jueves, 8 de diciembre de 2011

5311.- FRANCISCO ZÚÑIGA DÍAZ



Francisco Chico Zúñiga Díaz. Nació en Puntarenas, Costa Rica el 12 de julio de 1931. De niño se trasladó con sus padres, Celín Zúñiga Brenes y Josefina Díaz Mora a Esparza, bello cantón de esa provincia donde transcurrieron su infancia y juventud, de donde logra absorber del paisaje cálido y del pueblo la poesía y el mensaje humano que transmitió en sus primeros cuentos que se editan en San José, en el año 1965 con el título "TRILLOS Y NUBES". Realizó sus estudios secundarios en el Liceo de Costa Rica y los finalizó en el Liceo José Martí de Puntarenas. En 1952 se trasladó a San José para laborar en la Dirección General de Tributación Directa. Posteriormente trabajó para el Instituto Nacional de Seguros.

Desde muy joven se involucró en grupos intelectuales de izquierda, con Carlos Luis Fallas, Carlos Luis Saenz, Adela Ferreto, Fabián Dobles, Joaquín Gutiérrez, Arturo Montero y muchas otras personalidades del mundo político cultural del momento. Fue amigo personal de lumbreras literarias como Juan Rulfo, Alfredo Cardona Peña, Jorge Debravo, Marco Aguilar, y toda esa generación de escritores latinoamericanos de gran valía.

Literatura y humor
Fue un enamorado de sus raíces latinoamericanas, pero nunca desdeñó a los grandes escritores estadounidenses ni europeos, de los que tenía un envidiable conocimiento.
Lector tenaz, erudito de la lengua, hombre de un humor a toda prueba, bromista. Para pasar como hombre serio y bien hablado, creó a su personaje favorito: T. JOROBA, autor desconocido al que endosó sus versos humorísticos, algo pasados de tono. (Ver nota más adelante sobre T. Joroba). Como humorista también formó parte del grupo llamado La Pluma Sonriente, junto a Hugo Díaz y Oscar Sierra.


Unión de Personal del Instituto Nacional de Seguros
En 1955 la idea de fundar una unión de trabajadores dentro el Instituto Nacional de Seguros, es promovida por los señores Victor Julio Brenes y Edgar Avendaño Cavallini. Don Chico, como es conocido por sus amigos y compañeros de trabajo, estuvo presente en la Asamblea Constitutiva. Ocupó varios cargos directivos durante algunos periodos anteriores a 1974. Al firmarse la primera Convención Colectiva en la Institución, que a la vez es la primera que se firma en una entidad pública, el Sindicato, conocido como Unión de Personal del Instituto Nacional de Seguros (UPINS), se integra al movimiento sindical del país, como agrupación importante. En 1977 a partir de una reunión de compañeros con inquietudes artísticas en la soda del INS, se consideró necesaria la creación de un grupo con tendencias netamente culturales paralela y dependiente del sindicato para llevar a cabo todo un trabajo de formación e información en el campo la cultura. Como grupo se reunían en las soda mientras se tomaban una taza de café, por ello se autodenominaron "Café Cultural de UPINS" y posteriormente se llamaron "Café cultural del INS" y a mediados de los años 80 se le llamó "Café Cultural Francisco Zúñiga Díaz".


Mentor de las letras costarricenses
En 1976, don Chico funda el Café Cultural con el apoyo y patrocinio del Instituto Nacional de Seguros. Así crea esa plataforma desde la que impulsa la cultura por 20 años. Esta plataforma dará a luz diversos talleres como: guitarra, danza, canto, artes marciales, pintura, bailes folclóricos, teatro y -por supuesto- literatura, entre otros. Además de la publicación de la revista "Semblanza".
Como promotor de las letras nacionales fundó las editoriales "Pablo Presbere" y "Zúñiga y Cabal". Prologó 29 libros, fue corrector de estilo de 96 trabajos y editor de 58 libros. Creó varios talleres en San Ramón, San José y Puntarenas. Algunos de estos talleres aun están funcionando.

Reseña de T. Joroba
Sin duda, quien mejor llegó a conocer al poco célebre, -pero jamás despreciado-, T. Joroba, fue don Chico Zúñiga. De ahí que no se conoce la fecha de su llegada a este mundo. Se sabe que la amistad que unió a don Chico con T. Joroba era inentrañable. Muchos son los testimonios que afirman que a ambos solía verseles tertuliando en alguna cantina de San José. Es ahora obvio suponer el por qué T. Joroba le pidió a don Chico que se hiciera cargo de los prólogos de sus libros en más de una ocasión. El mismo don Chico se refirió a su amigo en más de una vez, contando las (siempre) jocosas situaciones en que se solían circular alrededor de su amigo como una nube de coincidencias morbosas que terminaban por involucrar a todo el que se acercara a este singular personaje, que parecía sacado de la Tierra de Nunca Jamás. A pesar de que su obra editada es escasa; podemos recuperar varios nombres como: "Cuentos Prohibidos" y "Poemas de amor en bicicleta". En todos sus libros nos muestra ese fuerte caracter crítico y humorístico, al estilo del -ya fallecido- caricaturista Hugo Díaz; no obstante, sin dejar pasar un despliege de habilidad en el manejo del soneto y la prosa.
Desde el año 1997, no se ha vuelto a saber de T. Joroba. Si alguien puede aportarnos alguna información, se ruega contactarnos en este sitio.

Libros Publicados
Trillos y nubes San José, C.R. : Imprenta Tormo (1964) Cuento
La mala cosecha Santiago, Chile (1967) Cuento
Los Dos Minutos y otros cuentos San José : Editorial de Costa Rica (1976) Cuento
Sonetos de amor en bicicleta Autor: T. Joroba. San José : Ediciones Dromedario (1977) Poesía
El viento viejo San José : Editorial de Costa Rica (1978) Cuento
El soneto en la poesía costarricense San José : Editorial Universidad de Costa Rica(1978) (Antología)
Geografía sencilla San José : Editorial de Costa Rica (1980) Editorial de Costa Rica (ECR) Poesía
Carlos Luis Sáenz: el escritor, el educador y el revolucionario San José : Ediciones Zíñiga y Cabal, (1983)
Todos los días Cuentos, San José : Editorial de Costa Rica (ECR) (1983)
Yo no tengo ningún muerto San José, C.R. : Editorial Presbere, (1986) Cuentos.
La encerrona de la chupeta y otros desbarajustes San José : Editorial Universidad Estatal a Distancia (UNED), (1994)
Cuentos Prohibidos Autor: T. Joroba; San José : Ediciones Zúñiga y Cabal, (1994) Cuento
El amor y algunos entredichos Autor: T. Joroba y F. Zele.; San José : Ediciones Zíñiga y Cabal, (1995)
Tomados de Cuentos prohibidos (1995) T. Joroba
Cuentos de patria y muerte San José : Ediciones Zúñiga y Cabal, (1995) Cuento
... Y hubo un pueblo de niños San José : Ediciones Zúñiga y Cabal, (1995) Novela.







Yo Tenia

Yo tenía una Patria, la tenía
y esa Patria fue, ya no la tengo.
Era una patria pura, de abolengo,
semilla de un ayer que sostenía.

En el paisaje limpia se mezcla
al claror de su cielo. Aún retengo
el murmullo, del viento, el paso luengo
del labriego sencillo. Pero un día

me cambiaron la Patria: la inmolaron;
le pusieron progreso donde no era:
trazos de cicatriz de vena abierta.

Pero apesar de todo le dejaron
tradiciones de luz en su bandera
y un mañana
esperándola en la puerta.





















Papá

Papá era albañil y edificaba
a la par de la obra un idea.
Con mucho de visión, en la tarea
de edificar conciencias se pasaba.

Su tranquilo carácter contemplaba
la cruel necesidad que se plantea:
Santamaría —decía— fue una tea
que la dura batalla iluminaba.

En el mañana del obrero ondea
a los otros obreros les hablaba
un futuro de paz como marea.

El bienestar vendrá —lo sentenciaba—
si en un abrazo fuerte se orientaba
la voluntad del pueblo en la pelea.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada