lunes, 23 de agosto de 2010

611.- JUAN SOROS


Juan Soros, nació en Santiago de Chile en 1975. Es Ingeniero Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica, tiene un Diploma en Estudios Griegos en la Universidad de Chile y es candidato a doctor por la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid.
En el año 2000 recibe el premio de poesía en los Juegos Literarios Gabriela Mistral de la Ilustre Municipalidad de Santiago. En 2002 publica su primer libro, Tanatorio. Sus poemas se han publicado en diversas antologías en formato de libro y CD entre las que destaca Cantares, nuevas voces de la poesía chilena, editada por Raúl Zurita en 2004. En 2005 recibe el premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura de Chile por su segundo libro, Cineraria, del género Poesía en la categoría de Obra Inédita, de próxima publicación.
Actualmente reside en Madrid donde cursa el Master en Estudios Literarios e investiga su tesis doctoral apoyado por una beca del Consejo Nacional del Libro y la Lectura de Chile.




QUONIAM ADVESPERASCIT

Lc 24, 29

Un ángel y una sombra
se sientan a mi mesa.
Compartimos la comida
y el vino de casa.

No hablamos. Sólo
se sientan a la mesa
y brindan conmigo.

Tengo tres platos.
Tengo tres copas.
Todos vacíos.

No necesito más.





APARICIÓN

Ve las señales
dejadas en mis manos
por los clavos.

Mete tu dedo en ellas.
Mete tu mano en la herida
abierta en mi costado.

Hazme creer que la paz
puede estar conmigo.
Sopla sobre mí,
miénteme.

Cineraria (Ediciones Amargord, Madrid, 2008).





Trenos

Fracaso en Víspera

Es la hora del purgatorio:
Asiste paralizado
a la fuga en noche
del ánima umbra.

Dejarte consumir por el fuego
para sofocar el incendio.
Morir para cesar de morir.




Seol*

-Desatadlo y dejadle ir.
Jn. 11, 44b.

Pies y manos atados con vendas.
Rostro cubierto con un sudario.
Carne podrida que apesta.

Me arrastran hasta el umbral: “Sale
aquel que había sido muerto.”

Sólo espera la roca de clausura.
La roca que calla.

*Seol Hebreo: mundo de ultratumba, morada
de los muertos. Sin una connotación moralmente
positiva o negativa hasta la introducción
de los conceptos de la Cábala.




Epitafio del fénix

Soy la vigilia de nuestra sangre. Aquél
que no termina de consumirse. Aquél
que ya no resucitará. Aquél
que no es más que cenizas.





Sinaí

He oído, aterrado, la voz;
he rogado que la hagan callar.
Pero esta roca no sabe estar en silencio.
No, ya no habrá más paz
entre nosotros.




Masorética de la Noche

Cuando el hombre duerme
su alma habla al ángel.
Maimónides

Construir la huida al enigma:
Componer vocales, huesos
Con sonata de sueño, con
Canción de carne culpada.

Excluye todo consuelo, tu mensajero:
Alas abatidas, voces
Ascienden al recinto de la sombra.
Alas, vacío, nada.
(Silencio)
Alas.



Nόστος*

Si ya no regreso es que regreso
a la tierra do mora mi amigo.
Esa que canto con nostalgia
desde que -Migrante- respondía
al agente en la frontera. -No se emiten
pasaportes en mi tierra; para entrar
sólo se requiere una moneda.

*νόστος (nostos) Griego: Regreso a la patria.
Genero literario en la Grecia clásica cuya
obra más representativa es la Odisea.

(de Tanatorio)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada