jueves, 19 de enero de 2012

5670.- FERNANDO GABRIEL CANIZA






Fernando Gabriel Caniza. Nació el 6 de diciembre de 1970 en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Se recibió de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UBA y es periodista del diario La Nación. En 1994 salió seleccionado el 1° certamen Nacional de Literatura Alfonsina Storni, y en consecuencia, participó de la antología Latidos Inéditos, de ese mismo año, con cuatro poemas. Editó de manera independiente un casete de poesía y música (DESTRUCCION MAS IVA-1997). Hasta el momento, febrero de 2002, tiene un libro inédito (Germen de Abismo) y otro en preparación (Luces de Hospital). Se pueden leer algunos de sus poemas en la página www.zapatosrojos.com.ar(sección muestra de taller) o en http://usuarios.tripod.es/GrupoArcano(sección poesía).







Poemas:


Del libro Luces de Hospital (Araña Editorial, Valencia, España, 2005)




arribo


camino despacio
a los tumbos
por pasillos
y salas en ruina
debería
respirar hondo
pero no
me empeño en acelerar
vano proceso
................tic....tac tic
..............................tic tac
.....................tic...................tac
con suspenso igual
....hitchcock
y todo gira
todo es caída


permanente
catarata amarilla
excursiones lacerantes
.....................................a la taza
¡ cuánta palidez !


todo gira
guardapolvos blancos
órdenes
puertas que cierran y abren
y un pequeño alivio
–pase por favor


inmóvil
en camilla
semimuerto
mente hipnótica
paradojal
the cure


¿ soy yo o un otro que
..................................finge serlo ?
pero hay otros que no son yo
y gritan su desmesura doliente
y las paredes se mueven
sin moverse
¿ soy yo o mi ser que
................................me abandona ?


el dolor está en mí
........encarnado
........no obstante el reposo
una melodía me invade
y una voz sale de una célula parlante
y se escucha
“la última noche soñé que alguien me amaba”










visitantes
ratitas
negras-flacas-movedizas
origen: Cacamandú
me clavan sus ojos malignos
no me hablan
muestran sus dientecitos
y miran sin mirar
¿ qué quieren esas horribles criaturas ?


pequeñas
molestas
nada simples
ni siquiera merecen
un coito feroz
tal vez
apenas un cercenamiento
despacito
así
mientras murmuran
ratas bíblicas
mi lengua es un arma
¡ vayan a su templo
castranueces de alma tóxica !


llamaré a Greenpeace












Acaecer en el albA




El acaecer tiene un nombre


una consecuencia permanente
llamada borrasca.


Soñar lleva marcas
indicios desmesurados
donde se perciben suplicios.


Todo placer es insensato
y lleva esculpidos en sus bordes
la tormenta furiosa del alba.


Una caricia engendra vida
ojos violeta libres de distancia
y algarabías estelares.


La penuria mutila el orden
cria un conflicto desnudo
invierte el destino ilusorio.


Todo barco dormido en puerto
es una morada triste y sucia
donde se deposita la piedra virtuosa.




Septiembre
Primavera


Un muerto Un loco
Dos muertos Reloco
van al nichoen el Borda


Un ciego Un preso


Otro ciego Dos presos
ni se miran en la cárcel


Una mosca Un perro
Peso mosca Una perra
en la basura se agitan




Tornasoles


1
Cruel, cruel, cruel,
los dientes muerden épocas memorables
ventanas, luces, espíritus otoñales.


2
El loco permanece en su gran secreto
lleno de vida y de muerte.


3
Es seguro que el extremo fatiga
al satisfecho y no al sediento


4
Los puentes viejos abandonados.


5
Los barcos a la deriva en alta mar.


6
La lluvia es intensa y bella
aunque aglomera grises cascadas.
Madejas.
Sueños sin mástiles.


7
Las manos frías asustan a los locos.


8
En la calle la basura es pública
y los crímenes ensucian las casas
de mármol
con su monstruoso secreto.


9
Ojos duros.


10
Flores rojas para una muchacha desnuda.


11
Aquí los cuadros son mercado,
espanto de naturaleza muerta.


12
Enredarse con la abulia colectiva
disfrazada de encuesta-vedette
con muecas de momia.


13
Tesoros guardados en catedrales
para ser admirados y no tocados
-por locos y pobres-.


14
El borracho.


15
La ciudad empuja al vagabundo
fuera de sus fronteras.
El loco
cobija su ser bajo su manta deshilachada.


16
Si el alma lo abandonase moriría
con la herida de un cantaor.


17
Calle angosta
Credulidad sin fundamento
Salpicada por los autos
al pasar sobre un charco.


18
Los niños juegan sin temores
y los gusanos oscurecen el techo.


19
¡ Gol ! ¡ Gol ! ¡ Gol !
Nosotros, vosotros, ellos, gritamos
todos con las gargantas irritadas
festejando el impacto de las olas
contra la escollera.


20
El túnel luminoso lleno de aventureros.
U n a f a l a c i a.


21
Cadenas que atan al loco y lo arrastran.
Crueles asesinos
sueltos esparcen su ponzoña repugnante.
El loco no llora ni ríe.
Canta su poema a deshora,
con la certeza que fluye de su corazón cristalino.


22
Agua de estanque invitada al baile de
máscaras.
Noche.
Temblores.


23
Espacio.
Nombres sin cuerpos
Nos llevan hacia un recuerdo en la cornisa
Espectros aparecidos en oraciones.


24
Había una vez un gato muerto
Sobre un piano de teclas amputadas
¡Basta de magia primitiva!


25
Navidad. Navidad
Todo el año
Navidad
El vaho perfumado se asoma intacto
detrás de parapetos de turrones
y pan dulce.


26
Humor negro en situaciones negras.


27
¡Atrás la risa infame de los fantoches!


28
Los versos ebrios en un mundo salvaje.
Cruel.
Cruel, es el recuerdo del
loco.


29
Las flores arden en el pecho y sus alrededores.


30
El amor perdido.




Siga la flecha


Homenslungo
MeditabundO
Nauseabundo
A tres bandas de
Mundo
La desdicha de los mundos


A hierro fuNdo
Eco-lógico
Eco-mágico
Eco-fíSico
La espera amansa
atenaza
empalaga
Ser
Aquí
Ahora
Vivir en peligro


La realidad avanza callada
encallada
Sos el instrumento
más perfecto
adaptado
conforme
silencioso
mesurado
medicado


Homenslungo
Trotamundo
Furibundo
Falso Tibio Débil
Contra punto
Ahora sí
Vivir en peligro






Mi perrito sagrado




perrito
te escucho aunque no hablas de mi encuentro con los vientos estoy triste porque los colores del invierno esculpieron tus ojos tenemos enemigos comunes el oro el engaño y los cerdos la naturaleza hizo escándalo y hace tiempo mueres sobre el césped con el recuerdo de días “gloriosos” buscar y hallar qué buscar no es fácil y yacer tampoco consuela escucho la palabra que emerge desde un ladrido “iluminado” hablas de todo menos del viento una sensación extraña se apodera de mí tribus salvajes absorbidas por remolinos de papeles hogares cerrados a la noche cristalina seres consumidos por su propio hechizo perrito bailaste danzas de los dioses rascacielos y ya no te importa respirar azufre si el soplido no es la divinidad te apuras y tropiezas como un niño en tus primeros pasos no te reconstruyes incluso hablas del viento pero no deseo escucharme


perrito






Por suerte mi cara


Caí por un barranco
Caí por el hueco del ascensor
Caí debajo de un camión
Mi cara se deformó
aunque...
por suerte las chicas aún se fijan en mí
Mi cara parece el culo del mundo
A mi cara le crecen cactus
Mi cara segrega extraños olores
Mi cara redonda cuadrada triangular
Mi cara brutal mente decorada
con meteoritos gigantes
Mi cara estética de la destrucción
Mi cara no tiene rostro
un gran ojo nace
en su frente
Por suerte tengo nenas que
me acompañan en la pantalla
sus madres están tranquilas
Mi cara es un tugurio famoso
Mi cara rueda por la alfombra
chorreando ácido
Sí!!!! Belleza!!! merodean joyas,
confort embriagador
Mis chicas, mi cara y yo
en un cocktail celebratorio
Sí!!! Mi cara es un infierno rentable.




Flor en el océano


Bajo fondo
de la ciénaga del cuerpo
después del espasmo
siento alivio


Rayos silábicos
curan y enloquecen
la percepción divina
adormece por ahora


Arriba
las marionetas indolentes
Abajo
los cables conectan la red


Un beso de amapola


El infierno nace
en nuestras mentes sombrías.
Oscuridad alrededor,
tu vacío se proyecta sobre mí


Bebo el vino de las virtudes
pero...
nadie puede creerlo
sólo un hueco en mí


Palabras tontas
trampas en la calle
no hay sitios tranquilos
buscaré la flor en el océano











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada