viernes, 18 de marzo de 2011

3503.- ROLAND GIGUÈRE


ROLAND GIGUÈRE
(Montreal, Canadá, 1929-2003)
Es junto con J. M. Lapointe y Gaston Miron uno de los grandes de la poesía canadiense en lengua francesa. Grabador y pintor, puede ser considerado un poeta de ida y vuelta que coquetea en los años cuarenta con sus colegas surrealistas europeos. A su vuelta de París, dinamiza los círculos intelectuales montrealenses y publica numerosos poemarios entre los que destacan L´âge de la parole, La main au feu o Forêt vierge folle, con los que se hace acreedor a varios premios literarios. Aquejado de una enfermedad incurable, aligerará su muerte con un suicidio liberador. De su último libro, Illuminures (1997), se han extraído distintas miniaturas llenas de verdad poética, anotaciones breves y sabias que remiten a Oriente. Todos sus temas revelan una transparencia que sólo se adquiere con la edad. Lo cotidiano, lo natural, que sigue maravillando y reinventándose ante la inminencia del final de la vida.



Traducción y nota: Manuel Ángel Gómez Angulo



Algunas plumas
una palabra que pasa
un aire de luna
y la voz cansada.





No olvidemos la lluvia sobre los helechos
no olvidemos la sangre en las llagas
no olvidemos esa risa en el brezo
no olvidemos nada de nuestros jardines deshechos.





La poesía no es inútil
pero no sirve para nada.





Cuando la poesía sopla
pónganse a cubierto
lean una novela en la playa
o vayan a tomar una infusión
a la sombra de los sarcófagos.





De los faros la luz que quiebra la noche
un grito perdido en la ola azul
y la última palabra hallada en la espuma.






Cuando la noche perdura todo queda sobre la mesa
Cóleras alegrías y una flor mustia.





Olvidé mis comillas y mis paréntesis
en esta habitación de hotel en la que ni gritos ni palabras
pasaban bajo la puerta aherrojada.



[http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero22/esp22ro.htm]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada