domingo, 13 de marzo de 2011

3374.- ARLEN REGUEIRO



Arlen Regueiro Mas
(Ciego de Ávila, CUBA, 27.06.1972)

Poeta, narrador, dramaturgo y promotor cultural.



Es, desde 1992, miembro de la Asociación Hermanos Saíz, de la cual fue Secretario Ejecutivo y Vicepresidente en la provincia Ciego de Ávila durante los años 1998 y 2006.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Trabaja como Director del Centro de Promoción Literaria “Raúl Doblado” en su ciudad natal, además de escribir libretos para programas culturales de la emisora “Radio Surco”, de esa provincia cubana.

En reconocimiento a su labor como intelectual y promotor cultural al servicio de la cultura cubana se le hizo merecedor del Diploma y la Medalla XX Aniversario de la Asociación Hermanos Saíz en el año 2006. En febrero del 2007 la Asamblea Provincial del Poder Popular, en el marco de la XVI Feria Internacional del Libro en Ciego de Ávila, le confirió la Moneda Conmemorativa de la Ciudad por sus aportes al desarrollo de la cultura en el territorio.

Ha publicado los siguientes títulos:

Páginas del agua, poesía, 1998.
Memorias del cuerpo, poesía, 2000 y re-edición en el 2004.
Identidad para el silencio, poesía, 2003.
Tan frágil como el vidrio, teatro, 2006.
Pronósticos del mirlo, poesía, 2006.
Textos suyos han sido publicados en diversas revistas nacionales e hispanoamericanas, y su obra ha sido recogida en numerosas antologías de poesía contemporánea.

Premios y menciones obtenidas:

Premio “Semejante a la Noche” de la UNEAC, 1993.
Primera Mención en Premio “Ávila” de Poesía, 1994.
Premio Nacional en Encuentro Debate de Talleres Literarios, 1996.
Mención Concurso de poesía “Revolución y Cultura”, 1997.
Premio Poesía de Primavera, 1997.
Premio Raúl Doblado del Rosario, 1997.
Beca de Creación Rubén Martínez Villena, 2002.
Beca El Caballo de Coral (Proyecto de libro de cuentos) del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, 2003.
Beca de Creación Fronesis (Proyecto de Novela) de la AHS Nacional, 2003.
Mención Especial en el VI Premio Internacional de Poesía Nicolás Guillén, México, 2004.
Premio en el Concurso de Poesía Modesto San Gil, 2004.
Premio de la Crítica Avileña, 2004.
Premio “La Llave Pública” de Cuentos, 2005.
Mención en el Premio de Poesía "Reina del Mar Editores", 2005.
Finalista del Premio Popular de Poesía “Ciego de Ávila", 2007.
( Dirección de correo electrónico: arlen@ciego.cult.cu ).






del libro Páginas del agua, 1998

TATUAJES DEL ALMA

yo he de nacer de mí
socorriendo a la madre que se avecina imposible
como imposible hade ser el vértigo mismo
por la errante mortaja de la arena

yo no soy de esos que aman a su madre
cuando la noche aventura un ojo impúdico
desde el invierno que la piel ilumina
sobre los rastros del polvo

yo no soy de esos travestidos de lluvia
donde el estío es tránsito calculado
ausencia de sí en el sepulcro de la casa

mi madre puede ser un perfil semejante
muriendo cada tarde los tatuajes del alma
y no ser padeciendo mi vientre solo huesos









PRONÓSTICOS DEL MIRLO

padre
recuerda que también has pronosticado el mirlo
has cosechado la ausencia
y yo no puedo más que elegir
acostumbrarme a ser la rosa de signo oscuro
o morir una extraña levedad de todo

padre
puedes volver a las columnas
a los techos acendrados en la noche
por la fugaz penumbra de los adulterios

padre
puedes partir seguro
jamás robaré tus cigarros
jamás beberé tu vino








PÁGINAS DEL AGUA

Ven, hermano, mitad de mí. Incompleta es tu carne que me desconoce; porque nombrar la luz sería como matarte la mirada, tenerte ciego a pesar de todos los días que puedo resucitarte; cuando sea domingo.

Mi jardín será otro juego de la memoria, sin la costumbre obligada de conocer el camino.

Hermano que no quiero que seas mío, para poder amarte como amo a otro; ven a escucharme todo este silencio, las caricias que me impido pensar en tu rostro.

Ven, hermano de mi entraña; a negarme el fuego. Proclama la edad del agua, ahora que somos piedra, el tiempo indiferente.

El viento ha de ser como una aurora muerta, el vaso herido al borde del café, cuando no brotas reflejo, más que en el recuerdo.

Por eso quiero que seas, hermano mío, carne solamente de mi padre, como si mi padre te hubiera engendrado de sí mismo, y te abortara frente a las nubes donde nunca danzarán, porque nunca serás objeto de la danza, más bien del descalabro.

Páginas del agua son éstas que escribo. Palabras fundadas por toda su impotencia, para bebernos el miedo, el terrible pudor de un beso.

Pero no, hermano, quiero también que sepas cuán imposible son los desnudos, cuán horrible me parece que seas el verbo de mujer, que tengas madre como ésta, la mía, que censura el riesgo del agua, con la parte de mí que no soy yo, porque eres tú.

Ven, hermano, a compartir el vicio de los insomnios, para hacerme dormir sobre tu sombra cada tarde, sobre mi propio semblante marchito, prohibiéndome el sabor de la arena.








del libro Elegías del miedo (inédito)

AMHERST. MASSACHUSSETS. 19 DE DICIEMBRE DE 1848

Que tarde nos acoge el cierzo
cuando peldaño a peldaño caen las horas
y hay tras la ventana una migaja de voz
que desnuda su vuelo en transparencias.

Nos ciñe la noche
con su gesto todo de ver lo indiferente
de estar cerca del álamo esperando.

Cuando llegue el azul quiero estar viva
ser una pálida intimidad entre su mano y mi boca
un distante silencio.

Déjenme sola aquí con su mirada
Donde hay un cierto sesgo de la luz*
que nada importa.

(* Emily Dickinson)








ELEGÍA AL MIEDO MIENTRAS ESCUCHO UN POEMA DE JIM MORRISON


De ningún cuerpo de cadáver se ausentan nuestros flacos vientres. El hambre nos guía hasta la fragancia del viento. Extranjero, viajero, observa atentamente nuestros ojos y traduce el horrible ladrido de los antiguos perros.
[ Jim Morrison ]


Impostora es la noche que al graznido asoma
ahora que el delirio cerval es costumbre
páramo erguido en medio de la estirpe
Impostora la multitud ardida entre los peces
donde vomita su ronda el próximo suicida
incapaz de bordar un sol a su costado

…………………(Tiemblan los espejos
……………………..........................................….las parejas que fornican en los bancos del parque
…………………..................................…….mientras el rey Lagarto celebra su impudicia)

Le temo a tus ojos Jim Morrison
al relámpago estremecido en tu carne
como al bullicio de ese hombre que te finge
que inyecta en mi tórax el brillo de su muerte
La navaja divide un polvo insondable
el oficio con que mi abuela incrustaba el arroz
y esparcía correctos designios
al degollar palomas sus manos implacables.
Yo esperaba crecer mis cabellos dividirme
ser grumete en las olas promisorias
para no saber que un héroe avocado
lamía la traición arbórea de mi entraña

……………………….(Tiemblan las puertas
………………...........................……….los relojes obliterados por el tiempo
…………………...................................…….donde la muerte posee un lirio deleitable)

Me espanta el tejido cristal que nos circunda
cuando llega la cosecha del amor
y los palmos de amapola y mezcalina
fragmentan el accidente lumbar
…………………………………................….la hecatombe
que mi aventura cierne sobre sus huesos.
Huyo a los antiguos porteadores de la sal
a la penumbra sediciosa que nos irrumpe
que anerva esta longitud de escarchas
allí donde la bitácora del sudor nos olvida.
Odio la palidez infinita de lo azul
terriblemente hermoso para cercenar tus dientes
esta arcilla donde bebemos la esperma
cada cicatriz frecuentada por el hambre

………………………(Tiemblan mis dedos
……………………......................….las palabras que ayudan a mentir
………………….........................................…….cuando el sigilo de un cigarro me sorprende)

Cómo acallar la latitud del pavor
esta gruta muscular que se avecina
al coágulo de escorzos sembrado entre las algas
cual un vientre marino
…………………........……putrefacto
………………………........…………iridiscente
que desde antes de morir
ya existía.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada