza a esta brisa de Febrero
la voy a introducir en la boca del tintero.
Azul entonces la sopeso con la palma, la miro;
con trazo grueso van estas magnolias
rosadas por debajo pero duras.
Para vos va esta frenada:
caucho para tus narices
de provinciana emputecida,
Y para vos leproso canalla
no te dejo ni siquiera cuarta raya
y a la rima no la pulo
no me importa metétela en el culo.
A todos los pichones de Barulo
a toda la prole de Ferrari
a los que intentan un texto
para quedar adentro aunque sea
en el último puesto
puesto que tienen metida a toda su familia
dentro de la biblioteca:

mamá es maestra
papá trabaja en el correo
Pablo es taxista
Susana es panadera
mi abuelo tiene una fábrica de ladrillos
mi prima laura es puta
y mi madrina josefina se murió
mi tío chango es doctor y mi primo Mario cabo
en un regimiento de Trelew
mi tía Tota es una vieja hincha pelota

Seguimos:

otra totalidad en su frasco.

Daniel Mieles

(cuestión)

Todo lo veo roto
soy lo sano
el que rompo

-No!

Todo lo ves sano
sos fragmento
el roto.


(No supo que decir Segovia
cuando le preguntaron por sus ideas)





Las rocas marrones. (parte dos)


I

La poesía esa tuya
es un nada que ver
al lado de otro nada que ver.
Qué sabe el agua? si pasa a treinta metros
más o menos
de las rocas que le daban sonido
cuando todo esto era un río con cascadas verdes.
Era de ver: corriente y esmeralda
una misma cosa que linda,
hermosa, un ruido hacía y nunca paraba.

III

Gabriela tiene una maya celeste
tejida por su madre,
es de hilo y tiene agujeritos
que se le ve la piel.

Ayer vino de Córdoba
se van a quedar aquí una semana
el lugar les gusta mucho a ella y a sus padres
pero no saben todavía que el río está por desaparecer.
No cantan entonces.
Yo sí:

XI

Detrás del rancho de Pusterla
detrás del baño del rancho de Pusterla.
Se besan. El después con la remera se seca
la baba que en la boca le dejó Gabriela.
El río se llenará de agua dentro de unos meses.

Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

Tomás baila y baila
toda la noche
con la polaca

y a la salida le echa un polvo
en la tierra en un baldío.




Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

En Osvaldo Magñasco
Pablo se cabeceó una gorda
y la bailó toda la noche
bien adentro del polvo.

Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

El Bichito Rapucin
ya cogió
y eso que recién tiene catorce.

En el baño de varones
nos mostró sus grandes bolas
y nos dijo que están llenas de leche.

Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

Los más grandes del barrio
están sentados en el muro
de Bellini
no hacen nada nunca
hicieron nada

El Pando trabaja en la farmacia Cruz azul
El Paty trabaja en la Citroen
Mela va a la Nacional
El Vaca no hace nada
El Negro Beltrán es famoso:

El fue que le hizo
suecos a Sandra.
Entraron todos a la casa
con el regalo envuelto
en celofán:
El Negro, Cuchi, el Pulgui y el Ardilla.
Desfiló arriba de la mesa del comedor
con los suecos puestos
y sin ropa;
Después fueron a la bañera
y el Negro se lo rompió.
Ella llora
porque le duele
pero más porque
no se lo rompió el amor sino el engaño;
pero el Negro le dice:
no te preocupés Sandra que para los quince
lo vas a tener sano de nuevo.

El Totatola viene de otro barrio
todas las tardes
con el Toti Roldán y su hermano el Chelo.

Cáneman tiene diecisiete,
se va a ir a Buenos Aires
para ser doctor;
igual ya sabe mucho.

El Motoneta tiene los hombros chiquititos
y la panza y el culo bien grandes

Paula baila
va a danza
es la hermana del chueco
esta enamorada de Darío

Patricia viene de otro barrio
es amiga de Paula
también esta enamorada de Darío

Silvia es la prima de Darío
está enamorada del Peco Carmelé
que tiene la globa
como atada a la zurda

Darío la agarra durmiendo
la siesta a la Zulma
que es la empleada
y se la coge despacito
para que no se despierte.

Carlitos Blescher nos mostró
los otros días
en la quinta del abuelo de Darío
cómo se hace una paja.
Después enterramos
la leche en la arena
para que no nos descubran.

No teníamos puto en el barrio
así que hicimos uno:
"El puto Barla"
Le dijimos que si no se dejaba
no se iba a poder casar,
entonces se dejó,
en la casa abandonada el flaco Premá
le rompió el culo.

"El puto Barla ya es puto de verdad!"
salimos todos gritando.
Barla lloraba
después le empezó a gustar.
Una noche nos descubrieron los García
y le fueron a contar a la madre.

El abuelo del puto nos quiere matar.


No podemos jugar más en la cortada Bianchi porque
el abuelo del puto Barla nos quiere matar.


Yo escribí una cosa que se llama poema
para Elida, porque me enamoré de ella,
y lo escondí arriba del ropero;
después me fui en la bicicleta y lo tiré
por el ferrocarril, para que nadie se entere
que me gusta


la poesía


y Elida.



La luz de las piedras que están
bajo las aguas.


(Frag.)


Siam: heladera, once pies, modelo
54
perf. est. hace ruido. no deja dormir.

Telefunken: televisor, 24 pulgadas con tubo
trinitrón; satelital. joya.
Ctro. mucal. Sansui, bandeja, deck, radio baffles(desconados)
oferta.
Koinor: secarropa centrífugo, cinco kilos,
un ciclón.
Todo permuto por arroyo u río
no muy alejado zona centro; con cascada y ruido.




Hay gotas de leche en la baldosa

No sirve para nada todo esto que tengo
ante mis ojos y digo:
No vale nada toda esta basura
y pienso:
Ya va por la quinta la cerveza y en nada
ayuda la literatura,
esta la guasca chorreando por el piso
después de haber estado
adentro de la concha de Susana y en nada
los estantes ayudan con su misterio
con su verdad su tedio.
En nada para nadie es todo esto.

Lo veo en los colores
en el celeste del paraiso
en el naranja del infierno
en ese rojo

La poesía todavía no existe
Nunca va a haber literatura.




Salmos de cisne de tanque australiano
(lamento Nº 88)

I



Un cisne:
dinero en un estanque
cisne no es poesía.
carne es dinero

Otro cisne:
resaca marrón de carne blanca.

El género cisne
no puede soportar tanta poesía
es dinero.




Métodos para la danza

Guadalupe, Gustavo
estoy agitando un paraíso
en el patio
de mi casa.

Crecerá y dentro de
quinientos años
hablaremos y tomaremos
adentro de la sombra.




Hielo seco

Minúscula razón
molusco
mal, muy mal
te busco.
No te voy, por más que te la tenga metida hasta el fondo,
a encontrar.

Siente lo que piensa
piensa lo que ama
y todo sin levantarse de la cama.

Para dirigirme
-a
vos-
Homero
he necesitado mil
dólares

Para no entenderte a vos
Buson
he perdido mil
amores

Para perderte a vos Mary,
tuve que jurarte mil
veces que te amaba

Ma' que ira!:
Viva la tranquilidad;
si con lúcido ludo a dados que rebotan
y estallan con su numérica verdad
es dado dar también con la certeza el ardor la duda etcétera la tele y la tristeza.

Estaba escribiendo todo esto cuando
me tocó el timbre.
Era Walt Whitman, y le dije:
Tomatelá de acá, vieja, no quiero hacer pactos con vos
y no me importa toda la leña que cortaste. No me sirve.
No me importa que te hayas metido en un supermercado
delante de tus emputecidos alumnos,
En este Abasto no hay lugar
para las alabanzas.

Volvé a la tumba padre!






Bardemas

I

Un joven de pelo
amarillo
que todos
los días entrega
su cuerpo
a la delicias del Tamilán
y
del vino
para contemplar manjares
que surgen de la ruina
y del desorden
está
leyendo las obras completas de Hugo Padeletti
y al final del primer poema dice:
Este viejo es un boludo!
y lo abandona.

II

La mañana estuvo fresca
el mediodía brilloso
el ocaso color de ciruela;
Segovia anduvo
entre las margaritas
con el olor a pata.

XIIII

-Segovia!
nadie te va a dar
bola
si vos le das
la mano a Mendes-

XVII

que venga mamá,
que limpie con el repasador
todos los pedazos de lanzada
pero no diga nada,
nada de nada.

XXXIII

Un segovia clase 1964
recién llegado al paraiso
pide
un 17 de octubre de 1945
como primer gozo,
fulgor.
Y en el cielo todos ven
como festeja
ese ángel
haciendo "V" cortas
con las alas loco
de contento.

LIII

Que lindo es levantarse todas las mañanas
sabiendo que Boca va a salir campeón.

CXXXIII

El joven de pelo amarillo
escucha a la poeta
recitar versitos
pornopops
y le grita desde el público:
puta!
vení que te vamos a llenar
el culo de libros!!!




belleza me canso y te bardeo

Estas casas de madera estuvieron afuera, en el mar toda la noche.
Los montes quebrando las ideas de la oscuridad,
Las colinas creciendo en su insondable tumulto,
Vientos surcando el campo bajo la ventana,
Debatiéndose negros,
Hasta que llegó el día. las colinas tuvieron nuevos lugares,
Y el viento empujo los rayos del sol,
Luminosidad negra y esmeralda,
Flexible como la lente de un ojo defectuoso.

Escuchando a las piedras rodar detrás del horizonte:
poesía inglesa es todo esto
mierda
basura quieta
pureza inmóvil
y que?
No hay nada detrás de la belleza
no hay nada detrás de la poesía
inglesa.
Can can! cancancan! can! kan can!
la leche que da la vaca
que se la tome el lechero
nosotro tomamo vino
tomamo vino resero
Kan! can! cancancan! can can cancan! Kan Kan!
can Kan can Kan!.




La Lejandra

1

cinco pa la pastaa veijjjjj ?
pa la pasta baseeeee, un cinco
no te pido un dié
un cinco pa la birra
... pasá lescabio Lejandraaa...
canuta ! vo so canuta !
si no fuera mi mejor amiga
era boleta canuta pasá lescabioooo...

3

y yo tengo 32 y no sirvo
nistóy mirá, invisible soy
pero ya tengo repuesto
que son el amor de mi vida
pero vono podé sabé
que siento yo ya fuida
porlo 4 repuesto que ya tengo

4

a vo te gusta la Lejandra ?
ta re linda la Lejandra
e drogadita, yo la conozco
hace dotre mese nomá
tiene un hijo con Homero
ques el marido, el questá ayá
en lasquina con las muleta

5

yo lancontrén la puerta el hotel
porque a mi me paga el pami el hotel
porque stuve en el borda porque
tengo una vena dirrimia n la cabeza
y soy drogadito de pasta base
y ahora noay má locos porlo bare
a vo te gusta la Ale, a vo te vadar bola
porque tené carita y tené ruidito n lo bolsillo

6

yo quiero tené un hijo
porque ya tengo 27
y quiero verme
quiero vé cómo soy
pero no hay mujé que quiera darme carne
porque la mujere son la única que pueden hacé carne
y siempre andan diciendo
que pueden hacé carne
y te ventolean ese muyo

7

cuando voy a comé palo dela vieja
ella me dice: voso drogadito Marcelo
sochorro y mendigo y enfermo dela vena
no sé qué vacé vo cuando me muera eh?
me dice y yo le digo si total vo
va guantá má que yo que yastóy
porlo 45 del segundo





HERMOSO

Hermoso duerme
le miran la cara los que pasan
los que lo ven dormir

un suave
un estar muy delicado
el de su cuerpo en el colchón

Y se enervan mirando los que miran
a Hermoso dormir

Siguen hasta la cocina
toman agua
enjuagan el vaso en la canilla

vuelven
pasan por donde duerme Hermoso
van para el patio
a pararse bajo el sol

Hermoso despierta
se junta
después de mear
con los demás

-Te vimos dormir Hermoso,
no tenés un peso,
tu sábana esta llena de guasca
porque hace dos meses que no agarrás a nadie,
tu letra, la de los balances, es chotísima,
cada vez mas chota....

-Te vimos dormir Hermoso
y era
tu sueño
un suave
un estar
muy delicado a nosotros Hermoso
decinos la verdad !

-Yo quería, hoy, contarles,
árboles....
y una chica dormida frente a mis ojos
con una linea oscura de vino
entre los labios
que me miraba para siempre
sin despertarse.




Las peripecias

El molusco
encerrado no dileta
se le va la vida
en la baba
que, seca en el sol,
refulge sobre el camino de cemento.

oculto,
a la espera de metrías
que deberá ordenarle el pensamiento
imagina virtuales
con suavidad de remo.

Mariposas no salutant




flores

Detrás del ventilador gris
una rosa blanca
se inclina hacia las paletas
cuando comienzan a girar.
Las aspas, el remolino la absorbe,
pulveriza la flor
y la dispersa hacia adelante junto con el viento,
pétalos licuados en la brisa fresca del Yelmo,
jugosos caen rectos desde el aire, se pegan en el piso
y en mis hombros.

Detrás del ventilador el cabo pelado
todavía vibra recto verde vacío.




mariposas

Ensillamos con Mariana una de alas
naranjas y negras.
Un hilo de coser suavemente le atamos
alrededor del abdomen y en la punta
colgando
un cuadradito de tergopól
para que pueda volar:
ahora no sos la hermosura que pasa por el jardín
y luego lo abandona por el de la vecina.
Así todas las tardes pasaban las mariposas
recorriendo
los jardines de calle Pellegrini
pero al pasar por el de casa
les poníamos nuestra inicial:
no un hierro al rojo pero al menos
un tergopól que cargaban hasta la muerte:
maldecidas por mi y por mi hermana,
arrastren su eterna roca.
En los jardines vecinos morían las mariposas enredadas
en algún tallo.
A la siesta todos duermen y solo en el jardín
Segoviano
hay un castigo liviano
para todo lo que es hermoso.




No de lo que pasó

Toda la noche me estuve
arrepintiendo,
no de lo que pasó,
de lo que estuve por hacer
antes de arrepentirme.

Un chico de cinco años se come
la pata de plástico de un ciervo;
cuando la madre le explica que no es
chocolate lloriquea. No se sabe
quien se arrepiente.

Arrepentido de estar en el
arrepentimiento,
pero ya cerraron la puerta de tu casa.

Hay una hilera de árboles
verdes alineados para doblarse
en el viento, son muy viejos
estos pensamientos.

Un auto azul da dos vueltas en el aire
y cae como un gato de nuevo
en el asfalto.
No me arrepiento.

La música le entra por un oído
y le sale por la boca cuando da
su veredicto.
Ya no recuerda, se arrepiente.

No puede parar de arrepentirse.

Los árboles verdes, es posible que sean
tres, se desvanecen con el sexo. Luego
vuelven a aparecer. Una brisa los mece un rato,
con el tiempo el aire se enfurece.

El beso no fue para Alejandro,
era para Daniela; Los sueños
son oscuros, los árboles verdes:
tres por el arrepentimiento van contentos.

De la copa del Palo Borracho
se desprende el arrepentimiento
de un pariente.

Virutas de acero
en el piso de la tornería.
Una fuente de esquirlas
en la fricción del torno. Decime
si miento cuando me arrepiento?

Baco vino a ver al niño a su balcón:
-Baco, mamá, Baco vino
a verme a mi balcón.

Es obligatorio necesario
arrepentirse,
quedarse irse,
cuando toco tu piel
suena la sirena del vapor
pero hay espinas en la cama,
migas, mal olor.

No me arrepiento
me arrepiento
te amo así
sin mí.

Un río
sus celofanes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada